jueves, 4 de marzo de 2010

El sabueso de los Baskerville

Probablemente sea esta la cuarta o quinta vez que haya leído la que muchos consideran la mejor de las novelas protagonizadas por Sherlock Holmes. Yo misma, en la entrada que le dediqué, la señalaba como mi preferida.
Es muy posible que leyera con anterioridad como nació este relato; fruto de la conversación en una tarde tormentosa, entre Sir Arthur y un amigo, en el transcurso de la cual este último contó la leyenda de un sabueso espectral.
¿Recordáis cuando en Con otros ojos hablaba de cómo con cada relectura de un libro encontramos nuevos matices y significados? Pues aquí volvió a suceder lo mismo. Nunca antes había sido tan consciente del goticismo de esta novela. La importancia del paisaje, el papel que desempeña, los adjetivos que utiliza para describirlo:

“pero por detrás de la campiña pacífica y soleada surgía siempre, como una mancha sobre el cielo del atardecer, la curva larga y ceñuda del páramo, interrumpida aquí y allí por colinas melladas y siniestras”.

La forma en que tanto Sir Henry como Watson van contagiándose de ese ambiente lóbrego y va anidando en ellos la desazón y la sensación de recelo. Las alusiones a la naturaleza, al mundo primitivo, a lo sobrenatural. Todo esto podrían hacernos encuadrarla en la literatura gótica o romántica.
Pero además es una estupenda novela policiaca. Desde el principio están ante nosotros todas las pistas que nos permitirían deducir el desenlace. Sin embargo, a pesar de esa “visibilidad” nos pasan totalmente desapercibidas durante la lectura; después nos diremos "Pero si era evidente."
Al contrario de los otros relatos del detective y su amigo, aquí Watson tiene un papel destacado y Sherlock tan solo aparece al principio y al final. También lo hace, aunque de forma indirecta, Lestrade. Me llamó la atención el comentario elogioso que Holmes hace del inspector (tenía grabadas las desdeñosas opiniones que en los primeros casos le dedica). No pude por menos de recordar una de las escenas finales de la película de Guy Ritchie y preguntarme si no sería uno de esos guiños a los relatos de Sherlock (aunque no esté basada en ellos).
Por otro lado, fue inevitable pensar en Agatha Christie; apostaría a que El Sabueso de los Baskerville le sirvió de inspiración directa para escribir El asesinato de Rogelio Ackroyd. También aquí las pistas para averiguar quién es el asesino están descaradamente a la vista, lo que no quiere decir que seamos capaces de adivinarlo antes de llegar al final. Me vino además otra novela a la cabeza –soy incapaz de recordar el título- en que Hastings se ve en una tesitura similar a la de Watson, aunque con resultados diametralmente opuestos a los de este último.
Resumiendo, disfruté de la relectura de una estupenda novela que recomiendo a todos: amantes del género policiaco, de la literatura gótica, los que estáis apuntados al Reto 2010 – el título tiene 25 caracteres- o simplemente a quienes disfrutáis con una buena novela.

En el Rincón Musical, os dejo un fragmento de la misma ópera a la que asistirán Holmes y Watson.

21 comentarios:

Alice Silver dijo...

Lo tengo en mi mesilla, junto con Estudio en escarlata... cuando lo lea volveré.

Amando Carabias María dijo...

Qué gran artículo.
Confieso que esta es la única novela que he leído de la saga. Ay, si tuviera tiempo para la relectura.

loquemeahorro dijo...

Nunca me acuerdo de si me lo he leído, o no.
Como he visto como 3 versiones en cine, y me he leído varios de Holmes... pues no me acuerdo.
Pero vamos, que si me querías plagiar el tema de los perros, me parece fatal ;-)

Isi dijo...

Jolines, y yo que no he leído ninguna de sherlock Holmes! Una pregunta: ¿se puede empezar a leer por cualquiera o hay que seguir un orden?
Lo de los 25 caracteres es un aliciente ;)

lammermoor dijo...

Alice Aquí te estaremos esperando, Holmes, Watson, Sir Henry, yo... y hasta el sabueso. Eso quiere decir que estás preparando una entrada sobre nuestra sin par pareja.

Amando gracias.Has leído la mejor (para mí). Respecto a la relectura,lo mismo que hay libros que me dicen "léeme" otros me susurran "reléeme".

Loque si no te acuerdas es que no te lo leíste. No te quería plagiar el tema de los perros; que este sabueso no tiene nada que ver con chihuaguas hidrocéfálicos. ¡Pura coincidencia! Las entradas las programé el sábado o el domingo.

Isi en las series de detectives suele ser mejor seguir el orden porque vas viendo la evolución del personaje. De todas formas, esta se lee perfectamente y, efectivamente, los 25 caracteres son un buen aliciente.

Isi dijo...

