lunes, 11 de enero de 2010

Sin comentarios

Al comienzo de mi andadura bloguera, alguien me decía que si no tenía comentarios, pensara que al fin y al cabo escribía porque me gustaba. Le respondí que, efectivamente, escribo “para mí”, pero –quién diga lo contrario, miente- también quiero que la gente me lea (y a ser posible que además les guste lo que escribo y les haga pensar)
Pero no es ese el único motivo; tal como le decía a mis adjuntados (mientras les perseguía y pinchaba para que respondieran a los adjuntos) esto lo imagino como una conversación y sin vuestros comentarios se convierte en un monólogo.
Sobre este asunto la primera y más evidente pregunta que me planteé fue: ¿Qué la gente no comente significa que no te lee? Basándome en mi propia experiencia, me respondí que en absoluto es así.
Soy lectora de blogs desde bastante antes de crear el mío y muchos de ellos los Negritasigo fielmente sin haber comentado nunca o a lo sumo tres o cuatro veces-(sería el caso de Regina Ex Libris o Directo al Paladar). Hay otros en los que tardé varios meses en perder el miedo y decidirme a comentar –como en Discreto Lector; eso sí, tras romper el hielo, ahora hablo por los codos “o escribo por las teclas”.
Existen blogs que sigo de forma habitual y en los que participo poco o nada, como Midnight Eclipse, SelecciónArte, o La Prima de Audrey ¿El motivo? Que en muchas ocasiones tratan de temas o libros que desconozco y poco podría decir. (Es cierto que eso no es óbice para que alguna vez meta baza y hable de algo completamente ajeno; Alice Silver o Teresa lo padecieron)
A veces, aún sin nada que aportar, dejas tu comentario a modo de "¡Estoy aquí! ¡Qué lo sepas!" Porque, seguro que a muchos de vosotros también os pasa, hay comentaristas a los que echamos de menos cuando llevan un tiempo callados.
Existen muchos otros motivos por los que no se dejan comentarios: quizás atraviesas una época con exceso de trabajo y ocupaciones. O sucede que cuando lees la entrada no puedes dejar el comentario y luego… el tiempo pasa. En ocasiones, simplemente se trata de que tras el quinto intento fallido, admites tu derrota ante la nave nodriza, que se va con tu opinión al cementerio de los comentarios.
Puede ser que el lector comente “en directo” (en una conversación) o “entre bastidores” ( te envía un correo). Hay quien piensa que una vez publicada una nueva entrada, el comentario sobre una anterior queda fuera de lugar. ¡En absoluto.! No sabéis la alegría que da (al menos a mí) recibir un comentario en una entrada antigua
Resumiendo, que de la falta de comentarios no se infiere necesariamente la falta de lectores. Seguro que hay muchos que nos siguen en silencio y que asienten o están en desacuerdo con lo que escribimos. A ellos me dirijo ahora para decirles que ¡me (nos) gustaría que os decidierais a romper vuestro silencio!

El Rincón musical enjoy the silence

(Nota: la primera ilustración de la entrada la encontré en la etapa adjunteril, cuando perseguía a mis pobres corresponsales para que comentaran)

37 comentarios:

Elwen dijo...

¿soy la primera?

Elwen dijo...

Vale, ahora sí que me he quedado agusto, hace tiempo que no llego la primera a ninguna parte xD

Quitando el comentario chorra de "prime", estoy totalmente de acuerdo con tu post. La mayoría de las veces no tenemos nada que comentar y escribir por escribir ni me lo exijo ni lo exijo a nadie pero como bien dices dar señales de vida sí que se agradece de vez en cuando. (Que sepas que estás en mi feed y por tanto no me pierdo un solo post)

En mi caso, más que por una cuestión de monólogo es por una cuestión de saber que no desperdicio mis horas en vano. Dedico muchísimas horas a las secciones de mi blog, si no hay comentarios entiendo que no gustan y preferiría dedicar mi tiempo a otras que me satisfacen tanto a mí como al lector.

