sábado, 5 de octubre de 2013

¿Compras todos los libros que lees?


Este post se centra en los libros en papel, entre otras cosas porque no tengo aún e-book (ya he dicho muchas veces que soy perezosa tecnológica) y porque el asunto de los libros electrónicos lo trataré en otro artículo

Algunos libros prefiero comprarlos en su idioma original
    Cuando me hicieron esta pregunta este verano, mi primera reacción fue responder con un Sería mejor preguntarme si leo todos los libros que compro. Luego se me ocurrió que sería interesante hacerse estas preguntas en el blog. 

  Empezaré respondiendo tal como hice en su momento: No, no compro todos los libros que leo; muchos los saco de la(s) biblioteca(s) (Soy usuaria habitual de cuatro y esporádica de alguna más). Otros, me los dejan (unas veces los cojo “sobre la marcha” -lo que aquí denominé como atraco- y otras me los ofrecen sin que yo los haya pedido). Por último, están los propios, comprados (los más) o regalados.

Mis adquisiciones en la librería A Punto

   Pensando luego en ello tuve curiosidad por saber que porcentaje se correspondía con cada uno de esos sistemas de suministro. De los libros leídos durante el verano, cinco fueron sacados de la(s) biblioteca(s); tres, me los habían dejado y otros cinco eran míos.  Si tomo como referencia mis lecturas actuales (recién leído, leyendo y próximas lecturas) me salen: tres de la biblio, dos prestados y dos propios.  El resultado en ambos casos es bastante similar; menos de la mitad de los libros que leo son mios.

  Seguro que más de uno se estará preguntando ¿Y que pasa cuando alguno de esos libros no es tuyo y resulta que te ha encantado? Pues ha habido ocasiones en que he terminado por comprármelo Los dos casos más recientes han sido los de Tigre Juan –encontré una edición en una de mis visitas a la Librería Anticuaria –juro que solo iba a hacer fotos para la entrada- Lo mismo me sucedió con Las aventuras de Huckleberry Finn; llevaba tiempo queriendo comprarlo en inglés y ya no pude resistirme.

 Vamos ahora a la pregunta que muy bien podrían haberme hecho: ¿Lees todos los libros que compras?  Sí, otra cosa es cuando.  De los libros propios que leí durante este verano,  tres tenían más de dos años y tan solo El arte de volar era de este año. ¿Significa eso que compro libros que no me interesa leer? En absoluto. ¿Entonces?  

Libros de la bibilio que tengo ahora en casa

  En primer lugar hay que tener en cuenta que si visito una librería me resulta muy difícil salir sin haber comprado alguno (además de llevar anotados mentalmente otros tantos). En julio hice un viaje relámpago a Madrid para ver la exposición de Dalí; aún así, me las arreglé para visitar  La Central de Callao  de donde salí con un par de libros –uno de ellos  el de Huckleberry Finn - y la librería A punto  (de la que os hablaré en otro post) donde compré otros dos 

    Para paliar en parte mi sentido de culpabilidad/adicción   muchas veces presto los libros antes de haberlos leído. Una vez me preguntaron si me importaba hacerlo; por supuesto que no. ¿Qué culpa tiene el pobrecillo libro de que yo tenga atasco de lecturas? Otras veces, también para sentirme menos culpable, una vez leído lo regalo a alguien a quien creo que le va a gustar. Me pasó con Lo que hay que tragar .se lo di a mi hermana- o El espacio vacío de Peter Brook (este sí lo leí al poco de comprarlo) que  supe que le iba a gustar a mi sobrina. 

  Sé que hay gente que tan solo lee los libros que compra y que tras hacerlo, los regala. Incluso quien de vez en cuando organiza una especie de barra libre e invita a sus amigos a unas cervezas y a que se lleven los libros que quieran de su biblioteca.
The unlikely pilgrimage (...) me lo prestó Ismael.


No podría hacerlo, salvo alguna excepción como las arribas mencionadas. En su lugar, me limito, cada vez más, a comprar únicamente aquellos libros que realmente quiero que formen parte de mi biblioteca.

  Estoy segura de que a más de uno de vosotros también le habrán preguntado si compra todos los libros que lee. De no ser así aquí estoy yo para hacerlo y de paso alguna otra. ¿Qué haces con los libros una vez leídos? ¿Qué criterios sigues para comprarlos? ¿Usas y abusas de la biblioteca o prefieres asaltar las librerías de familiares y amigos? ¿Has organizado o asistido a alguna Book party? 


En el rincón musical la B.S. de Games of thrones (aún tengo pendiente ver la serie)

16 comentarios:

Isi dijo...

Es una pregunta para la que habrá muchísimas respuestas según quién la responda, ya verás.
Yo no compro todos los libros que leo, es más, no compro casi ningún libro de los que leo. Este año, sin ir más lejos, me he comprado 2 libros nada más, y ha sido en agosto, por lo que aún no los he leído. En mi situación actual simplemente no puedo comprarme libros; de hecho, me da dinero mi madre para que me llegue para comer.

