miércoles, 30 de noviembre de 2011

Sapore di Bari

último libro publicado
Si os pido que me digáis el nombre de un autor o personaje relacionado con la novela negra italiana lo más probable es que mencionéis a Donna Leon y Andrea Camilleri y a los comisarios Brunetti y Montalvano. No creo equivocarme al pensar que muchos de vosotros –yo misma hasta hace muy poco- no habéis oido hablar de Gianrico Carofiglio y del avocato Guido Guerrieri.

Hace una o dos semanas buscaba una lectura que me permitiera sobrellevar un catarrazo que me traía a maltraer. Iba pasando de un libro a otro, sin conseguir interesarme en la lectura hasta que  cogí Con los ojos cerrados. No solo lo leí de un tirón sino que empecé a sentirme mejor del catarro.

Gianrico Carofiglio ha sido juez, fiscal y asesor de la fiscalía antimafia. Por ello su personaje es abogado y los casos están planteados desde el punto de vista judicial. La solución siempre se da en la sala del tribunal pero sin los golpes de efecto al estilo de Perry Mason o SharK.

El nombre –Guido Guerrieri- es todo un símbolo del tipo de personaje que Carofiglio nos ofrece porque, incluso cuando parece que no hay esperanza y que es mejor abandonar, Guido no se rinde y lucha hasta el final por su cliente. Quizá por ello en los  mentideros de la carcel, donde Se habla mucho de los jueces y los fiscales.(…) Y se habla de los abogados:

De usted se dice que no tiene miedo.

_Se dice que no se echa para atrás cuando es por una causa justa. Se dice que es un hombre de bien.

_y de usted también se dice que está muy capacitado.

La palabra que me viene a la mente para caracterizar estas novelas es escuetas. Guerrieri no tiene socios; tan solo una secretaria, Maria Teresa, de la que apenas sabemos nada excepto que tiene unos preciosos ojos azules-. Colabora –se ayudan mutuamente- con el comisario Tancredi  pero también aquí es parco en la descripción del personaje.

Igualmente es escueto en cuando se refiere a la comida; no, no me refiero a que no haya menciones a ella (Si en algo no hay diferencias entre el norte y el sur de Italia es en lo de comer –y mucho-) sino que no hay “regodeo”,como sucede con nuestro comisario veneciano o nuestro queridísimo Montalbano.
Carofiglio en Getafe Negro 2011

Una de las cosas que me gustan es el sentido del humor del personaje y esa especie de doble conversación. En muchos momentos vemos (o leemos) el pensamiento de Guido –normalmente, irónico y muy poco “adecuado”- y a continuación la respuesta neutra, mucho más correcta.

Los libors están llenos de referencias musicales –desde Leonard Cohen a Bob Dylan, Nora Jones o Mark Knofpler entre otros. También hay continuas referencias a películas y libros. Dudas razonables termina con una mención al final de Casablanca. Apenas comienzas Con los ojos cerrados te encuentras con una cita de Itaka, el poema de Kavafis.(Creo que fue en ese momento cuando comencé a mejorar) Por si fuera poco, más tarde menciona uno de mis libros medicina –Mi familia y otros animales- (¿Cómo no me iba a conquistar?)

En Dudas Razonables nos habla de la Ostería del caffellatte, una librería muy especial. Tan solo abre por la noche; puedes ir allí a comprar un libro y tomarte un café y un trozo de las tartas que Ottavio, el dueño, prepara por la tarde antes de abrir ¡Como me gustaría que existiera algo así en Oviedo!

Lo sé, lo sé,váis a decirme que soy una enamoradiza pero no lo puedo remediar, Guido Guerrieri se ha ganado un huequecito en mi corazón. Pero estoy segura, de que si lo conocéis también os sucederá lo mismo.

Alice Silver le ha dedicado un par de entradar a Carofiglio .También Terri, de Negra con puntillo le ha dedicado estaesta

En el rincón musical, una de las canciones que Guido escucha

(Fotografía cedida por Alice Silver)

13 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Hace menos de una semana me compré "Con los ojos cerrados" y creo que voy a esperarme a leer tu entrada a habérmelo leído, para contrastar opiniones.

Sí, yo también lo conocí por "Mis Detectives Favoritos", el mismo blog porque el que he descubierto que había tantísimos autores de "negro" en Italia y tantos personajes además de Montalbano.

maribel dijo...

Hola Lammermoor, como se que te has leído las dos primeras, no sé si también las dos últimas, no te digo, jejeje, lo acertado que me parece que hayas elegido la foto de "las perfecciones provisionales".
Creo que da para uno de los debates que tan bien nos planteas aquí.