En cuanto a los posts viejos... lo cierto es que no retrocedo habitualmente para leer los comentarios pero sí que lo hago para buscar alguna pieza de información que sé que estaba ahí. Creo que soy de las que siempre anda pidiendo un buscador en todos los blogs que visito xD

Bookworm dijo...

Yo creo que te pasa como a la mayoría, muchos ya seguíamos otros blogs antes de tener uno propio y a veces a uno le cuesta arrancar y empezar a dejar comentarios. Supongo que en otras ocasiones, los libros que uno comenta no interesan o simplemente si no lo has leído poco hay que compartir, pero como a tí me gusta recibir comentarios en entradas antiguas, que son las que lógicamente están más vacias.
Al igual que Elwen ni me exijo escribir en un blog y por supuesto tampoco que nadie escriba en el mío. Todo va en cómo te llame la entrada que estás leyendo. Sin ir más lejos, la del libro que he colgado esta mañana no tiene ningún comentario. Quizá no interesa ¡qué se le va a hacer! Eso es algo que uno nunca puede saber cuando comparte con el resto una opinión.
Tampoco exijo que nadie tenga que ser seguidor (que es algo que observo en muchos blogs cada vez que hay un concurso. Obligatorio ser seguidor del blog y de repente empiezan a salir seguidores como setas de la noche a la mañana)
En fin, que mucho o poco sigo muy de cerca montones de blogs, pero si dejara un comentario en cada entrada, además de dedicar las horas que cada uno de nosotros dedica al suyo propio no haríamos otra cosa durante el día. Otra cosa que me sorprende de algún blog que sigo es que son capaces de actualizar 3 ó 4 entradas diarias. En fin! Cada uno sabe el rendimiento que le quiere sacar al blog. A mí me alegra seguir los blogs que sigo y participar cuando puedo y quiero.
Por cierto me encanta el tema musical que has seleccionado (mira! sobre música nunca había escrito nada en tu blog ¡je,je!)
Un beso.

Hilario dijo...

No deberías ponerme esa imagen de Mafalda. Basicamente porque, entre verte cabreada y comentar, me quedo con lo primero. Lo siento, soy así de travieso (jejeje).
Me han gustado tus divagaciones sobre los comentarios.
Un saludo.

Carmina dijo...

Supongo que todos nos hacemos la consabida pregunta de si no gusta una entrada cuando no hay comentarios... supongo que no es asi pero a veces decepciona mucho, y es que cuando alguien se curra mucho un post, como suelo hacer yo, que me cuesta exprimir el libro a tope, pues que sea poco comentada te deja un pequeño mohin, pero si que es verdad que a veces nuestros compromisos nos llevan de cabeza, yo concretamente lei tu anterior entrada, me gusto muchisimo y pense que de trajin lleva esta mujer, sin embargo andaba con el tiempo justo y no pude dejar comentario, y ahi sigo, sin poder hacerlo porque has puesto una entrada nueva y ha copado mi atencion.
Yo no exijo comentario por mas que me apetezca compartir experiencias, porque cada uno hace lo que puede, eso si yo si leo un blog y algo me sorprende aunque sea el primer dia dejo comentario, y ademas leo varias entradas de golpe y comento en varias, la verdad es que supongo que tu lo habras padecido, como lo padecio Ale, Hilario y alguno más, creo que Mertxe tambien... en fin que soy de lo mas descarada escribiendo comentarios. En cuanto a lo de que gusta recibir comentarios en post atrasados puedo confesar y confieso que a mi tambien, sobre todo de aquellos que tenian menos aportaciones, siempre son bienvenidos de hecho tengo moderacion de comentarios para los post mas atrasados, asi que no se me pasa uno, y los respondo como si fuera uno actual.
En fin me pasa como a Elwen, se le dedica demasiado tiempo a una seccion y si ves que la gente no responde con comentarios, te ves tirando la toalla y a por otra cosa. Con Elwen no coincido mucho en lecturas, pero casi siempre le dejo un estoy por aqui no se te olvide, más que nada para que no piense que se va a librar fácilment de mi, en fin muy buena entrada, espero no haberme ido por las ramas y fijate a Hilario le va la marcha y prefiere verte cabreada a dejar un comment, siempre nadando contracorriente y guardando la ropa

lammermoor dijo...

