sábado, 10 de diciembre de 2011

¡Qué grande es el cine!

(Ahora que a cada año lo convertimos en internacional de algo, para mí este podría haber sido el Año Internacional del DVD)

Cine y literatura han ido y siguen yendo de la mano; las referencias cruzadas entre uno y otro son frecuentes en nuestra cibertertulia.. Fuera por eso o por la inactividad forzosa a la que me vi obligada a principios de año, lo cierto es que empecé a ver películas clásicas. De algunas ya hablé en Programa Doble; el resto, las comento ahora.

escena de El apartamento
El apartamento. Dirigida por Billy Willder y protagonizada por Jack Lemon y Shirley McLaine, es la única que no había mencionado en el blog

Bajo el formato de comedia se esconde una historia de soledad, intereses e hipocresía. Coincido con mucho de lo que se dice aquí sobre la película. Dado que la película transcurre durante las Navidades, puede ser un buen momento para verla.

39 escalones. Esta película pertenece a la época inglesa de Alfred Hitchcock. Muñoz Molina comentaba en Getafe Negro 2010 que se había inspirado en ella para su El Invierno en Lisboa.

fotograma de 39 escalones
Cuando vi La Ventana Indiscreta me di cuenta de que Hitchcock cambia el sexo de uno de los personajes –hombre en el libro y mujer en la película. Además, también incluye otro personaje femenino que no aparecía en la historia original. En 39 escalones también lo hace.

La Soga, del mismo director. No sé cuantas veces habré visto la película pero en cada ocasión descubro algo nuevo. Esta vez (puede que tuviera que ver en ello que mi inglés había mejorado mucho) fue la mención a las teorías del superhombre de Nietzsche, ¿puede un llamado ser superior quitar la vida a uno inferior?

Doce hombres sin piedad. Junto a  la Soga y La Huella las había mencionado en El misterio del Cuarto cerrado.
Aunque la había visto varias veces, nunca hasta ahora en inglés. Me asombra no solo la modernidad de la película desde el punto de vista técnico sino la capacidad de poner al descubierto los prejuicios que todos tenemos y que nos hacen comportarnos o pensar de una determinada forma. Si no la habéis visto, tenéis que verla.

El tercer hombre. Otra película mencionada por Muñoz Molina y que le influyó en la escritura de Beltenebros. La había visto hacía mucho – tenía grabadas en mi mente algunas imágenes- y este verano decidí volver a verla; es  fascinante. El director consigue crear una atmósfera de engaños, penumbra, y decadencia. ¡Con que habilidad sugiere sin desvelar las cosas (pienso en la escena del gato)! ¡Todo lo que los actores consiguen transmitir con la mirada! –Esa forma en que, al final de la película, Orson Welles mira a Joseph Cotten
Una de las escenas finales de El tercer hombre

  Como curiosidad os diré que Graham Green no pretendió escribir una novela. Pero mejor lo explica él:
Para mí es imposible escribir el guión de una película sin antes escribir un relato. Una película no depende sólo de una trama argumental, sino también de unos personajes, un talante y un clima, que me parecen imposibles de captar por primera vez en el insípido esbozo de un guión convencional”, (citado aquí y aquí

La huella, con Michael Caine y Laurence Olivier. Viendo actuar a estos actores pensaba en que antes, cuando no se contaba con efectos especiales ni programas informáticos, el trabajo estaba basado sobre todo en el propio actor y su capacidad de expresión. Eso ahora sería imposible, con el botox haciendo estrago s en la cara de la mayor parte de actores.
El "baile de los vampiros"

El baile de los vampiros, de Roman Polanski. Me apetecía hacer un cineclub de terror en clave de humor. No conseguí El jovencito Frankenstein (alguien se “ha olvidado” de devolverla a la biblioteca ) pero tuve más suerte con la película de Polanski. Es un homenaje a la par que parodia de las películas de terror y de vampiros.

Un añadido de última hora.: Rebeca, también de Hitchock y también de su época inglesa. "Anoche soñé que volvía a Manderley..."

Pero no solo de cine clásico vive el hombre (o la mujer). También hubo series de televisión pero eso daría para otra entrada.
 ---



En el rincón musical la B.S.O. de Cinema Paradiso (su compositor fue Ennio Morricone, creador de muchísimas bandas sonoras y la película es un canto de amor al cine)

21 comentarios:

Elena Rius dijo...

Todas estupendas. Me gusta esa idea de darse de vez en cuando un atracón de cine revisitando estas joyas clásicas.

masteatro dijo...

