jueves, 10 de junio de 2010

Charlando con Menéndez Salmón


La convocatoria decía más o menos que Menéndez Salmón nos hablaría sobre su Trilogía del mal. Y casi lo primero que hizo fue decirnos que de trilogía nada de nada; que era una idea de la editorial, por mor de la publicidad. Los libros son independientes entre sí y no estaban concebidos como tal.

Para los “preguntadores” (dos miembros de la asociación que organizaba la charla, amigos suyos además) el mejor de los tres libros es La Ofensa. En palabras de uno de ellos, se trata de un libro redondo.- Me llamó la atención porque ese mismo calificativo había empleado yo alguna vez para referirme a él-. Por su parte Menéndez Salmón, dijo que del que esta más orgulloso era Derrumbe. Aunque sin expresarlo con palabras, parece que todos estamos de acuerdo en considerar que El Corrector no está a la altura

Ello llevó a hablar del enfoque de cada libro, su estructura narrativa . En La Ofensa cada parte de la novela coincide con una etapa en la vida de Kurt; Derrumbe utiliza la fórmula de una novela policiaca y en El corrector se emplea la primera persona y narra un día del protagonista (el 11-M). Jugando nuevamente a las palabras, los descriptores para estos libros serían Horror para el primero, Maldad (y miedo) para el segundo y Mentira para el último.

Un poco más tarde, hablando sobre el papel de los críticos comentaba que, además de leer lo que escribían sobre él (TODO NO, me apetecía decirle) no le molestan las críticas cuando están bien fundadas y no pretenden hacer daño. Mencionaba a - no recuerdo el nombre- cuya crítica al Corrector estaba hecha desde el cariño; según este individuo, la novela era demasiado personal y debería haberse distanciado más (Coincido con el crítico) No solo le preguntaron por su relación con ellos sino sobre él como tal. Respondió que dado que tan solo hace una crítica al mes se permite hacerlo de libros que le gustan.

En algún momento se mencionó también su trabajo como editor. Según nos dijo, de sus tres facetas, llamémoslas así - crítico, escritor y editor, es de esta última de la que se siente más orgulloso. Para él es una satisfacción poder publicar joyitas como Confesión de Tolstoi o Cuatro cuentos, de Poe (Pongo el enlace a la página web por si queréis dar una ojeada)

Le preguntaron también sobre el nombre de sus personajes, Kurt, Manila, y la relación con algunos de sus escritores predilectos. -Es inevitable asociar el horror y el nombre del personaje de la Ofensa con El Corazón en las Tinieblas, (me decidí a leer por fin esa novela precisamente por un comentario suyo)-. O el protagonista de El Corrector –Vladimir - que además es corrector de Dostoievsky (también es manifiesta su admiración por el autor ruso)- El no lo veía tan claro aunque sí reconoció que no se imaginaba llamando a sus personajes con nombres como Luis o Pepe (o Juan o Alberto; “normales”, para entendernos).

Por supuesto el pesimismo salió a relucir –aunque es uno de mis amores literarios, jamás calificaría a los suyos como libros medicina. Dice que su visión del mundo es pesimista aunque luego tiene a su alrededor personas que, digamos que le reconcilian con la humanidad. Al hilo de esto comentaba que quería dejar atrás esa época de oscuridad y escribir algo más luminoso. Estaba trabajando -saldrá en otoño, según se publicaba estos días- en un libro sobre el pintor Rothko.

Un tema recurrente al hablar con escritores es la forma de escribir actual. Mencionaba Menéndez Salmón a los grandes novelistas del S.XIX o principios del XX. -Tolstoi, por ejemplo. Y decía que es evidente que ahora no se escribe como entonces pero que la sociedad ha cambiado y lo audiovisual tiene un peso muy grande en la cultura, lo que condiciona e influye en la forma de escribir.

Creo que fue por aquí cuando habló sobre la supuesta superioridad de la imagen respecto a la palabra. Considera que la palabra puede ser tan evocadora como las imágenes y busca eso al escribir (Me acuerdo porque al leer La Ofensa, los adjetivos que emplea me habían resultado tremendamente evocadores y cargados de matices) Por el contrario, si cree en la superioridad de la música frente a la imagen o la palabra. La capacidad de generar una emoción o un sentimiento de forma inmediata que tiene la música, no la tienen las otras dos.

Aún se habló de algunas cosas más que os contaré en una segunda parte.


En el rincón musical, la música que escucha Kurt casi al final del libro.

9 comentarios:

lammermoor dijo...

La charla en cuestión tuvo lugar a finales de enero. Desde entonces he estado batallando con la entrada correspondiente; incluso estuve tentada de no escribirla. Pero no quiero que se convierta en otra entrada fantasma que me persigue, como la de Kafka en la orilla

Isi dijo...

jajaja lo de la entrada fantasma me ha "matao". Pues te venía a decir que no he leído nada suyo, y que Mork leyó derrumbe (creo, ya no me acuerdo muy bien) y me dijo que tampoco le había gustado tanto... De todas maneras quiero probar, por lo menos para tener opinión propia, lo que no sé es cuándo llegará el momento...

loquemeahorro dijo...

Has hecho bien el publicarla, está muy bien.

¿Sabe que eres su máxima defensora en la red? Por lo menos aquí haces un gran trabajo con nosotros.

lammermoor dijo...