Mientras espero a mi cita con el Skype, voy a aprovechar para contestaros.

Elwen tampoco yo me pierdo ninguno de tus post aunque comente poco. Y que te lo curras, es evidente. Lo de los V-IMM me tiene impresionada -¿ves? iba a dejarte un comentario y no se que me pasó que no pude.
Y en lo del buscador ¡Como te entiendo! Hoy estaba buscando una entrada de Alienor que quería enlazar y tuve que recurrir a ir post por post. Así que aprovecho yo también para pedir a quienes no lo tengan ¡¡POR FAVOR, INCLUID UN BUSCADOR EN LOS GADGETS!!

Mertxetambién me leo todos tus post aunque comente poco. Por supuesto que no se pueden exigir comentarios pero ¡Como se agradecen!
También es cierto que hay temas o libros que nos llaman más la atención que otros o que son más conocidos.
Sobre lo de los seguidores ya anduve elucubrando algo. A lo mejor me da para una divagación.
¡Me alegro de que te guste la canción! Creía que iba a ser más dificil encontrar algo para este R.M.

Hilario cuando encontré esta imagen de Mafalda me encantó.¡Por eso la guardé!
Me alegro de que te hayan gustado mis divagaciones sobre los comentarios (que son también una forma de deciros que aunque no comente, siempre os leo)
P.D: Se me hace extraña tu nueva imagen.

Carmina como me presta verte por aquí. Pensaba que con los exámenes en puertas, estarías alejada una temporada. ¡Gracias!
Dicho esto, a ver si no me lío contestándote. A veces me salen los comentarios de un tirón, según leo la entrada; otras, necesito reposar la lectura e incluso releerla antes de comentar. Lo de dejar comentarios en dos o tres entradas seguidas, también lo hago.
Sí que a veces te duele un poco que entradas que te han costado mucho escribir o que les tienes especial cariño no tengan demasiados comentarios pero es así. A veces sabes ya antes de escribirla que no va a gustar pero aún así, la escribes porque te apetece. Y hay ocasiones en que te llevas una sorpresa enorme porque recibes un montón de comentarios a una entrada que pensabas que nadie iba a leer (me pasó alguna vez)

Resumiendo, ¡Qué todos tenemos nuestro corazoncito! y nos gusta saber que nuestros amigos están ahí y que sepan que nosotros también lo estamos.

Sendos besos para todos.:)

Amando Carabias María dijo...

Creo que la experiencia es similar en todos nosotros.
En mi rincón no hablo de libros, pero también me gusta tomármelo como un diálodo es una manera de no sentirse tan perdido en esto de la escritura, de poder escrutar hasta dónde vas acertando o te vas equivocando.
Es cierto que el que escribe no debe hacerlo al dictado de los lecotres, pero es inevitable lo que dices: querer que te lean (si no no se publicaría) y, más aún, pretender que guste lo que escribes.
La relación tan inmediata con el lector es algo maravilloso (quizá lo mejor) que propicia la red.
Un beso (espero que no le hagan falta las cadenas para llegar hasta Asturias)

maribel dijo...

Hola Lammermoor
como siempre nos haces pensar, y , participar.

Creo que a todos nos gusta recibir comentarios, y sufrimos un poco la presión de no llegar a todos los blogs amigos, de no aportar lo suficiente, de meternos en conversaciones ajenas..., y como no, de ataques de la nave nodriza cuando estabas inspirado...
Me gusta venir, me gusta veros y leeros, en los post, en los comentarios..., es verdad como dice Carmina que a veces uno entra como un elefante...comentando a diestro y siniestro, y otros días uno no tiene tiempo apenas de decir Hola...

Lo de las entradas antiguas estoy contigo, que alguien las rescate del olvido me encanta, así como los enlaces que me llevan a esas entradas "olvidadas"
Un abrazo ;-)

Alice Silver dijo...

