jueves, 8 de abril de 2010

De la influencia (no sabemos si buena o mala)

Al comenzar el blog pretendía que este fuera algo completamente ajeno a mi trabajo, sin comprender que es inevitable que unos aspectos de nuestra vida influyan o se reflejen en otros. 
No me refiero a dedicar alguna entrada o comentario a cuestiones  relacionadas con el trabajo - ¡que también!- sino a algo más sutil, a como esos dos mundos –el laboral y el “literario”- conviven y se mezclan inconscientemente.
Tras leer un par de artículos que le había enviado, R me comentaba que  en ellos se traslucía mi afición a la lectura. Efectivamente, en ambos había referencias literarias a pesar de que los temas sobre los que versaban eran totalmente ajenos.
Luego me di cuenta de que también recurro a los libros cuando tengo que hablarle a cada nuevo auxiliar o a los alumnos en prácticas, sobre la organización de los expedientes. Suelo decirles que lo mismo que no podríamos leer un libro cuyas páginas estuvieran mezcladas y desordenadas, con ellos sucede lo mismo y que “también  se leen" desde el principio hasta el fin.
Hace dos semanas, durante una visita de estudiantes de E.S.O. nuevamente emergió mi yo lector. Quería que comprendieran que "los papeles viejos” contienen su identidad y su historia. Casi sin pensar, convertí a los expedientes en relatos. Les expliqué que cada uno de ellos nos cuenta una historia; a veces sencilla -que Fulanito quiere abrir un bar o Menganito construir una vivienda- otras, más complejas y en ocasiones son vendettas (las denuncias entre vecinos dan lugar a verdaderos culebrones).
Mi afición a la novela negra queda al descubierto cuando comparo la investigación histórica con el trabajo de un detective. También nosotros tenemos que analizar las pruebas e interrogar a los “ testigos” (los documentos) y tampoco nos libramos de que a veces el testigo no  quiera hablar, las pruebas sean solo circunstanciales o que aunque “nuestra intuición nos diga cómo sucedieron los hechos no podamos probarlo.
La  influencia también se produce a la inversa, por ejemplo en ..... ¡No! No voy a decirlo; esperaré a ver si alguno de vosotros es capaz de descubrirlo. ¿Os atrevéis a probar suerte?

Al rincón musical de hoy viene Louis Amstrong para recordarme que a pesar de todo What a wonderful word

24 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Qué bien que les contaras esas cosas a los mozalbetes, así se les hará más interesante, también puedes añadir que lo Fago fue por un camino (y algo más)

¿A la inversa? Ponme un ejemplo, anda, que no caigo.

Ah, la influencia es buena, seguro (yo también la tengo)

lammermoor dijo...

Loque los caminos, cierres y muros limítrofes dan para mucho. Todavía hoy, oía en la radio una noticia sobre el juicio de un señor de por aquí,que mató hace un año a dos vecinos por una servidumbre de paso

Sobre la influencia a la inversa,... a ver si se anima alguien, aunque me parece que no.(¿será un indicador de que si creara el blog sobre el archivo sería un rotundofracaso?).

No estaría nada mal que también contaseis vuestras propias experiencias de "contaminación"

loquemeahorro dijo...

No, no, de verdad, a mí lo del archivo me interesa, pero es realmente no he entendido lo de la inversa.

A ver, uno que es lector (o espectador, que pienso yo también cuenta) y a veces ve ciertas similitudes en la vida real con las ficciones que conocemos.

Como ver investigaciones policiacas en nuestros trabajos, que no son policiacos.
O decir "esto es como en tal peli/libro que pasa esto y aquello)

Pero lo de la inversa es que no sé qué es ¿ver en una ficción algo de nuestra vida? ¿Como "a este de esta novela le pasa como a mí" ?

lammermoor dijo...

No, por a la inversa me refería a que mi profesión y/o formación a veces también se refleja inconscientemente en el blog o en los libros.
Sobre lo de "a este de esta novela le pasa como a mí" escribí un post: La imagen en el espejo(creo que por marzo del año pasado)

loquemeahorro dijo...

¿Ves como no lo había entendido? :-)

Sí, el post me lo leí en su momento, pero voy a aprovechar para recuperarlo.

Carlos dijo...

Muy interesante explicarles a tus alumnos para que se sientan atraídos por un trabajo, pero al hacerlo así, con más creatividad, se realizan mejor las cosas.

Amando Carabias María dijo...

