jueves, 31 de enero de 2013

Detective con pijama de seda

Tras unos meses en que la entrada negra ha tenido tantos vaivenes que más bien parecía una serie de tv en una de nuestras cadenas nacionales, vuelve a su “horario habitual

  ¿Os imagináis a un detective que sea un cruce entre Bernie –el personaje de Wodehouse- y Hércules Poirot? Pues existe, se trata de Lord Peter Winsely, el detective aficionado creado por Dorothy L. Sayers. En un comentario  a la entrada que Alice Silver le dedicó explicaba como me tropecé con el personaje.
Lord Peter junto a otros libros "fatigados"

  (…) a Lord Peter lo descubrí en una novelita de la editorial Molino que había por casa , de las antiguas, de portada roja y negra y con dibujos en el interior. Aún me acuerdo de uno: un cadáver con gafas dentro de una bañera. Uno de esos libros que no sabes por qué motivo se quedan grabados en tu memoria aunque no recordaba ni el título ni el personaje o la autora.


  Bastante después lo redescubrí, cuando Lumen decidió publicar la colección Dorothy L.Sayers (un poco cara, por cierto). De momento, tengo El misterio del Bellona Club, Veneno Mortal, Cinco pistas falsas y Los nueve sastres –esta de otra editorial. (…)


  Tengo debilidad manifiesta por Lord Peter y me encanta Bunters, su factótum, al que tiendo a relacionar con el Jeeves de Wodehouse. En cuanto a la autora, me sorprendió saber cuando leí Veneno Mortal que la trama de la novela estaba basada en su propia vida.


  A esos libros tengo que añadir Lord Peter views the body, regalo de Alice Silver,  conocedora de mi debilidad por este detective “pijín” No solo disfruté por reencontrarme con él sino también porque se trata de una edición en inglés de 1928 :D


 
  El detective creado por Dorothy L. Sayers pertenece no solo a la aristocracia sino también al grupo de detectives aficionados, normalmente ricos y ociososo, de los que ya había hablado aquí. A pesar de su similitud con Phylo Vance –son ricos, coleccionistas (de libros y porcelanas, respectivamente) y tienen amistad con los altos cargos policiales- me parece más entrañable Lord Peter que su colega americano.


  En la mencionada entrada de Mis detectives favoritos hablabamos sobre el clasismo de estas novelas. Es cierto aunque no me parece que no se trata tanto de Lord Peter (me parece mucho más clasista y si me apurar racista, Vance) como del ambiente de las novelas. Casi siempre los protagonistas son personas pertenecientes a la clase alta. Tanto en El cadaver con lentes como en (...)  The stolen Stomchac se hace mención a los judíos como alguien ajeno-

  Lord Peter views the body se publicó en 1928 así que las historias que las componen siguen las tendencias de aquella epoca en los relatos policiacos. El primero "The Abominable History of the Man with Copper Fingers" me trajo a la mente la película Los crímenes del museo de cera. Cabe la posibilidad que el relato de Sayers sirviera de inspiraicón.

  El segundo relato, "The Fascinating Problem of Uncle Meleager's Will" recuerda a algunos otros de Agatha Christie: un difunto rico y amante de las bromas, cuyos parientes para poder  hacerse con la herencia deberán acertar una adivinanza o, como en este caso, resolver un crucigrama. Algo similar sucede en "(…) The stolen Stomach". Por su parte The Vindictive Story of the Footsteps That Ran y la forma en que Lord Peter resuelve el caso  tiene mucho que ver con el candoroso padre Brown, de Chesterton, y Las pisadas misteriosas.

  Algo que me llamó la atención es como determinadas leyendas o creencias podemos encontrarlas en diferentes paises –en este caso, el equivalente a la Santa compaña y como pueden usarse la credulidad de las personas para cubrir los crímenes. Se valió de ello Conan Doyle con El perro de los Baskerville;  lo hace Dorothy L. Sayer en The Undignified Melodrama of the Bone of Contention y, mucho más recientemente,  Fred Vargas en El ejercito furioso.

 Un tipo de detectives y de historias muy alejadas de los actuales pero  con los que disfruto reencontrándome de vez en cuando,  como ahora. El placer es mayor cuando pienso que he quitado  un libro de la pila de pendientes (aunque he añadido tres) y  puedo apuntar el primer título en el reto de Isi


Un rincón musical muy adecuado para Lord Peter, al que me lo imagino en su palco del Albert Hall,   es  Pompa y Circunstancia.

lunes, 28 de enero de 2013

Enero: Gloria Fuertes

Hace tiempo que quería traer a este rincón a Gloria Fuertes, la poeta de los niños, pero no solo de ellos). Ayer, visitando un Archipiélago (Avilés) por el que me pierdo de vez en cuando, me encontré con un precioso poema  suyo que no puede dejar indiferente a nadie.


