domingo, 10 de abril de 2011

Lecturas en reposo

Siempre intento que los títulos de mis entradas representen el tema del que voy a hablar en ellas; elegir los correspondientes a la sección Últimas lecturas me resulta especialmente difícil. Es una mera relación de títulos, así que intento que guarde relación con las condiciones de lectura. Las que figuran aquí fueron hechas durante mi convalecencia.

Dos: por la pasta, de Janet Evanovich. Fue mi lectura medicina para sobrellevar el odioso tiempo de espera entre el ingreso, la tarde antes, y el momento de la operación. Hizo que se me olvidara el por qué y donde me encontraba. Me reí a carcajadas y consiguió que no bajara nerviosa (bueno, un poco) al quirófano.

(*) Tres maestros (Dickens, Balzac, Dostoievsky), de Stefan Zweig. Un libro sobre el que hablaré con calma; de momento, tras leerlo sacaré de la pila de pendientes El jugador, del último de los maestros

Roseanna, de Per Wahlöö y Maj Sjúwall. Novela plenamente vigente; publicada en 1965, podría pasar por recién editada -quizás ahora los crímenes serían más brutales-. Leyéndola nos damos cuenta de la influencia que estos autores tuvieron sobre Mankell y su detective Wallander.

Sunset Park, de Paul Auster. Mi primer Auster ... en inglés. Para saber si estoy entre quienes opinan que este escritor ha tocado fondo o aún tiene algo que decir deberéis esperar a la entrada que le dedicaré.
El bolígrafo de gel verde, de Eloy Moreno. Podéis leer aquí la reseña que escribí

Y el cerebro creo al hombre, de Antonio Damasio. Una lectura-hipoteca Cuando terminas de pagar el piso te das cuenta de que en realidad te ha costado dos veces y medio su precio. El libro lo había empezado pero tardé tanto en retomarlo que decidí empezarlo de nuevo. Después, como me costaba concentrarme, tuve que volver hacia atras cada pocas páginas. Así que en realidad es como si lo hubiera leído "dos veces y medio". Esto no significa que no me haya gustado; al contrario. Tanto es así, que quiero dedicarle una entrada.

Con anuncio, de Rosa Ribas. Si en el libro anterior nos hablaba sobre la inmigración y su integración (o no); esta vez pone de relieve que hay una diferencia entre decir que somos tolerantes y serlo realmente. Algo que me gustó muchísimo es que nos presenta a Cornelia con sus claros y oscuros; también puede ser rencorosa, ser competitiva, en definiva: ser humana.

(*)Por cuenta propia. Leer y escribir , de Rafael Chirbes. Un libro magnífico y un autor que fue un descubrimiento. Le dedicaré una entrada en La Esfera.

¡Indignaos!, de Stephan Hessel. Un librito pequeño pero que no tiene desperdicio.¿Hay motivos para la indignación? A mí se me ocurrren unos cuantos.

(*)La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson. Disfruté muchísimo releyendo las aventuras de Jim, el doctor y el resto de sus compañeros en la búsqueda del tesoro del Capitán Flint.

The return of Sherlock Holmes, una serie de circunstancias hicieron que decidiera releer las aventuras de nuestro detective-consultor. De nuevo disfruté con sus aventuras pero además, algunos de los relatos me hicieron darme cuenta de que la influencia en doña Agatha va más allá de los personajes -La aventura de los seis napoleones y la de los tres estudiantes me recordaron sendas historias de la "reina del crimen" que estoy segura de que tomó las que cito como inspiración

En el Rincón Musical una canción que suena en Sunset Park: Every time we say good bye


(Cuadro: Mujer leyendo en un interior, de Carl Vilhelm Olsoe)

------------------------

Cuando (*) precede a un título significa que el libro ha salido de mi lista de lecturas pendientes

12 comentarios:

Carmina dijo...

Dio para mucho tu reposo, el mio tambien esta dando para tanto, aunque hay dias en que confieso que leer se me hace duro, no me apetece nada... pero todo se andara no lo dudo

lammermoor dijo...

Hola, Carmina ¿qué tal vas? A mí también me costó al principio leer. Pensaba, ¡ahora que tengo tiempo resulta que no me concentro o no me apetece! pero ´todo fue cuestión de ir buscando libros más adecuados a ese momento.

Un beso.

Carmina dijo...

Va mas lento de lo que me gustaria y voy un poquito a peor cada día, mi vida para que no me duela nada se tiene que limitar a vegetar en una cama o en un sofa, si intento hacer la mitad de lo que hacia antes los dolores me aturden. Los galenos se me pasan como una pelota y al final mi desconcierto va en aumento. Hay día que lo llevo muy bien y otros que francamente me desespero, pero supongo que hay que tener paciencia, y llegara algún dia la solución a esto, mientras pues voy capeando el temporal. Y eso hago buscar libros adecuados, que llamen mi atención y que me apetezca leer, aún así hay días que no consigo leer ni dos paginas y otros que me pulo medio libro en una sesión. Supongo que a ti también te ha pasado

Amando Carabias María dijo...

