martes, 13 de octubre de 2009

Caleyando por Asturias

Hace un tiempo Charo me envió un correo en que decía entre otras cosas: (…)se me ha ocurrido una entrada que puedes hacer sobre libros que hablan de lugares, ciudades o paises por ejemplo LA Regenta, que habla de Oviedo bueno Vetusta, y otros así. Y luego buscamos la parte musical. (…)
Lo primero que me vino a la mente fue Paul Auster y Brooklyn y que nuestros arbeyinos ya habían escrito sobre esta relación. Seguí pensando en otras ciudades –París, Londres, Roma, Venecia para terminar llegando a la mía, Oviedo. Aquí se demoró mi atención porque más de un autor situó en ella el escenario de su novela. ¡Cuánto más lo pensaba, más me gustaba la idea de dedicarle una entrada a este (estos) Oviedo(s) literario(s)!
Una de mis lecturas de verano, ambientada en otro lugar de Asturias hizo que la cosa fuera a más y me lanzara a hacer un recorrido mental del que, casi sin darme cuenta, surgieron entrada y título, que son una invitación a caleyar por mi tierra, de la mano de la literatura.

Oviedo está ineludiblemente ligado a su trasunto literario, Vetusta, escenario en que se desarrolla La Regenta; (como anécdota os diré que es el único libro del que recuerdo las frases con que comienza: " La heroica ciudad dormía la siesta" y termina "Había creído sentir sobre la boca el vientre viscoso y frío de un sapo". ) La Catedral es el centro neurálgico de la novela (el magistral disfrutaba viendo la ciudad desde lo alto de la torre). Me encantaba pasearme por esa zona -Corrada del Obispo, Plaza del Paraguas, calle de Salsipuedes e imaginar donde viviría Ana Ozores.
Cruzamos el arco del ayuntamiento y abandonamos Vetusta para dirigirnos a Pilares–el Oviedo de Pérez de Ayala y de su novela Tigre Juan o el curandero de su honra. La Plaza del Fontán con sus tiendas bajo los soportales y sus puestos de venta ambulante; muy cerca, atravesando la calle Magdalena, se encuentra El Campillín -entonces campo cercano y ahora parque urbano .
Pero aún tenemos otro Oviedo, más moderno, el que nos presenta Dolores Medio en Nosotros, Los Rivero. Aquí,

(…) el viajero que entra en esta ciudad por la Estación del Norte. Uría,
una
calle vulgar- que siempre puede ser la calle principal de una capital
cualquiera de provincia-, le da la bienvenida. Y el viajero, que no cala,
buscando el alma de Oviedo, cree hallarse en una ciudad moderna,
estandarizada,
incorporada definitivamente al momento actual
Nos dirigimos ahora hacia Gijón que –intuyo- es la Promenadia de la que habla Menéndez Salmón en Derrumbe. También es la protagonista de La Noche del Cometa, de Miguel Rojo y de Helena o el mar de verano –nuevamente, una intuición.

Ya que estamos en la costa, ¿por qué no acercarnos hasta Candás? Se trata de una villa pesquera muy cercana, que durante muchos años contó con una industria conservera bastante importante. Los candasinos pugnan con los de Cudillero por cual de ambas villas marineras es la que aparece retratada en la novela José, de Palacio Valdés

Lo que no ofrece dudas es que ese mismo autor ambientó en Laviana, concejo del que era oriundo, una de sus obras más conocidas, La Aldea Perdida. Y de una cuenca minera a la otra; El Palacio Azul de los Ingenieros Belgas está situado en algún punto de la cuenca del Caudal. Si en la obra de Palacio Valdés vemos la pérdida de la inocencia que trae consigo la industrialización; Fulgencio Argüelles nos acerca esa sociedad minera en los momentos previos a la revolución de octubre del 34.

