viernes, 18 de junio de 2010

Diccionario de bolsillo (2ª edición corregida y aumentada)

Hace casi un año dedicaba una entrada a esas palabras o expresiones que habían entrado a formar parte del vocabulario de nuestra cibertertulia. Algunas incluso se han consolidado en la blogosfera. Desde entonces nuevos términos se han ido acuñando y utilizando. Por ese motivo, presento hoy la 2ª edición corregida y aumentada de nuestro diccionario de bolsillo.

(...)El plan infinito nació cuando mi, ya de por sí extensa, lista de lecturas pendientes empezó a aumentar al calor de vuestras entradas, comentarios y recomendaciones. Isi la definió perfectamente.

Tenemos también el cementerio de los comentarios perdidos. Término que surgió cuando, harta de que tras escribirlos se volatilizaran ante mí, se me ocurrió preguntar a dónde irían. Más que como un cementerio, me lo imagino como una especie de ciudad en la que se encuentran todos ellos. ¿Será un diálogo de sordos o por el contrario podrán entablar alguna conversación?


A veces también menciono el término caleyar. En asturiano, caleya es camino y yo llamo caleyar a ir por la blogosfera sin una ruta preestablecida, dejándome llevar y descubriendo así auténticas joyas blogueras y personas encantadoras. (Aquí es donde tenéis que daros por aludidos)

Otras expresiones tienen un nacimiento literario. Por ejemplo, el en persona, personalmente, lo tomamos de Catarella, personaje de Andrea Camilleri

A veces son las “meteduras de pata”. Ale se refería a mi forma de escribir –necesito elaborar mis ideas mentalmente y solo cuando están “en sazón” soy capaz de pasarlas a la pantalla del ordenador. Y fue precisamente esto lo que dio lugar a otra expresión.
Un día alguien me preguntó si ya había terminado la memoria (de mi departamento) que cada año elaboro. Tan solo me faltaba un capítulo pero lo tenía bastante claro en la mente. Al comentárselo, la persona en cuestión me contestó: ¡Solo te queda pasmarlo en el papel! Desde entonces, pasmo mis impresiones en correos, adjuntos y escritos varios y nos plasmamos cuando algo nos causa asombro o nos sorprende

(...)Nave nodriza, la acuñadora de este término fue Ale. Ella (la nave nodriza) es la culpable de que nuestros comentarios se volatilicen (tenemos sospechas fundadas de que los succiona) y los lleve al cementerio de los comentarios perdidos.

BIB, acrónimo de Blogueros de Incontestable Belleza. Dícese de todos los lectores, amigos y contertulios del blog de la Mujer de Incontestable Belleza, más conocida en el mundo blogosférico y parte del real como Loque. Tanta hermosura quedó recogida en unos, como no, hermosos marcapáginas con los que Isi nos obsequió a los participantes de la Iª convención BIB. (podeis verlos aquí)

Gordez, incluyo aquí esta palabra, que forma parte de mi particular diccionario, porque a veces se me ha escapado utilizarla al hablar o dejar algún comentario. Dícese de todos aquellas comidas o alimentos que además de estar francamente buenos te aportan tropecientas mil calorías. Puede emplearse tanto para referirse a la empanada de bacon y dátiles que “la mipri” nos traía de Salamanca, como a les casadielles (postre típico asturiano relleno de nuez) o a muchas de las recetas con que nos tientan Isi e Inma desde el blog de cocina (de ahí que se me escapara)

Otro préstamo de mi particular forma de hablar es de verdad. Suelo emplearlo para referirme a la comida casera o a los productos naturales. Aquí se emplea (lo empleo) para referirme a que por fin pongo cara, voz y entidad corpórea a aquellos blogueros a los que solo conocía a través de los blogs. Y ¡quién me lo iba a decir a mí! Ya hay muchos que son de verdad

Uno de los últimos términos en nacer es literatura blanca por oposición a negra. Este concepto nació en el blog de Alice. Allí muchos de los participantes leen casi exclusivamente novela negra; fue Javi quien acuñó el término al decir que entre tanta novela negra, intercalaba algún libro Blanco.

Se me olvidaba incluir en esta edición a los libros (y blogs) medicina. Tal como digo en esta entrada, altamente eficaces para tratar los estados carenciales de ánimo.

  Un nuevo término ha nacido muy recientemente: entrada fantasma. Se trata de esas entradas que, a pesar de haberlo intentado una y otra vez, has sido incapaz de escribir. Sin embargo,  no consigues sacartelas de la cabeza y se presentan ante tí y te persiguen como un alma en pena.

(Nota: para tener a mano nuestro particular diccionario de bolsillo, añadiré una nueva página al blog.)

El rincón musical nos dedica unas Paraules d'amor

14 comentarios:

Jose Ignacio Escribano dijo...

Caleyando por la red veo que has modificado el diseño de tu blog. Me gusta.

Jose Ignacio Escribano dijo...

Creo que me sobraba por la red. Con decir caleyando veo que ha modificado.... hubiera sido suficiente.

Isi dijo...

jejeje si es que tenenmos vocabulario propio, eh!! Yo la verdad es que os entiendo a todos perfectamente :D
Lo que no sabía era lo de los libros blancos (y eso que yo sólo leo blancos!).