A mi también me gusta que la gente escriba en mis entradas antiguas. Estoy suscrita a todas ellas para no perderme nada. Me parece que van enriqueciendo el blog.
A veces cuando no hay comentarios a las entradas nuevas uno siente que no ha interesado... Aunque otras pienso: qué bien, hoy no hay comentarios que responder: ¡a dormir!.
También hay veces que no se que responder a algun comentario o si realmente es necesario que responda a todos...

Isi dijo...

De acuerdo en todo lo que dices (decís). Me encanta que haya comentarios, me encanta comentar, aunque sólo sea para saludar y para que sepan que he leído la entrada, y por supuesto, me encanta que contesten a mis comentarios. Si no, es como que no importan, verdad?
De hecho, algunos blogs donde no contestan, luego voy dejando de comentar.
Y es cierto que sigo blogs que no comento porque "no hay confianza", pero cualquier día les aburriré ;)

Y también es cierto que empleamos muchíiiiisimo tiempo en leer/comentar/releer los coments en todos los blogs, pero es que este mundillo me tiene absorta.

Por cierto, la foto de la nevada mola; y el rincón musical también.

En fin, no sé qué más decir... Que siempre me gustan tus entradas :)

Z¡v@ dijo...

Ziva del blog(http://ezvvastar.blogspot.com/)

Completamente de acuerdo

hacen falta los comentarios, sufro del mismo mal, de hecho voy a cerrar mi blog por eso :( y por falta de tiempo, pero principalmente porq siento q nadie me lee y q hago un trabajo inutil :) espero q tengas mas suerte XD pero por lo visto si la tienes porque ya llevas 10 comentarios jejejeje

Bye

Ismael S. dijo...

Como sabes, aunque lo reafirmo, me leo todas tus entradas, aunque comente solamente de vez en cuando.

Leyendo todos estos comentarios me siento un poco culpable, por leer otros blogs sin dejar comentarios (¿estaré infringiendo alguna ley de propiedad intelectual bloguera?). En realidad, el problema es mi tipo de lecturas, que no suelen incluir novela actual (que no otros géneros actuales y pasados)... y las pocas ganas de ponerme al ordenador fuera del horario laboral.

De todas formas, me voy a hacer el propósito de comentar, al menos de vez en cuando, en algún otro blog, realmente los tenéis muy buenos.

Último Íbero dijo...

Lo de los comentarios es la salsa de los blogs porque (más allá de los "contadores, públicos o secretos) es la medida del éxito de un blog más allá de las visitas "de compromiso" (parientes, amigos muy amigos y llegadas vía "búsqueda en Google").

A veces te hace visitar en un blog el estilo, la temática o el ambiente. Pero eso no impulsa a comentar. Muchas veces, lo que impulsa a comentar es, en realidad, el saber que también te leen y que te responde. Como bien has dicho, que se establece un diálogo. En definitiva, que hay relación personal y no mera exhibición de artículos o ensayos.

Luego, por supuesto, todo queda supeditado al tiempo disponible para visitar blogs, comentar y escribir. Eso ya es otra cuestión.

loquemeahorro dijo...

Pues precisamente tu blog es de los que da más pie a comentar, por los temas que expones (muy bien) y con los que abres una puerta a la conversación.

De acuerdo en que yo (por lo menos) escribo para que lean (si no, lo guardaría en un cajón), y para que me lo digan, que me han leído y que les ha gustado, porque yo no solo quiero que me comenten, quiero que me digan que soy estupenda y que mi blog da sentido a la vida de mis lectores (tirando por lo bajo).

¿Qué pasa? ¿Vosotros no? ¿A alguien realmente le gusta recibir "críticas constructivas"?
Pues os admiro, pero yo digo:
¡Una porra! Es más: ¡Que además de la porra me traigan un chocolate bien calentito! (que hoy vienen muy a cuento).

