martes, 30 de noviembre de 2010

La extraña pareja

Habia pensado titular a esta entrada La Extraña pareja, parafraseando el título de una película de Jack Lemmon y Walter Matthau pero puede que sea más certero llamarla “por los pelos” ya que se está agotando el tiempo para que la entrada negra del mes se publique en plazo.

A Lorenzo Silva lo descubrí a través de una reseña en La Nueva España en que hablaban de El alquimista impaciente, una novela policiaca con unos protagonistas muy peculiares: una pareja de guardias civiles. Hasta entonces la imagen de este cuerpo era bastante negativa -ya con anterioridad al franquismo; solo hay que leer algún poema del Romancero Gitano de Lorca, donde no salen muy bien parados.

Me gustó el libro y también los personajes –Vila, escéptico psicólogo, reconvertido a guardia civil, por mor de ganarse el sustento y Chamorro, su ayudante, una joven idealista que se toma su trabajo muy en serio. Tras este primer libro busqué otros del autor, unos protagonizados por nuestra extraña pareja y otros que no tenían nada que ver (abandono el negro por un momento para recomendaros de nuevo El nombre de los nuestros-una novela que me gustó mucho).

Tras haber leído La estrategia del agua y pensar sobre ello, creo que La reina sin espejo,el anterior título, marca un hito en esta saga. Digo esto porque sobre él leí algún comentario en que se criticaba que “se salía” de lo que es la novela policiaca (o negra), aunque fue precisamente eso lo que más me gustó. También encontré referencias metaliterarias que no había visto o al menos no recuerdo, en los anteriores. Me encantó la conversación que tienen Vila y el marido de Neus Barutell en la casa de estos y tras leer el libro busqué Como funciona la mente, título de Pinker que mencionan.

En la charla con Muñoz Molina, hablando de las convenciones del género, comentaba Lorenzo Silva que en su último libro se había negado a plegarse a ellas y había sido criticado por ello. Quienes lo hayais leído sabéis que prácticamente desde el principio se conoce al culpable (saltándose la regla de que la solución debe sorprender al lector). También sabéis que eso no quita un ápice de interés a la lectura, que te arrastra y quieres seguir leyendo hasta llegar al final.

Pero las críticas no vienen por ahí –o no solo por ahí- Se centra, interpreto, en que en la novela se presenta a una mujer que, entre otras cosas, denuncia falsamente a su marido por malos tratos. También se criticaba que fuera una mujer, la juez del caso, quien hacía las acusaciones más duras hacia ella. Me parece evidente el motivo, ningún hombre se atrevería a decir algo así.
Pero la realidad es que hay mujeres -un porcentaje muy escaso, probablemente-, que se aprovechan de la ley y denuncian falsos malos tratos para obtener mejores condiciones de divorcio. Algo que ha denunciado más de una magistrada, a la que han puesto en la picota por ello.

La novela cuestiona, no tanto la legislación sobre violencia de género, como el mal uso que se hace de dichas leyes o los problemas con la custodia de los hijos en los procedimientos de divorcio. También los entresijos judiciales, con sus luces y sus sombras.

Volviendo a otros aspectos de la novela, comenzaré por señalar que la pareja se ha convertido en trío con la incorporación del novato Andreu, que se integra perfectamente tanto en el equipo como en nuestro imaginario. También como en La Reina sin espejo, vuelvo a encontrar referencias metaliterarias –en este caso Epícteto y El arte de la guerra de Tzun Zi (ya lo he visto en alguna librería) . Lo que me lleva a comentar que el título del libro está francamente bien escogido.

Quizás si no hubiera oído la recomendación de Lorenzo Silva sobre The Wire o Alice Silver no me hubiera hablado de la serie de televisión basada en los personajes y su poco éxito, ciertas referencias que aparecen en el libro me hubieran pasado desapercibidas.

Para acabar una idea que llevaba tiempo en mi cabeza. Cuando dediqué una entrada a los tipos de investigadores, hablé del grupo de los detectives fartones: dentro de los españoles, están Pepe Carvalho y Leo Caldas. No me parece que Vila sea uno de ellos.

Os dejo los enlaces a la entrada de Alice Silver sobre Lorenzo Silva,( de las primeras) y de Golem sobre La estrategia del agua.


En el Rincón Musical, una de las canciones que componen la banda sonora de The Wire

14 comentarios:

Carmina dijo...