Afortunadamente, las editoriales me envían bastantes, y luego la biblioteca pública y la paterna me tienen super bien surtida, por no hablar de mi profesor de inglés :)

¿Leo todos lso que compro? Pues en este caso me pasa como a ti, que los leo más tarde que temprano, pero los leo, porque los he comprado porque me apetecían mucho, claro está.

Eso sí, no me suelo deshacer de ellos. Prestar a alguna amiga sí, e intercambiar los que no me han gustado tanto, también, pero regalar a lo loco, nunca se me ha pasado por la cabeza; eso de la barra libre me ha dejado KO.

Marie dijo...

Coincido en muchas cosas contigo Lammermoor. La primera es que me resulta muy difícil entrar en una librería y salir con las manos vacías. Es superior a mí.
Menos mal que desde siempre he sido chica de bibliotecas: la municipal, la de la universidad. Cojo libros de todas partes, sobre todo cuando se trata de ensayos (cuyo precio en España es casi prohibitivo).

Aún así compró prácticamente todos los meses. Lo bueno es que en su mayoría son libros de ocasión y mi bolsillo no se ve tan perjudicado. Sea más tarde o más temprano leo todo lo que compro. Lo hago porqué verdaderamente me apetece hacerlo.

Elijo muy bien mis lecturas y no suelo lanzarme a la aventura cuando compro un libro. Luego los conservo todos, aunque haya tomos hasta en la cocina :)
Me gusta tenerlos a mano para releerlos algún día o prestarlos a algunos amigos y familiares.
Eso si, solo los presto a unos pocos elegidos, que son de fiar. Odio cuando no me devuelven los libros y prefiero pasar por egoísta antes que perder mis ejemplares.
Coincido con Isi: ¡Nunca había oído hablar de las Book party!

Ana Blasfuemia dijo...

No, claro que no compro todos los libros que leo... no podría. Tengo la biblioteca pública enfrente de mi casa, así que es como una enorme estantería ahí a mi disposición. Pero además, como comentas, están esos libros de los amigos que te los prestan o directamente se los coges (avisando, claro). Si me gustan también los compro, aunque tienen que gustarme mucho muchísimo porque el espacio del que dispongo es el que es.

Tengo ebook, asi que últimamente también compro con este sistema que no ocupa sitio y me permite ir con más facilidad de un sitio a otro con mi lectura (y otros en reserva).

Y, por supuesto, también compro. Pero ahora selecciono muchísimo lo que compro, por el tema del espacio (aunque estoy haciendo una "limpia"). Y aquí entro con qué hago con los libros una vez leídos: si me gustan mucho, se quedan conmigo; si son los de pfff, los libero: en casas de amigos o en la calle.

Y también leo lo que compro y lo que tengo, ¿cuándo? ya tú sabes, eso es otro cantar...

Saludos!

Mariuca dijo...

Ya me gustaría a mi poder comprar todos los libros que leo. Mi economía no va acorde con mis necesidades de lectura, así que comprar cada vez compro menos, la biblioteca es una buena opción y por suerte la gente que me conoce no me hace perder tiempo y me regala libros o tarjetas para que compre libros.
Los que compro desde luego los leo y cuando los compro no tardo más de un mes en leerlo. Me sigue produciendo mucha más emoción leer en papel que el digital, aunque veo y disfruto de las posibilidades de los libros digitales que me ayudan a poder seguir con las lecturas a pesar de mis limitaciones económicas.
Un saludo.

#1947Phone dijo...

Gracias por un muy buen artículo.
Escribo esto para hacer una pequeña anotación: leo libros en papel y los elijo con mucho criterio, es decir, me lo pienso bien y veo si el tiempo de que dispongo es el mejor consejero para hacer una adquisición.
Por otra parte hace ya mucho he adoptado la lectura en pantalla/e-books y veo que tiene muchas ventajas. Pero como todas las cosas: no olvidemos que cada lector tiene su modo, su mundo al que se aferra, lo cual nos lleva a tu interesante artículo. Una vez más gracias y buena lectura.

Susana Hernández dijo...

Pues yo, como la mayoría, no me podría permitir, ni en dinero ni en espacio, comprar todo lo que leo. Mucho menos desde mi descubrimiento del cómic. Mis porcentajes son parecidos a los tuyos.

Homo libris dijo...

La verdad es que leo prácticamente todo lo que compro (igual que los demás e igual que tú: algún día caerán todos :)) y a veces sí que compro los libros que me gustan y que he leído de la biblioteca pública o por otras vías, pero más que eso lo que suelo hacer es comprarlos para regalarlos.

Un beso.

lammermoor dijo...

Isi está claro que las circunstancias influyen. Ahora puedo permitirme (dentro de un orden) comprar los libros que quiera. Antes de trabajar o cuando lo hacía "a ratos" solo podía permitirme ediciones de bolsillo o de quiosco -algunas aún forman parte de mi biblioteca.

Lo del intercambio me parece una idea muy buena y tengo pendiente darle una ojeada a la página de la que nos habías hablado.

