miércoles, 26 de junio de 2013

Lecturas de verano

Suele hablarse de lecturas de verano como si en la literatura, cual si del vestir se tratara, hubiera temporadas. Como si solo en verano nos apeteciera leer novelas ligeras y de evasión; por el contrario, puede ser este el mejor momento para dedicarselos a esos libros para los que durante el año no encontraste la serenidad o el tiempo suficiente que dedicarles. Eso es lo que pretendo hacer yo durante los meses de julio y agosto.

La noche de los tiempos, de Antonio Muñoz Molina. La última novela, que no el último libro, del flamante premio Príncipe de Asturias de las letrras 2013. Después de dos años de espera paciente durante la cual otros títulos fueron pasándole por delante, le ha legado el momento; más aún, después de haberle oído hablar sobre su obra hace unos días en el Centro Niemeyer en Avilés. (Además de excelente escritor es un gran conversador y una persona nada pagada de si misma )

Ebano, de Kapuscinsky. También galardonado con el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2003. No es en lo único que coincide con el anterior, también lleva dos años esperando a que encuentre el momento en que pueda ponerme a leerlo.
El peor viaje del mundo, de Cherry-Garrard. Es el diario que el autor escribió durante el que el mismo calificó como el peor viaje del mundo, el que realizó junto a Edward Wilson y Bowers, en busca de huevos de pingüino. A su vez formaban parte de la expedición de Scott para descubrir el Polo Sur.

Festín de Cuervos, de George R. R. Martin. Sin ser especialmente aficionada a la literatura fantástica, salvedad hecha de los libros de Tolkien, reconozco que estoy atrapada en las redes de Martin. Tras terminar Tormenta de Espadas necesité un tiempo para recuperarme de tanta violencia pero estoy deseando saber que ha pasado con El perro, Samsa, Tyrion y Jaime o Brienne. No solo eso sino que además aprovecharé el verano para ver las tres temporadas de la serie, que aún no he visto.

Veremos que tal me va y si se me cruzan otras lecturas en el camino ; por de pronto tengo que terminar Hablar solos de  Andres Neuman y Nineteen Eighty-four, de Orwell.

Y vosotros, ¿qué vais a leer este verano?

9 comentarios:

Elena Rius dijo...

Yo también suelo aprovechar el verano para emprender esas largas lecturas que se aplazan durante el año. El verano pasado, me enganché como tú a la saga de G.R.R. Martin, que tuve que interrumpir al finalizar el tercer volumen. Voy a ver si este verano devoro también el cuarto y el quinto. Por lo demás, creo que bastará con alargar la mano hacia el nutrido montón de "lecturas pendientes".

bibliobulimica dijo...

Pues estoy en la página 1000 de Los Miserables y aún me quedan más de 2000 mil por delante.
Entre ellas, no se que más se me vaya a colar.
Un beso,
Ale.

Isi dijo...

Yo la verdad es que leo de todo en cualquier época. De hecho, hace dos veranos me leí Los miserables; nada ligerita, como ves.
Bueno, ya sabes que La noche de los tiempos es un libro que me encantó. Mork lo anda leyendo ahora, pero se le ha atascado un poco (dice que también es porque lo lee por las noches antes de acostarse, y esas no son horas de leer nada reposado, si es que quieres leer y no dormirte...).
Festín de cuervos es más calmado, también, aunque sigue siendo George R. R. Martin. Y no te esperes encontrar a todos esos personajes, que en este solo salen algunos, y en Danza de dragones, los otros. A mí ya sabes que me encantaron muchísimo!
Ébano no lo he leído, pero es uno de mis eternos pendientes. Seguro que te gusta.

Samizdat dijo...

Pues como yo también soy de leer lo que me apetece en cada momento no tengo ni idea de lo que leeré. Sólo sé que leeré fijo algo de novela negra (digo yo que encontraré algún chollín en la Semana Negra), y espero que la pila de los que ya tengo en casa disminuya un poco en lugar de seguir aumentando...
De tus futuribles sólo leí Ebano y lo recuerdo con agrado.

lammermoor dijo...

Elena el verano es un buen momento para los "tochos" Veremos si disminuyo mi lista de pendientes o termina aumentando ;)

Ale me planteé releer Los Miserables -lo léi hace muchísimos años- este verano pero luego pensé que era mejor dedicarme a estos. Tengo ganas hace mucho y nunca encuentro el momento.

Isi ya, ya se que Jaime y Briene no aparecen en este libro; con las ganas que tengo de seguir sabiendo de ellos.
Tengo muchas ganas de leer el de Muñoz Molina; no me dió tiempo para su visita a Avilés así que lo he puesto el primero de la lista par el verano.

Samizdat ya sabes como es esto, te haces unos propósitos de lectura y luego te los saltas. Me falta alguna novela negra por en medio...
A ver si puedo acercarme a la Semana Negra.Si no has leído el libro de Rosa Ribas y Sabine Hoffman te lo recomiendo (estarán allí)
Ah, y también Verano en English Creek. A ver si de una vez me sale su reseña :D

naomi-chan dijo...

Yo ya tengo pensadas más o menos las lecturas que me voy a llevar este verano al pueblo aprovechando esa tranquilidad tan aburrida que hay cada vez que voy allí. Me llevaré esos libros que no he podido leer durante el año y esos autores que siempre siempre siempre leo en verano :D desde luego que no me voy a aburrir jeje Un abrazo!

lammermoor dijo...

naomi Chan pues yo agradezco la tranquilidad aburrida, claro que solo cojo dos semanas de vacaciones para estar allí.
A ver si consigo bajar mi lista de pendientes; además a estos libros les tengo ganas hace tiempo.

¡Pasalo bien en el pueblo y no te aburras demasiado!:D

Teresa ibañez dijo...

Yo no distingo tiempos en esto de leer, así que sigo el camino de los libros que me van llegando.
Antonio Muñoz Molina inmejorable, es mi preferido.
Ebano muy bueno todo los de este escritor es muy interesante.
Lammemoor te recomiendo un libro de Kirmen Uribe, "lo que mueve el mundo" me ha encantado
Un abrazo
Teresa

lammermoor dijo...

Teresa tengo muchas ganas de leer algo de Kirme Uribe pero lo dejaré para septiembre. Ahora quiero aprovechar la tranquilidad de Oviñana para leer estos "tochinos" :)

P.D:Estoy segura de que te encantaría Rafaél Chirbes. Acabo de terminar En la orilla y es magnífico.