jueves, 23 de septiembre de 2010

Cuatro por cuatro

Ale me ha invitado a participar en este juego (o meme) así que antes de que suceda lo de siempre -que me lío y cuando me doy cuenta ya pasó tanto tiempo que no viene a cuento que saque a colación el premio, meme o similar, me pongo a ello. Los pasos a seguir son:

Primero: enlazar el blog que te nominó. Fue nuestra queridísima Bibliobulímica

Segundo: nominar a otros cuatro blogs. A estas alturas no se si quedará alguno pero lo intentaré: Valeria (Lectora omnívora)
Pollo de O en literatura
Sol, de ExLibris (esta vez no le cambié el nombre)
Diana de Muss es sein?

Tercero: comunicar a esas personas que han sido nominadas. En cuanto cuelgue la entrada

Cuarto (y más difícil) contestar a unas preguntillas:

4 cosas en mi bolso.
A tenor de lo que suele pesar, llevo cuatrocientas pero nunca faltan …
 Llaves (parezco un sereno con tanto llavero; además siempre me confundo y saco las que no son)
Cartera (excepto cuando la olvido y me doy cuenta en el trabajo de que estoy sin dinero, tarjetas ni carnet de identidad o conducir)
El móvil (alguna vez me llevé también el inalámbrico de casa,confundida)
Gafas de sol

4 cosas favoritas en mi habitación
Un buho de peluche que me regaló mi ahijado (ya comenté que los colecciono)
Un maniquí que compré en la liquidación de una tienda y al que, increíblemente, aún no he puesto nombre.
Un cojín muy coqueto que compré en O.
La pared del cabecero de la cama, empapelada en un color oscuro que contrasta con el resto de la habitación ¡Quedó genial!

4 cosas que siempre he querido hacer
Viajar a Australia
Hacer la ruta del Cares (aparentemente más sencillo que ir a Australia, parece que me va a costar casi tanto)
Vivir ( y trabajar) uno o dos años fuera de España.
Escribir un libro (me conformaré con los blogs)

4 cosas que me gustan ahora
Viajar
Ir de monte, me produce la misma sensación de relajo que ver el mar.
Los helados de turrón de Diego Verdú (soy muy llambiona)
Estar sentada en la escalera de casa en O. al atardecer

4 cosas que no sabías de mí
Aunque quizás en el blog no se note, soy muy tímida y me cuesta mucho hablar cuando no conozco a la gente.
Sin café no soy persona. Qué nadie intente sacar de mí ningún sonido medianamente inteligible antes de que me haya tomado un buen café
Tengo una letra tan horrorosa que hay ocasiones en que no la entiendo ni yo misma.
En el cine soy muy llorona.

4 canciones que no me puedo quitar de la cabeza
Creo que ya os conté que no soy demasiado “musical” –la mayor parte de las veces el rincón musical me lo chiva la chica de Google pero bueno.

Asturias, de Victor Manuel. Ya expliqué que me gusta y emociona a partes iguales.
Mad about the Boy, de Dinah Washingthon
Lucía, de Serrat. Es una canción que canto (o destrozo) a veces
I want to break free, de Queen

14 comentarios:

Bookworm dijo...

¡Je,je! Lo del inalámbrico me ha ocurrido a mí también. La ruta del Cares ya la he hecho y acabé muy muy lesionada, claro que seguramente tu estarás más en forma que yo (pensándolo bien hasta un lémur debe estar en mejor forma que yo) así que ánimo porque lo cierto es que es precioso. Y sin tomar un café no salgo nunca de casa, tampoco soy persona.
Muy chulo el juego este, creo que poco a poco todos los blogs que suelo visitar lo han ido haciendo.
Besos.

Isi dijo...

Humm esos helados de turrón tendría que probarlos, sólo por si acaso ;)
No me imaginaba lo de tu letra, me parecía que escribirías muy bien (ahora no me preguntes por qué, que no sé responderte).

Alice Silver dijo...