Ana me di de alta en Bookcrossing para liberar algunos libros que no quiero -el espacio es finito así que de vez en cuando hago una limpia

Mariuca además de la cuestión económica, que es importante, está la del espacio. Ha habido alguna ocasión en que nada más llegar a casa me he puesto a leer el libro recién comprado pero son las menos; como son míos y no tengo ninguna fecha de devolución, les pasan por delante los prestados por amigos o de la biblio.

Hola, Marie también a mi me encanta releer los libros o dejarlos a algún amigo o familiar. Como tú, no soporto que no me devuelvan los libros o que lo hagan en mal estado.

lammermoor dijo...

#1947phone sobre la lectura en pantalla/e book trataré en un próximo artículo. De momento vuelvo a repetir que no tengo nada en contra excepto que, por vagancia, y porque tengo mucho libro en papel esperando en casa a ser leído aún no me he decidido.
Un saludo

Ay, Susana el comic; támbién ha sido un descubrimiento para mi :)

Homo Libris que alegría saber de ti. Como soy un poco tramposa a veces regalo algún libro que quiero que me dejen leer luego :)
Besos

bibliobulimica dijo...

Lammermoor:
yo compro los libros que leo (o eso intento hacer, entran más de los que leo por mes)unos pocos, son prestados por mis papás o hermanas pero básicamente son más los que les presto yo. Esto ha ocasionado que no tenga espacio en la casa y que en 3 ocasiones, tomara los libros que no pensaba releer (o que eran fáciles de conseguir digitalmente) y que regalara los libros. En 2 ocasiones se los llevó mi charro negro en cajas a su trabajo, donde los regaló a sus empleados. Y una ocasión dejé las cajas en casa, hice reuniones con amigos y cada quien se llevó los que quiso. Por ahí tengo una caja que pienso ir a dejar a parques, cafés, etc, para el próximo mes (que hay que liberar libros por la FIL).
Un beso,
Ale.

Carmen Forján dijo...

Siempre compré muchos libros pero las editoriales me enviaban muchos más. Ahora he cambiado de rumbo en el blog y ya no acepto envíos de editoriales. Por otra parte, no uso las bibliotecas públicas. Así que, aparte de los regalos de amigos, desde este mes mi respuesta es rotundamente sí.
Besos,

Filias Y Fobias dijo...

Ya me gustaría tener espacio para poder comprar todos los libros que leo, pero no es el caso. Hace tiempo que selecciono bastante las compras por problemas de espacio, así que acudo al e-book, la biblioteca y las estanterias de los amigos.
Un beso

Pedro (El Búho entre libros) dijo...

Compro poquísimos libros porque la biblioteca municipal de Móstoles está muy bien surtida, novedades incluídas.

lammermoor dijo...

Antes que nada, tengo que pediros disculpas por tardar tanto en contestaros pero esta temporada no tengo tiempo ni fuerzas "pa na"

Ale Me pasa un poco como a tí. Son más loso libros que presto que los que me prestan; también de vez en cuando hago una limpieza y llevo aquellos libros que no me interesa conservar a la biblioteca. Me he inscrito en Bookcrosing pero aún no he liberado ningún libro ;)

Un beso y perdona el retraso.

Carmen de ti me admira (y envidio) además de la cantidad de nuevos libros que nos muestras, que seas capaz de leerlos :D

Hola, Filias al e-book quiero dedicarle una entrada. De momento, no lo tengo así que ese sistema de "aligerar" espacio aún no lo practico :D.

Pedrp pues eres afortunado. Este año estoy teniendo suerte y he podido sacar en préstamo de la biblio bastantes novedades que me interesaba leer. Sin embargo, el año pasado fue todo lo contrario; con los recortes, estuvieron no se cuantos meses sin poder comprar libros.

De nuevo, mil perdones por el retraso en contestaros :(

Gato Q dijo...

(Hola, lammermoor , esta vez vengo a visitarte desde el blog de Alice, la entrada de Lord Wimsey).

La pregunta es interesantísima, pero a mí lo que siempre me han preguntado es si he leído todos los libros que tengo en casa (y en casa de mis padres). La respuesta es "¡por supuesto!".

Ahora, pues todo lo que leo lo he comprado. Desde que descubrí los libros usados en Amazon (y las obras completas), compro todo lo que puedo conseguir. En mi patria, Chile, los libros son objetos de lujo y muchas bibliotecas de acceso casi imposible, de modo que es mi ambición comprar bastantes libros para construirme una torre-biblioteca... Bueno, voy a tener que detenerme antes, vivo en un mini piso y pronto tendré que poner guardar libros bajo la cama XD

lammermoor dijo...

Hola, Gato Q., bienvenido.

Yo no podría responder lo mismo. He leído casi todo y releído muchos de ellos pero me quedan otros sin leer.

Por otros blogueros que sigo se que por ahí (me refiero a Chile o Perú) los libros son bastante caros pero creía que las bibliotecas quizás fueran accesibles.

A mí me encantaría tener una biblioteca (me refiero a habitación) al estilo de esas inglesas que salen en las películas pero me temo que en mi casa no hay sitio tampoco :)

P.D: a Lord Peter Winsley le he dedicado una entrada. :D

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...