lunes, 4 de julio de 2011

Blanco y negro

En mis relaciones de lecturas siempre figuran títulos negros pero nunca en número tan elevado como esta vez; superan, aunque por uno, a los blancos. Supongo que tiene que ver con que esta temporada (desde mediados de abril  hasta final de junio) ha sido muy estresante y de mucho trabajo.

 Mujer leyendo, de Picasso
Frankenstein, de Mary Shelley. Todo un clásico que hay que leer o releer; le dediqué esta entrada en La Esfera Cultural.  

La mujer fantasma, de William Irish. A este autor le dediqué la entrada negra de junio así que a ella os remito.

El frente ruso, de Jean-Claude Lalumière. Con el comentario sobre este libro rompo mi largo e involuntario silencio en La Esfera Cultural.
Crematorio, de Rafael Chirbes. Un autor imprescindible y un libro que merece que le dedique una entrada.  Quizás también os interese ver una serie basada en él  y que según dicen -no la he visto- es muy buena.
Arsenio Lupin, caballero ladrón, de Maurice Leblanc.  La casualidad (y mi costumbre de fisgar en las estanterías amigas) hizo que se cruzara en mi camino este caballero ladrón al que le dedicaré la entrada negra de septiembre.
Abierto toda la noche, De David Trueba.  Título elegido en un taller de lectura en el que participo de vez en cuando.  Un libro de inspiración jardielponceliana –el personaje de la abuela, que ha decidido no levantarse de la cama,  recuerda claramente a uno de los protagonistas de Eloisa  está bajo un almendro – teñido de humor pero con un regusto amargo.

En  caída libre, de Rosa Ribas . El tercer título  de la serie protagonizada por Cornelia Weber Tejedor. Como en los anteriores, Rosa juega con el doble sentido del título. La acción transcurre en un aeropuerto pero además la propia Cornelia está "en caída libre".  Vuelvo a recomendar a esta autora que creo que es, inmerecidamente,  aún poco conocida.
Laura, de Vera Caspary o el libro con la peor portada posible. A pesar de ello  es una estupenda novela negra  que merece ser leída. También es la excusa perfecta para volver a ver la película de Otto Preminger  (últimamente practico mucho estos Twins : libro/película)

A la sombra de los abedules, de Fulgencio Argüelles. El nuevo libro del autor del tantas veces mencionado El palacio azul de los ingenieros belgas que sirvió de base para el taller histórico que organicé con alumnos de 1ª de bachillerato. Espero que el verano me permita escribir con calma la reseña que se merece.

La última fosa, de Alejandro Martínez Gallo.  Hablé sobre esta novela, que aúna la memoria histórica y el género negro en Maldito Karma. (Corrijo el título que había escrito mal porque siempre lo mezclo con la novela de Nacho Guirado, La lista de los 14)

La ventana indiscreta, de Cornell Woolrich o, lo que es lo mismo , William Irish . De nuevo os remito a la entrada negra de junio.
Me casé con un comunista, de Philip Roth. La única de todas mis lecturas de este periodo que conseguí sacar de la lista de espera –el resto “se colaron" vilmente. ¡Qué decir de Roth! Se le considera un grande de la literatura actual. Por lo poco que he leído suyo (aunque seguiré) creo que es sobre todo un escritor “de personas”.

A timba abierta, de Oscar Urra. Sobre él escribía esto en la entrada que  Alice Silver le dedicóMe resultan vagamente familiares los escenarios que menciona . Me gusta la forma en que está escrito el libro -ese lenguaje con visos "literarios" y las menciones a autores -que lea a Jovellanos o Feijoo,asturianos como yo, me "prestó" mucho. También me gusta el humor y la ironía de la novela así como los personajes, muy bien construidos. Eso sí, la trama algo flojita.
¡Ah! y el juego de los títulos con las referencias a la ludopatía del detective me parece muy bueno.

He elegido este cuadro de Picasso porque cuando lo miro tengo la impresión de que la mujer está tan agotada como me sentí durante este tiempo. Por ese mismo motivo, el rincón musical repite que Estoy cansado

12 comentarios:

Susana Hernández dijo...