NIÑOS DE SOMALIA

Yo como
Tú comes
El come
Nosotros comemos
Vosotros coméis
¡Ellos no!

( Mujer de verso en pecho)



 Ella misma nos dice cual es su forma de escribir:
ESCRIBO

Escribo sin modelo
A lo que salga,
Escribo de memoria
De repente,
Escribo sobre mí,
Sobre la gente,
Como un trágico juego
Sin cartas solitario,
Barajo los colores,
Los amores,
Las urbanas personas
Las violentas palabras
Y en vez de echarme al odio
O a la calle,
Escribo a lo que salga.

(Historia de Gloria).


Por supuesto, no podría faltar aquí uno de los muchísimos poemas que escribió dedicado a los niños.

EL DENTISTA EN LA SELVA

Por la mañana

El dentista de la selva
Trabajó intensamente
Con un feroche cliente.

Era el rey de la jungla,
Era un león imponente,
Con colmillos careados
Y que le faltaba un diente.

Por la tarde

Y dijo el doctor dentista
A su enfermera reciente:
-pon el cartel en la choza,
no recibo más pacientes,
ha venido un cocodrilo
que tiene más de cien dientes.

viernes, 25 de enero de 2013

En busca del autor desconocido DE CÓMIC

Una de las premisas de los retos de Meribélgica es sacarnos de nuestra “zona segura” de lectura y que nos enfrentemos a géneros y autores que de otra forma quizás no conoceríamos.

Entre los autores olvidados que debemos leer este RETO 2013 año, uno de ellos debe serlo de comics. Inmediatamente pensé en Maitena, Quino, Linniers y por supuesto de Hergé o Goscinni y Uderzo. Demasiado obvios, con lo que contravienen el espíritu del juego así que decidí que pedir ayuda a un especialista o, lo que viene a ser lo mismo,  lectora habitual de novela gráfica. Como  quizás estéis tan desorientados como yo,  se me ha ocurrido compartir las sugerencias que María me hizo -espero que no le importe.
Hombre la novela gráfica por excelencia es Maus de Art Spiegelman.

Contrato con Dios de Will Eisner

A mí me gustaron mucho tanto "Malas ventas" como "Estafados" de Alex Robinson

Paracuellos de Carlos Giménez

Persépolis de Marjane Satrapi y Blankets de Craig Thompson que son más autobiográficos

Joe Sacco,(es el autor) aunque es más periodismo gráfico

Por supuestísimo El arte de volar de Antonio Altarriba y Kim.
El juego de las golondrinas de Zeina Abirached

Café Budapest de Alfonso Zapico que es langreano blimeíno pero está en castellano. Precisamente obtuvo el Premio Nacional de Comic 2012 por Dublinés, donde relata la vida de James Joyce.

Ah, y hay una versión gráfica de Ciudad de cristal de Paul Auster

En asturiano Manzajú de Ruma Barbero y Constantino Turón de Montse Garnacho y Sergio Bances y Gladius de Neto

En la posdata, aclaraba: No te puse de qué va cada cómic (…). No obstante tiendo un poco al blanco y negro y a historias basadas en hechos reales, (…) normalmente cuando un comic me interesa es de estas características

En un correo posterior ampliaba la información sobre alguno de ellos: El cómic en que pensabas igual era el de El arte de volar (…) (cuenta la vida del padre del escritor -guerra civil- posquerra...) y a mí me había gustado mucho -Efectivamente, se trataba de ese.

Y si es uno mencionado por mí o Joe Sacco (Palestina...) o Carlos Giménez (Paracuellos, sobre niños del Auxilio social) o Alex Robinson (Malas ventas, sobre varios personajes de NY. un dibujante de comics, un escritor que trabaja en una librería...) casi fijo porque son mis preferidos.

