viernes, 18 de abril de 2014

En Semana Santa; una saeta

La crucifixión, de El Greco
No podemos concebir  la Semana Santa andaluza sin las saetas que  se cantan desde los balcones, al paso de la procesión.  Nuestro rincón de la poesía se transforma en balcón en el que suena una de las saetas más famosas,  la que Antonio Machado dedicó al Cristo de los gitanos.

La saeta
¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!
¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!
¡Cantar de la tierra mía,
que echa flores
al Jesús de la agonía,
y es la fe de mis mayores!
¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!



A esta saeta, como a tantos otros poemas del maestro, le puso música Joan Manuel Serrat.



jueves, 10 de abril de 2014

Herta Müller: una escritora (menos) desconocida


 (entrada editada y corregida)

  Hace un par de años me di cuenta de que no  había leído ningún autor actual  de los países del este. Desde entonces he leído algunos autores y Herta Müller es uno de ellos.

¿Que se siente cuando vives permanentemente espiado, bajo la sospecha o el miedo de que te puedan detener o delatar? ¿Cuando vives sometido a todo tipo de estrecheces, sin sitio para la belleza, el amor o la ternura?¿Con miedo a acostumbrarse a la felicidad? 

 La protagonista de Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma, ha intentado huir de todo eso y para ello escribió papelitos diciendo “cásate conmigo” que cosió en los forros de trajes que  serían enviados a Italia. Tras descubrirse su acción, fue despedida de la fábrica y desde entonces sometida a  continuos interrogatorios. 

  La novela –apenas doscientas páginas- transcurre en uno de esos días que es convocada a la central de inteligencia para ser interrogada. Desde que se levanta temprano y coge el autobús para ir hasta allí y el regreso a casa, con Paul, su marido –el interrogatorio  de ese día es obviado-  Sus recuerdos se van entremezclando con las imágenes y las personas que ve durante el trayecto- el conductor, el padre con el niño pequeño, la señora mayor que va al mercado, … 

   Ese encadenarse de sus pensamientos, unos con otros, queda reflejado también en la propia estructura del texto o a así lo entiendo yo. es para mí la explicación de que el libro esté escrito en un continuum.  Herta Müller no divide su novela en capítulos sino que, para marcar el nuevo giro en el discurrir del pensamiento de nuestra joven protagonista, recurre al uso de cursivas en las dos o tres primeras palabras del párrafo y a veces, no siempre, a pequeños espacios en blanco (dos o tres lineas), de la que no llegamos a  saber el nombre aún cuando compartamos sus más intimos.

   Es una novela dura pero lo es sobre todo porque en ella no hay sitio para la felicidad  Corrijo, es en esa sociedad donde no hay sitio para la felicidad; en la que se castiga a quienes intentan buscarla: como su amiga Lilli y su novio; ella muerta cuando intentaban abandonar el país y él en prisión por ello. O como Paul y ella; ambos despedidos de su trabajo, ambos acosados, …  Es también una novela sobre la  supervivencia, sobre el tesón por  resistir, no dejar que ni las circunstancias ni los interrogatorios la dobleguen.. Como dice al final Sobre todo no acabar demente.

  Si queréis saber algo más sobre Herta Müller, Ana Blasfuemia le ha dedicado esta entrada dentro del reto Escritoras Unicas que organiza junto con otras dos blogueras .

Seguro que la  protagonista e incluso la propia Herta Muller más de una vez dijeron I will survive. 

sábado, 5 de abril de 2014

Leyendo con R


Durante estos tres primeros meses del año he leído con la r de leeR,  de Reto(S) y también de Readathon

Me levanté temprano y saqué al perro, de Kate Atkinson. Una buena forma de empezar el año y una estupenda novela negra. Si sois amantes del género, estais hartos de escritores nórdicos de segunda fila y de asesinos sicópatas os la recomiendo.

algunas de mis lecturas con  R
Comme un roman, de Daniel Pennac. Primer libro del reto de Isi.  Aunque ya lo había leído en español, disfruté un montón con él.  A los derechos del lector les dediqué uno de mis primeros adjuntos (que tiempos aquellos) Podeís leerlo  aquí y aquí.

Diario de una dama de provincias, de E. M. Delafiel. Ya sabéis como acabó mi relación con ella.  

Los dos ases, de Edward Wallace. Tres historias cortas de un escritor de novela policiaca de principios del S.XX que ahora está olvidado.

La tregua, de Mario Benedett. El primer libro para el reto de Carmina, pero del que aún tengo pendiente la reseña.   

Sin novedad en el frente, de Erich Maria Remarque.  Primera lectura y reseña  para los retos sobre la primera  guerra mundial  

La caída del museo Británico, de David Lodge.  Esto fue lo que me pareció. 

The adventures of Huckleberry Finn , de Mark Twain. Si sigo escogiendo libros como este para el reto de Isi, no llegaré ni siquiera a los diez.  Casi quinientes páginas y un lenguaje, sobre todo cuando habla Jim, muy  costoso de entender.

El muñeco de nieve, de Jo Nesbo. Un reencuentro con uun autor que más que nórdico es norDamericano.  Os remito a la excelente reseña que hicieron en el Club de los mil y un lectores.  

14, de Jean Echenoz. Una  novela que nos da una visión de la Iª Guerra Mundial .

Emma, de Jane Austen Como dice David Lodge, todos creen que las novelas de Jane Austen van de buscar a don perfecto pero no es así. Tengo pendiente el comentario
avance de las próximas lecturas

Chanching places, de David Lodge.Mi otra lectura del readathon, de la que también tengo pendiente el comentaro.

