viernes, 9 de noviembre de 2012

Livraria Bertrand

 En mi primera estancia en Lisboa conocí  la  livraria Bertrand, en la rua Garrett. Desde entonces se ha convertido en parada obligada y en una de mis librerías favoritas. Es, si no me equivoco,  la más antigua de Portugal  aunque no siempre estuvo en el lugar que ocupa actualmente, a donde se trasladó tras el terremoto de Lisboa -En el escaparate de la entrada podemos ver una foto de la antigua librería-.
 
Fachada de la librería
Al estar instalada en la planta baja de un edificio que tiene más de un siglo, es evidente que eso condiciona la distribución  de la librería.  Un poco a la manera de los vagones de un tren, las secciones de la librería se suceden unas a otras, comunicadas por unos pequeños pasillos en forma de arco. 
  

A la entrada, novedades y libros más vendidos

  Hay blogueros a los que la librería les decepcionó y les pareció que  su fama no está justificada. No fue mi caso; es cierto que la literatura española no está demasiado presente pero seamos sinceros ¿cuanto lo está la portuguesa en nuestras librerías-excepción hecha, por supuesto, de Saramago? La literatura brasileña y africana (un gran porcentaje de la población lisboeta es caboverdiana  y también mozambiqueña) tiene una importante representación.  En cuanto a otras secciones, como la de arte y arquitectura, me parecieron bastante buenas.

La sección de arte y arquitectura es una de mis preferidas
   En una de mis visitas estuve a punto de comprarme la edición portuguesa de El cerebro creó al hombre traducida por el propio Damasio ya que aún no había sido publicado en España pero... se impuso la cordura. Me consolé comprando un plano callejero de Lisboa que me resulta de lo más util. Esta última vez, sin embargo, me empeñé en comprar un libro -intento aprender portugues- Quería alguno de Tabucci pero  era moito difícil (el librero dixit) así que me llevé otro más asequible (de nuevo, el librero dixit). 

Alfarrabista en la rua do Carmo

  Enfrente de la librería está el café A Brasileira,   donde Pessoa se sentaba  a escribir. La terraza está siempre llena de turistas aunque a mí me parece mucho más bonito el interior. También podéis comprar unos bolos de arroz para llevar.

Tenemos también a los alfarrabistas (O que compra e vende alfarrábios (livro antigo ou velho)) -Me encanta esa palabra y aún mas sus librerías. La primera que conocí es la Livraria antiga do Carmo en la rua do Carmo, callejeando por Lisboa. Esta última vez decidí que  ya era hora de ir más allá del escaparate.



El rincón musical de hoy lo ocupa -no podía ser de otra manera- una de las fadistas más importantes: Amalia Rodrigues

6 comentarios:

Susana Hernández dijo...

Allí estuve este verano, y en esa librería nos perdimos durante un buen rato. A mí me gustó, yo compré un precioso cuaderno de notas (de esos que las poetas llevamos en el bolso jajaja) me encantó pasear por tantos y tan variados ejemplares de la obra de Pesoa... También el café me pareció como retroceder en el tiempo, dentro, simpre dentro y con un buen expreso humeando ante mí intentando hacer que brotase el sueño de un verso ¡Toma ya! jajajaj Me has hecho recordar mis vacaciones y solo por eso te mereces un besico

lammermoor dijo...

Susana muchas gracias :-). Es difícil no dejarse seducir por las obras que nos ofrecen allí. Un poco más arriba hay otra librería que también es una gozada.
El interior del café es sugerente e inspirador. Casi esperas que mientras te tomas tu bica pingada entre Pessoa.

Susana Hernández dijo...

Ya lo creo, mi marido y mi hija me hicieron algunas fotos dentro tomando un café y escribiendo en mi cuaderno de notas jeje

Carol dijo...

Q bonita! Pues no la conocía, apuntada queda para mi próxima visita a Lisboa. Bsos

Teresa dijo...

A mi me da mucha rabia cuando viajo y el país es de otro idioma y no puedo comprar nada, lo paso fatal. Pero aún así paso a todas las librerías que se me ponen al paso.
Esta parece preciosa, pero no la vi en Lisboa, tendré que repetir el viaje.
Un abrazo
Teresa

lammermoor dijo...

Carol es una librería llena de encanto y además está en una zona que merece la pena visitar.

Hola, Teresa pues cuando te animes, pasa por ahí. Está en el Chiado; en la misma calle, hay también una guantería que es una gozada (y mi perdición)

Donde también había unas librerías muy apetecibles era en Praga. Al final me compré dos libros pero en inglés -el checo era demasiado :-)

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...