Pues si Isi existen entradas fantasma. Están condenadas a vagar por tu mente y perseguirte. Y no es cuestión de tener una cohorte de ellas acosándome.
Recuerdo la entrada de Mork; decía que el libro era como un souflée, que se deshinchaba.
Te recomiendo La Ofensa y Los Caballos Azules si pudieras conseguir el libro. También tiene uno publicado hace poco, Asturias para Vera (su hija) al que le tengo ganas.

Loque o la publicaba o iba a tener que recurrir a Hermelinda para que me ayudara con tanta entrada en pena.
Lo más gracioso es que cuando por fin me senté a escribir (ayer) me salió una entrada tan larga que tengo que publicarla en dos veces.
Pues ya ves, tanto decir que lee todo lo que se publica sobre él y a mí no me lee. ¡CACHIS!

P.D: lo que soy es una plasta

Amando Carabias María dijo...

Coincido con Loquemeahorro, la entrada está muy bien, y has hecho muy bien en publicarla.
Lo que no sabía es que también se dedicaba a la edición. Echaré un vistazo a su página.

loquemeahorro dijo...

De plasta nada, si te gusta y crees que es un autor que realmente merece la pena, haces bien en recomendarlo, además es conocido, pero no tanto como para que no haga falta un empujón más.

Todos sabemos que hay autores muchísimo más conocidos (y que en la Feria del Libro forman grandes colas) y que son muy-muy-muy mediocres (y no hablo de nadie en concreto)

maribel dijo...

Hola Lammermoor, me alegra que al final hayas publicado esta entrada, ya sé lo que es tener "atascos" y "pendientes" y es una satisfacción editar.

Me gusta que defienda la palabra frente al poder de la imagen, y en especial el poder de la música. Hablamos ya de esta pieza que escuchaba Kurt ¿no?

Ahora, lo que me parece muy mal es que no te lea, !pero sí eres su embajadora en lablogosfera!!

Ya sabes que yo descubrí a este autor y "la ofensa" gracias a tí, y desde entonces me fijo en sus obras y sus prólogos, Libros del asteroide cuenta con él en esa joya de la que hemos hablado otras veces.

Recuerdo que en cuanto a los adjetivos usados por el en "La ofensa", me recordaba en parte a Lobo Antunes hablando de la guerra de Angola en "En el culo del mundo", ambos me parecen intensos en sus descripciones, si cabe Salmón, es más "cinematográfico", a las profesiones de crítico, editor y escritor, podría añadir guionista.
Me pasa un poco como con Murakami, a veces me parece "ver" la película.

Gracias Lammermoor, ya ves que me sirvo de tus entradas para comentar lo que no me da tiempo de editar a mi.
Un saludo a todos ;-)

Zeberio Zato dijo...

Gracias, lammermoor, por comentarnos la visita -espero con ansias la segunda parte, no tardes otros seis meses-; y por avisarme de que lo habías hecho.

Te voy a llevar la contraria en algo: NO eres la mayor defensora de RMS en la red. Bueno, quizás sí, pero al menos tendrás la deferencia de compartir puesto conmigo, no?

La trilogía a mí me gustó mucho. Me extraña que dijera que era una idea de la editorial lo de hacerlo trilogía, porque no recuerdo que hubiera comentado algo así en Pamplona, cuando vino hace más de un año, recién publicado El corrector.

También estoy de acuerdo con que La ofensa puede ser "redonda", como dices. A mí me gustó mucho. Pero aún es más espectacular Derrumbe, no? Esta novela fue la que puso en marcha mi blog... y mi personaje!

Un saludo y, lo dicho, espero la segunda parte de la charla.

lammermoor dijo...

Amando gracias. Me alegro de que os guste. ¡A ver que te parece la editorial!

Loque si que me parece un buen escritor y muy recomendable.
No hablarás de nadie en concreto pero me ha venido un alguien a la mente.

Maribel por fin conseguí que el fantasma dejara de perseguirme (aunque siguen otros por ahí)

Sobre la música, en La Ofensa leemos:
Además, aquel verano Kurt recuperó otra antigua y querida pasión, su amor por la música, un amor que en el futuro le permitiría volver a sentirse orgulloso de los hombres, orgulloso de ser contado entre ellos(…)

Pues aunque era cierto que las yemas de Kurt no sentían las teclas, su cuerpo, como una inmensa caja de resonancia, veía, olía y saboreaba la música


En el encuentro bib me comentabas que te había extrañado que le dijera a Roberto que no le recomendaba El Corrector. ¿Entiendes ahora por qué? Sin ser un mal libro no está a la altura de los otros. Y pienso que el crítico en cuestión acertó en el por qué.

Echamos de menos a los arbeyinos. ;)

Zeberio Buenos ojos ... Te prometo que no tardo seis meses. Mañana cuelgo la segunda parte (tengo que corregir alguna cosilla)
De algunas cosas puedo no acordarme bien pero de que lo de la trilogía del mal era una etiqueta de la editorial si me acuerdo.
Derrumbe es ... demoledor. Pensando en la posible causa para que a Mork le pareciera un souflée se me ocurrió que es que esté escrita como si fuera una novela policiaca, cuando no lo es. De ahí el souflee que se deshincha (para quien espera leer una novela de género)
Y que conste que cuando leí el comentario de Loque pensé en tí y en tus entradas dedicadas a Menéndez Salmón. ;)

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...