Jua, jua, jua, aunque ya lo ha dicho Bookworm, ¡el inalámbrico!
¿Cómo que no has hecho la ruta del Cares?

loquemeahorro dijo...

¡Yo tampoco puedo quitarme de la cabeza I want to break free!

Creo que yo también son muy llambiona y me preocupa, porque ni siquiera sé lo que es.

Yo nunca me he llevado el inalámbrico (porque no tengo, supongo) en el bolso, pero he intentado entrar al metro con las llaves de casa.

Carmina dijo...

Me has levantado una sonrisa, mi bolso a tenor de lo que pesa debe llevar tambien cuatrocientas, en cuanto a las llaves me pasa lo mismo que a ti, llevo muchas y pocas veces acierto a la primera, lo de la cartera la he olvidado muchas veces, tantas que ayer sin ir mas lejos fui a hacer fotocopias sin ella, menos mal que me conoce la dueña. Lo del inalambrico por suerte no me ha pasado, más que nada porque el mio es bastante grande, pero si que lo he metido en el congelador, explico, llamarme, estar yo trajinando con cosas del congelador, colgar, meterlo dentro, dejar de trajinar y a ver quien encuentra el dichosito chisme. Veo que muchos tenemos la intencion de escribir algun libro algun dia de estos, vamos a copar el mercado... A mi tambien me gusta ir mucho al monte, me relaja tanto como la playa, pero pocas veces consigo que mi chico pase alli mas de un par de horas. Me ha hecho gracia lo de la letra, yo a veces tampoco me la entiendo pero porque he tomado notas rapido y sin casi apoyo, no es que la tenga especialmente bonita, pero tampoco horrorosa. En fin un placer conocerte un pelin más

maribel dijo...

Jajajaja!,Lammermoor, lo del inalambrico no me ha pasado, pero sí que metí una vez la tarjeta de crédito en vez del pase del metro, y pasó!!!

No me puedo creer que no hayas hecho la Ruta de El Cares!!!
Me gusta el título y lo del libro lo tienes ya, sólo hay que maquetar tu blog, y por supuesto iría acompañado de un cd con una selección del rincón musical.
Se me está ocurriendo una idea parecida a una propuesta en Brooklyn Folies de Auster...¿y si nos hacemos editores de vuestros libros?, algo sencillito, tipo Bloomsbury, ¿soy yo la loba?, jejeje

Anónimo dijo...

solo un inciso para decirte que eso de conformarte con los blogs na de na. Estoy convencida de que el dia menos pensado me llamas y me dices: voy camino de la editorial a dejar mi libro. Y si no tiempo al tiempo.Un beso.
La tu pri.

lammermoor dijo...

Hola, Bookworm. Me consuela ver que no soy la única despistada. Es lo que tiene salir de casa con prisas.
¡tanto como en forma! El invierno pasado practiqué sobre todo el Sillon ball; aunque es cierto que ahora en septiembre he comenzado otra vez a ir de monte.

Isi, los helados están buenísimos. De vez en cuando te encuentras con trozos ENORMES de turrón. De todas formas en Luanco, frente a la plaza de Cristal hay una heladería con unos helados riquísimos (lo sé de primera mano)
Mi letra si es que alguna vez fue buena, no sobrevivió al paso por la universidad y la toma de apuntes. A veces, si me esfuerzo mucho y estoy escribiendo a alguien conocido (los escritos oficiales o similares siempre con ordenador), consigo hacerla inteligible pero a las cinco lineas ya estoy agotada.

Pues si,Alice en alguna ocasión salí de casa con el inalámbrico. También me fui del trabajo con la chaqueta (y la percha en que la colgaba) puesta; y podría seguir.
Aquí donde me ves, todavía no conseguí hacerla. Hice el Camin Real de la Mesa pero el Cares, no se por qué motivo, se me resiste.