Aunque no sea el objeto de la entrada, L. permítime que me dirija a Carmnina.
Querida Carmina, leyéndote no se nota casi nada. Espero que termines por recuperarte.
La verdad es que sí, te ha cundido el reposo, pero no me extraña nada.
La reseña sobre la novela el bolígrafo de gel verde, es excelente y animo a que quien no la haya leído lo haga en la dirección de La Esfera Cultural que enlazas

Susana dijo...

Pues ya tengo ganas de ir leyendo esas reseñas amiga! Unas para ver si coincidimos, otras para ver si voy por buen camino, y finalmente tengo ganas de ver (leer)tus mtivos de indignación.

Por aquí andaré!

Alice Silver dijo...

Sólo se me ocurre felicitarte por sacar algunos libros de tus lecturas pendientes, aunque supongo que estas se habrán incrementado por otro lado. Tengo muchas ganas de oir hablar de “Indignaos” hasta ahora sólo he leído lo que han publicado los medios.

Yo acabo de terminar unos relatos de Poe y he visto claramente su influencia en Conan Doyle… supongo que unos van “bebiendo” de otros…

Natalia D. dijo...

¡Que casualidad, hace unas hora me hablaban con admiración del para mí desconocido Rafael Chirbes! Ahora las buenas referencias son dobles. Y también siento curiosidad por leer tu opinión sobre Eloy Moreno, del que sólo se que se ha convertido en un curioso fenómeno editorial.

bibliobulimica dijo...

Lammermoor:
¡que bien ha estado esa convalescencia! con puras lecturas provechosas y ninguno que no te gustara (creo).
Me ha gustado mucho tu reseña allá en la esfera cultural y espero con ansias la de los libros que quieres reseñar (Paul Auster, Damasio, Indignáos) y me alegra también que hayas bajado un poco la columna de pendientes (aunque como bien dice Alice, quizá ya está igual de alta jajaja).
Carmina:
espero que pronto te sientas bien, no hay nada peor que no sentirse completamente bien, pareciera que no es uno el mismo. Tómatelo con calma, busca libros-medicina y desde aquí un abrazo.
Besos a todos,
Ale.

lammermoor dijo...

Carmina paciencia, mucha paciencia. Se perfectamente lo que es que te envíen de un médico a otro sin que terminen de dar con nada en concreto.
Mucho ánimo y buenas lecturas para sobrellevarlo.

Amandoeste es tu blog, ya lo sabes.

Pues sí que me ha cundido pero es que poco más tenía que hacer además de leer; también aproveché para ver películas.

Susana la de Auster la tengo muy clara en mi cabeza -aunque si pongo todo lo que pienso va a ser larguísima. La de Indignaos también está bastante perfilada. En cambio, estoy atascadísima con la charla con Pilar Adón :(

Pues sí, Alice unos salen y otros entran, pero mi reto particular es conseguir leer los pendientes "a 31 de diciembre de 2010".
Cuando estuve matriculada en la UNED decía -medio en broma, medio en serio- que si terminaba la carrera de filología haría la tesis sobre la novela policiaca y la influencias de Doña Agatha.

Natalia no conocía a Chirbes absolutamente de nada pero me sorprendió la claridad mental de ese hombre. Ya me explayaré en la entrada sobre Por cuenta propia.
Cuando la publique en La Esfera Cultural, te aviso. Mientras tanto también puedes leer allí mi opinión sobre Eloy y su libro.

Hola, Ale pues sí que me han gustado todos los libros que leí. Además estoy segura de que muchos de ellos te gustarían a tí también.

Y lo de la pila de pendientes... Sale uno y entran dos ¡qué le vamos a hacer! Y ahora se acerca el día del libro ;)

Carol dijo...

Ya se sabe eso de que no hay mal que por bien no venga, por lo menos has podido pasar el mal trago con un puñado de buenos libros. A Carmina todo mi ánimo, es verdad que cuando no te encuentras bien muchas veces no apetece ni leer ni nada, espero que estés recuperada cuanto antes. Un besazo

loquemeahorro dijo...

Huy, creía que había comentado aquí.

Me gustaría leer el de Zweig y espero ansiosa tu entrada de Auster, aunque ya conoces mi teoría: Es un autor que al principio deslumbra (leas lo que leas suyo) y después le empiezas a ver las mismas cosas y te desilusiona, aunque le sigas queriendo :-)

Ya os conté que hay una novela de A.C. donde específicamente se dice quiénes son los padres de la novela policiaca y por supuesto declara su admiración a Conan Doyle.

¿Qué libro será, Dios mío??? No puedo recordarlo.

lammermoor dijo...

Hola,Carol espero que ya estés recuperada de tu contractura. (corren malos tiempos para las blogueras ;) )
PUes si, las penas con libros son menos.
Un abrazo.

Loque te echaba en falta :)
El de Zweig te lo puedo dejar porrque es mío; en cuanto a Auster, a ver si en Semana Santa me pongo con su reseña y termino con la de Pilar Adón.
Por lo que se refiere a doña Agatha, su admiración por Conan Doyle es evidente y se refleja en sus historias. Aún así, tenía razón ArkamHELL en que Hasttings resulta mucho más odioso que Watson.

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...