martes, 21 de febrero de 2012

Carnaval, Carnaval

En mi primer carnaval bloguero pensaba hablar de libros y terminé dando la receta de los frixuelos –típicos de estas fechas- No sé muy bien por que he vuelto a pensar en títulos relacionados con el carnaval, aunque con poco éxito; no he conseguido más referencias literarias que las que entonces obtuve

El baile de Carnaval, de Evaristo Valle
A pesar de que el Carnaval ha sido motivo pictórico (recordad a Evaristo Valle) o musical, no parece que la literatura le haya prestado demasiado atención -tan solo fui capaz de encontrar cuatro títulos de los que hablaré más abajo. Resulta curioso porque los bailes de máscaras o de disfraces son un motivo recurrente en muchas novelas policíacas (doña Agatha “cometió” más de un asesinato al amparo de ellos. De forma insistente me viene a la mente La  casa del ídolo de Astarté, aunque hubo más).

No solo se cometen asesinatos bajo una falsa identidad. Cuantos encuentros con amantes que no eran tales sino alguien que llevaba el mismo disfraz (equívoco que resultaba casi siempre el inicio de otro amor) o cuantos intercambios de información entre espías hechos en uno de esos bailes.

Tal como os decía más arriba, tan solo fui capaz de encontrar cuatro obras dedicadas al carnaval. La primera es la Batalla entre don Carnal y doña Cuaresma que nos relata el Arcipreste de Hita en El libro del Buen Amor.

Otra obra en la que creo que todos pensaremos es El mundo todo es máscaras. Todo el Año es Carnaval, de Mariano José de Larra. Artículo ácido y cargado de pesimismo como todos los suyos.

El diablo cojuelo, de Vélez de Guevara. Novela picaresca (y estupenda) que siguiendo un orden cronológico debería haber mencionado antes. Si la incluyo tras el artículo de Larra es porque tiene mucho en común con él. Asmodeo –el diablo cojuelo- a cambio de su libertad –un astrólogo lo tiene prisionero en una redoma- lleva a Cleofás, un estudiante que llega a esa buhardilla por accidente, por los cielos de Madrid, levantando los tejados de las casas y enseñándole las miserias y trampas que se esconden en ellos.

El último título con el que pude dar es Cleopatra, un relato de Mario Benedetti que está incluido en sus Despistes y Franquezas.

Además de sugerirme más títulos sobre el Carnaval si es que los conocéis, también podéis contarme como se celebra en vuestras ciudades o cuales son los platos típicos de allí –Aquí en Asturias, además del pote y los frixuelos, también son típicas las casadiellas o bollinas. En Galicia, las filloas (frixuelos) y las orejas.


Aunque el rincón musical parecía estar condicionado por el título de la entrada, mejor decir, como  Ariel Rot, Adios, Carnaval.  (En realidad la que me gusta y me pone de buen humor es Celia Cruz)


6 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

No soy especialmente carnavalero, la verdad. No le encuentro mucha ciencia a este asunto, pero quizá tenga que ver con este clima nuestro. A pesar de ello desde hace unos treinta años, en Segovia la afición por estas fiestas crece, hay varias charangas y murgas que participan en desfiles, concursos de coplas, etc.
Salvo los dichos (bueno, yo sólo habría apuntado al bueno del Arcipreste), no se me ocurren más libros.
Pero me parece algo lógico. En el fondo toda obra literaria es un constante desfile de máscaras. (¿No significa eso, personaje?)

Elena Rius dijo...

Martes de Carnaval, la trilogía esperpéntica de Valle Inclán, es lo primero que me viene a la cabeza.

lammermoor dijo...

Amando tienes razón en que el carnaval se presta más a tierras más cálidas. Aún así y a pesar del frío aquí hay algunas fiestas típicas del carnaval como el descenso de Galiana en Avilés.

En cuanto a las lecturas, me sorprendió ver, mientras buscaba, que hay cierta abundancia de poesías dedicadas a esta fiesta.

Elena no se me hubiera ocurrido pero ahora que lo dices, ¿acaso el esperpento no luce en todo su esplendor en carnaval? (Tengo Luces de Bohemia en casa; me estás tentando a releerlo)

maribel dijo...

Hola Lamermoor buena propuesta, reconozco que me pasa como a Amando y no me venía ninguno a la cabeza, es más cuando he visto el comentario de Elena Rius me he dado cuenta de las veces que habré utilizado el título sin asociarlo nunca a estas fiestas de carnaval, ay, ay, ay.
Por cierto, tampoco somos muy carnavaleros, aquí hoy se celebra el entierro de la sardina...
;-)

loquemeahorro dijo...

Yo, como Elena he pensado en Martes de Carnaval, de Valle Inclán, pero por el título, lo reconzco, ni siquiera recordaba de qué iba.

Aunque al buscarlo, he visto que una de las obras es "Las galas del difunto" que sí recuerdo de qué iba y que vi en el teatro, cuando iba al instituto (me sorprende que me acuerde de algo, la verdad).

Pues no sé si tendría que ver con el título de la trilogía pero sí que iba, no de un disfraz, pero sí de un traje.

lammermoor dijo...

De nuevo hola Maribel creo que a todos se nos hace difícil encontrar títulos relacionados con el carnaval.
Curiosamente, buscando en la página de Nórdica el título exacto de un libro que han publicado -Diario de un don nadie- me encontré con unos cuentos de Isaac Dinasen Carnaval y otros cuentos

Hola, Loque pues a mí no se me había ocurrido asociarlo. He visto que "Martes de Carnaval" fue una adaptación que hizo Televisión Española de la trilogía de Valle Inclán.
Ya podían volver a hacer cosas así.