Desandamos algunos de nuestros pasos para dirigirnos hacia el sur de la región. Primero, hacia la zona de Tineo (concejo famoso por su industria chacinera) en busca de la aldea de Paniceiros, protagonista de la obra de Xuan Bello, Historia Universal de Paniceiros (escrita en bable, Hestoria Universal de Paniceiros, el propio autor la tradujo al castellano) Y finalizamos la excursión en Besullo, en Cangas de Narcea (único concejo asturiano, productor de vino). Allí nació el dramaturgo Alejandro Casona y en esa población ambientó algunas de sus obras –La Dama del Alba y La Casa de los siete balcones .(En esta misma zona se encuentra la reserva natural de Muniellos,


El rincón musical es una propuesta de Homo Libris (aunque la sugirió para otra entrada, la reservé para ésta pues me pareció que encajaba perfectamente): Victor Manuel con El Cuelebre.

21 comentarios:

Isi dijo...

Jope, sí que tenéis autores asturianos que reivindican Asturias mediante sus escritos!
Yo no he leído a ninguno (menuda novedad), pero ya sabes que tengo en el PI a Menéndez Salmón, ambiente donde ambiente a sus personajes ;)

También me ha gustado mucho la foto de la iglesia de Gijón, que es muy bonita, yo también la he hecho fotos en varias ocasiones.

ismael dijo...

Está bien esto de la "Caleya literaria", debería ser casi obligado para los que somos de la tierra. Sin embargo, me apunto un "cero pelotero" en este aspecto, creo que sólo tengo en mi haber a Jovellanos... o poco más...

En fin, tomo nota, al menos La Regenta es imprescindible.

Ismael

Inma dijo...

Pues no sé si me han entrado más ganas de leer o de visitar Asturias... Muy bonita la entrada.

Llevo intentando leer La Regenta desde los tiempos del instituto, cuando mis compañeros de "letras" lo hicieron y quedadon maravillados, pero después de cuatro intentos y a mis 40 años confieso que no he podido pasar de las primeras páginas. No sé si darme por venciada o esperar a los 50 para intentarlo again.

Saludos.

loquemeahorro dijo...

Qué entrada más completa, me ha gustado mucho, porque además he podido recordar cuando estuve en Oviedo y Gijón, algo que siempre es agradable.
Suscribo todo lo dicho por Inma de "La Regenta", es el libro empezado y eternamente post-puesto.
No puedo escribir más, enhorabuena por la entrada.

Lucía dijo...

Me ha encantado el paseo, no solo por las cosas que conocía si no que también por las que desconocía y que tú me has enseñado.
Un abrazo.

lammermoor dijo...

Isi, no estoy segura de que reivindiquen Asturias. Al menos en el caso de Oviedo, la ciudad no sale demasiado bien parada. Y tienes razón, a Menéndez Salmón hay que leerlo, cualquiera que sea el escenario en que ambiente sus obras (otra vez haciendo proselitismo)

Ismael, siempre está bien lo de caleyar nuestra tierra,de una forma o de otra.

Inma, gracias. Si te sirve de algo, me leí La Regenta un poco por obligación moral y no me gustó. Recuerdo que la prima de una amiga, ponía la obra por las nubes y por el contrario, decía que El Quijote le parecía un rollo. A mí me pasaba lo contrario.

Loquemeahorro, gracias a tí también. Te digo lo mismo que a Inma. Prefiero a Perez de Ayala que a Clarín; si te animas a leer Tigre Juan, creo que te gustaría.

Lucía, ¡qué bien que te gustó el paseo! ¿Leíste el libro de Fulgencio Argüelles?¡Merece la pena leerlo!

Homo libris dijo...

Jejeje, ya estaba yo intrigado con la entrada para la que reservarías la sugerencia musical, y he de admitir que la has ubicado en el mejor de lo lugares, sin duda alguna :)

Los libros son una de las mejores formas de "viajar": expanden la mente y nos permiten descubrir lugares y culturas, invitándonos a visitarlas.

Aunque son realmente libros de viajes, descubrir la Alcarria de la mano de Cela o Tras-Os-Montes de la de Julio Llamazares son experiencias inolvidables. Y si algunas novelas me invitan a descubrir Barcelona son las de Eduardo Mendoza :)

Un abrazo.