Casi he terminado el de Fulgencio... Y como no podía ser de otra manera ha sido mágia literaria. Será difícil estar a la altura en el reseña (bueno hablo de mí jejjejej)
Gracias Miles.

Un besico!

Vero dijo...

Cuántos libros terminados! Yo estoy en una época que leo poco y me duran los libros una eternidad, ya pueden ser cortos o largos.
Me encanta Frankenstein, es de mis libros favoritos.

Homo libris dijo...

¡Ohhhh! ¡Qué envidia me das, qué lecturas! Jejejeje, yo espero tener un verano muy negro, muy movido y aventurero y, sobre todo, muy leído. Tomo nota de algunas de tus lecturas como sugerencias para volver a acercarme a algunos clásicos y descubrir a los que están por venir.

Un abrazo.

lammermoor dijo...

Me alegro mucho Susana de que te esté gustando. Será difícil hacer la reseña pero lo intentaremos ;)

Vero no te creas; los blancos me duraron muchooooooo tiempo. Me costaba concentrarme; creo que de ahí la profusión de negros.
En cuanto a Frankenstein es una joyita. Otro de mis libros preferiods es El Doctor Jekill y Mister Hyde

Homo Libris espero tener un verano muy largo, muy leído pero poco movido -necesito descanso.
Te recomiendo que leas a William Irish, es buenísimo. Dentro del negro nacional, Rosa Ribas y Oscar Urra. En cuanto a Rafael Chirbes, fue todo un descubrimiento.
También he tomado alguna nota de tus recomendaciones;)

Deborah dijo...

Esa es una buena manera de describir a Roth "escritor de personas". Lei la primera hace poco "Pastoral americana" muy buena para conocer más a la sociedad americana. Sin embargo, cuando inicié este libro que has leído, me costó mucho seguirlo y lo dejé. A ver si lo intento nuevamente.

lammermoor dijo...

Deborah mi primer Roth fue La Mancha humana y decidí seguir con este por recomendación de R.
Quizás cuesta un poco entrar en él pero merece la pena. Y si que es cierto que aunque sea escritor de "personas" a través de ellas hace una crítica de la sociedad americana.

bibliobulimica dijo...

ayyy la maldita nave nodriza se comió mi comentari...
me encantan estas reseñas donde nos cuentas qué es lo que has estado leyendo. Quiero comenzar a leer el libro de Fulgencio en este momento ^^ en verano yo leo como siempre, pero me las veo negras para ponerme a escribir las reseñas. Con las vacaciones de los hijos hay demasiado quehacer.
Un beso,
Ale.
pd gracias por los enlaces a la Esfera Cultural. Fue un placer leerte ahí también.

lammermoor dijo...

Ale ojalá que te guste el libro de Fulgencio. Tengo pendiente comentaros mi experiencia con el taller de historia pero antes necesito descansar.:)
Me ha hecho mucha ilusión "verte"en la Esfera.
UN beso

P.D: anímate a leer Frankenstein. Seguro que te llevas una grata sorpresa.

loquemeahorro dijo...

Yo los escenario de "A timba abierta" los conozco mucho-muchísimo, y eso es precisamente lo que me gustó del libro, pero como tú dices, la trama me resultó floja, añadiré que el "simpático" personaje del camarero para mi gusto merece un paredón.

Yo también soy "rosaribista" y la recomiendo doquiera que voy.

Yo también he incrementado mis títulos "negros" sospecho que por influencia de Alice Silver.

lammermoor dijo...

Loque estoy contigo en que el camarero no es un personaje muy apetecible y también me cargó el policía pero aún así creo son personajes bien construidos y con personalidad que supongo que seguirán dando juego en los próximos libros.

Libros dijo...

De Roth me quedo con las novelas de Nathan Zuckerman (me encanta ese nombre, cómo suena, no sé por qué). Y Chirbes es uno de mis preferidos entre los autores españoles, sin duda. Buena lista.
Un saludo
Leo

lammermoor dijo...

Hola, Leo. Hasta ahora las únicas novelas de Roth que leí están protagonizadas por él, así que no puedo comparar.
En cuanto a Chirbes, ha sido para mí todo un descubrimiento. Estoy preparando una entrada sobre Crematorio y seguiré leyéndolo. :)

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...