Ay, pues no sé qué hacer...
¿leer este y luego prometer que el siguiente será el primero? jejeje Igual miro en los quioscos, que me parece que están sacando una colección de S.Holmes.

Alice Silver dijo...

Si, estoy en ello, probablemente para abril.

Hilario dijo...

A mi no me llamó especialmente la atención cuando la leí. Pero fué hace muchos años, y quizás debería echarle otra ojeada.

bibliobulimica dijo...

¿muere el sabueso por hidrocefalia? ¿o por atragantarse con el arroz con leche? ;-) lo pregunto por aquello del plagio...juar, juar, juar...
Yo lo leí hace muchos años, creo que fue mi primero de Holmes (creo que comencé a leerlo allá Patrick Dempsey salió en una película como el joven Holmes uhhhhhhhh ni recuerdo el año pero ya pasaron como 20)
muy buena entrada ¡gracias!

maribel dijo...

Hola Lammermoor, yo también releí este título hace un par de años, y desde luego tienes razón, no se parece en nada a mi primera lectura. Lo recuerdo frio, no es de los que más me gustan de Holmes, pero en esa ocasión quería leer la saga ordenada, creo que los tenemos todos, pero se cruzaron muchos libros por el camino...

Venía a decirte, que tal y como me habías recomendado, he leído por fin a Villar, las dos!!! ;
yupiiii!, y estoy deseando ir al Eligio y escuchar a los "catedráticos".jejejej, ..gracias ;-)

pido disculpas por lo espeso del comentario pero hoy no doy para más...
Un abrazo ;-)

ArkhamHELL dijo...

Mi relacinón com Mr. Holmes empieza una tarde lluviosa en una pequeñisima tienda de libros usados. Mientras buscaba entre vetustos volumenes de textos de historia y biologia encontre una caja... Esta caja, literalmente, cambio la forma en que solia leer.
Decenas de libros de misterio languidecian en el ya rancio cartón, libros destinados quiza a ser desechados. decenas de libros de Agatha Christie, unos tres de P.D. James y, cosa extraña, un solo volumen de una vieja colección de Sherlock Holmes; El Sabueso de los Baskerville.
Deje de último este libro pues la logica me decia, "si el anterior propietario no tenia mas libros, será que no le gustaron"... craso error, y es que el resto de la coleecion, todos de Conan Doyle, estaban en otra caja en casa del dependiente, mas tarde llegue pues ya les habia vendido.
Hace relativamente poco pude acceder a una coleccion mas nueva y completa de Holmes... pero ese viejo libro, ya marcado por la humedad y los años sigue en mi poder, y le conservo con muchisimo cariño.

P.D. 1: No hay olor mas delicioso que el de los libros antiguos.

P.D. 2: Cinco meses ya... y patea!!!!!

lammermoor dijo...

Isi este se lee muy bien sin haber leído ningún otro de Sherlock.Desspués, te recomendaría que comenzaras con EStudio en EScarlata; allí es donde Sherlock y Watson se conocen.

Alice pues en abril lo leeré. A ver si mi sección de novela negra y policiaca vuelve a su sitio, que la pobre anda como yo- un poco descolocada.

Hilario tu mismo decías que un libro que en un momento no te dijo nada, en otro puede gustarte muchísmo. ¡Quién sabe si éste no sera uno de ellos!

Ale lo único que puedo asegurar es que el perro no muere a consecuencia del arroz con leche. Lo que me lleva a pensar que en ese libro apenas se menciona la comida.

Maribel ¿frío? NO me parece pero ...
¡Por fin! Me alegro de que te gustara.

ArkamHELL me acordé de tí al escribir la entrada. Tomaste contacto con la novela policiaca con tres grandes nombres: Doña Agatha, P.D. James y Sir Arthur.
A P.D. James y su detective poeta los conocí muchos años después que a sus colegas.

P.D: parece que ese bebé va a ser peleón.

Carmina dijo...

Pues este no lo he leido, y a penas recuerdo los titulos de los leidos de sir Arthur Conan Doyle, a veces leyendo la sinopsis digo cachis ese ya lo lei, pero el titulo no me suena, una amnesia malisima la que sufro que me ha llevado a olvidar titulos de libros que me parecen buenisimos y sin embargo soy capaz de hacer una sinopsis de lo mas detallada... en fin a ver si me animo aunque tengo el reto un poco abandonado, porque no me encajan los titulos de los libros que leo, ya adverti que yo iria un poco a mi bola. Una buena reseña

Homo libris dijo...

:_) <--Lagrimillas de emoción.

Holmes es, para mí, "EL PERSONAJE", el admirado intelectual que hace de su trabajo un arte y uno de los más maravillosos ejemplos de personajes que superan y sobreviven a su creador... ¿Qué otra cosa es posible sino admirarle? Jejejeje...

El sabueso de los Baskerville es una novela singular. Ese ambiente lóbrego del que habláis también se apoderó de mí en las sucesivas lecturas, dejando que el insalubre páramo con su niebla y peligrosos pasos se adentrase en mi habitación, haciéndome estremecer ante el gruñido imaginario del espectral sabueso.

