sábado, 3 de noviembre de 2012

El aire de las castañas

El aire de las castañas es como llamamos en Asturias a un viento cálido (SO) que suele aparecer en el otoño (precisamente estos días hizo acto de presencia).  Y de castañas y sidra va esta entrada, porque os invito a un Amagüestu.

  Los amagüestos son reuniones de gente en que  que se asan castañas (que  durante mucho tiempo fue la base de la alimentación  de la población asturiana) y se bebe sidra dulce o Del duernu, (este nombre se toma del recipiente en que se maya (pisa) la sidra).  En todos los países y culturas hay fiestas relacionadas con el otoño y la recogida de la cosecha; puede que el amagüestu  sea una de ellas. Parece que está relacionado también con los difuntos; de ahí que se celebren en la primera quincena de noviembre.

 Para saber que es la sidra dulce o del duerno y en que se diferencia de la otra, pido prestadas sus palabras a Fulgencio Argüelles  

¡Disfrutad de la fiesta!



Recogida de la manzana, de Nicanor Piñole
LOS ÁRBOLES ESTABAN abarrotados de fruta y algunas ramas se habían quebrado por el peso excesivo. Desde el amanecer las mujeres iban llenando las banastas que los hombres llevaban en hombros hasta las artesas. Alllí las manzanas eran machacadas con los mazos y luego arrojadas a los lagares, de lso que brotaba en torrentes el líquido dulce y espeso (...)Társulo dirigía el prensado de la sidra  (…)


Duerno y mazo para mayar la sidra
(…) Magilo bebió del cuenco con satisfacción y luego me dijo, también las cosas nacen y mueren, esta sidra ahora mana como recién nacida sobre la tina, y más tarde, cuando nos parezca muerta y quieta dentro de las pipas de roble, la naturaleza actuará sobre ella, bien a través del cambio de las estaciones o por los influjos de la luna o biena través de los diferentes temples del viento, y se transformará el líquido que parecía muerto en otra bebida diferente que habrá perdido su dulzor y su color originales y habrá adquirido una apropiada acidez y una fuerza que la hara singular (…)

(Argüelles, Fulgencio: A la sombra de los abedules)


El rincón musical tiene que ser asturiano y además tradicional así que aquí os dejo este Axuntabense

(El cuadro Recogida de la manzana, de Nicanor Piñole forma parte de la colección del Museo de Bellas Artes de Asturias)

10 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Si no me informaron mal, ayer mismo debió ser este aire el que danzó por Asturias.
Gracias por traer este texto de Fulgencio Argüelles.
Ya he leído también (por fin) "El palacio azul de los ingenieros belgas" y sigo agradeciendo que por tu causa este autor haya entrado en mis lecturas.

BE dijo...

Hoy que me he levantado un poquito nostálgica me encantó leer tu entrada sobre el amagüestu. Qué recuerdos, ese aire de las catañas es inconfundible, me recuerda a mi abuela, a mi pueblo y a reunión con algunos amigos en el parque donde se vendia castañas asadas y había sidra asgaya....
El texto de Fulgencio Argüelles no puede ser más clarificador.
Gracias por traerme estos recuerdos hoy. Sigo tu blog y me encanta.
Un saludo

Nienor dijo...

Gracias por la entrada =)

Susana Hernández dijo...

Como me ha gustado pasar por tu casa este domingo tan otoñal en el que la lluvia golpea los cristales de mi ventana y dejo que aflore sin miedos toda la pereza festiva!

Me ha encantado recordar a Argüelles contigo. :P

lammermoor dijo...

No, no te informaron mal, Amando. Y tras él, llego la lluvia.
Espero que hayas disfrutado con el libro. Ya sabes mi opinión sobre él :D


Hol,Be. No entendía lo de la nostalgia hasta que he "investidado" un poco. Gracias por tus palabras; me dan el ánimo que últimamente me falta para el blog (astenia bloguera, debe ser :-) )

Gracias a tí, Nienor


Susana también yo he estado muy perezosa este fin de semana. ¡Pero de vez en cuando es todo un placer dejarse envolver por la pereza!
Siempre es un placer recordar a ese hombre. :D

Amando Carabias María dijo...

L. He disfrutado, sí. Pero además me ha dolido mucho. Y de algún modo me ha asustado, porque tantas cosas se parecen tanto al presente que... Pero esto es otro tema diferente, por eso no lo saqué en el comentario.

Teresa dijo...

Me ha encantado esta entrada, he sentido ese aire tibio otoñal. me imagino lo bonito que debe estar el paisaje ¿no?. Me propongo firmemente subir cualquier día.
Un abrazo
Teresa

lammermoor dijo...

Amando entiendo lo que dices. Espero que todo quede en eso ... un parecido.

Hola Teresa pues para que te termines de decidir seguiré dedicándole algunas entradas a mi tierra :-)

Natalia D. dijo...

Has hecho una entrada preciosa: con un maravilloso toque de otoño y nostalgia. Gracias por contarnos lo de los amagüestos, costumbre que yo desconocía.

lammermoor dijo...

Gracias Natalia pero el mérito no es mío sino de Fulgencio Argüelles.

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...