lunes, 1 de noviembre de 2010

El lado oscuro de Muñoz Molina

¿Qué hay de negro en la literatura de Antonio Muñoz Molina? Bastante más de lo imaginábamos antes de asistir a la conversación que, dentro de la IIIª edición de Getafe Negro, mantuvo con Antonio Lozano . Las preguntas que éste le iba formulando sirvieron para que se explayara sobre sus títulos más “negros”, la novela policiaca en general, las series televisivas o la lectura.

Obviando las preguntas iniciales sobre cuáles fueron sus primeras lecturas del género, voy directamente a lo que nos contó sobre sus novelas más “negras”: Beatus Ille, El Invierno en Lisboa, Beltenebros y Plenilunio.

La primera de sus novelas fue Beatus Ille. Formalmente sigue el esquema de la novela policiaca clásica -misterio que sucede en un espacio cerrado. Habló también de la influencia que el cine tuvo sobre estas primeras novelas (Antonio Lozano aludió a ello); en el caso de ésta, la referencia sería la película de Otto Preminger, Laura. Como sucede en la película (aprovecho para animaros a verla), también aquí, hay un personaje sobre el que se investiga (en este caso para una tesis doctoral) el poeta Jacinto Molina- al que se daba por muerto y resulta que no lo estaba.

En El Invierno en Lisboa, no usa el recurso del recinto cerrado sino que sigue el modelo de 39 Escalones, en que el misterio va desarrollándose en distintos escenarios. La película de Hitchcock, está basada como en tantas otras ocasiones, en el libro homónimo de John Buchan

Hablando sobre este libro, Lozano comentó que en sus novelas –quizás por su formación en arte- es más importante el espacio geográfico o el entorno en que se desarrollan que las descripciones de los personajes. Al hilo de ello contó Muñoz Molina que, pese a que en ningún momento del libro se dice que el músico de jazz sea negro o la mujer rubia, todos los lectores lo dan por sentado (incluída yo)

Mencionó que cuando llevaba medio libro escrito, llegó el momento en que el protagonista se va a Lisboa y sin embargo él no conocía la ciudad. Para poder seguir escribiendo fue a pasar allí cuatro días y fue precisamente la ciudad lisboeta la que marcó la forma en que continua la novela.
También contó que había buscado un narrador que no fuera el protagonista y que no supiera de música pués así se evitaba tener que incluir demasiados detalles o conocimientos sobre esa materia.
La frase con que comienza Beltenebros -Vine a Madrid para matar a un hombre al que no conocía … se eligió como título de la charla. Lo mismo que en las dos anteriores, el cine tiene influencia sobre esta novela y, puede que por ese motivo, de alguna forma las agrupa y separa de Plenilunio (luego veremos por qué)

Según él inspirada en el John Le Carré de la primera época, sus novelas protagonizadas por el espía Smiley. En cuanto a la influencia cinematográfica, habló de El tercer hombre (todo un clásico del cine que recomiendo ver) Al no haber leído Beltenebros no puedo estar en acuerdo o desacuerdo con ello.

Hablando sobre el Madrid oscuro o misterioso que aparece en el libro, comentaba Muñoz Molina que simplemente se trataba de que él no lo conocía –tan solo la pequeña zona en que se movía cuando venía a hacer gestiones relacionadas con su trabajo en el ayuntamiento granadino. Incluyó un cine que ahora es discoteca (¿Pachá?) porque un día pasó por allí delante y le gustó el edificio.

Plenilunio es una novela diferente. Escrita en 1992, está basada en un caso real sucedido en Granada en 1985, algo que ahora puede contarse pero entonces no era posible. Para preparar la novela habló con los investigadores, leyó informes y documentos relacionados con el caso. Nos contaba que los policías y quienes de alguna forma conviven con el crimen pierden esa visión romántica que a veces tenemos.

A su pregunta de por qué esos criminales se ensañan con mujeres y niñas (las víctimas en ese caso y en la novela, lo eran) un comisario le respondió que simplemente eran más débiles. (Nada de traumas infantiles, madre castradora ni ningún otro motivo tan habitual en series televisivas como Mentes criminales o alguna otra)

Aún contó más cosas –descubrí que además de estupendo escritor, es un gran conversador- así que ... CONTINUARÁ

En el rincón musical de hoy no puede faltar el jazz

( fotografía de la charla, cedida por Alice Silver)

21 comentarios:

maribel dijo...

Biennnn!, Lammermoorque envidia más insana me corroe.

Confirmo lo negro, y encantada de tener más detalles de contexto;
Claustrofóbico en Beatus Ille, sin detalles en Invierno en Lisboa y puro cine en Beltenebros (confirmada la estructura, escenas de El tercer Hombre) ; la única que no he leído es Plenilunio.