Carmina dijo...

Bonita entrada muy bien escrita y muy completa, yo en mis tiempos tambien lei la Regenta por obligacion, luego otros clasicos lo hice porque quise, no recuerdo si me costo mucho o poco de leer, pero a tenor de que empezo una fiebre por leer clasicos me debio gustar o al menos picar la curiosidad. Un placer ir descubriendo Asturias de tu mano

masteatro dijo...

Leí la Regenta tras un viaje a Oviedo. Ambas son maravillosas, la novela y la ciudad

bibliobulimica dijo...

Estoy con Inma...no se si me han dado más ganas de leer o de irme a visitar tu tierra; por lo pronto creo que lo haré a través de las páginas de los libros que mencionas...en lo que hago el cochinito para ir en vivo y en directo (en persona, personalmente, como dice loque)
Me gustó mucho la caleyada (¿se dirá así??? ayyy, ya me entró el miedo de que lo lea azote...)

bibliobulimica dijo...

por cierto ¿y esas setas de la fotografía de la barra lateral derecha -visto el monitor de frente-, son comestibles???

charogf dijo...

Yo como Ismael tengo que apuntarme casi un cero, ya que siendo asturiana no he leido casi ninguno de los libros que citas. Solo dos: La Regenta, en una malisima edición, que me dejó sin ganas de volver a leerla. y la Historia universal de Paniceiros, de Xuan Bello. LEi la edicion en castellano del propio autor y me parecio un libro maravilloso.
Del resto tomo nota para lecturas cuasiobligadas. así que te agradezco que de mi inicial sugerencia mas universal, hayas pasado a lo regional, de mi region claro.

Bookworm dijo...

Yo soy otra de las que leyó "La Regenta". También fue por obligación, en 3º de BUP. Sinceramente no suelo leer clásicos, así que agradezco mi etapa de estudiante, que al menos me hizo pasar por unas cuantas lecturas que me dejaron un buen recuerdo. A mi me gustó mucho la historia de Ana Ozores, pero... también me encantó El Quijote. ¿Seguirán mandando leer este tipo de libros en el instituto?

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Lammermoor, ya dirás que somos unos jhlkjghajgadjag, tu enlazándonos y nosotros sin aparecer... Muchas gracias.
Estamos en crisis, y no queda ni tiempo para nada, aunque a veces erramos al dejar de hacer lo que de verdad nos aporta algo. En fin. Que me lío.
Me parece una entrada espléndida. Creo que conocemos todos los lugares que mencionas, y además, a nosotros nos viene muy a cuento.

Primero, porque este pasado fin de semana, hemos tenido visitantes y hemos ejercido de cicerones en nuestra ciudad, con lo que siempre la ves con otros ojos. En esta ocasión, además, es un recorrido muy especial, ya que uno de nuestros amigos se quedó ciego hace algún tiempo, lo que también provoca que nosotros "veamos" las cosas de otro modo.

Segundo. Una vez más, nos vamos a Asturias, a trotar por la montaña, sin internet, sin cobertura, sin ataduras... Y elegimos esta comunidad porque es preciosa, y Oviedo, como ciudad, magnífica. Si alguno de los que leéis esto no habéis estado, es algo que tenéis que remediar.

Perdón por el rollo!
Saludos!

R. dijo...

Lammermoor:

Me has hecho recordar que Lima está muy presente en las obras de Herman Melville, pero que vista a la distancia, desde altamar y en invierno (la de uno de los cielos más tristes y "sin lágrimas"), no sale bien parada.

Lima conserva nuevas sus ruinas, gracias a esta blancura, que no admite el verdor de las ruinas comunes, y que muestra, a lo largo de decrépitas murallas, la lividez de una muerte convulsa (Moby Dick, cap. XLII).

Excelente tu post.
Saludos,
R.

lammermoor dijo...