Como "comentarista" he de decir que a veces no comento por falta de tiempo, por la nave nodriza, o porque me da la impresión de que en ese blog, mis patafísicos comentarios no son muy bien recibidos (me ha pasado más de una vez), pero ¿dejar de comentar por no tener nada qué aportar al respeto?

Pues a mí me da igual, yo digo algo, aunque sea "me ha gustado la entrada" o "interesante tema".

Ah, tema entradas antiguas: Sí que mola, sí.

Y también me da mal rollo cuando comenta poca gente y pienso "esto no ha gustado"

Tema contestar a los comentarios:
Yo, como Isi, si veo que no me contestan nunca jamás, también dejo de comentar al final.

Rincón musical: Lo mismito estoy oyendo de mi propio CD, pero lo estoy oyendo!!

Isi dijo...

Ahhh, sí que me gusta también que me escriban en las entradas antiguas. De hecho, alguna gente que busca cosas y acaba en el blog de casualidad, comenta en la entrada. Tengo lo de los coments a la derecha para no perdérmelos, por si acaso :)

Amando Carabias María dijo...

A mí sí me gusta la crítica constructiva o sea con ladrillos, cemento, agua, arena, o sea que se trate de algo realmente constructivo. Si se va de buen rollo se pueden aprender cosas, luego algunas te sirven y otras no, pero eso es otra cuestión diferente.
Y lo de las entradas antiguas es ilusionante. A mí me mola

lammermoor dijo...

Amando uno de los riesgos que corremos es que al escribir pensemos en los lectores y a mi entender, es la mejor manera de que no les guste lo que escribimos.
Es cierto que una de las cosas buenas de la red (habrá que hablar de para que sirve un blog) es el contacto directo y la reacción inmediata.
El tiempo mejoró un poco (o deseempeoró) pero el sábado y el domingo los coches iban con cadenas por Oviedo.

Maribel no hace falta que te diga que me encanta leerte: aquí, en tu blog y en los comentarios que dejas en otros. Y también es cierto que "hay días para los rubios y días para los morenos". A veces estamos muy locuaces y otras no abrimos la boca.

Alice como lectora tuya, puedo decirte que a veces (muchas) no comento porque no conozco al detective o al autor. En otras, como hace poco, el comentario se me pone "un poco rebelde".
Y el tuyo es de los que tiene más posibilidades de recibir comentarios en entradas antiguas. A medida que leemos uno de esos libros, volvemos a buscar lo que se dijo o a dejar nuestra impresión.

Isi tienes razón. ¡Qué no contesten a tus comentarios es como ignorarlos!
Y lo de la confianza también es cierto. En algunos me corto más (en el de Leox o La Prima de Audrey, por ejemplo) pero en los "de casa" me explayo sobre el tema de la entrada o sobre cualquier otra cosa que se me haya ocurrido al leerlo.

Ziv@ siento que tengas que cerrar tu blog por falta de comentarios.

Ismael más que infringir una ley de la blogosfera, quebrantas el ánimo de los blogueros. Y sí, hay ¡MUY, MUY BUENOS blogs! sobre temas muy variados.

Último Ibero tienes razón. Al final, lo más gratificante es el diálogo que se forma y que en ocasiones termina derivando, como en una conversación cualquiera, hacia temas completamente alejados de lo que se trataba al inicio.
Y también es cierto que a veces falta tiempo para comentar todo lo que nos gustaría.

Loque gracias, gracias. Me gustaría que este fuera (sea) un blog acogedor, si tal calificativo es aplicable a un blog. Y que la gente se sienta cómoda para contestar y hacer tertulia.
En cuanto a lo de las críticas: no es que te guste que te digan "lo que escribiste es un bodrio o una sarta de sandeces" pero si es cierto que un poco de "intercambio de opiniones contrarias" puede ser gratificante. Siempre con educación y sin insultar.
Y también yo si veo que no contestan a mis comentarios, termino por irme del blog.

Isi vuelvo a darte la razón. Hace ilusión ver que una entrada antigua "revive".

Amando de acuerdo contigo. Se trata de que la gente te diga por qué discrepa pero lo haga con argumentos bien razonados y no un ¡Esto es una mierda! o un simple ¡No estoy de acuerdo!