Iba a lanzarme en monólogo, pero voy a esperar a que cuentes más, que no puede ser, jejeje!

Un abrazo fuerte, negro, de rubia, con música de jazz...y qué lista de pelis de deberes me llevo de aquí, gracias ;-)

Alice Silver dijo...

La conversación entre Lozano y Muñoz Molina fue una gozada que revivo leyendo tus palabras (y disfruto más al hilo de tus comentarios).
Me asombra que te acuerdes de tantas cosas ¡si apenas apuntaste nada!

Amando Carabias María dijo...

Confirmo, primero, que es un grandísimo conversador, o así me pareció en Segovia en septiembre pasado.
He leído las novelas que aquí citas, y que fueron objeto del coloquio.
Me gustaron las cuatro en su momento, pero, a mi modo de ver, no son la mejor muestra de la literatura de este grandísimo escritor.
En todo caso, quizá porque lo tenga algo más reciente, aunque han pasado más de diez años, la que más me gustó fue "Plenilunio", y eso que el final...
Por mi brevísima experiencia en este tipo de literatura, diré que lo que apuntas sobre cómo se toman los policías sus investigaciones es más que cierto. Y esto, aunque a los lectores o espectadores del género negro nos parezca mal, tiene que ser así. Al fin y al cabo la vida real es mucho más dura que la ficción. En la realidad tienen poca cabida los romanticismos.
Espero con ansia la continuación de esta crónica.

Carmina dijo...

Que suerte haber podido asistir a ese tipo de charlas,estaba leyendo tu post y tomando notas para posibles lecturas futuras y peliculas para visionar, me ha parecido un post muy interesante y espero descubrir algun dia lo buen conversador que es este hombre

Isi dijo...

Qué bien que pudiste asistir! Precisamente he leído dos de las 4 que nombras, Beatus Ille y Plenilunio. La última es la que más me gustó y no sabía que se basaba en un caso real (dios, ni quiero pensarlo siquiera...). Si la realidad supera a la ficción!!
´
Yo sólo le he oído hablar en el programa de página 2 cuando promocionaban su útlima novela (que es espectacular, lo tengo que decir) y parece un hombre muy "normal", como de andar por casa. Claro que luego lees sus libros y te parece de otro planeta.

Golem dijo...

Yo también me apunto a lo de la envidia insana.

Un abrazo

loquemeahorro dijo...

¡Cómo me alegra que mereciera la pena el "paseito"!

Ah, Laura! Con esa Gene Tierney tan guapísima como siempre, hechizando a ¿Dana Andrews? desde más allá de la muerte, con Vincent Prince haciendo de mozo casadero en vez de malvado/torturado noble que vive en una oscura mansión, perseguido por una maldición familiar.

pd. Ni idea a qué he soltado esta chapa, perdón.

Amando Carabias María dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Isi, en lo de la última novela (me quedan algo menos de 200 páginas) y en lo de andar por casa. Cuando me firmó el libro, me pareció lo que dices.
Esperemos que no se le suba la fama a la cabeza.

masteatro dijo...

De todos esos libros sólo he leído "El invierno en Lisboa" que me llevé precisamente en un viaje a esa ciudad. Me gustaron los ambientes que describía pero debo decir que aunque me imaginé a la mujer rubia para mí el músico era un taciturno hombre blanco.

Homo libris dijo...

Jo, con las patas del cuervo encima de la cabeza desde luego buenos pensamientos no puede albergar ese hombre... ;)

Es genial que pudierais asistir y que ahora vengas a contárnoslo (además de a despertar nuestra envidia), porque lo cierto es que ese "Muñoz Molina negro" resulta de lo más apetecible. Lo cierto es que curiosamente es la faceta del autor a la que menos me he aproximado de momento, ya que de los títulos relatados el único que leí fue Plenilunio y ahí sí que es cierto que la versión cinematográfica no terminó de convencerme. El libro sí que lo leí con interés ya que recordaba el caso en que estaba basado y precisamente había ocurrido en mi ciudad. Me encantó (todo lo que puede gustar una historia tan escalofriante) y, por cierto, lo conseguí en la misma edición que hace unos meses le vi a Isi en su blog, jejeje.

Quedo ansioso de leer la continuación de la entrada y dándole vueltas a si retomar la lectura de alguna otra novela de Muñoz Molina en este mes... :)

Un abrazo grande.

Valeria dijo...

Se nota que la han pasado en grande. A mi me cansó un poco la novela negra y los policiales: este año no me atraparon, y un poco tiene que ver con el bombo que le hacen en los medios. Pero intresante autor y sus impresiones

Eva dijo...

Una vez intenté leer el jinete polaco, y lo tuve que dejar (el único que he abandonado junto a otro de Virginia Woolf), ahora tengo pendiente su "La noche de los tiempos" con el cual espero congratularme con el autor.

lammermoor dijo...

