martes, 22 de abril de 2014

¿tienen derecho los herederos de un escritor a "revivir" a su personaje?


  Cuando llevaba escrita media reseña sobre La rubia de ojos negros me di cuenta de que en realidad estaba planteando una serie de cuestiones que guardaban relación tangencial con el libro. Mi primer impulso fue darle a la tecla supr  pero lo cierto es que son preguntas que me hago y sobre las que me gustaría que me diérais vuestra opinión.

   La rubia de ojos negros es el resultado de la propuesta  que los herederos de Raymond Chandler le hicieron a Benjamin Black (seudónimo con el que John Banville escribe sus obras negras); que escribiera una nueva obra con el famoso detective como protagonista.  Pero no es este un caso único.

      En 2009  Drake Stopler,  retomaba al famoso vampiro creado por su bisabuelo y escribía  Drácula el no muerto.  Hace algo menos, era  P. D. James quien retomaba  los personajes protagonistas de Orgullo y prejuicio, y escribía la  Muerte llega a Pemberley.   Está a punto de publicarse una nueva aventura de Poirot, escrita por  la inglesa Sophie Hannah a petición de los herederos de nuestra querida doña Agatha

  Ante ello no puede uno por menos que plantearse   ¿Cuáles son los motivos que llevan a los herederos de un escritor que ha creado un personaje famoso  a encargar un nuevo libro? ¿Qué lleva a un escritor de reconocido prestigio a  retomar las andanzas de uno de esos personajes? Habría además que plantearse otra ¿Es capaz el nuevo autor de captar el espíritu del personaje?

¿La nueva Agatha Christie?
   Esta claro,al menos para mí, que lo que impulsa a los herederos es sobre todo una cuestión crematística. El caso de los escritores es más complicado; ni P.D. James ni John Banville Benjamin Black tienen nada que demostrar a estas alturas. Creo que en su caso les pudo sobre todo la admiración por el escritor.  En cuanto  a  Sophie Hannah, sé que estoy prejuzgando –no he leído nada suyo- pero pienso que le sobra presunción 

  Pero la cuestión realmente importante es la que tiene que ver con la obra en si misma. Su calidad literaria y sobre todo, ya que se trata de personajes tan conocidos y universales, si estas continuaciones mantienen el espíritu y la esencia del personaje. Y si se tiene  derecho , moral –legal es obvio que sí- a ello. Porque pensándolo bien, los verdaderos herederos no son los descendientes del escritor sino los lectores que amamos y disfrutamos con estos personajes.


¡El debate está abierto!

7 comentarios:

Mariuca BOLAÑOS dijo...

Personalmente creo que nadie debería sacar precuelas ni secuelas de obras conocidas si no son sus propios autores. Ya me he encontrado con varias desilusiones. P.D. James siempre me pareció muy buena creadora de tramas, pero desde que me destrozó a la fuerte Elizabeth Bennet me cae mal, pero que muy mal. Para no alargarme no pongo más ejemplos, pero los libros nos dejan sensaciones y mensajes que nadie debería destrozar inetentando subirse al carro de lo fácil.
Un saludo.

Agnieszka dijo...

Tú lo dijiste- la razón es crematística. Pecunia non olet y da igual el resultado, incluso si perjudica la obra del autor en cuestión. ¿Conoces algún caso de precuelas/secuelas escritas por otros que haya salido bien? Creo que, si fuera una escritora de éxito, incluiría en mi testamento una cláusula prohibiendo a mis herederos este tipo de cosas.

Minea dijo...

Interesante debate, a priori estoy en contra de este tipo de novelas. Que seas descendiente de, no significa que vayas a captar el alma de la novela. La mayoría parecen escritos buscando fama y dinero fáciles.
Leí a P.D James porque quería ver la miniserie y fue un chasco. Si quieres reencontrarte con tu historia o personajes favoritos mejor releer.
Saludos.

lammermoor dijo...

Mariuca veo que te gustó tan poco comó a mí La muerte llega a Pemberley
Agnieska no, no conozco ninguNAa. Sé de un libro que creo que está bien Ancho mar de los Sargazos una especie de precuela de Jane Eyre pero está basado en un personaje secundario -la mujer loca de Rochester. Así que en realidad no es lo mismo. En el caso de Benjamin Black.... bueno, ya os explico en la entrada negra :D

Lo de la clausula en el testamento también se me ha ocurrido ;)

Minea a mi me decepcionó mucho el libro de P.D. James. Le faltaba la ironía de Austen y la frialdad de Elisabeth y Mr.Darcy era... eso, muy frío
Pensaba ver la serie pero aún no me he animado. Espero que sea mejor que el libro

lahierbaroja dijo...

Para mí, no, no y no.

Y eso que no he leído ninguno de los que mencionas. Pero sabiéndolo jamás compraría uno de estos libros. El creador es el que puede vivir o revivir sus personajes y sus obras, nadie más. Cualquier otra cosa es una copia barata. Una variación o una versión simplemente para ganar unos cuanto euros.

Quizá es que yo sea demasiado purista, pero entiendo incluso el cabreo monumental de Michael Ende cuando pidió que se retirara su nombre de la versión de su novela, por considerar que la habían vapuleado de mala manera. Entiendo incluso que no quieran vender los derechos de sus películas, así que el hecho de que cualquier heredero venda la invendible me parece hasta inmoral.

ArkhamHELL dijo...

Punto numero uno HOLA A TOD@S!!!
Punto dos: Según como se mire el resultado puede ser un chasco o un exitázo, es cierto que no son precisamente sonados los casos en los que alguien ha continuado con éxito la obra de aquellos de quienes hereda, sin embargo puede existir una excepción: el "negro literario". Los colaboradores de un escritor (y son mas de los que suponemos) no se limitan a los escritores vivos. Christopher Tolkien compiló y pulió algunos de los trabajos de su padre, imprescindibles para un fanático de la Tierra Media. Quizá parezca trampa pues no es C. Tolkien si no su padre quien escribió los bosquejos, sin embargo la posibilidad de que exista un claro referente de lo que un autor desea hacer con su obra... ¿exculparía a quienes la continúen?. Es cierto que nadie puede reemplazar a un autor, pero no es menos cierto que sus lectores siempre querrán mas de lo que en una vida pueden otorgar. No estoy de acuerdo con todas las "continuaciones póstumas" pero cuando tenemos a personajes mas grandes que sus autores es lógico desear que sean inmortales más allá de un ciclo de novelas o cuentos... y que sus historias aún continúen. Al final, cuando termina el libro, ¿no nos hacemos esa misma pregunta todos?, ¿que sera de ellos al cerrar la tapa?.

lammermoor dijo...

A buenas horas, vengo a contestaros. En mi descargo, ¿puedo alegar que he estado de vacaciones?
Lahierbaroja a mi me cabrea bastante que vengan los herederos a sacar tajada con nuevas "entregas" de los personajes de sus familiares.
y para quienes quieren homenajear a un personaje, prefiero los pastiches -hay algunso francamente buenos sobre Sherlock Holmes u Orgullo y prejuicio.

Cuanto tiempo, ArkhamHEL,¡qué alegría saber de tí! Es cierto que hay personajes que tienen vida más allá de sus autores y también que fueron muchos los escritores laureados que tuvieron negros -Dumas fue uno de ellos- pero eso no quita para que no me parezca bien estas secuelas que lo único que quieren es sacar beneficio económico.
Digo lo mismo que en el comentario de arriba. Me parece mucho más digno y también de más calidad, un buen pastiche. :)