El cocinero perfeccionista, de Julian Barnes. Un divertimento y una reflexión sobre los avatares de quienes se embarcan en el proceloso arte de la  cocina.

Hoy hubiera preferido no encontrarme a mi misma, de Herta Muller.   En unos días os comentaré que me pareció.


Para el rincón musical DAvidl Lodge ha elegido a Areta Franklin.

martes, 1 de abril de 2014

lunes, 31 de marzo de 2014

Charlando con Donna Leon

  El próximo autor que participara en el ciclo Palabra del Centro Niemeyer   será Donna León y el  encargado de entrevistarla será Alejandro Gallo.

   Donna León es una autora americana, afincada en Venecia desde hace muchísimos años. Es la creadora del comisario Brunetti. 

Ni "lobo solitario" ni con divorcios a sus espaldas; Brunetti está felizmente casado con Paola hija de un duque, y tienen dos hijos, Raffi y Chiara.

  A veces me repele un poco esa imagen de familia "anuncio", que nos dá. Menos mal que en el último libro que leí había algún desencuentro entre Paola y Brunetti. No quiero que se divorcien pero la verdad, ¿nunca una discusión, por mínima que sea? Me cuesta creerlo

  En la comisaría sus más cercanos colaboradores son  el sargento Vianello y por supuesto, la signorina Eletrra, secretaria del vicequestore Patta, un incompetente que no siente demasiado cariño por nuestro comisario.
   
  A través de los ojos de Guido y durante la investigación de sus casos, podemos conocer Venecia y comprender lo que supone vivir en una ciudad  eternamente invadida por los turistas. (No debe ser demasiado agradable, la verdad) También conocemos la realidad italiana actual (y que podría ser la nuestra)  -inmigración, corrupción, tráfico de  mujeres, ...

   Una vez mi madre´me comentó  que no le gustaban  los libros de Donna León porque el culpable siempre quedaba libre. Y es cierto, en muchas ocasiones, consiguen zafarse pero eso  hace estas novelas aún más realistas; no tenemos que irnos a Italia para darnos cuenta de ello, tenemos ejemplos de sobra aquí en España.

   Se me olvidaba señalar que Guido Brunetti es uno de nuestros detectives fartones. Como buen italiano, disfruta de la buena mesa. Paola, además de dar clases de literatura en la universidad literatura y leer a Henry James tiene tiempo para preparar unas comidas que te encantaría compartir con ellas. Hasta tal punto es importante la comida en estos libros que todas las recetas que aparecen en ellos se han recopilado bajo el título de El sabor de Venecia. A la mesa con Brunetti

   Ahora nos toca esperar al día 24 para conocer a la autora en persona y que nos cuene más cosas sobre ella, su comisario y la vida en Venecia. Y por supuesto, cruzar los dedos para que no me suceda lo de siempre y termine por no poder asistir a la charla. 

En el rincón musical, un compositor veneciano. Claudio Monteverdi

sábado, 29 de marzo de 2014

Nunca es suficiente


En mi última visita  a la librería  estuve comentando con otra compradora algunos títulos de libros divertidos.  Además de los que nosotra mencionábamos, y de los que tomó nota, la librera nos recomendó El Antropólogo inocente, de Nigel Barley. A mi comentario de me lo llevo, aún cuando no debería, me respondió que si aún tenía libros sin leer en casa, no lo llevara. ¡Como si eso importara!


 

  

  I still buy books faster than I can read them. But again, this feels completely normal: how weird it would be to have around you only as many books as you have time to read in the rest of your life. And I remain deeply attached to the physical book and the physical bookshop.
 (Julian Barnes: my life as a bibliophile)

Marzo: Tennyson

  No puede terminarse el mes en que se ha celebrado el Día de la poesía sin que le hagamos un huequito en el blog.  A modo de epílogo del primer readathon de este año, y dado que mis lecturas  en él fueron inglesas, traigo a uno de los grandes poetas de Gran Bretaña.

 El espejo se rajó de parte a parte, la maldición ha caido sobre mí.... Cualquier lector de Agatha Christie recordará esos versos, pero  es otro el poema que hoy traigo. 
Alfred Tennyson

THERE IS NONE LIKE HER

There is none like her, none.
Nor will be when our summers have deceased.
O, art thou sighing for Lebanon
In the long breeze that streams too thy delicious East,
Sighing for Lebanon,.
Dark cedar, tho' thy limbs have here increased,
Upon a  pastoral slope as fair,
And looking to the South, and fed
With honey'd rain and delicate air,
And haunted by the starry head
Of her whose gentle will has changed my fate,
And made my life a perfumed altar-flame;
And over whon thy darkness must have spread
With such delight as theirs of old,  thy great
Forefathers of the thornless garden, there
Shadowing the snow-limb'f Eve from whom she came
  
  NADIE HAY COMO ELLA

Nadie hay como ella, nadie.
Ni habrá  cuando nuestros veranos hayan acabado.
Oh, por Líbano suspiras
cuando sopla esta brisa hacia tu dulce Oriente, 
por Líbano suspiras,
sombrío cedro que has crecido
sobre esta hermosa y pastoral ladera, 
y miras hacia el Sur y te alimentas
con dulce lluvia y aire delicado.
Y te persigue el estrellado rostro
de aquella que cambió mi destino con su gentil deseo
y convirtió mi vida en llama perfumada que arde en el altar.
Sobre ella se ha extendido tu sombra
con el mismo placer que tus ancestros
en aquel jardín sin espinos derramaron
su sombra sobre el cuerpo de Eva, de donde ella vino

(LIRICA INGLESA DEL SIGLO XIX. Edición bilingue de Angel Rupérez)