sábado, 3 de marzo de 2012

Sin solución de continuidad

así fueron mis lecturas de los dos primeros meses del año. Lecturas empezadas  o libros reservados en la biblioteca en el 2011 y que leí ya en este 2012.

     Stoner, de  John Williams. Recomendado por  el librero de La Buena Vida ; es un libro melancólico que nos cuenta la historia de Stoner, un profesor de literatura en una universidad de Texas. Carmen y amig@s le dedicó esta entrada

      Una temporada para silbar, de Ivan Doig  Luminoso, un auténtico libro medicina así diría en Twitter. En La Esfera Cultural dije algo más

Mujer leyendo, de Pieter Janssens
       Los laureles del Cesar, de Steven Saylor. Tras terminar Una temporada para Silbar no sabía que leer; necesitaba algo diferente  y pensé en Gordiano. Con este libro termino la serie Sub Rosae,  protagonizada por este detective, o espía como se llamaban en la época. Altamente recomendable no solo por los casos que Gordiano debe desentrañar sino por la estupendísima ambientación histórica de la época. Por cierto que leyendo este libro me vino a la mente la película Cleopatra y esa escena en que Liz Taylor entra en Roma, sentada en esa gran carroza.  ¿Empezaré de nuevo un programa doble?

     (*)De ratones y hombres, de John Steinbeck.  A pesar de su brevedad -lo leí mientras esperaba en el hospital, aunque, para variar, esta vez no era yo la paciente- te conmueve la historia que nos cuenta y te deslumbra  la maestría del autor; como  va llevándonos hacia ese final tan duro y tan lleno de amor al mismo tiempo, de que forma va graduando los actos y preparándonos para ello aunque no nos demos cuenta hasta que lo hayamos leído.  Una joyita (y  primer punto en mi reto: LISTA DE ESPERA).

      Un arbol crece en Brooklyn,  de Betty Smith. Trata sobre la capacidad de sobrevivir en condiciones adversas, como los arboles que crecen en Brooklyn. Me gustó aunque sin entusiasmarme; es posible que si no tuviera tan reciente el libro de Doig mi valoración hubiera sido más positiva.

   La fórmula preferida del profesor, de Yoko Ogawa. Primera lectura conjunta que organiza Isi y primera en la que participo. Me corresponde publicar la reseña el día 19

  La lista de los catorce, de Nacho Guirado. Una  de mis lecturas “de territorio”. Hablé sobre ella en Maldito Karma y también en La Esfera Cultural.

   El extraordinario caso del doctor Jekill y Mister Hyde, de Robert Louis Stevenson. Uno de mis libros favoritos y del que he escrito esta  entrada
   (*) Muerte en escarlata, de Walter Mosley. Segundo en salir del montón; copio el comentario que dejé en la entrada que Alice le dedicó: Tal como decía después de leer El demonio vestido de azul, que el detective (y el autor) sea negro es esencial porque nos cuenta la historia desde su punto de vista en una época en que aún estaban sometidos a los blancos (...)Me gusta mucho porque nos permite ponernos en su lugar y comprenderlos. Y dejando de lado eso y centrándonos en lo policiaco es una novela negra (no quiero hacer chistes) al estilo clásico. Mundos más o menos marginales, perdedores,.. Relación tensa con la policia. Lo único que creo que no tiene es la botella de whisky en el cajón de la mesa del despacho.

 El ejército furioso, de Fred Vargas . Libro que nos recomedaba Domingo Villar y que fue uno de mis regalos sorpresa de Reyes -muchísimas gracias, Amando-.  A esta autora se la odia o se la ama pero me temo que aún no sé en que bando quedarme. La trama me enganchó y hubo momentos en que esos caracteres normando con sus rodeos y sus huidas de las preguntas directas me recordaron a los gallegos.  Por otro lado, no empaticé demasiado con Adamsberg y sus compañeros; los encuentro un poco prosaicos de más. Creo que a este comisario lo voy a poner junto a su compañero Maigret, no me entusiasman pero tampoco los detesto.

En el rincón musical, un poco de Blues

10 comentarios:

Patricia O. (Patokata) dijo...

