martes, 5 de abril de 2011

Sin miedo

Como estoy en uno de esos periódicos atascos escriturarios –no es que me falten temas sobre los que hablar, sino que no soy capaz de escribir sobre ellos- voy a aprovechar el “parón creativo” para hablaros sobre algo que llevo tiempo pensando y que está enlazado con un par de libros que me han regalado muy recientemente, dos blogueros.

Se trata de sendos poemarios: “Versos como Carne”, de Amando Carabias María y “Vivir las cinco Villas” de Susana Hernández Sánchez. Podréis leer una muestra de sus versos en el rincón que De libro en Libro le dedica a la poesía . A Susana le dedicaré el mes de abril y a Amando uno de los del otoño-invierno , puede que enero.

Si en el caso de este último es fácil poder leer sus poemas ya que los cuelga en su blog, resulta más dificil en el de Susana; aún así, si os dais una vuelta por el blog de Iciar podréis leer alguno (le dedicó una entrada a Vivir las Cinco Villas; y Susana colgó otro poema en un comentario a una de sus últimas entradas ¿Indignaos?

Con tanta divagación se me olvidaba lo fundamental, que es darles las gracias públicamente a ambos; además, la llegada del libro de Susana coincidió con el Día Internacional de la Poesía ¿Cabe mejor manera de celebrarlo?

Y ahora la reflexión que llevaba tiempo haciéndome. He llegado a la conclusión de que no leemos (son pocos sus lectores) poesía en gran parte, por la forma en que nos la enseñaron en la escuela. En Teacher Man, de Frank McCourt hay un fragmento que me gustó mucho, en que hablan precisamente sobre ello. Dos alumnos comentan:

"No estamos analizando. Simplemente estamos charlando. Cuando vas a ver una película, sales de allí hablando sobre ella ¿O no?

Algunas veces, pero esto es un poema y ya sabes lo que los profesores de inglés hacen con los poemas. Analizar ,analizar y analizar. Es por eso que no me gusta la poesía.”

Tenemos miedo de la poesía y por eso no la leemos. Para vencerlo algunos profesores llevan a cabo medidas tan efectivas y bonitas como La puerta de la poesía , las contraseñas poéticas u otras de las que Juan Mata nos habla en su blog. En cuanto a su lectura, también nos equivocamos si pretendemos hacerlo como cuando leemos una novela o un cuento.

Tal como le comentaba a Amando. (…) he descubierto que el mejor sistema para leer poesía (al menos para mí) es tener el libro siempre a mano para leer hoy un poema, mañana otro; otro día dejar que la vista se me quede colgada en otro, o quizás volver sobre alguno de los leídos. Sin prisa....despacito.

Susana me escribía que (…) la poesía (…) no es solo un sonido armónico, la poesía es literatura y tiene que haber en ella comunicación. Esa es mi intención. Estoy de acuerdo con ella, es comunicación y también sentimiento. Y de ambos hay en estos libros.



El rincón musical nos recomienda que nos acerquemos a la poesía sin miedo

12 comentarios:

Isi dijo...

¡¡Yo no leo poesía porque tengo miedo!! Lo reconozcom : me aterra empezar a leer y quedarme con cara de tonta por no entender nada de nada.
Peeero me ha dicho Susana que las suyas sí las voy a entender, y ahí estoy, escogiendo el momento ideal para leer su libro. A Antonio le conozco de verle entre los comentaristas, pero no sabía que publicaba libros de poesías.
Bueno, pues espero que los disfrutes y me alegra que le dediques un mes a cada uno. Yo me enfrentaré a mis miedos ;)
Besos!!

Susana Hernández dijo...

Que interesante el título que le das a la entrada! Hay que entrar en la poesía como tu dices, sin miedo. En mi caso es una poesía muy sencilla que inclsuo he leído en colegios de primaria, y esto lo suelo decir para que se entre a ella sin miedos añadidos jejeje. Muchas gracias amiga, sobre todo porque sé que vosotras, a través de vuestros blogs, seréis portadoras de nuevos tiempos para la Poesía.

Un besico, sin... Ningún miedo!!!

Amando Carabias María dijo...

Como te comenté en respuesta a ese correo que citas, tienes toda la razón. De hecho en la presentación del libro hablamos sobre esta cuestión.
La poesía no se lee (salvo que se tenga mucha costumbre), como una novela. La poesía, a veces, es demasiado esencial. No convienen los empachos, pero la poesía no produce urticaria, ni transmite enfermedades contagiosas... :), bueno eso creo.
Gracias por la valentía de afrontar esta cuestión en este blog, gracias por volverme a citar en él.
Eres un encanto.

loquemeahorro dijo...

Gran verdad, la literatura en general y la poesía en concreto se estudia con mucha atención a lo que (supuestamente) quiere decir, al parecer una interpretación universal dictada desde las alturas, más que desde las intenciones de los autores.

Seguro que ya lo he comentado, pero hay un excelente cuento de Gianni Rodari sobre este tema, en el que habla de la obra eternamente analizada por los escolares italiano "Los Novios". Os lo recomiendo.

