No me gustan los libros de nazis...

  Esto más o menos  comentaba una amiga refiriéndose al libro que estaba leyendo, añadiendo que  ¡encima, estaba mal escrito! Al oirla pensé que tampoco es un tema que me interese especialmente y sin embargo he leído un buen numero de libros que tratan sobre ello. En ocasiones, el motivo fue la preparación de un viaje a un país o ciudad centroeuropeo; otras, se trató de una  recomendación  y  a veces, simplemente  me sentí atraída por el título 
  El pensamiento no se iba de mi cabeza hasta que unos días después pensé que podría dedicarle una entrada recomendándole algunos libros que aunque traten sobre el nazismo, merecen la pena ser leídos. En realidad tratan sobre el ser humano y como nos comportamos en determinadas situaciones; sobre que no siempre está claro quienes son los malos y quienes los buenos 

   El orden  de enumeración viene dictado por mi memoria; no tiene nada que ver con la fecha de lectura o que considere que unos están por encima de otros.  Además se entremezclan entre sí novela con ensayo u  obras autobiográficas 
   Comienzo con un libro que aborda el tema desde el punto de vista del lenguaje. L.T. I. La lengua del tercer reich, de Victor Kemplerer (Minúscula ediciones). Un libro fascinante y tremendamente interesante al que le dediqué una reseña en  La Esfera cultural así que a ella remito. 
  La escritura o la vida, de Jorge Semprún (Tusquets editores) Se lo cogí prestado a mi sobrino en un viaje a Vigo; me sedujo el título (ya he dicho muchas veces que cuando aparecen las palabras libro, escritura, lector, biblioteca y similares en un título, me siento inmediatamente atraída hacia ellos)
 A medio camino entre la  autobiografía, las reflexiones filosóficas y las literarias es un libro muy difícil de resumir.  Simplemente diré que es de esos que te alegras de haber leído. 
  El lector, de Bernhard Schlinck, del que supongo que me atrajo, por las razones expuestas más arriba, su título. Tras terminar de leerlo no pude resistirme a dedicarle  esta entrada


  Los hermanos Himmler. Historia de una familia alemana, de Katrim Himmler (Libros del Silencio) Un ensayo riguroso pero ameno en el que la autora ha conseguido mantener el difícil equilibrio entre la distancia que debe presentar el historiador con la inevitable proximidad de  tratarse de su familia.
  Adios, Shangai, de Angel Wagenstein y editado por Libros del Asteroide fue una recomendación de la librera de Polledo. Me aseguró que era un libro duro pero que merecía la pena. No puedo estar más de acuerdo con ella; tanto es así que lo he recomendado  muchas veces.
  Tanto aquí como en El Pentateuco de Isaac, del mismo Wagenstein, el autor huye de maniqueísmos y también evita regodearse en los momentos de crueldad. 

  HHhH fue lectura preparatoria del viaje a Praga, La editorial lo presenta como novela pero en  realidad es un trabajo de investigación sobre el atentado contra Himmler y la historia de los motivos que hicieron que Lauren Binet se sintiera atrapado por ese tema.  También le dediqué una entrada 




  La Catadora, (Le assagiatrice) de Rossella Postorino está basada en la experiencia de Margot Wolk, la ultima superviviente de las mujeres encargadas de probar la comida de Hitler ante el temor de este de que le intentaran envenenar. Wolk murió antes de que la autora hubiera podido hablar con ella y así decidió escribir la novela (aquí hay una entrevista con Postorino.) Supe de la autora y de su novela gracias a La librería de Javier y a su reseña remito

 El prestamista, de Edward Lewis ya fue una de mis recomendaciones  en Lecturas sin fechas de caducidad. Ya entonces comentaba que me parece una pena que haya pasado tan desapercibido. 
 El protagonista es Sol Nazerman, superviviente de los campos de concentración que tiene una casa de empeños .  Es un ser arisco y reacio a todo tipo de relación con los demás, incluida su hermana y familia, en cuya casa vive. 
  A medida que vayamos leyendo, Wallant nos irá dando pistas para que comprendamos el porqué de la actitud de Nazerman.  Nada que ver con esos libros que nos lo dan todo trillado y masticado, algo que no soporto.
  Es también una demostración de que una novela dura, como en el caso de los libros de Wagenstein, no necesitan para serlo regodearse en la brutalidad o las torturas. 