Un último parte metereológico. Ya se puede transitar por las calles sin peligro de romperse una pierna. Además ha empezado a llover (en Asturias) con lo que hace menos frío.

¡Ya queda menos para el buen tiempo!

M. dijo...

Pues para mí que acabo de empezar en esto de los blogs ahora mismo, los comentarios son más de lo que pueda parecer. Me supone un subidón cada vez que veo que alguien me ha comentado porque veo que esto funciona, que es posible y me anima a seguir adelante.
Es cierto que ya seguía algunos blogs antes, pero no era constante, y una vez que te metes de cabeza en este mundillo tienes que ser activa si quieres que tu blog tenga también actividad.
Gracias a eso he descubierto un montón de blogs nuevos, hay veces que no sé cómo he llegado a uno!! e intento comentar aunque sea un poco.
En fin, creo que me he enrollado como una persiana, pero no sé si desaparecerá algún día la emoción cuando abra el escritorio de mi blog y vea que hay algún comentario sin moderar.
Besos.

PD: puede que luego me pase de nuevo a ver si me vienen más cosas a la cabeza porque tengo la sensación de que se me quedan cosas en el tintero!!

bibliobulimica dijo...

Guau...siempre nos haces pensar y esta vez ¡ha sido mucho a juzgar por la longitud de los comentarios! jijiji...pues si, yo seguía algunos blogs y me tomó mi tiempo animarme a dejar un comentario, al poquito tiempo inicié el mío y como bien dices, es una ilusión saber que hay quien te lee (porque yo creí que no me leería ni mi familia, que por cierto, si me leen jamás comentan). Así que saber que alguien que no me conocía de nada me leía (cuando la intención del blog era como "archivo" de las reseñas que escribía para mandar a una hermana) supuso una emoción. Pero más allá de que si les guste a otros o no, lo que me ha dado más satisfacción es que de esos comentaristas, se ha creado una comunidad de amigos. Eso ha sido toda una sorpresa para mí porque jamás lo habría imaginado.
Ese diálogo que bien dicen se establece entre el autor del blog, y el que comenta, ha estrechado lazos y acercado corazones.
¡quien lo habría imaginado!
A mi me encanta venir y comentar, leo a Alice por ejemplo, y pocas veces comento (pero ya dejaré mi huella Alice, siquiera para decir como dice Lammermoor "¡hala! ¡estoy aquí! ¡que lo sepas!" porque no es el género que leo, pero espero descubrir este año).
Me encanta el pocoyó de Hilario
Un beso grande,
Ale.

Homo libris dijo...

Que conste que yo os sigo leyendo aunque hasta mediados-finales de febrero me temo que seré un lector pasivo y un bloguero inexistente. :) A ver si saco un huequito y, al menos, respondo a quienes comentaron en mis blogs (Modo autocolleja ON).

Por lo demás, coincido plenamente contigo y con el resto de compañeros: no por comentar no se está, aunque siempre se agradece la presencia o un saludo de cuando en cuando que nos haga saber que los demás siguen ahí. Y a mí también me encanta que rescaten entradas antiguas, y que la gente las descubra, comente en ellas o las enlace. :)

Un abrazote.

xGaztelu dijo...

Yo, como dice Carmina, no exijo comentarios, pero como dices tú, quien diga que no le gustan, miente bellacamante. ¿No os ha pasado alguna vez que una entrada que os parecía brillante –o con la que habéis disfrutado al escribir- no haya generado ni un mísero comentario? Menudo bajón!

En fin, siempre nos queda el gustazo de haber escrito, y además seguro que hay alguien que nos lee ... vergonzantemente y en secreto.

Buen post,

xG

R. dijo...

¡Hola Lammermoor!

Yo como posteo esporádicamente no me queda sino estar eternamente agradecido con todos los comentarios que llegan a Fenixcidio, ya que trato de hacerlo lo mejor posible, no con el tiempo, empeño y esperanzas que muchos de ustedes le ponen, pero ahí voy.

