domingo, 10 de febrero de 2013

Agatha Christie pone las CARTAS SOBRE LA MESA



 La participación en el reto organizado por  Dentro de un libro supone  un reencuentro con  Agatha Christie. Sus novelas fueron  mis primeras lecturas  policiacas y tuvieron mucho que ver en mi afición a este género.  Luego, vinieron otros autores y nuevas modas que hicieron que doña Agatha quedara un poco olvidada.     

     Cuando se habla de sus novelas suelen salir a reducir  Diez Negritos,  Asesinato en el Orient Express, el Asesinato de Roger Ackroyd, un Cadaver en la biblioteca o  la largamente representada La Ratonera.  Cartas sobre la mesa se menciona mucho menos y sin embargo, tras releerla, tengo que incluirla entre  sus  mejores títulos. 

     La propia autora, en una advertencia preliminar nos ofrece un resumen de la novela (…) Solamente hay en ella cuatro”participantes”  (sospechososo) aunque, cada uno de los cuales, con arreglo a determinadas circunstancias, pudo haber cometido el asesinato (…) Cada una de ellas ha delinquido ya y es capaz de realizar nuevos crímenes.” 

     Aunque el descubridor del asesino será nuestro querido Monsieur Poirot,  junto a él estarán también el superintendente Battle, el coronel Race y la escritora Ariadne Oliver. Es justamente aquí donde  la escritora (ya había salido brevemente en Parker Pyne investiga) y Poirot se conocen y comienza su amistad.
Resulta  patente  que Ariadne Oliver es un alter ego de nuestra reina del crimen desde el primer momento, cuando alguien al llegar a la fiesta le pregunta a Poirot si ella es la novelista que escribió Un cadáver en la biblioteca  -no será esta la única referencia a sus novelas pero  volveremos luego sobre ello.

   Estoy segura de que muchas de  las palabras que aparecen en boca de Ariadne expresan las ideas de la autora en relación con su obra. Cuando Battle le pregunta si no repitió nunca el mismo argumento, y Poirot susurra un par de títulos. Ella  contesta: Es usted muy listo…, si verdaderamente listo. Porque, desde luego, la trama de esas dos novelas es la misma… aunque nadie se ha dado cuenta de ello . Debo contradecir a la querida tía Agatha, si que lo lo hemos notado hasta el punto de ver que la  forma de asesinar que utilizó uno de estos “participantes”, la  empleará otro personaje en Matar es fácil

   Cuando durante  una charla le comentan que escribir novelas tiene que ser maravilloso, Ariadne/Agatha responde: (…) Ya sabe usted que antes hay que pensar el asunto. Y pensar siempre resulta aburrido. Además se tiene que plantear la trama y luego se atasca una repetidas veces y piensa que jamás podrá salir de tal enredo… ¡pero sale! Escribir no es muy divertido que digamos. Resulta un trabajo tan pesado como cualquier otro.

    Encontramos una a referencia al personaje creado por   Conan Doyle como inspiración para Poirot. Alguien dice con respecto a él que no es precisamente Sherlock.  Hace otro guiño al detective-consultor  y especialmente a El  Sabueso de los  Baskerville cuando nuestro detective belga alude al “curioso incidente del pero a media noche” (Alguna vez comenté que estoy convencida de que se inspiró en ese relato para escribir el Asesinato de Roger Akcroyd)

    Hablaba más arriba de las citas a otras novelas de la autora. La misma invitada que preguntaba  a Poirot  si Ariadne Oliver es la autora de Un cadáver en la biblioteca (mi próxima lectura para el reto), le dice que sabe que él resolvió  El misterio de la guía de Ferrocarriles. Pero además de estas referencias evidentes, hay otras indirectas: cuando Poirot le dice a una de las jóvenes que le va a enseñar una daga con la que doce personas apuñalaron a un hombre (Asesinato en el Orient Express). Y es inevitable pensar en Diez negritos: alguien reúne a una serie de personas que cometieron un asesinato en el pasado y no fueron descubiertos.

      Pero no es lo único que he descubierto en esta relectura. También me he dado cuenta de que a pesar de que sus novelas se consideran anticuadas, algunas de las ideas que plantea aquí ,como el perfil psicológico de los asesinos o el modus operandi como forma de definirlo y localizarlo, son la base de algunas series policíacas actuales como Mentes Criminales, sin ir más lejos.

  Disfruté un montón con esta relectura no solo por la novela en sí, que me pareció muy buena, sino porque de alguna forma, me permitió conocer un poco mejor a nuestra Reina del Crimen


En el rincón musical de hoy una cancioncilla infantil que sirvió de inspiración a doña Agatha para una de sus obras: Tres ratones ciegos

10 comentarios:

Ginger dijo...

Me encantan todos los libros de Agatha Christie.
Creo que volveré a releerlos pronto.
Saludos paisana! :)

Isi dijo...

Yo solo he leído Asesinato en el Orient Express, y creo que no me hubiera dado cuenta al detalle de la daga, jajaja. Bueno,está claro que tengo que leer más libros suyos.
Los que comentas que más se oyen, creo que es porque vienen en las primeras entregas baratitas de las colecciones de quioscos, siempre!! jajaja

Natalia D. dijo...

Ha sido un gran placer leer esta entrada. Comparto tu opinión de que Cartas sobre la mesa se encuentra entre las mejores novelas de Agatha Christie, aunque no sea de las más conocidas. Esta novela destaca tanto por la pericia que demuestra la autora al jugar con un número tan reducido de sospechosos como por la utilización del más fino humor e ironía, que tan bien has descrito.

bibliobulimica dijo...

sigue siendo un eterno pendiente para mí conocer a esta autora.
Un beso,
Ale

lammermoor dijo...

Ginger una buena excusa para releerlos puede ser participar en el reto ;)

Isi a doña Agatha le gustaban mucho los trenes porque más de una vez fueron escenarios en sus novelas. :D
Por cierto, sus novelas son muy buenas para leer en inglés porque no resultan demasiado complicadas.

Pues sí Natalia he disfrutado muchísimo releyéndola y me ha gustado ver como se rie un poco de si misma.

Ale si no eres amante del género policiaco es comprensible (aún así se me hace raro :-))

Filias Y Fobias dijo...

Me encanta Doña Agatha, aunque esta novelita no la conocía. Me la apunto. Genial la entrada, Lammermor.
Un beso

Isabel García dijo...

Sólo he leído dos novelas de Agatha Christie (Asesinato en el Orient Express y Diez Negritos) y me temo que son de las más típicas. Si soy sincera, no sé por qué no he leído más de la autora, porque esos dos libros me encantaron. Me ha encantado tu entrada, así que tendré muy en cuenta "Cartas sobre la mesa" para ser mi siguiente incursión con Agatha Christie.
Besos

lammermoor dijo...

Hola, Isabel pues has empezado con buen pie. Como autora prolífica que fue A.C. tiene novelas muy buenas y otras muy malas.
Cartas sobre la mesa está entre las buenas; también Testigo de Cargo, te animo a que leas cualquiera de las dos. :-)

Dentro de un Libro dijo...

Hola! Después de leer tu reseña tengo que leer esta novela. Lamentablemente no la tengo en mi biblioteca pero espero conseguirla pronto y de ser posible leerla para el reto.
Una reseña excelente muchas gracias por compartirla.
Besos!!

lammermoor dijo...

Gracias a tí por proponernos este reto´ que me permite reencontrarme con doña Agatha.

Y sí, te recomiendo que intentes leerla :)