Maribel En la charla comentaban que el misterio está en muchas otras novelas de Molina: desde Carlota Fainberg, En ausencia de Blanca o incluso enEl viento de la luna.

Contaré más no te preocupes pero, como has comprobado, Alice da cuenta detallada de lo que allí se habló.

Alice si que fue una gozada -salí de allí encantadísima- En cuanto a lo de la memoria, ya veremos cuando te lea, todo lo que se me olvidó.

Amando tampoco yo las eligiría. Me encantó Sefarad, y también la dedicada a su padre.
Del final de Plenilunio no me acuerdo :(

Carmina no sé si mi frikismo está alzando nuevas cotas pero encuentro interesantísimo asistir a estas charlas.

Isi que es muy "normal" lo prueba un comentario que hizo y que os contaré en la segunda parte. Es lo más alejado de estos escritores "encantados de conocerse" tipo Sanchez Dragó o Pérez Reverte por poner dos ejemplos muy "actuales". :)

Golem la verdad es que es para tener envidia. La charla estuvo muy, muy bien.

Loque me alucina que te conoces a todos los actores y no los mezclas. No como yo que confundo a David Niven con "el que no es David Niven" (el del Rio Kwain)
Pues sí, solo por eso ya merecía la pena el paseito. Pero además conocí Sanse, me enseñaron las bibliokiosco del Retiro, y alguna cosita más.

Amando a estas alturas me extrañaría que se le subiera la fama a la cabeza. Aunque nunca se sabe.

lammermoor dijo...

Continuo aquí, no vaya a ser que la nave nodriza decida pasar por aquí.

Masteatro ahora que conozco la ciudad, me apetece releer El invierno en Lisboa

Homo Libris a pesar de reconocer que el misterio está en sus obras jamás se me hubiera ocurrido asociarlo al género negro.

No ví ninguna de las películas basadas en sus libros así que no puedo opinar.

Claro, siendo de Granada es lógico que lo supieras. Yo no tenía ni idea hasta el otro día.

Si puedo, mañana publico la segunda parte. ¡Y no he tardado cuatro meses en hacerlo! :)

Hola, Valeria creo que todos los asistentes disfrutamos con la charla.
Aunque me gusta el género negro estoy un poco "fartuca" con tanto exceso de las editoriales.
Si no conoces a Muñoz Molina te lo recomiendo. Es un estupendo escritor y tiene títulos "blancos".

Eva El jinete polaco fue mi primer Muñoz Molina. El problema con él (bueno, con todos sus libros) es que como la historia no es lineal sino que hay cambios temporales, te lías un poco hasta que le cojes el tranquillo.
A ver si tienes más suerte con La noche de los tiempos

loquemeahorro dijo...

Y no solo eso! Yo he visto el Jinete Polaco!! El cuadro, digo en la Frick!!, Maribel puede atestiguarlo.

pd. Yo puedo confundir a miembros de mi familia, pero a Sir Alec Guiness y a David Niven ¡Jamás! :-)

Teresa dijo...

Ya sabes que me encanta como escribe y me encanta como es, lo he oído en más de una vez y es tan minucioso como cuando escribe.
Cómo me gustan estas conversaciones y escuchar todo lo que cuenta.
Espero tu segunda entrega
Un abrazo
Teresa

lammermoor dijo...

Loque he visto muchos polacos pero me temo que al jinete idem no.

Pues yo soy capaz de confundir a miembros de mi familia y a David Niven con Sir Alec Guiness, como comprobaste.

Teresa también a mí me gusta mucho como escribe y por eso quería escucharle. No esperaba sin embargo que fuera tan llano. Salí de allí con una sonrisa de oreja a oreja.

bibliobulimica dijo...

¡que bien que pudiste asistir a la charla y que la disfrutaste tanto! y que tienes memoria de grabadora, pues dice Alice que apenas escribiste nada y ¡mira lo que nos has traído! material para leer, pensar, conocer ^^ ¡gracias!
un beso,
Ale.

lammermoor dijo...

Ale si que lo disfruté. Todo un lujo poder escuchar en persona a uno de mis escritores de cabecera. Una pena que la timidez me impidiera hablarle :(

Carlos dijo...

Leí "El Jinete Polaco" y coincido contigo que hay que cogerle el ritmo en la narración.
A Muñoz Molina le gusta escribir al estilo Saramago, con narración pura y dura, con diálogos insertados en la misma narración, aunque no tan espesa como solía resultar la del escritor portugués.
Hay que reconocer que estamos ante un gran escritor.
Besos.

lammermoor dijo...

Carlos a mí me lo parece. Tengo muchas ganas de leer La noche de los tiempos.
Es un gran escritor pero además sencillo y natural. Se comprueba leyendo su blog.
Un abrazo