Además de los recomendados por ella hice algunos descubrimientos por mi cuenta.  La ciudad, sin texto, publicado por Nórdica hace unos meses. XIII, un cómic ( serie, en realidad) que, como tantos otros,   posteriormente dio lugar a un videojuego y ahora a una serie de televisión y, apenas hace unos días  una adaptación  de De ratones y hombres –de Bertoli, fallecido


No es esta la primera vez que hablamos sobre comics en el blog;  hace ya algún tiempo otro artista invitado nos instruía sobre Top Ten

Por mi parte, en La Esfera Cultural publiqué  una entrada  sobre Arrugas, el comic de Paco Roca.

sábado, 19 de enero de 2013

Literaturas pintadas.

   Quería dedicar una entrada a la relación entre pintura y literatura. Son muchos los autores que se han inspirado en un cuadro (Muñoz Molina con El jinete polaco o Tracy Chevalier con La joven de la perla) o en un pintor, real o inventado, (Las manos de Velazquez, de Lourdes Ortiz; La luz es más antigua que el amor de Menéndez Salmón o El pintor de Flandes, de Rosa Ribas)

  Cuando supe que el Thyssen iba a dedicar una exposición a Gauguin, inmediatamente me acordé de un libro que había leído hacía dos o tres años –Soberbia, de Somerset Maughan- basada en la vida del pintor. Luego, caleyando por la página web del museo me encontré con un blog sobre la exposición   en que recomendaban lecturas relacionadas.

  Gauguin esta indisolublemente unido a  los mares del sur y  sus archipiélagos. No fue el único que viajó a ellos, también lo hizo Stevenson y escribió sus Cuentos de los mares del sur. (los indígenas llamaban Tusi Tala –El contador de historias) A Jack London lo asociamos con los paisajes helados de Alaska pero también  escribió Relatos de los mares del sur.

   Poco a poco mi entrada sobre pintura y literatura iba cambiando de rumbo. Ya en enero con motivo de la exposición sobre el Hermitage en el museo del Prado, recordaba con insistencia La cámara de ámbar;  un libro en que se intenta resolver el destino de una gran habitación de ámbar propiedad de los zares. Creo que incluso lo recomendé en SeleccionArte.

   Hopper me trae inmediatamente a la cabeza a los clásicos del género negro americano (Hammett, Chandler o, sobre todo, William Irish). Sus cuadros son tremendamente literarios, tienen su propia historia secreta. Precisamente hace unos días, cuando me preguntaban que  tal era el libro de Erika Bornay, Las historias secretas que Hopper pintó, contestaba que no eran las mías. Lo que quería decir con mi (incomprendida) respuesta es que las historias que Hopper esconde en cada cuadro pueden ser tantas como espectadores tenga.

  La últimas pinceladas para esta entrada se dieron en el museo de Bellas Artes de Bilbao, en la exposición de Fernando Botero. Contemplando El presidente a caballo y Primera Dama me vino a la cabeza la literatura hispanoamericana; la exuberancia, y también la decadencia,  que aparece en muchos de sus libros. Resulta curioso que pocos minutos después (y previa incorporación al grupo correcto –se trataba de una visita guiada y, como no, me había confundido de grupo-) la guía estuviera mencionando a García Márquez y su obra.

   Susana (así se llamaba la guía) además de explicarnos con todo lujo de detalles y relacionándolo con otras obras y épocas artísticas, nos iba citando títulos de obras en cada una de las partes que componen la exposición. En la primera de ellas, la citada referencia a García Márquez –Cien años de soledad, el Coronel no tiene quien le escriba;  en los cuadros del burdel mencionaba Pantaleón y las visitadoras de Vargas Llosa. La fiesta del chivo, también de Llosa, fue el título que nos sugirió en los cuadros relacionados con el clero –a mí me vino a la mente, Del amor y otros demonios, de Gabo.
Pensándolo bien ¿por qué la pintura no habría de ayudarnos a entender la literatura de un autor o país? ¿Puede servirnos la literatura para acercarnos a un determinado pintor y su obra? Al fin y al cabo recurrimos a ella cuando preparamos un viaje o queremos saber más del país que visitamos? ¿Alguna vez os ha pasado a vosotros eso de que un cuadro te haga pensar en un escritor o libro en concreto? De no ser así, al menos tengo el consuelo de que no estoy sola en mi frikismo, Susana me acompaña


  Muchos años después, frente  al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde en que su padre lo llevó a conocer el hielo.
         (García Marquez, Gabriel: Cien años de soledad)

domingo, 13 de enero de 2013

De los estantes a la cartelera

  Llevan tiempo rondándome varias ideas para nuevas secciones  en el blog. Una de ellas,  inspirada en el apartado Para buscar en los estantes de la revista  Biblioasturias,  consiste en  recomendaros algunos de los libros que forman parte de mi biblioteca. Otra, a la que había pensado llamar Programa doble o En Cartelera, trataría sobre  libros relacionados con estrenos de cine actuales o próximos. Mientras me decido, aquí está esta entrada fusión.