He visto "El apartamento", "Doce hombres sin piedad", "La huella", "Rebeca" y "39 escalones". De todas ellas, "doce hombres..." y "La huella" son sin duda mis favoritas. Eso sí, "39 escalones" no me gustó.

Amando Carabias María dijo...

Completamente de acuerdo. Por una vez he visto casi todas las que citas. Alguna me falta.
En estos tiempos que vivimos todos los tipos de lenguaje influyen en las diferentes expresiones, pero quizá la narrativa y el cine -junto con la música- van muy de la mano. Acaso porque la base de ambas es una historia, un guión, que se plasma sólo en palabras o en imágenes.

lammermoor dijo...

Hola, Elena soy un poco bipolar. Series de televisión actuales y películas clásicas :)
La verdad es que he disfrutado mucho revisitándolas, como tu dices.

Masteatro aunque me gusta mucho Hitchcock es cierto que sus películas de la etapa inglesa han envejecido peor. Doce hombres sin piedad y La huella son también dos de mis películas favoritas.

Hola, Amando tienes razón. Precisamente pensaba y comentaba un día que volver a ver las películas de cine clásico es similar a releer un libro (clásico). Siguen siendo actuales y cada vez descubres algo nuevo.
Es cierto además que la relación entre cine y literatura es muy estrecha; en la época dorada de Holliwood muchísimos escritores eran también guionistas.

Alice Silver dijo...

Jajaja, bipolar. Creo que he visto en algún momento todas las pelis que comentas salvo El baile de los vampiros, pero sólo recuerdo bien El apartamento y La soga, así que estas navidades cambiaré a Chencho y Qué bello es vivir por alguna de tus propuestas. Me apetece mucho La huella y El tercer hombre.

Victoria dijo...

Yo también he visto todas las que mencionas, y son preciosas. El cine clásico tiene un encanto especial. Veo que te dio fuerte con Hitchcock. "El baile de los vampiros" me pareció una película muy divertida cuando la vi la primera vez, la siguiente no tanto. Y "El jovencito Frankenstein" creo que la tengo yo, si la quieres ya te la pasaré.
Alice, ¡a Chencho en Navidad no se le puede cambiar por nada!

Ricardo dijo...

La única que no he visto es "El baile de los vampiros". Las demás me parecen buenísimas, aunque si tuviera que elegir una me quedaría con "El apartamento" y con su escena final. Me encantan todos estos directores,pero Billy Wilder tiene ese no sé qué, que supongo que él llamaría el toque Lubitsch, que no dejo de admirar por muchas veces que haya visto sus películas.
Saludos.

Natalia D. dijo...

He visto todas excepto, coincidiendo con la mayoría, “El baile de los vampiros” (en mi caso, influenciada por mi particular antipatía por los vampiros en todas sus modalidades). Todas me han gustado mucho y a todas vuelvo periódicamente. ¿Mis preferidas?: El apartamento y El tercer hombre, esta última una crónica magnifica de la época y el lugar en que transcurre.
Literatura y cine son para mí alimentos, y en muchos casos medicina (como tan bien expresó Lammermoor), imprescindibles para el alma.

loquemeahorro dijo...

Las he visto todas, la mayoría cuando era pequeña, sé que no es una sorpresa.

Y algunas como "El tercer hombre" y "39 escalones" hace tantos milenios que ni me acuerdo.

Otras me decepcionaron un poco, al verlas más de mayor como Rebeca y la Soga no es de mis favoritas de A. H.

El Apartamento está entre mis favoritas de todos los tiempos y no muy lejos la Huella y 12 hombres... Entre las 3, no sé cuántas veces las habré visto, mejor no pensarlo (y La Ventana Indiscreta, mejor ni lo comento)

Ah, yo sí he visto "El baile de los vampiros", y mola, tiene un humor negro, que da más miedo que una de vampiros "seria", ah, "El Jovencito Frankenstein" es una parodia muy graciosa, en plan palomitas, pero esta.. te deja un pelín de mal cuerpo.

pd. ¿Falta un enlace sobre El Apartamento cuando pones "de lo que se dice aquí sobre la película"?

lammermoor dijo...

Alicia es que creo que el buen cine se está haciendo ahora en las series televisivas. Las hay francamente buenas.
Mis navidades no se si tendrán a Chencho pero incluirán El crepúsculo de los dioses y La fuga de Alcatraz.

Victoria el viernes "pernoctamos" tu Jovencito Frankenstein por mi Carofiglio.

Hola, de nuevo Ricardo Tendría que pensar cual sería la que yo escogería entre todas; puede que Doce hombres sin piedad pero me costaría decidirme.