Homo Libris, tenía la idea para esta entrada hacía tiempo y en cuanto propusiste esta canción, se la adjudiqué para este rincón musical.
Tocas un tema, el de los libros y los viajes, que está en mi lista a tratar... ¡no se cuando! Y también me lanzas otra miguita que me lleva hacia una propuesta-juego que espero haceros no tardando demasiado.
Además me acabas de recordar dos libros que hablan de tu tierra y que voy a incluir en Dar la alternativa. Entre limones (a Sustituir) y Al sur de Granada, de Gerald Brenan. Me quedo con el segundo sin dudar.

Carmina, los clásicos son siempre un valor seguro. No me canso de recomendarlos; tanto es así que escribí esta entrada

Masteatro, tu también me lanzas una miguita para esto de los libros y los viajes, o los viajes y los libros.

Me alegro de que te gustara la caleyada. En cuanto a los libros que menciono... Espero que no a mucho tardar puedas leer uno de ellos. Ya te avisaré.
En cuanto a las setas, por lo que sé, además de tremendamente fotogénicas, si que son comestibles.

Charo, estás un poco despistada.Al menos dos más ya los leíste. Si quieres te puedo dejar Derrumbe y/o Nosotros los Rivero. Incluso La Regenta en una edición bastante buena que me compré en rebajas.

Mertxe, deberías animarte a leer algún clásico de vez en cuando. Te sorprenderías.

Roberto, ¡la verdad es que os echaba de menos! Pero por supuesto que aquí nadie está obligado a comentar.
Gracias por los halagos a mi entrada y a mi comunidad (de la que me van a nombrar cualquier día embajadora bloguera).
Es cierto que con esta aventura estoy redescubriendo mi tierra -paisajes, música, literatura.
Tengo un pequeño "plan" que espero poner en práctica en navidades. Ser turista en mi propia ciudad; verla con ojos de alguien que llega aquí por primera vez. Estoy segura de que descubriré un montón de cosas, porque me dedicaré "a ver" en lugar de a mirar.
Perdón por el rollo que acabo de soltar -espero que al menos, el comentario no se suicide.

R, tu comentario me obliga a confesar que no leí Moby Dick.Por cierto, en Derrumbe aparece una cita de Bartleby, el escribiente.

Homo libris dijo...

Lammermoor, muy buena propuesta la de ambos libros que mencionas, y a esos les sumaría el que nos recomienda Alienor en su blog, La Montaña Sagrada, que desde que lo vi sentí que tengo que hacer mío ;)

A ver qué sorpresa tienes reservada para nosotros.

Un abrazo.

lammermoor dijo...

Homo LIbris, fue precisamente esa entrada la que me hizo acordarme de ambos libros, tal como le digo en un comentario.

¡Esa mujer nos llevará a la ruina!

Natalia D. dijo...

Gracias Lammermoor por traerme a caleyar (afortunadamente tengo una compañera de Tineo y me a explicado el significado). He disfrutado mucho con tu magnífico artículo en el que entrecruzas maravillosamente la literatura con el amor a tu tierra. Sólo he estado una vez en Asturias (Oviedo, Ribadesella, Lastre…); me entusiasmo y me dejó con ganas de más. De los autores y libros que mencionas sólo he leído a Clarín, Dolores Medio, Palacios Valdés y Casona; pero me quedo con la firme intención de leer, por lo menos, a Menéndez Salmón y Pérez de Ayala. Ha sido un verdadero placer caleyar de tu mano por tu tierra y sus libros. Gracias.

lammermoor dijo...

No está mal, Natalia; posiblemente has leído más que muchos asturianos. A Menéndez Salmón le dediqué una entrada además de mencionarlo en algunas otras. En cuanto a Perez de Ayala, me gusta muchísimo Tigre Juan.
Me alegro de que te haya gustado esta entrada.:-)

Amando Carabias María dijo...

Pues, no, no lo había leído. Y no sé por qué, quizá todavía no nos conocíamos. No lo sé. Así pues, gracias por la referencia.
Antes de gustarme Oviedo en 'persona', ya me gustaba por esta novela. Y como bien señalas en tu entrada, el arranque de la novela es absolutamente magistral y memorable.

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...