domingo, 22 de diciembre de 2013

The last chance : review

 Uno de los requisitos imprescindibles de todo buen readathon que se precie es el english (or american)  breakfast.  ¿Quién no recuerda esos desayunos tan agatachristianos con Riñones con tocino o un huevo pasado por agua y tostadas que  una doncella con cofia  les llevaba a la cama?
  En mi caso no hubo ni doncella ni riñones con tocino ni tampoco té; necesito comenzar el día con una gran, gran taza de café. Además, pomelo -lo prefiero al zumo de naranja- y unos scones con mantequilla (aquí tenéis la receta) y mermelada de higo.

my english breakfast

 Ahora, tras el opíparo desayuno, me vuelvo un rato a la cama a leer (uno de mis pequeños placeres) porque ayer fue un día muy poco fructífero en ese aspecto. No conseguía concentrarme -debe ser que tras dos comilonas seguidas, no apetece demasiado leer un libro que trata precisamente sobre  la comida.

(12: 45)¿Hay lecturas más adecuadas para unas horas del día que otras? Me parece que Cooked es un libro matutino. Ayer no podía concentrarme y sin embargo esta mañana no he tenido ningún problema y por fin lo he acabado. Me ha parecido muy interesante, a ver si consigo hacer una reseña o comentario sobre él.

   Ahora no sé muy bien si irme a dar una vuelta -a estas horas de medio día está bastante agradable- o empezar con The carillon.  Chimes. Creo que voy a hacer esto último; después del viaje y de una semana llegando a casa tardísimo me apetece un día relajado.


(22.30)   Hoy ha sido uno de esos días que llamo de  compensación (y que en realidad significa vaguear vilmente ) y que suele pedirme el cuerpo después de una temporada de no parar. Y  vagueando, vagueando no retomé el reto hasta la hora de la merienda en que  me puse con Dickens. Acabo de terminar The Chimes y creo que voy a dejar para la tarde de  Navidad el otro cuento; en su lugar  me pondré ahora con un libro de Pessoa -escrito por él en ingles, of course- Lisbon: What the tourist should be que había empezado el otro día (sigo con la mala costumbre de empezar muchos libros)


  Supongo que casi todos habréis visto ¡Qué bello es vivir! de Frank Capra -un clásico navideño- que es en realidad una película bastante negra. Algo asi es este cuento de Dickens; bajo el ropaje de un cuento de navidad -con los espíritus o fantasmas , tan  propio de las navidades inglesas- y la noche de Año Viejo, se esconde uan dura crítica social de Dickens.

  Me vuelvo al readathon. Mañana actualizaré por última vez la entrada y  di´ré lo que me ha parecido al experiencia de lso readatahones
 
Y como hoy fue el sorteo de la lotería de Navidad, No hay mejor rincón musical para esta entrada que los niños de San Ildefonso cantando el gordo de este año.

7 comentarios:

Marie dijo...

Lammermoor que buenísima pinta tienen tus scones. Te han salido preciosos y además con mermelada de higo deben estar riquísimos. Disfruta de la vuelta a la cama y a la lectura, un pequeño gran placer :)
Un beso!

Mariuca BOLAÑOS dijo...

No me digas que al final no nos vas a descubrir la receta de los scones. La necesito para el próximo Readathon.
Un saludo.

Marie dijo...

Si por favor lammermoor danos la receta de los scones! Y voto por el día relajado, date un buen paseíto y luego a seguir con la lectura :)

lammermoor dijo...

He publicado la receta de los scones pero lo he hecho aquí http://lacocinadelammermoor.blogspot.com.es/2013/12/el-desayuno-del-domingo-scones.html
Luego lo enlazo en esta entrada.

¿Sabéis de que me he dado cuenta? de qu en realidad lo que tenía pensado hacer eran ¡¡muffins!! En fin, los dejaré para el próximo readathon ;)

bibliobulimica dijo...

Lammermoor:
aquí son las 7 am y no veas el hambre que me ha dado leerte ¡pero es que además pones foto y se ve muy apetitoso!
felicidades por terminar tu libro ;)
un beso,
Ale.

Teresa dijo...

Lo primero felicitarte estas fiestas. Ya ves que ando desaparecida, no por mi culpa, estos de los servidores. Ya ando de nuevo recuperándome de este "trastazo"
Si picas www.loslibrosdeteresa.wordpress.com, me encontrarás.
Un abrazo
Teresa

lammermoor dijo...

Ale a estas alturas tan solo puedo desearte que estés disfrutando de estas fiestas en compañía de tu familia. Un beso.

Teresa felices fiestas a tí también. Efectivamente intenté pasarme varias veces por tu blog pero me daba error. Me alegro de que ya esté solucionado.

¡Disfruta de estas fechas con tus hijos, nietos y seres queridos! Un abrazo gordo.