La novela también trascendió, y el apellido de la familia Baskerville fue también el del holmesiano monje de El nombre de la rosa (a punto he estado, en un lapsus, de escribir "La abadía del crimen", otro maravilloso título, este de la época dorada del software español durante los años 80, jeje). La novela de Eco es una de las más maravillosas que he leído, y con tu entrada, el día que hace ahí fuera (lluvia y viento, como en el resto del país) se me antoja apetecible un té bien caliente y uno de estos dos títulos entre las manos.

¿Cruzamos el páramo para ver si encontramos tras el, custodiada por un endiablado cancerbero, una misteriosa abadía?

Me encantó la entrada. :)

Un abrazo.

lammermoor dijo...

Carmina también voy leyendo a mi aire. En La relectura del sabueso tuvo mucho que ver con haber visto la película de Sherlock y que además este título había salido a relucir en varias ocasiones. ¡Y sí encima me sirve para el reto...!

Homo Libris ¡qué gusto que puedas encontrar algún huequín para comentar!Pues sí, Holmes es todo un personaje que ha trascendido al autor. Ahora que se han puesto de moda las "rutas literarias" para conocer la Venecia de Guido Brunetti, o la Suecia de Wallander o de Lisbeth Sallander, deberíamos recordar que ya hace mucho tiempo que para muchos aficionados,es obligado ir a visitar el lugar donde "vivió" nuestro detective.
En cuanto a Fray Guillermo, no solo heredó el apellido Baskerville sino que también él, como su antecesor, utiliza la razón para resolver los misterios del monasterio. También como Holmes o Poirot, tendrá un colaborador que será quién luego de cuenta de esas aventuras.
¡Gran novela que también merece ser releída!

Me alegro de que os haya gustado la entrada.

Gww dijo...

Estudio en escarlata y ésta son dos brillantes novelas. En El sabueso la naturaleza ocupa un lugar preminente como has señalado pero nunca había pensado en ella en términos de novela gótica y me parece una aproximación muy interesante porque sin duda era una literatura en auge en aquel momento y de algún modo debió influir a Conan Doyle.

Un placer leerte.

Saludos.

M. dijo...

Quiero dedicarle tiempo a Sherlock Holmes, hace añossss que no lo hago, más bien cuando era más adolescente (ahora lo soy... de lejos) y me atraían a más no poder los libros de Agatha Christie también.

En fin, nunca será tarde para ponerme con ellos, supongo.

Chaoo!!

lammermoor dijo...

Gww ya sabes que no hay géneros literarios puros- un ejemplo de ello es El Nombre de la rosa de la que acabamos de hablar. Me pareció que sin ser una novela gótica "canónica" si tiene muchos elementos.

M si te animas, te recomiendo que comienzes por Estudio en Escarlata. Allí es donde se conocen Sherlock y Watson.

xGaztelu dijo...

No he leído la novela, pero es un título que tengo metido en la cabeza desde pequeño (y fíjate que han pasado años ...): vi una película -o el capítulo de una serie, no lo sé- que me dio mucho miedo: tanto que aún lo recuerdo!

xG

@scen dijo...

Lo primero decir que me apunto la recomendación de leer "Estudio en escarlarta" y luego, sobre esta novela, yo también creo que es una obra fantástica. La leí hace un par de meses por primera vez, pues hasta ahora sólo había leído relatos cortos de Holmes.
Me pareció también muy interesante que Watson tuviera más protagonismo que en ocasiones anteriores y, por lo que he oído, se debió a que el Sr. Conan Doyle estaba un poquito "de morros" con Holmes, que había llegado a agobiarle en exceso con su gran popularidad. De hecho cuando escribió esta novela ya lo había "matado" y tuvo que resucitarle utilizando el truco de situar la acción en un tiempo anterior a su muerte.
Perdonad por el largo comentario, pero es que con algunas obras mi entusiasmo se transforma en una verborrea desmedida.
Un saludo.

lammermoor dijo...

xGaztelu ¿no has leído El Sabueso? Supongo que no te extrañará que te anime a leerlo.
¡La verdad es que la niebla de los pantanos se te mete en los huesos! La atmosfera de la novela está muy conseguida.

Ascen creo que también voy a releer Estudio en Escarlata. Si que Conan Doyle terminó por odiar a su personaje -no fue el único; mira a Mankell con Wallander.
Para mí, más que por estar "de morros con Sherlock" le dió más protagonismo a Watson para poder construir y mantener ese ambiente de misterio y terror. Holmes era demasiado racional. Más que resucitarlo, lo ambiento en un tiempo indefinido, antes de haber fallecido. La "resurrección" fue posterior a escribir El Sabueso. Por cierto que es casi tan fascinante el como se gestó como la novela en sí.

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...