El alquimista impaciente ha sido el primero y ultimo libro que he leido de Lorenzo Silva, y aunque me gustó mucho y siempre quiero leer algo mas de el no se como me las arreglo que se me cuelan montones de libros por medio... Buen post, por cierto hay muchas novelas policiacas en las que se conoce el asesino desde practicamente las primeras hojas y no por ello pierden nigun apice de interes... Por ejemplo en Nemesis aunque el detective no sepa quien ha matado a su compañera, el lector si, y en Petirrojo se entera a mitad libro y ambos me parecen un buen ejemplo de novela negra...
besotes

Alice Silver dijo...

Coincido contigo en la mayoría de tus apreciaciones, por ejemplo como ha cambiado mi imagen de la Guardia Civil gracias a los libros de Silva (y a UCO).
En cuanto a “La estrategia del agua” comprendo que la investigación policial real debe ser así, el culpable es el que lo parece la mayoría de las veces, pero acostumbrada a novelas, películas y series donde todo funciona de otra manera sí eché de menos una vuelta de tuerca en la trama.
En cuanto a las críticas a la ley de género me parecen válidas, por una parte como dices hay algunas mujeres que se aprovechan de ella y también hay hombres desvalidos, aunque estadísticamente sean minoría. Por otra parte pone el dedo en la llaga sobre otro problema: mientras no se dote de medios (en este caso policías) a las leyes estas difícilmente serán eficaces.

loquemeahorro dijo...

Leí El Alquimista Impaciente, y aunque me entretuvo bastante, el final me pareció flojo, y la verdad, no me he quedado con muchas ganas de repetir con la serie.

Por otra parte, o lo recuerdo mal, o Chamorro pintaba bastante poco en el libro. Evidentemente iba con Belvilaqua (¿se escribe así?) a todas partes, pero vamos que no recuerdo que fuera mucho más que una comparsa. A lo mejor lo recuerdo mal.

Ah, que a Lorenzo Silva le van a hacer "Guardia Civil de honor" por lo menos :-), de hecho acaba de publicar un libro, de buen rollito, sobre "el cuerpo", cuyo nombre no recuerdo.

Elena Rius dijo...

Si te gusta esa pareja, te recomiendo que leas su primera aparición, cuando se conocen, en "El lejano país de los estanques". Las primeras impresiones de ambos no tienen desperdicio.

lammermoor dijo...

Carmina entiendo perfectamente lo que te pasa; me sucede con demasiada frecuencia.
En Petirrojo y Némesis además de lo relativo al asesinato de su compañera hay otras dos tramas que no se descubren hasta el final, así que cumpliría la convención. De todas formas, cuando una novela es buena y está bien escrita la saboreas igual.

Alice no sabía que era UCO.
En mi caso puede que influyera haber oído los comentarios de Lorenzo Silva antes de leer el libro.
Está claro que en el tema de la violencia de género hay algo que está fallando; el otro día oía unos datos que ponían los pelos de punta.
Sobre lo otro que dices, vuelvo a repetir algo que digo muchas veces. Lo más facil es legislar; lo dificil es conseguir que las leyes sean efectivas. Para eso se necesitan medios.

Loque no tengo la sensación de que Chamorro fuera una comparsa. Si es cierto que tiene que "ganarse" el puesto; pero supongo que como cualquier novato.
Si que presentó hace un poco un libro sobre la historia de la Guardia Civil. Y creo que también explicaba en algún sitio el porqué de su interés por la "benemérita"

Hola, Elena. No se si leí El lejano país de los estanques; si fue así, no lo recuerdo. Lo buscaré en la biblio y le haré un hueco.

Alice Silver dijo...

UCO, a parte de ser el nombre de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil es el nombre de una serie que me gusta mucho, continuación de Desaparecida. El protagonista es Miguel Angel Sola (a veces poco creíble por su acento argentino). Se puede ver online en RTVE.es

masteatro dijo...

A "la estrategia del agua" le tengo ganas. De Silva he leído "El lejano país de los estanques", "El alquimista impaciente" y "La niebla y la doncella". La verdad es que esta pareja de investigadores tan especial me gusta mucho.

Golem dijo...

Gracias por la referencia. Coincido contigo prácticamente al cien por cien. "La estrategia del agua" es una novela magnífica, empezando por el título, y que resulta adictiva desde el primer momento.

Creo que la novela negra española no tiene nada que envidiar a la mejor novela negra extranjera actual(sea nórdica o americana) y está por encima de buena parte de esa excesiva avalancha que nos está llegando, donde se mezcla ya el grano y la paja. Uno de mis buenos propósitos para el año nuevo es leer más serie negra en castellano, española o latinoamericana.

Saludos

loquemeahorro dijo...