Trato de leer todos vuestras entradas, pero debo confesar que me salto las reseñas (cualquier reseña, ya sea de especialista o aficionado) de los libros que tengo planeado leer a corto o mediano plazo, así que obviamente tampoco comento. Además, soy consciente de que me leen cuando preparo las fotos que ilustran mis posts.

Saludos,
R.

Victoria dijo...

¡Hola! Yo ahora tengo muy poco tiempo para entrar todos los días y ver las entradas que se han colgado, sobre todo teniendo en cuenta que me envicio mucho y salto de este blog (es por el que siempre empiezo) a otros, y de éstos a otros más, y así claro, cuando me doy cuenta, ya se me ha ido el santo al cielo, aunque haya pasado un rato (largo) muy agradable.
Así que sabed todos, que soy lectora silenciosa de la mayoría de vuestros blogs, y algunos me gustan francamente mucho, aunque todavía estoy un poco tímida para hacer comentarios, sobre todo porque se ve que hay muy buen rollo entre vosotros.
Entiendo que os guste que os comenten, que no se convierta en un monólogo, y que vuestro trabajo gusta a los lectores, por supuesto.
¡Ah! Y, claro, una vez que entro, aprovecho para ver todas las entradas antiguas.
Besos para todos.

lammermoor dijo...

M es cierto que una forma de conocer blogs es comentando en otros.
¡comprendo perfectamente tu emoción!

Ale supongo que ninguno contábamos con que terminaríamos haciendo amigos a través del blog.
También a mí me gusta comentar, porque es como estar en una reunión de amigos.

Homo Libris es cierto que ahora comienzas con la época de exámenes. Si no cambiaron las fechas, última semana de enero y segunda de febrero. ¡Aprovecha el tiempo! Y no te preocupes por nosotros aunque te echaremos en falta.

Antes de contestar axGaztelu quiero aclarar una cosa. Lo del dibujo de Mafalda es una broma; encantada de que la gente comente, pero cada cual es muy libre de hacerlo cuando y donde quiera.
Dejado esto bien claro, vuelvo con xGaztelu. Es cierto que a veces las entradas que más te gustan no tienen comentarios. Y también es cierto que aunque nos guste que nos lean y nos comenten también escribimos porque disfrutamos haciéndolo (aunque al menos una bloguera me decía que no le gustaba escribir

R la verdad es que a mí me gustaría que me descubriera un editor y me contratara pero ... también me gustaría que me prejubilaran con un sueldo como el que tienen los prejubilados de Hunosa o que me tocara la lotería. Mientras tanto, me lo paso muy bien escribiendo y divagando (me parece que el orden es el contrario)
Y lo de que no le pones empeño y dedicación...me lo creo poco. Solo hay que ver las fotografías y lo trabajado de tus entradas o las citas que buscas para acompañarlas.

Victoria te entiendo porque me pasa a mí también. Que si leo aquí, comento allí, a ver si este otro actualizó y los cinco minutos se transformaron en dos horas. ¡Un peligro!
Sé de algunos de esos blogs preferidos (doy por supuesto que a este entras porque te gusta y no por amistad). ¿Entraste ya en Fiesta en la cocina?
No te cortes en absoluto en comentar.
Y aunque no viene al caso, te recuerdo que tienes que venir al blog como artista invitada.
Un beso

Anónimo dijo...

No me olvido de Lammermoor cuando entró en mi blog, me encantaba, escribía continuamente y yo alucinaba. Me ha pasado con muchas personas.
Para mi es lo más importante, abrir mi correo y ver que tengo escritos de mis amigos, amigas blogueras es una satisfacción impagable. Asi que escribir que se agradece mucho.
Yo creo que no lo hago lo suficiente, pero me gusta pasear por vuestros blog y dejar lagún comentario.
Un saludo
Teresa

lammermoor dijo...