Natalia habrá entrada sobre pelis medicinas. El tercer hombre es una película estupenda y tuve la suerte de encontrar uan edición por cinco euros así que forma parte ya de mi DVDteca.

Loque vi Rebeca la semana pasada y también me decepcionó un poco.
La ventana indiscreta es muy, muy buena. Tengo en casa Los pájaros; igual me animo a verla

P.D: Sí, si que le faltaba un enlace.

Icíar dijo...

Hay muuuchas que no he visto. Es una pena que no hayas conseguido la del jovencito Frankenstein. Es que a mí me encanta. Yo que no soy mucho de reír, ésta me hace reír, desde el principio cuando no quieren admitir los apellidos, se los cambian. Muy divertida. No sabía que esa de Polanski era también en clave de humor. La voy a buscar.

Sally dijo...

Las propuestas de cine y libros son sensacionales para estas fechas. Cuando llega el frío una sesión de pelis no tiene precio.

Victoria dijo...

Hay una frase en "El jovencito Frankenstein", cuando están cavando un agujero en la tierra y Gene Wilder se empieza a quejar y le dice el otro: "Podía ser peor. Podía llover". Esa frase ha pasado ya al elenco de nuestras frases familiares. Siempre que pasa algo malo, alguien de mi familia comenta lo de "Podía ser peor. Podía llover".
Buff, y "El crepúsculo de los dioses" es una de mis más más mas favoritas películas. La he visto decenas de veces, y siempre me gusta. Adoro a Billy Wilder!!

lammermoor dijo...

Iciar al final voy a poder ver El jovencito Frankenstein; me la dejará una amiga este fin de semana.

Victoria Tengo ganas de ver la peli; a ver si practico un poco de risoterapia.

Me gusta eso de la más, más, más favorita Tengo que pensar cuales son las mías.

Sally con estas tardes tan cortas, el frío y la lluvia lo que apetece es quedarse en casa y ver una buena película.

xGaztelu dijo...

Me pasa lo mismo que cuenta Victoria: "Podría ser peor, pordría llover" y "La clase ha terminado" son dos frases de El Jovencito Frankenstein que han hecho historia. Y, como casi todos, tampoco he visto la de Polanski.

xG

lammermoor dijo...

Creía que la de Polanski era más conocida. La pusieron hace poco en alguna de las cadenas de cable.
En cuanto al Jovencito Frankenstein, ya tengo ganas de verla. (Victoria, que no se te olvide llevármela ;))

Enzo dijo...

"Doce hombres sin piedad" creo que es mi película favorita junto con "La herencia del viento". Billy Wilder me encanta, mi preferida creo que es "Primera Plana". Walter Matthau hace un papel excepcional.

Saludetes

Ricardo dijo...

"La herencia del viento". Hace un par de años mi hijo mayor la llevo a la escuela y la pasaron en clase (bachillerato). Volvió a casa entusiasmado de la fantástica acogida que tuvo y del debate posterior. Curiosamente, George G.Scott y Jack Lemmon, fueron los protagonistas de los dos "remakes" televisivos de "La herencia del viento" y de "Doce hombres sin piedad", formando pareja en ambas películas. Pese al trabajo de esos dos grandes actores, los filmes originales me parecen claramente superiores.

lammermoor dijo...

Qué sorpresa verte por aquí Enzo. Sabía que 12 hombres sin piedad es una de tus pelis favoritas.
Buscando la filmografía de Billy Wilder me entero de que también es suya Testigo de Cargo -una película que me encantó.

Ricardo está claro que tengo que buscar La herencia del viento. Hace poco me hablaba de ella la profe.

Ricardo dijo...

“La herencia del viento” trata un caso real, que ocurrió en 1925, en el sur de EEUU, pero que es perfectamente extrapolable a cualquier sociedad: la confrontación entre el dogma y la razón, entre el creacionismo y la Teoria de la evolución de Darwin. En esta pasada década, en los mismos EEUU del retrógrado Bush, se intentó introducir en las escuelas una puesta al día del Creacionismo, lo que llamaban "Diseño inteligente" (El Tea Party aún insiste), y, por ello, películas como ésta son necesarias. El guión es espléndido, la dirección también y los dos protagonistas principales (Spencer Tracy y Frederich March) están impresionantes. El doblaje al castellano es muy bueno, pero si puedes verla en versión original, mejor.

lammermoor dijo...

RicardoPrecisamente la película la trajimos a colación en una conversación sobre el creacionismo. Me asombraba -me asombra- que el porcentaje de estadounidenses que creen en esa teoría sea tan elevado.