  Como ha sido Bilbo Bolsón el causante de este lio, comienzo con él. Uno de los estrenos cinematográficos de estas navidades ha sido EL HOBBIT, la primera parte de la trilogía basada en el libro homónimo de Tolkien Con este motivo, Minotauro ha reeditado el libro en una edición especial muy bonita; por supuesto, tamibén podéis encontraros ediciones de bolsillo con la portada de la película.


  Aún no tengo decidido si iré a ver la película -me han dicho que está bien- pero sí que releeré el libro, por supuesto en la misma edición en que lo leí por primera vez hace ….. un siglo. Os contaré un secreto, comparto con los hobbits la afición a desayunar más de una vez (Junto con el aperitivo, son las comidas del día que más me gustan)

  Otro estreno navideño ha sido LOS MISERABLES. EL MUSICAL. He leído opiniones dispares; desde quienes dicen que es “clavadita” al musical a quienes consideran que precisamente ahí estriba el error o, como me comentó mi hermana, “no me siento capaz de aguantar tres horas seguidas de música.

   Leí  Los Miserables  a los dieciocho años, más o menos. Recuerdo el principio y el final del libro y que lloré a mares. También en este caso, el estreno cinematográfico ha servido para que se reedite la obra de Victor Hugo, incluso con nuevas traducciones. Su relectura forma parte de mis propósitos lectores del 2013 y podría ser un buen candidato a mi compra del día del libro

  EL GRAN GATSBY, con Robert Redford y Mía Farrow es una de esas películas que han pasado a formar parte de la mitología cinéfila; sin embargo  no la he visto y  tampoco me tienta demasiado . En mayo se estrenará una nueva versión, está vez protagonizada por Leonardo di Caprio.

  Estoy segura de que con el estreno,  el libro de F. Scott Fitzgerald volverá a estar de actualidad y también que de nuevo cambiarán la portada. Cuando lo leí, me gustó tanto como me sorprendió; quizás por la imagen de fiesta y  despreocupados "locos años 20" que saqué de la película (las pocas imágenes que vi). Al contrario, me pareció una historia muy triste. 

   Anthony Hopkins se convierte en HITCHOCK en  la película que recrea el rodaje de Psicosis uno de los títulos clave del maestro del suspense. Buen momento para recordar y sugeriros una de mis primeras lecturas de este 2013, aunque se trate de un libro prestado: El cine según Hitchock,  una larga entrevista que mantuvieron Francois Truffaut y Hitchcock en que hablan y analizan la carrera cinematográfica del director inglés.

  Un libro interesantísimo por lo que nos desvela no solo de la propia filmografía de Hiktchock sino del mundo del cine. Eso sí, dejan fuera de la conversación algunas “cosillas” relacionadas con los rodajes como por ejemplo que fomentó en Jane Fontaine la idea de que nadie la quería en el rodaje para conseguir el aspecto de indefensión y miedo de su personaje en Rebeca   o su obsesión con Tippi Hendrich y lo mal que esta lo pasó durante el rodaje de Los pájaros

  La última cartelera no es de cine sino teatral; se trata de la adaptación que Miguel del Archo ha hecho de DE RATONES Y HOMBRES. Me parecía complicadísimo la puesta en escena sin embargo lo resolvieron estupendamente (vi la obra en octubre, en Vigo).  Si tenéis ocasión, os recomiendo que vayáis a verla -aquí en Asturias estará a mediados de febrero en el Teatro Jovellanos . Y por supuesto os vuelvo a recomendar  el libro de Steinbeck.


En el rincón musical la miserable Anne Hathaway: I dreamed a dream

miércoles, 9 de enero de 2013

HHhH

Hay libros sobre los que se me ocurren tantas cosas que decir que me aturullo. Este es uno de esos casos  así que no estoy segura de que sea capaz de escribir una entrada coherente, o tan siquiera una entrada, aunque lo intentaré

Cada 16 de junio se les hace una ofrenda floral
Con HHhH Laurent Binet ganó el Premio Goncourt a la primera novela 2010. Tras haberla leído lo primero que se me ocurre decir es un tajante ¡No estoy de acuerdo! .en que sea una novela, no en que sea merecedora  de un premio. ¿Considerarías  Viajes con Herodoto, de Kapuscinski una novela? Pues este es un caso similar.

