jueves, 1 de septiembre de 2011

On the road

 Si me preguntaran que he hecho en agosto, respondería que, abandonar por un tiempo la carretera y tomar el camino y citaría el fragmento que transcribo a continuación: 
 
Y si alguien explicó de una manera hermosa la diferencia entre tomar un camino o una carretera, ése fue Milan Kundera:

Vista de La Concha de Artedo

   “Camino: franja de tierra por la que se va a pie. La carretera se diferencia del camino no solo porque por ella se va en carro, sino porque no es más que una línea que une un punto con otro. La carretera no tiene sentido en sí misma;  el sentido solo lo tienen los dos puntos que une. El camino es un elogio del espacio. Cada tramo del camino tiene sentido en si mismo y nos invita a detenernos. La carretera es la victoriosa desvalorización del espacio, que gracias a ella no es hoy más que un simple obstáculo para el movimiento humano y una perdida de tiempo. Antes de que los caminos desaparecieran del paisaje, desaparecieron del alma humana; el hombre perdió el deseo de andar, de caminar con sus propias piernas y disfrutar de ello. Ya ni siquiera veía su vida como un camino, sino como una gran carretera: una línea que va de un punto a otro, del grado de capitán al grado de general, de la función de esposa a la función de viuda. El tiempo de la vida se convirtió para él en un simple obstáculo que hay que superar a velocidades cada vez mayores. El camino y la carretera son también dos concepciones diferentes de la belleza. Cuando alguien dice que en tal o cual lugar hay un paisaje hermoso, eso significa: si paras el carro, verás un hermoso castillo del siglo XV y, junto a él, un parque; o allí hay un lago y, por su brillante superficie, que se extiende a lo lejos, navegan los cisnes. En el mundo de los caminos, la belleza es ininterrumpida y constantemente cambiante, a cada paso nos dice: ¡Detente!
(Duch, Gustavo: Lo que hay que tragar. Minienciclopedia de política y alimentación

 Esta pausa de casi dos meses me ha permitido recuperar las ganas de andar por esta caleya (camino) que es el blog; espero que en vuestra compañía



Seguro que a más de uno nos ha pasado esto
 .  

El rincón musical toma The road to home

12 comentarios:

Isi dijo...

Pues me alegro de que vuelvas con energías renovadas para mantener el blog :)
Me gustó mucho el chiste, y la definición del camino.

Teresa dijo...

¡Madre mía! cómo has vuelto, ya te echaba de menos.
Pero ha merecido la pena, el párrafo del camino es precioso y cuánta razón tiene.
Estaremos en ese camino acompañándote.
El chiste me ha hecho reír. Yo he empezado hoy también aunque es jueves.
Un abrazo
Teresa

Golem dijo...

Preciosa definición de camino. La vuelta es dura, pero palabras como esas ayudan a que dure el espíritu de las vacaciones.

Saludos.

lammermoor dijo...

Isi ¡que madrugadora! Ahora tengo que saber dosificar esa energía ;)
El chiste es buenísimo, como todo Forges.
Cuando lo leí -estaba en la playa- pensé que era una estupenda manera de explicar lo que es el veraneo.

Hola, Teresa me he acordado mucho de tí con la expo de Antonio Lopez.
Este parrafo me trae a la mente el poema de Kavafis: Itaka, que también es una preciosidad.

Golem cuesta reincorporarse e a la rutina pero esta bien intentar mantener algo de ese espiritu vacacional y no correr tanto ;)

jiescribano dijo...

Ya te estaba echando en falta.

Anónimo dijo...

La carretera me ha llevado otra vez lejos, pero ya en mi destino me dedicaré a recorrer todos los caminos que encuentre. Buen paseo para todos.
LESCAUT

Alice Silver dijo...

Me ha gustado mucho la metáfora. Bienvenida!

Carol dijo...

ja ja ja qué bueno el chiste, me temo que todos hemos sentido eso alguna vez. Me alegra que vuelvas con fuerzas renovadas por el camino de tu blog. Bsos

loquemeahorro dijo...

Yo sigo sigo siendo fan(s) de Forges, qué bien describe estas vueltas tan duras al trabajo.

lammermoor dijo...

Jose Ignacio también yo a vosotros.

Lescaut todos deberíamos intentar explorar nuevos caminos. Buena reincorporación

Alice gracias y disfruta de tus vacaciones.

Carol pues sí, seguro que todos hemos sentido algo similar. Otro beso para tí.

Loque que bien y con que ironía lo describe "todo".

bibliobulimica dijo...

¡que alegría me da que esta desconexión hace que quieras seguir caminando junto a nosotros! eso quiere decir que has podido recargar las pilas, encontrar en el silencio la razón de estar aquí ¡enhorabuena! (para mí jajaja).
Forges me encanta...
un beso,
Ale.

lammermoor dijo...

Hola Ale. Me he vuelto a desconectar unos días -he estado de viaje- pero ahora ya retomo esto del Bloguerío.
Pués sí, la desconexión me ha venido bien y vuelvo con ganas y temas de conversación. Espero saber dosificar las fuerzas.

Forges me encanta. Nadie como él para retratar con humor la realidad cotidiana.

Un besazo.