Leí las cuatro de este autor, cómo no, después de ver la entrevista junto con mi admirado Silva, en el blog de Alice, y ahora Ya está en mi lista!!
Por cierto, cuando leía, dudaba, ¿pero este tiene mi lista de spotify?, jajaja!, nuestra vida tiene banda sonora, ¿verdad?
Un abrazo

jiescribano dijo...

Me alegro de que te gustara, a mi también.

lammermoor dijo...

Loque Alice Silver nos ha descubierto un montón de deteectives, algunos de lso cuales se han convertido en mis favoritos.
Espero tu opinión.

Maribel en realidad he leído el segundo y el tercero. El primero lo compré -no lo tenían en la biblio- y lo leeré este fin de semana. En cuanto acabe, a por el cuarto.
Me ha gustado ver que el también tiene sus "rincones musicales"

Jose Ignacio me ha gustado mucho.

Victoria dijo...

¡Qué apetecible! Otro más para la saca, y eso que yo soy una enamorada de Brunetti. ¿Lo tendrán en la biblioteca? ¿Te ha curado el avocato del catarrazo que tenías?

Alice Silver dijo...

Me ha encantado el título de la entrada.
El primero de la serie está muy bien porque cuenta como Guido se transforma de un hombre sin escrúpulos a una bellísima persona...

Ricardo dijo...

Lammermoor,
me encanta leerte porque desde el comedimiento y las buenas formas, se te nota la pasión con la que describes los libros que te gustan. Como es este caso. Parece que el entusiasmo es extensible a todos los que han opinado, tanto en tu blog com en el de Alice Silver.
Me lo apunto.
Un abrazo,
Ricardo.

lammermoor dijo...

Pues sí, Marivi Carofiglio fue el mejor antigripal. Puedo dejarte el primer libro; pero creo que ya los hay en la biblio.

Gracias, Alice ya sabes que me gusta cuidar los títulos. Pues e en breve sabré que fue lo que hizo que Guido se convirtiera en buena persona. :)

Ricardo gracias. La verdad es que cuando me pongo a hablar sobre libros me pongo pesadita. Estos libros me han gustado mucho pero es que además en junio estuve en el sur de Italia y cuando leía los escenarios de Bari los iba extrapolando a Lecce.
Por cierto, tengo una entrada pensada especialmente para Natalia D y tu pero me temo que hasta después de las navidades no podré publicarla.

Otro abrazo.

Ricardo dijo...

No eres nada pesadita. Eres una lectora voraz que contagia entusiasmo y que tiene la deferencia de hacernos partícipes a los demás de sus lecturas y opiniones. Creo que todos te lo agradecemos.
Para Natalia D y para mí...pues me vas a tener un tiempo muy intrigado. Muchas gracias y muy buenas noches.

Natalia D. dijo...

Aunque todavía no he leído a Carofiglio, he disfrutado mucho leyendo tu entrada. Como dice Ricardo, transmites (y contagias) magníficamente tu entusiasmo por los libros. Tengo el primero de Carofiglio en casa, esperando que llegue su momento, pero hasta ahora ha sido desplazado por nuevos descubrimientos realizados en tu blog o en el de Alice (ayer empecé “Tigre blanco” que me está entusiasmando; y así me tenéis tú y Alice: saltando de un indio de la India a un indio navajo).

Me mata la curiosidad y no puedo evitar preguntártelo ¿tu sorpresa para Ricardo y para mí nació en Austria?

lammermoor dijo...

Muchísimas gracias, Ricardo. Espero no crear demasiada expectación y que luego la entrada os defraude; simplemente fue algo que se me ocurrió y que me hizo pensar en vosotros.
De momento, para el 12 o el 13 tengo programada una sobre cine que quizás te interese ;)

Natalia comienzo a contestarte por el final. No, no tiene nada que ver con Austria y ahora la que se ha quedado intrigada he sido yo.

En cuanto a Carofiglio acabo de terminar el primero y he disfrutado muchísimo con él. Además me ha transportado más aún si cabe a mi estancia en el sur de Italia este verano.
No sé si lanzarme inmediatamente a la biblioteca a por el cuarto y último (de momento) o esperar un poco para estirar el placer de leer a Carofiglio.

detectives salvajes dijo...

Lo tengo pendiente, pero a partir de ahora, lo tendré "súper-pendiente"

lammermoor dijo...

Detectives Salvajes ya me contarás que te parece