Mientras lo leía me acordaba de Carmen Martín Gaite quien en Pido la palabra habla de su investigación sobre Macanaz y como a pesar de los siglos que don Melchor llevaba fallecido se convirtió para ella en un amigo tan real como cualquiera de los otros. Pensaba en también en mi misma y en como alguna vez me tildaron de “peliculera” al hablar sobre algunas figuras históricas del concejo con la misma naturalidad con que podría hablar sobre las amistades y enemistades de cualquier conocido.

En lo que  cuenta Binet reconozco a quienes pasamos por lo mismo .Algo que despierta tu curiosidad, en su caso esa  anécdota  contada por su padre; luego, otro dato que se va sumando al primer y poco a poco quieres saber más sobre ello hasta que  va ocupando cada vez más tus pensamientos, convirtiéndose casi en una obsesión.

En algún momento tenemos que parar y ponernos a escribir. ¿Dónde poner el punto final a la investigación? Al final del libro dice que escribió el libro como una forma de liberarse de esa casi obsesión por el tema pero no está seguro de haberlo conseguido. No pude por menos de volver a sonreirme mientras negaba con la cabeza. No, no se ha librado, seguirá acumulando información y datos relacionados con Heindrich y su atentado. ¡Lo sé!

Cripta en la iglesia de San Cirilo y San Metodio
También pensé sobre esa concepción tan extendida de la literatura como sinónimo de ficción y en como se considera que la historia está alejada de ello -luego me encontraría con este artículo de Muñoz Molina- Si precisamente en la antigüedad e incluso en la edad media eran las crónicas y romances la forma de conocer y difundir la historia. Es más, estoy convencida de que historiadores y escritores (novelistas) tienen mucho en común aunque los personajes de unos hayan existido realmente y los otros solo en la ficción. A veces, incluso nos parecen más reales los segundos, a pesar de ser fruto de la imaginación

De nuevo discrepo cuando en una entrevista hablan de él como un “personaje” más de la (NO) novela; como Kapuscinski en el citado Viajes con Herodoto, nos habla de si mismo, sin ficcionarse. ¿Autobiografía? Tampoco; como decía aquí: 
 Es más bien la historia de una investigación, o de la obsesión por unos hechos que su padre le contó cuando era niño. Quiso saber más sobre ello y así comenzó a investigar y a recopilar información. El libro es un intento de “cerrar el tema” aunque cualquier investigador sabe que este nunca se cierra.

Otro libro que me vino a la mente al leer fue El batallón de los hombres grises.Precisamente la Solución final que ideo Heindrich buscaba solventar los “problemas” que se cuentan en dicho libro y resolver la eliminación de los judíos de una forma más eficiente y efectiva – Lo cierto es que lo consiguió; resultó definitiva en ambos sentidos.

Interior de la cripta
Hubo algo más en lo que me hizo pensar HHhH; en los héroes anónimos. Tanto a Kubics como a Gabzik y sus compañeros de la cripta se les reconoce como héroes; ellos eran soldados y sabían lo peligroso de la misión a la que se enfrentaban y los riesgos que conllevaban
¿Pero que sucede con la familia que les dió refugio y les llevó comida a su escondite y tantos otros checos que  les ayudaron de una y otra forma? Ellos también arriesgaron su vida y muchos murieron - los que tuvieron más suerte, sin ser torturados - Todos eran conscientes de lo que sucedería si lesdescubrían y no titubearon en ayudarles.

  Frente a ellos, me encuentro con  Curda, su Judas particular .Era checo y miembro del ejercito checo en el exilio. ¿Como pudo traicionarlos? Parece ser que su respuesta respuesta a esa cuestíón fue muy simple  ¡Por dinero!

En el rincón musical la música de Wagner al que justificada o injustificadamente siempre se ha asociado con la "raza aria"

lunes, 7 de enero de 2013

Las últimas (lecturas) del 2012

No podría haber tenido peor despedida del 2012; un cúmulo de malas noticias a mi alrededor, mi ordenador con “bichos” y alguna otra menudencia. Mejor me quedo con lo bueno y le digo adiós, no sin antes hacer un repaso a mis lecturas de los cuatro últimos meses del año.

Ratas de Montsouris, de Leo Malét. No se me ocurre que decir del libro, lo que ya quiere decir algo.