  Si esto es un hombre, de Primo Levi.  Recurro a  las palabras de Italo Calvino sobre este libro y que figuran en la cntracubierta de mi edición en italiano: 

"Un magnifico libro che non è solo una testimonianza efficacissima, ma ha delle pagine di autentica potenza narrativa". 

Portada de mi edición italiana
  En el libro Primo Levi cuenta su experiencia en el campo de concentración es sobre todo un libro que trata de la dignidad, la humillación, la degradación del hombre. Hay una escena en la que uno de los prisioneros se está lavando y Levi le pregunta que por qué hacerlo si eso no va a significar nada. La respuesta no solo le queda grabada al escritor italiano

"dobbviamo quindi, certamente, lavarci la faccia senza sapone, nell´acqua sporca, e asiciugarci nella giacca. Dobbiamo dare il nero alle scarpe, non perché cosí prescrive il regolamento, ma per dignità,e per prorpietà. Dobbiamo camminare diritti, sensa strascicari gli zoccoli, non giá in ommagio alla disciplina prussiana,  ma par restare vivi, per non  cominciare a morire.
  Aunque creo que se entiende bien resumiré el significado. Deben lavarse aunque no tengan jabón, el agua esté sucia y deban secarse con la camisa. Deben limpiar los zapatos o caminar derechos y sin tropezar; pero todo esto no deben hacerlo porque sean normas del campo sino porque en el momento en que pierdan su dignidad comenzarán a morir (Es una de las partes de libro que más me ha impactado )


BONUS TRACK 
Como bonus track o recomendación extra, que la Fundeu  me sugeriría utilizar como alternativa, recomiendo  esta película. El otro día hablaban de ella en Página 2 en la sección adaptación de película ( traen siempre películas  en cartelera y que son adaptaciones de obras literarias) Desirée de Fez decía que no le había gustado demasiado porque hacía humor sobre algo muy grave como había sido el nazismo. Esta misma crítica creo que ha sido bastante recurrente con respecto a la obra.
  He visto la película y creo que Taika Waitti recurre al humor precisamente para criticar al nazismo y poner el punto de mira en muchos aspectos: desde la visión que se daba de los judíos a los muchos alemanes que se jugaron la vida en la resistencia y protegieron a judíos, incluso  a riesgo de su propia vida. El fomento de  la delación de los jóvenes nazis  incluso cuando se trataba de su familia, o el fervor que despertaba Hitler entre las masas (la contraposición entre las imágenes del principio  y la música de los Beatles, me parece genial) 
¿Que aparece un soldado que es un crío regordete y que cuando Jojo le pregunta si su uniforme es de papel, el responde que es un nuevo material
 Habrá quien lo vea como una frivolidad; para mí es una forma  irónica de recordar que  al final cada vez se enviaban a chicos más jóvenes a la guerra, y casi sin recursos. 
  Por cierto que me ha gustado mucho Scarlet Johansson, quien interpreta a la madre de Jojo. 

Comentarios

Rocío Tizón ha dicho que…
Primo Levi es increíble, de los que más me gustan. "El lector" también me gustó mucho.
Me ha encantado tu blog, me quedo por aquí(aunque no encuentro el gadget de seguidores, estaré atenta a tus publicaciones) y te invito a que te pases por el mío si te apetece (es Relatos y Más, es que aparecen dos en el perfil).
Un abrazo.
lammermoor ha dicho que…
Hola, Rocío. Bienvenida a este mi blog.. No he tenido tiempo mas que para dar una ojeada rápida a tu blog pero me ha gustado lo que he visto; lo tengo ya apuntado para volver con calma.