En aquel libro que leí (y cuyo título no recuerdo) que recopila artículos de Silva sobre crímenes reales, cuenta que se hizo amigo (amiguísimo ahora) de un Guardia Civil que era de la Unidad de Delitos contra el Patrimonio (o algo así).

En definitiva explica que aunque es una unidad con muy pocos medios, se encargan de todos los crímenes que les llegan y que relacionados con obras de arte y que es alucinante que con tan pocos medios, resuelvan tantos casos.

La cosa es que le conoció para ese artículo y cuando le explicó su trabajo, se hizo amigo de él y de su grupo y empezó a ver la G.C. con otros ojos.

Amando Carabias María dijo...

También leí "El alquimista impaciente". Ocurre que en aquella época estaba enfrascado con Carvalho y me sucedió que comparado con el personaje de Vázquez Montralbán, estos de Silva me parecieron más flojitos. Aunque reconozco que quizá sean más reales.
"La estrategia del agua" la conozco por las referencias de Marián. A ella le gustó y no me dijo nada negativo respecto de que el culpable se conociese desde el principio.
Sobre la crítica que se hace en el libro del abuso que se produce en algunos caos de la ley sobre violencia de género, mejor no hablaré, para que no se me malinterprete. Diré, simplemente que esa realidad existe.

lammermoor dijo...

Gracias, Alice veré la serie.

Masteatro pues animate con las dos últimas.Me parecieron bastante buenas.

Golem ahora soy yo quien coincide contigo. Efectivamente hay muy buenos escritores de novela negra y que no reciben tanta promoción (incluído sitio preferente en los mostradores de las librerías) como algunos nórdicos de segunda o tercera fila.
Por ejemplo, Domingo Villar en comparación con ellos me parece que recibe muy poca promoción.

Yo quiero leer algunos "clásicos" que no leí o apenas un título como Pepe Carvalho o Petra Delicado.

Loque pozo de sabiduría. Sabía que lo había explicado en algún lado :-)

Amando a Pepe Carvalho lo tengo atascado por culpa de una serie que protagonizó Eusebio Poncela :(.
La novela está basada en un caso real. Tampoco yo diré más ;)

maribel dijo...

Me ha gustado la reflexión que haces al elegir el título, Lammermoor.
He seguido toda la serie de Silva y desde luego que el ofrece otra imagen del Cuerpo (gracias Alice por aclararnos lo del UCO..).
A mi no me importa para nada que se salte las normas, en concreto este último me parece uno de los mejor construido, es bueno dejar constancia de los abusos también desde "el otro lado", me llevan al Lorenzo Silva cartero del suplemento dominical

En cuanto a las alusiones a El arte de la guerra de Sun Tzu, Epícteto, Pinker... son un guiño, cada uno de nosotros haremos una lectura,entenderemos, buscaremos...(me han grabado The Wire después de leeros a Alice y a ti), y que un libro me lleve a otro libro ya es un ritual!!
Chamorro no es para nada una comparsa...

Estoy un poco espesa, me cuesta hilvanar...¿será porqué nos pasamos el 49% del tiempo que estamos despiertos con la mente en otra parte?...
os deseo muy buen finde laaargo! y a ver si estoy más inspirada a la vuelta.
Buena entrada, me anoto "El nombre de los nuestros" ;-)

Carlos dijo...

Descubrí a Lorenzo Silva con "La estrategia del agua", serie que no conocía de antes, pero me enganchó por los diálogos perfectos (así hablan en el cuerpo), que utiliza Silva.
Luego me leí "El blog del inquisidor" y la verdad es que me atrapó, aunque el final me dejó un poco pensativo porque lo dejó un poco inconcluso.
Besos y feliz puente.

lammermoor dijo...

Maribel quizás debería haber recurrido a un título más simple como Bevilacqua y Chamorro Pero no puedo evitar buscar títulos que de alguna forma concentren mi concepción de la entrada.
¡Vaya rollo que acabo de largarte!:(

El libro me ha parecido muy bueno. Como decía Fulgencio Argüelles el otro día (ya hablaré con él) si lo importante de un libro fuera la trama, no releeríamos ninguno.

Libros que nos llevan a otros libros... De ahí viene el nombre de mi blog. ;)

Carlos hola.No leí El blog del inquisidor. Creo que fue un el resultado de un proyecto: hacer una novela en internet con la colaboración de quienes comentaran en el blog. O algo por el estilo.
Me hablaron muy bien de La Flaqueza del Bolchevique, que no leí. Fuera de la saga de Vila y Chamorro, leí Uno de los nuestros -que me gustó mucho- Carta Blanca, a la que creo que le sobra una parte y El Angel Oculto que ni fu ni fa.

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...