sábado, 25 de junio de 2011

LLegó el verano

Como en otras ocasiones,  le he pedido ayuda  a Discreto Lector para encontar un inquilino que ocupe este rincón de la poesía durante los meses de verano. Os dejo con este poema de Francisco Brines  y aprovecho para descubrir a un poeta que no conocía y desear a quienes ya os vais de vacaciones un feliz verano.
Acantilados en mi lugar de veraneo

LOS VERANOS
Fueron largos y ardientes los veranos!
Estábamos desnudos junto al mar,
y el mar aún más desnudo. Con los ojos,
y en unos cuerpos ágiles, hacíamos
la más dichosa posesión del mundo.

Nos sonaban las voces encendidas de luna,
y era la vida cálida y violenta,
ingratos con el sueño transcurríamos.
El ritmo tan oscuro de las olas
nos abrasaba eternos, y éramos sólo tiempo.
Se borraban los astros en el amanecer
y, con la luz que fría regresaba,
furioso y delicado se iniciaba el amor.

Hoy parece un engaño que fuésemos felices
al modo inmerecido de los dioses.
¡Qué extraña y breve fue la juventud!

6 comentarios:

Natalia D. dijo...

La poesía es preciosa, con una enorme fuerza evocadora de esa juventud pasada. Y que bonitos los acantilados… ¡y que pases muy felices vacaciones allí!

Carol dijo...

Vaya qué suerte, menudo lugar para relajarse y desconectar. Disfruta mucho de tus vacaciones. Un beso

lammermoor dijo...

Natalia verdad que sí. A mi me hace recordar esos veranos de la infancia que duraban dos o tres meses. ¡Qué tiempos!
No es porque veranee allí pero esa zona de Asturias es expectacular.
Aún os daré un poco más la tabarra antes de irme allí de vacaciones :)

Carol para mí es un auténtico lugar de reposo Te dejo la url de una entrada en que explicaba lo que supone para mi pasar allí el verano. http://delibroenlibro-lamemmour.blogspot.com/2009/08/del-veraneo-y-otros-conceptos.html

P.D: aún tardaré dos o tres entradas en coger vacaciones Un besazo (Y no paséis demasiado calor);)

bibliobulimica dijo...

Ahh que bonita poesía...ingratos como el sueño transcurríamos...así quiero yo pasar mi verano ;)
Hermosa la foto del acantilado ¡que bonito poder llenar los ojos con esas vistas!
recibe un abrazo y mis mejores deseos para que descanses mucho en estas vacaciones,
Ale.

lammermoor dijo...

hola de nuevo, Ale Fue precisamente Juan Mata Discreto Lector quien con los poemas que colgaba en el blog me hizo perder el miedo a la poesía.
Este me gustó porque me recuerda los veranos de mi infancia. Aún me quedan dos semanas para mis vacaciones pero los fines de semana puedo disfrutar de esos acantilados y ese mar.
¡Ojalá que algún día puedas conocerlos!

bibliobulimica dijo...

Lammermoor:
¡espero que si pueda admirar esos acantilados algún día! y tomo nota de tu recomendación de Frankestein...¡animo amiga! ya falta menos para tus vacaciones...sólo una semana más...
un beso,
Ale.