Teresa también yo me acuerdo; como un elefante en una cacharrería. Y no olvido quegracias a tí y a tu blog, fue tomando forma esta comunidad que ahora formamos.
Y sí, sí que presta recibir y dejar comentarios. Ultimamente te sigo más en la sombra pero procuro de vez en cuando dejarte un "¡estoy aquí!¡qué lo sepas!

Anónimo dijo...

Lo se y lo siento. Pero ¿qué seríamos sin el contacto humano?, nada, que es lo mejor.
Un saludito guapa
Teresa

Sol dijo...

Suscribo punto por punto todo lo dicho por M. Para mí no hay mayor subidón que el tener mensajes por moderar... será que somos nuevas en esto de postear

estodevivir dijo...

Pues yo, como tengo poco tiempo, sólo digo esto:
YO SIN USTEDES NO PUEDO VIVIRRRRRR.
Así que necesito los comentarios también, muchísimo, un montón, vaya.
En fin, he dicho.

lammermoor dijo...

Sol recibir comentarios siempre presta y da subidón cada vez que alguien nuevo se anima a comentar. Y también cuando ves que vuelve a hacerlo.

Ana, jefa de campaña ya sabes que nosotros sin tí tampoco.

Homo libris dijo...

Uf, se me juntan los exámenes, en efecto, con el pico de trabajo más fuerte del año por la conjunción de una feria de telecomunicaciones en Barcelona (suele ocurrir así desde que estoy en la empresa actual) y unas determinadas entregas que deben estar para ayer.

En fin, que mirando los momentos en que tengo que entregar un estudio, hacer un examen o finalizar una labor en el trabajo, lo cierto es que todo aparece perfectamente alineado... se me solapa casi todo. :S

Seguiré por aquí, leyéndoos y comentando de cuando en cuando. Tu entrada, por lo pronto, me ha venido de perlas para explicarlo, jeje.

Un abrazo grande para todos.

lammermoor dijo...

¡Suele pasar eso! En fin, llevalo con paciencia y buen humor. Aquí seguiremos. :)

masteatro dijo...

Pues ya que de comentarios va la cosa aquí va el mío: suelo leer blogs en los que no comento, pero eso no quiere decir que no los siga, sino que a veces quiero dejar que lo que he leído "repose" dentro de mí y al final pues no comento.

Otras veces simplemente no se me ocurre qué decir.

Pero en cualquier caso, creo que todos hacemos más o menos lo mismo, además llevaría mucho tiempo comentar en todo lo que lees.

lammermoor dijo...

Tienes razón Masteatro, cuando sigues solo dos o tres blogs es facil comentar en ellos habitualmente. Cuando el número empieza a crecer, el tiempo disponible decrece proporcionalmente.
Y aprovecho para decirte, si no lo sabes, que sigo el tuyo aunque apenas comente.
Un saludo.

Cova dijo...

Yo tengo otro blog aparte del de libros y en el otro reconozco que escribía más para mí que para nadie y no me importaba demasiado que me leyesen, pero luego me acostumbré a que lo hiciesen y ahora que lo he medio-abandonado se me hace raro no tener comentarios. En el de libros tampoco es que tenga muchos, pero es que yo no soy muy de comentar, me cuesta mucho esfuerzo, porque la mayoría de veces no sé muy bien qué decir, y a veces esto consiste en un toma y daca y en hacer mil cosas para darte a conocer y que te conozcan, lo que a mí me da una pereza tremenda.

De todas formas, yo creo que hay muchos lectores silenciosos, muchos más de los que creemos.

:)

lammermoor dijo...

Cova he intentado localizar tu otro blog pero no he dado con él.

A mi me hace ilusión recibir comentarios, aunque eso no impide que siga escribiendo aunque no los haya.
Y si tienes razón en que esto es un toma y daca. También a mi me da pereza esa especie de "campaña de relaciones pública" y sobre todo creo que exige demasiado tiempo del que no dispongo.
En cuanto a lo de no saber que decir, yo soy lectora silenciosa de muchos blogs y hay muchas entradas en que no comento porque, también como tú, no sé que decir.

Baccana dijo...

Me ha encantado!

Un saludo!