Personalmente y desde mi ignorancia (y me repito, algunos lo saben): La pintura, la poesía, el arte en general tiene un valor extraordinario si no necesitan explicación ni "entendimiento" ninguno, si sencillamente "llega" a su destinatario al margen de su formación previa.

Y por lo tanto, Isi ¡No tengas miedo de no entender la poesía! Yo creo que más que entenderla, hay que sentirla, y como hay más autores que longanizas, si uno no te gusta, inténtalo con otro.

¿Lo has intentado con Miguel Hernández?

Filias dijo...

Me gusta leer poesía, y me encanta darme cuenta que hay muchos más que la disfrutan igual que yo, poco a poco (pensaba que era un poco rarita, ya ves). A veces resulta un poco árida, pero cuando algún poema te toca el alma, es una de las experiencias más bonitas. Espero tus entradas, y aprovecharé las direcciones.
Besos

Jose Ignacio Escribano dijo...

Lammermoor, considero que la poesía es algo imprescindible en nuestras vidas, casi tan necesario como respirar, amar, beber, comer. Gracias por tu entrada y por recordárnoslo.

lammermoor dijo...

Isi ese era también mi caso. En gran parte, le fuí perdiendo el miedo gracias a Discreto Lector (Juan Mata) y los poemas que de vez en cuando cuelga en el blog.

Las poesías de Susana son muy cercanas. Estoy segura de que te servirán para para ir acercándote a este género.

Y como dice más abajo Loque, hay poetas para todos los gustos. Otro que es muy cercano es Mario Benedetti.


Un beso

Hola Susana es que cuando pienso en la poesía siempre me viene esa idea a la cabeza ¡Mejor leer sin miedo!
Hace poco estuve en una librería especializada en libro infantil e ilustrado y descubrí que también hay libros de poesía para niños. Una magnífica forma de que le pierdan el miedo.

Otro besin para tí.

Amando al menos para mí ese es el método adecuado.
Y sí, tienes razón, no provoca ninguna enfermedad contagiosoa ni tiene efectos perniciosos sobre nosotros.

Loque sobre eso de las "explicaciones" de la poesía y los críticos estoy leyendo un libro de Ezra Pound muy interesante.
Y tienes razón la poesía, la pintura, el arte en general hay que "sentirlo". Aunque también es cierto que si además de ello, tienes conocimientos lo disfrutarás aún más. Pero sobre todo, hay que sentirlo.

También tienes razón en que hay poetas para todos los gustos y sensibilidades. Qué no te guste uno simplemente significa que no te gusta (lo mismo que sucede con otros géneros literarios)

lammermoor dijo...

Hola Filias en todo caso seremos dos "raritas" :)
Es cierto que hay poemas que te llegan de una forma especial, sin que sepas muy bien explicar el motivo. Otras veces, tienes la sensación de que ese poema expresa exactamente algo que sientes.

Visita las direcciones que he puesto. Te aseguro que el blog de Juan Mata merece la pena todo él; cuando habla de poesía y también cuando lo hace de otras cosas.

Jose Ignacio gracias a tí por tus palabras, que me han gustado mucho. Si que necesitamos poesía en nuestra vida.

Icíar dijo...

¡Uyyy! ¡qué susto me has dado con el doble link! gracias por lo que me toca, pero Susana lo merece, ha conseguido despertar mis ansias viajeras hacia su comarca.
Estoy de acuerdo contigo en la reflexión que haces sobre la poesía y el que en los colegios más que enseñarte a quererla, te enseñan a aborrecerla, con tanto análisis ...

Lammemoor, he decidido celebrar algo en mi casa, creo que pudiera interesarte. No te lo vayas a perder por despiste ¿eh? si no te apetece ya es otra cosa, y no pasa nada, pero que no sea por despiste ...

Un abrazo

lammermoor dijo...

Iciar como no enlazarte si fue gracias a tu entrada como supe de la poesía de Susana.

En cuanto a la celebración que organizas en tu casa, muchas gracias por el aviso. Efectivamente lo había visto pero luego me despisté.

¡Se me olvidaba! Aunque la enseñanza tradicional de la poesía genera más odio y rechazo que afición, hay quien busca estupendas formas de que los chavales se aficione a ella. Para muestra las que cito :)

bibliobulimica dijo...

"en la poesía tiene que haber comunicación" ¡que gran verdad ha dicho Susana! mi hija ha tenido que escribir un poema y por no quitarle alas a su incipiente vuelo no le dije que no entendía nada y que no estaba diciendo absolutamente nada ^^ eso se lo dejo a su maestro de literatura. Pero la van a hacer trizas a mi pequeña.
Espero que después de esto, aún le queden ganas de seguir leyendo poesía.
Un beso,
Ale.

lammermoor dijo...

Ale el hecho de que haya intentado escribir un poema ya tiene mérito. Esperemos que el profesor pueda hacerle ver sus errores sin hacerla trizas. ;)

Besos