Loque, llambiona tiene dos significados: golosa (que es el aquí aplicable) o bien la espátula que se usa para cocinar .
Lo de las llaves…. Desde intentar abrir la puerta del portal con la llave de acceso al ascensor a querer entrar en el archivo con las de casa o… .Eso cuando no me sucede que ya en el garaje tengo que volver a casa porque las llaves del coche las dejé en el bolsillo de la prenda que hubiera usado el día anterior. ¡Un continuo sin vivir!

Carmina lo de las llaves es una pesadilla, ¿y la busqueda desesperada por el interior del bolso? En cuanto al inalámbrico más de una vez he tenido que rastrearlo por toda la casa porque estaba sonando y no conseguía localizarlo.
Me gustaría decir que mi letra es mala porque escribo deprisa y sin apoyo pero no sería cierto.

Maribel ahora como todo tiene el mismo formato (tarjeta sanitaria, D.N.I, carnet de conducir, hasta el de la biblio) pues te lías y pasan esas cosas.
Lo del Cares espero remediarlo este mes de octubre. También tendría que volver a Muniellos antes de que nuestros “magníficos” políticos sigan con sus planes de “accesibilidad” y nos lo hormigonen y le pongan barandillas de aluminio como en la ruta del Alba. O tanto incendio provocado acabe con él.
¿Tú crees que del blog saldría un libro? De lo que si estoy convencida es de que lo mío, más que la ficción es el ensayo.
Lo del CD ya lo había pensado, no te creas :D

La mi pri que alegría verte por aquí. Gracias por los ánimos ¡Quién sabe! Esta claro que si quiero conseguirlo tendré que hacer algo más que hablar sobre ello. :)

bibliobulimica dijo...

¡cómo me he reído con eso de que te has llevado el inalámbrico de casa pensando que era el móvil!
me has hecho recordar esta anécdota. En la universidad, tengo de compañera a una señora que es despistadísima. Un día en clase comenzó a sonar un teléfono y ella comenzó a rebuscar en su bolsa para sacar el móvil. Pero el teléfono sonaba al otro extremo del salón. A ella no le importó...seguía buscando. Lo encuentra, da click para responder y decía "bueno..bueno...ayyy no se oye...bueno" y el teléfono seguía sonando. Al rato exclama "uyyy me equivoqué y me traje el inalámbrico" de más está decir que estallamos todos en carcajadas y ya no hubo clase...

bibliobulimica dijo...

nunca habría imaginado lo del maniquí...ni tampoco he probado el helado de turrón...
Te creo que eres timida...yo soy igual aunque no se note en el blog.
De las canciones, la de Queen me encanta y la de Lucía también.

¡gracias por jugar!
un beso,
Ale.

lammermoor dijo...

Ale la que se ha reído he sido yo. Espero no llegar a esos grados de despiste.
¡No te asustes! El maniquí no es uno de esos que se ven en los escaparates con piernas y brazos y todo eso. Se trata en realidad de un torso sobre una pata;sirve para colgar collares o la ropa. Le haré una foto y te la enviaré para que te hagas una idea. :D

Susana Hernández dijo...

Esa fijación con Asturias deberás cuidártela e ir allí cuanto antes. Recorrí hace años la garganta del Cares completa por arriba y regresando por el río fue una gozada.

Esto... y que me alegro de conocerte un poco más!

Un abrazo!

Teresa dijo...

Me encanta leeros, siempre conoces más cosas y es interesante. Pero ¿qué es "llambiona"? nunca había oído esa palabra, quizás golosa?.
Como nos gusta viajar a casi todo el mundo.
Oye y por qué no te pones a escribir ya mismo, la verdad es que lo haces muy bien.
Un saludito
Teresa

lammermoor dijo...

Susana hola. Si que tengo que tener cuidado con los ataques estos de asturianismo que me dan de vez en cuando.
A ver si consigo hacer la ruta del Cares este otoño; que además es una época preciosa para ir de monte.

Teresa
efectivamente, llambiona significa golosa.
Gracias por los ánimos,no pierdo la esperanza de atreverme algún día.