Que interesantes lecturas has tenido!!
Yo disfruté mucho de la lectura conjunta en el blog de Isi.
Te cuento que acabo de leer Tokio Blues de Haruki Murakami y es muy recomendable!!
Gracias por pasar por mi blog, es un gusto contactar contigo!!

besos

detectives salvajes dijo...

Pues has hecho un buen recorrido este febrero... Siento que no te pases a mi lado, con Fred Vargas, aunque entiendo lo que dices.

lammermoor dijo...

Hola, Patricia O también yo he disfrutado con la lectura conjunta. Si te gustó Tokio Blues, te recomiendo que leas Kafka en la orilla, del mismo autor.

Te seguiré la pista ;)

Hola, Detectives Salvajes este bimestre creo que he leído bastante variadito. Pues sí, Fred Vargas me dejó un poco tibia; supongo que leeré algún otro para ver hacia que lado me inclino ;)

Alice Silver dijo...

Sólo leí Muerte escarlata y quiero hacerme con Los laureles del Cesar que descubrí que existía gracias a ti. Ya te dejaré alguno de la Vargas a ver si consigo que te inclines hacia el lado oscuro.

bibliobulimica dijo...

¡pues que lecturas tan interesantes! de una temporada para silbar solo he escuchado buenos comentarios...
he estado muy liada con el tiempo, y visitando médicos así que poco he podido navegar, pero cuando puedo hacerlo, es un placer visitarte.
Un beso,
Ale.

maribel dijo...

Hola Lammermoor, veo que me espera trabajo, y eso que sólo son tus lecturas de febrero, jejeje.
Tuve más suerte que tu con Betty Smith, tendré que ver qué libro le precedía. Me pasa igual, detrás de un gran acierto es difícil elegir lectura.

Lo de Adamsberg en mi caso está en cuarentena.

A ver si puedo decir algo en la de Ogawa, no me atreví en una de Isi porque sólo se podía hablar del libro hasta la página...(y claro mi memoria no anota tanto...) por cierto el de Doig me llamó desde su blog.

Una nota, se que viene en teatro De ratones y hombres aunque no se si tendré oportunidad de verla.

Jajaja, me he reído porque yo suelo contar lo de "me leí un libro en la sala de espera de una consulta"...el último corto que recuerdo fue "Adios, hasta mañana" y creo recordar que lo anoté aquí...
Alá, más a la carpeta de Lammermoor y Tigre Blanco sin leer, ufff
Ya he visto que tu también extiendes redes ;-)

Un abrazo ;-)

Carol dijo...

Soy una fanática de Steinbeck, uno de mis autores favoritos, De ratones y hombres es un libro excepcional, tan breve y a la vez tan intenso, me encanta. Del resto tb me gustó mucho en su momento el de Stevenson, tan diferente a todas las versiones que se han hecho en cine o televisión. Muchos besos

lammermoor dijo...

Alice lo publica círculo. Me lo dejó una amiga; si no lo consigues, puedo volver a pedírselo.
Ay, que ganas tienes de que me pase al lado oscuro :)

Ale si que te echamos en falta pero esta última temporada tampoco he estado muy cibernética. Espero que lo de los médicos no sea nada grave.
Una temporada para silbar es un libro "luminoso", de esos que te deja con las pilas cargadas.

Maribel hola.Pues sí, creo que Betty Smith en otro momento me hubiera gustado mucho más ...
Es cierto que la obra de teatro se estrena en Bilbao; pues si al final puedes ir ya nos contarás.

Si Alice te oye,te intentará convencer para que te pases tu también al lado oscuro de Fred Vargas :)

Adios, hasta mañana ya lo he localizado en la biblio. Luego os echaré la culpa a vosotros de que mi pila de pendientes no baje.

Hola, Carol aún estoy limpiandome la baba de envidia mientras leía tu entrada sobre la expo de Chagall.
Steinbeck es... Steinbeck y esta obra una pequeña joya.
Con Stevenson, como con Drácula o Frankenstein pasa eso. Crees que los conoces por las mil citas y adaptaciones en cine y cuando lees las obras originales te sorprendes.

Un abrazo

Carmen dijo...

Muchas gracias, Lammermmor, por el enlace a la reseña de Stoner, un estupendo libro, sin duda.
Besos,

lammermoor dijo...

Las gracias no se merecen, Carmen y si, es un estupendo libro que merece que hablen algo más de él.