miércoles, 27 de marzo de 2013

La Arnold Bennett Blogger Assembly y El Gran Hotel Babilonia


  Cuando vi la propuesta que Elena Rius nos hacía: un encuentro bloguero en torno a la figura de Arnold Benett, decidí apuntarme. No sé muy bien que fue lo que me impulsó a ello, más aún si tenemos en cuenta que antes de ese momento ni tan siquiera conocía al autor;  o puede que fuera precisamente eso.

  Al desconocimiento sobre el autor que pude paliar en parte gracias a la  página de la ABBA e internet, tuve que sumar la dificultad para encontrar alguna obra suya disponible (No tengo –de momento- lector electrónico de libros) En aquellos casos que alguna biblioteca asturiana tenía  obras suyas, resultaba que no eran prestables…

  Al final conseguí dos  de sus novelas en la librería Anticuaria (de la que os hablaré en breve)   Se trata de El Gran hotel Babilonia  -en la edición de 1924,de la editorial Rivadeneyra –y Los Clayhanger, en una edición más moderna , de 1946

   Tanto  El gran hotel Babilonia, escrito  en 1902, como una de las últimas,  Imperial Palace, de 1930, están inspiradas en el hotel Savoy del que fue asiduo visitante –en la carta del restaurante de dicho hotel hay una tortilla que lleva su nombre –Pero centrémonos en la novela.

 Hotel Savoy de Londres, en el que se  inspiró  Bennett
   Se trata de una novela de intriga en la que se mezcla la desaparición de un cadaver con la falta de noticias del príncipe de Posen al que se espera en el hotel o las sospechosas actividades del camarero jefe y algunos otros empleados.  En el otro bando, digámoslo así, un millonario que en un impulso comprará el hotel (y con ello desencadenará los hechos), su hija y el  príncipe Aribert,  familiar y súbdito  del anterior . 

   En cierto sentido me recordó algunos de los relatos de Sherlock Holmes (Conan Doyle y Bennett eran coetáneos), concretamente en Escándalo en Bohemia. El príncipe de un pequeño reino centroeuropeo que va a casarse pero necesita dejar atrás su pasado “tumultuoso”  También la  búsqueda nocturna en el rio,  evoca alguna otra persecución similar de nuestro querido Sherlock –sin ir más lejos en El signo de los cuatro

  Por otro lado  la figura del millonario americano y su consentida hija, frente a la aristocracia europa;   el ambiente de refinamiento y lujo  que  refleja,  me hacen pensar en P.G, Woodehouse,también contemporaneo de Bennett. Incide en ello que también esta obra tiene ciertos toques de humor. Incluso me vinieron  a la mente las primeras escenas de Rebeca,  cuando se encuentran en el hotel de Montecarlo.

    A medida que avanzaba en la lectura hubo otra novela de la que no podía olvidarme: El canibal que comió demasiado, de Hugh Pentecost. En ella, la acción transcurre si no totalmente, si en gran parte, en un hotel de lujo.  También en la de Bennett  la mayoría de los hechos ocurren en el hotel o en las proximidades del mismo.  

Al principio de la novela, mientras negocian la compra, el señor Babilonia dueño del hotel le dice a Racksole (el millonario):
  ¿No comprende usted que el mismo tejado que cobija habitualmente toda la fuerza, toda la autoridad del mundo, tiene, forzosamente, que cobijar también numerosos e innominados conspiradores, intrigantes, malhechores y perversos?   
  Una de las cosas que más interesante me resultó es como a través de las páginas de la novela y entremézclándolo con la trama nos va enseñando como funciona un gran hotel. De alguna forma, podríamos decir que el hotel Babilonia es un protagonista más. 

 En los artículos que he consultado, se considera a esta novela como una de sus obras menores, pensadas fundamentalmente para entretener. No solo ha cumplido su objetivo  sino que además me ha dejado con las ganas de conocer mas obras del autor; de momento, tengo uan cita con  Los Clayhanger aunque despues de leer este artículo tengo en mi punto de mira Cuento de viejas


  Antes de terminar, quiero incluir una cita que me llamó poderosamente la atención y me hizo pensar que por mucho que nos empeñemos, el mundo no ha cambiado tanto:

 (...) Estos hombres ricos no tienen secretos entre ellos. Forman un corrillo, más unido que cualquiera de lso que tú puedas formar, y más poderoso. Hablan y, hablando, rigen el mundo estos  millonarios. Son los verdaderos monarcas. 


En el rincón musical la entradilla de una serie de los años 80 que transcurría precisamente en un HOTEL

9 comentarios:

Alice Silver dijo...

No había oído nunca hablar de este autor, suena bastate interesante.

Elena Rius dijo...

¡Gracias por tu aportación! Yo también encontré que el Grand Hotel Babylonia era una novelita deliciosa. Y el principio, sobre todo, esa escena entre el impávido camarero y el rico americano, podría haber sido sacada de cualquier novela de Wodehouse.

bibliobulimica dijo...

una quedada bloguera que te lleva a descubrir a un autor ¡que bien! muy original manera de llegar a conocer a quien puede convertirse un buen amigo (el autor jejeje)
un beso,
Ale.

Carmen dijo...

Todos nos hemos quedado con ganas de más Bennett. Genial!! Yo le tengo muchas ganas a Anna of the five towns tras lo mucho que me gustó el pequeño ensayo Cómo vivir con veenticuatro horas al día...
Besos,

lammermoor dijo...

Alice somos muchos quienes hasta ahora no sabíamos de su existencia.
Si te apetece leer este libro, te lo dejo.

Elena gracias a tí por promover una iniciativa tan interesante y darnos a descubrir a un autor sobre el que ahora qiero saber más.

Ya ves Ale que realmente ha sido una propuesta interesante y sí, realmente siento curiosidad por saber más sobre el autor y por conocer otros libros suyos :)

Carmen además del otro libro que me compré, quiero leer el ensayo sobre vivir con veinticuatro horas al día. En mi próxima visita a la librería, me haré con él. :D

Julia dijo...

Hola, llego aquí gracias a la ABBA!
También yo disfruté mucho de esta novela y estaba esperando a ver si alguien la comentaba, puede ser que sea una novela menor para entretener pero ¿por qué tiene que hacer otra cosa, no? Me pareció además muy divertido cómo se presentaban aquí los estereotipos de los americanos (bastante incipientes, al fin) y los ingleses. Encantador, Arnold Bennett, gracias a José y a Elena por invitarnos a conocerlo.
Saludos desde Argentina!
(dejo este mensaje también en la entrada de la ABBA, a ver si se mueven también allí los intercambios)

lammermoor dijo...

Hola, Julia bienvenida. Coincido contigo,conseguir entretener no es poco. Además, Lope de Vega o Calderón, por hablar de dos clásicos insignes, o Shakespeare, era lo que buscaban.

También coincido contigo en como presenta los estereotipos de los americanos frente a los europeos -y británicos en especial. Me acordé de una serie británica Downton Abbey en que también lo resaltan -no sé si habrá llegado a Argentina.

Otro saludo desde el (frío y lluvioso) norte de España

Julia dijo...

Por supuesto que ha llegado aquí Downton Abbey y soy una seguidora empedernida de la serie.
En cuanto al entretenimiento, ya que me hablás de Siglo de Oro, el mejor ejemplo es Cervantes!

lammermoor dijo...

Ah, pues entonces te darás cuenta de que también presentan un poco de esa forma a la madre de Cora -y ella también un poco.
Yo también estoy enganchadísima

Soy una entusiasta del Quijote -y también de la novela picaresca :D