Juego de Tronos y Choque de Reyes , de George R.R. Martin. Pensaba haber publicado una entrada dos o tres días antes de la entrada del invierno –por aquello de El invierno se acerca, de la Casa de los Stark. No pudo ser pero al menos  espero publicarla antes de que llegue la primavera.

Estudio en lila, de Maria Antonia Oliver. No fue la BBC la única que jugó con el título de las primeras aventuras de Sherlock . Descubrí a esta detectivA, de nuevo  gracias a Alice Silver  y me gustó su humanidad y sus contradicciones.

El golem de Praga. Leyendas del gueto  judío . Es un libro que recoge leyendas sobre el barrio judío de Praga, desde la construcción de la sinagoga vieja-nueva a la creación del Golem o la muerte del rabino. Os recomiendo la reseña que Gww le dedicó.

El arte de desgranar alubias, de Wieslab Mysliwski. Poco a poco voy acercándome a la literatura eslava actual. Un hombre, antiguo músico, va contándole su vida a una visita mientras ambos desgranan alubias. Al mismo tiempo, nosotros iremos conociendo la vida en Polonia tras la caída del nazismo hasta la actualidad.
-otra entrada que quedó sin escribir en este 2012.

Motivo de Ruptura, de Harlam Coban. El primero de los libros protagonizados por Milton Bolytar , que precisamente debido a su condición de representante de deportistas se verá convertido en investigador.

La marca del meridiano, de Lorenzo Silva. Aquí os daba mi opinión sobre el último premio planeta.

Medusa, de Menéndez Salmón. Tenía curiosidad y terminé por leer el libro. ¿Mi conclusión? Me gustaría más si fuera un poco menos racional y pusiera un poco más de sentimiento.

Una biblioteca de verano, de Mary Ann Clark Bremer. Un libro muy breve , no llega a las 90 páginas pero a la vez lleno de vida y de amor por los libros.

Los amigos de Eddie Coyle, de George V. Higgins. Una recomendación de Domingo Villar que por fin leí. Frente a tanto psicópata, espíritu vengativo, sádico, alcoholizado y deprimido (cuando no todo a la vez) aquí tanto delincuentes como policías se comportan y hablan sobre sus actividades con la misma naturalidad que si tuvieran un trabajo de nueve a cinco.

La librería, de Penélope Fitzgerald. Pura casualidad pero comencé a leer este libro el Día de las librerías. Mientras lo leéis os sentís transportados a ese pueblecillo pesquero e incluso sentiréis la humedad que rezuma el edificio en que Florence ha instalado su librería.

Reunión tumultuosa, de Tom Sharpe. En estos tiempos de pensamiento políticamente correcto, esta desternillante pero al mismo tiempo feroz crítica al sistema del apartheid sudafricano, probablemente no hubiera sido publicada.

A Christmas Carol, de Charles Dickens. Mi primera y única lectura en inglés de todo el año. Todos conocéis a Scrooge y los tres fantasmas que le visitan la víspera de Nochebuena, así que sobran las presentaciones.

Un regalo de Navidad, de Stevenson. En una de mis últimas visitas a la librería lo compré; luego resultó que los tenía en mi edción de Cuentos Completos-Periférica le dio un título nuevo y por eso no me aparecía. Se dice que Un regalo de Navidad -, o Maverick, que es el título original- está inspirado en Crimen y Castigo. Tambien aquí, como en El Doctor Jekill aparece la lucha entre el bien y el mal. El segundo,Olalla,  me recordó en cierto sentido a Washington Irving y sus leyendas de la Alhambra –la parte en que habla de su estancia en el palacio de Carlos V-

 Para terminar el año, otro relato de este escoces,.El ladrón de cadáveres.  Es un relato de terror que al mismo tiempo plantea ciertas cuestiones sobre el avance de la ciencia y la medicina. Os recomiendo que veáis también la película, con Boris Karloff. A pesar de que es muy antigua y que se rodó con un presupuesto muy bajo, sigue mereciendo la pena verla; estoy segura de que os enganchará.


Desde el  rincón musical  una declaración de intenciones para cada uno de los días de este 2013.  Hoy puede ser un gran día

(Como una de las artistas incluidas en la exposición Retratos. Obras maestras del Centre Pompidou, de la fundación Mapfre-Recoletos era Tamara Lempicka he elegido un cuadro suyo para ilustrar la entrada ).

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...