Homo libris dijo...

¡Cuanta falta nos hacía una actualización del diccionario! A este paso, como sigamos creando neologismos y dando nuevas acepciones a las palabras conocidas va a convertirse en más imprescindible que el de la Real Academia de la Lengua, jejeje.

Curiosamente últimamente no terminan demasiados de mis comentarios en su correspondiente cementerio (únicamente los más largos, ¿por qué será? :D), pero en las últimas semanas un par de ellos han terminado así, y en estos tiempos donde lo que escasea es eso último duele más aún que terminen así.

Entradas fantasmas tengo algunas rondándome. A ver si consigo darles forma y no se me adelanta ninguna otra tan malhadada como la de hoy. :(

¡Un abrazote grande!

Alice Silver dijo...

Está guay este nuevo diccionario, creo que he incorporado casi todos los términos que mencionas a mi vocabulario bloguero. Gordez es mi favorito. A veces se me escapa alguno en otros contextos y la gente me mira raro...

Lady Boheme dijo...

¡Hola! He llegado hasta aquí caleyando desde otros blogs, y me ha gustado mucho el tuyo!! Te agrego a mis favoritos y te iré siguiendo al día, cuando tenga tiempo (o "si" tengo tiempo algún día...) miraré entradas anteriores. Es un poco abrumador subirse en marcha, pero bueno... hay que hacerlo!! Saludetes!

Elwen dijo...

Me mola el resumen porque como últimamente no puedo estar en todas partes luego me pierdo con los comentarios :P

Por cierto, no había tenido oportunidad de decirte aún que me gusta el cambio de look

ArkhamHELL dijo...

Interesante entrada, llevaba ya un buen rato que no podia conectarme debido al ajetreo de llevarle comida a la boca a la familia... cosa por cierto nada facil por aqui.

En fin, me alegra saber que sigue este refugio de librepensadores y avidos lectores entre los que, de tarde en tarde, puedo colarme. Un abrazo a todos desde este lado del charco.

PD: ¡Ya apenas falta un mes!

Adela dijo...

Muy bueno, no dudo que en cuanto Loque entre por aquí, haga su recordatorio con algún aporte, jeje. Eso de andar inventando es propio de gente creativa, cosa que a los BIBs no les falta para nada.
Un saludo
AD.

lammermoor dijo...

Hola, Jose Ignacio. Se puede caleyar por muchos sitios, no solo por la red; por ejemplo por los acantilados lucences que el otro día nos mostraba.
Gracias, ya vi que tu también lo has modificado.

Isi leyendo tu comentario se me fue la pinza y empecé a pensar en literatura de colores. Me salieron unos cuantos. :-)

Homo libris me sucede lo mismo. La nave nodriza se lleva pocos al diccionario pero siempre, largos. ¡Da una rabia!

Alice hay que tener cuidado. El otro día mientras hacían la revisión del gas en casa, a una pregunta del técnico se me escapó decirle que la campana era "de mentira" -quería decir que no es extractora sino de filtros. ¡En fin!

Hola, Lady Boheme te había visto en algún otro blog; bienvenida.

Elwen si es que la familia bloguera crece y crece ...
Gracias por lo del diseño. Corren aires de renovación (de plantilla) por la blogosfera.

ArkamHELL que alegría volver a verte por aquí. La cosa esta dificil en todas partes -o al menos también en esta parte- y con tendencia a emperorar.
Si no te vemos por aquí antes, que vaya todo bien. :-)

Hola,AD creatividad tienes de sobra, como nos demuestras en tu blog (en el que me vas a perdonar que últimamente no comente, auque te leo) Un beso.

Teresa dijo...

Me encanta la palabra caleyar cuando la leí por primera vez en tu blog.
Vamos que me ha encantado el diccionario.
Ya veo que has cambiado de cara, todo muy bonito
Un saludp
Teresa

loquemeahorro dijo...

Me encantan estas entradas que hacen que me ponga más tierna que Heidi.

No conocía el origen de la de "libros blancos" y no sabía quién era el autor (la autora más bien) de otras.

Lo de "pasmarlo" me lo quedo para mi, para siempre.

pd. Lo siento ADE, no se me ocurre nada más.

bibliobulimica dijo...

¡que bien que ya tenemos un diccionario! porque a veces, es necesario saber ¿qué queríamos decir? ¿cómo empezó esto?
Yo si imagino que en ese cementerio de comentarios que no llegaron al blog están por ahí ellos teniendo conversaciones ¡y deben ser algunas muy interesantes! y otras como el juego ese del teléfono descompuesto.
Y nada, que me doy por aludida (jajaja) ¡gracias! ;)
un beso,
Ale.

lammermoor dijo...

Teresa, hay algunas palabras bables que me gustan mucho. Caleya es una de ellas, y caleyar es un placer. Me alegro de que te guste esa palabra.
Respecto a los cambios, corren aires de remodelación por la blogosfera :-)

Loque, pues ya sabes el origen. En el glosario que estoy preparando dudo sobre si poner o no quien fue el autor de los terminos.
Lo de pasmarlo y plasmarse, se usa muchos entre mis amistades.

Ale, pues si, tenemos lenguaje propio, libro de cabecera (84, Charing Cross Road) y club de lectura ¿qué más podemos pedir?

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...