Es curioso esto que cuentas.
En mi vida civil, soy funcionario. La vida que yo siento por dentro es otra, pero eso es otra historia... otro expediente.
Bueno, el caso es que también suelo explicar que un expediente es un relato (aunque no utilizo la palabra siempre, depende de quien me escuche) que para que lo entienda cualquiera, en cualquier momento tiene que estar ordenado. Que las cosas tienen un comienzo, un desarrollo...
Aunque dicho así me estoy cargando buena parte de la literatura contemporánea...
Y claro no conviene que en los papeles de los expedientes se mezcle el pasado con el presente, el inicio con el final...
Anda que como nos influya tanto a algunos parte de la literatura contemporánea, pobre de los que vengan después de nosotros y tenga que consultar esos expedientes.

Leox dijo...

A veces yo trato de guiar lecturas, corres riegos , pero en aventurar nuevos gustos esta la bueno.

Hay lectores que siguen una estructura , de la que muchas veces no salen. El placer y la aventura esta en el nuevo camino de la lectura

julio e. dijo...

confieso que pasaba solo a invitarte a mi blog, ya que hemos coincidido un par de veces en el blog de leox, pero me resulto imposible no comentar sobre la influencia que la literatura ejerce sobre nuestras otras actividades. sin ir mas lejos en mi trabajo como educador trato de mostrar la relacion entre el arte y la literatura, y como una de mi pasiones es la comida,suelo pensar en las descripciones o referencias que se hacen en los libros. bien saludos, recuerda mi invitacion y volveremos a cruzarnos en algun otro blog

lammermoor dijo...

Loque ¿seguro que no hay "contaminación" entre tu yo laboral y el lector?

Hola, Carlos buscaba la forma de acercarles el archivo y que comprendan que está mucho más relacionado con ellos de lo que suponen.

Amando con ellos tampoco usé la palabra relato; me salió aquí al escribir.
Es cierto que la literatura contemporanea es mucho menos lineal que la decimonónica o de principios del S.XX pero también a veces se dan esos saltos en los expedientes -cuando hay que retroceder para buscar antecedentes, o se aporta documentación anterior como prueba de algo.
En tu caso,¿se produce transferencia de la parte laboral a la literaria?

Leox tienes razón. Aunque tengamos lecturas o autores preferidos, a los que volvemos una y otra vez; es bueno conocer otros mundos literarios. Por ese mismo motivo, me gusta ir intercalando autores y temas en mis lecturas.

Hola, Julio e. si te digo la verdad ya había visitado tu blog. Supe de él por el comentario que le dejaste a Leox. Me encanta el título que elegiste.
En cuanto a la relación entre arte y literatura estoy de acuerdo contigo porque más de una vez pensé en ello.
También me gusta la comida (cocinar y comer, ambas cosas) y en muchas ocasiones recurro a ejemplos culinarios. (precisamente en una de estas visitas de estudiantes).
Volveremos a encontrarnos. ;)

Carmina dijo...

Claro que hay influencia y creo que no debe ser mala, si no mas bien todo lo contrario, es un bagaje más en cuanto a lo que comentas de la influencia inversa, chiquilla confieso estar un poco espesa, y no saber como loque a que te refieres, pero seguro que en tu trabajo tambien influye lo que hayas podido leer en ensayos y novelas si es que es a eso a lo que te refieres. Yo echaba mano de lo leido cuando una situacion me sobrepasaba y pensaba como la solventaria algun personaje de los que me hubiera llegado mas expresamente que otros. Si no van por ahi los tiros aclarame por donde van. Por cierto anecdotas del trabajo son bienvenidas ya sabes no nos aburren y no creo que un blog dedicado al tema archivistico fuera un fiasco...
besotes

R. dijo...

¡Hola Lammermoor!

Supongo que tu gusto por el género policial y la novela negra es anterior a la elección de tu profesión, así que llevo todo el fin de semana tratando de dar con un ejemplo que explique esa relación "inversa". Será tal vez que llevas fichas de citas librescas, de los libros que posees. Que cuando te adentras en una librería te da la sensación de estar en un lugar cargado de historia, de vida y del eco de palabras de tiempos pretéritos... Ya me puse a divagar.

Saludines,
R.

Isi dijo...

Pues yo no encuentro la relación inversa, jolines! A no ser que en el rato del café te leas unas páginas jeje.
Lo de explicarle a los niños con ejemplos literarios está genial, sobre todo lo de los detectives que buscan las pistas en los archivos... Pero luego vas por ejemplo al catastro (cuando eres mayor) y lo que menos te parece eso es una novela de detectives ;)
Es broma.

Un beso y feliz semana!

loquemeahorro dijo...

Pues seguro que haberla hayla, pero es que no se me ocurre nada ahora mismo, de verdad.
Creía que después del finde estaría menos espesa, pero todo lo contrario.
Sorry.

El Guisante Verde Project dijo...

Me parece que resulta complicado poner ejemplos concretos porque, al fin y al cabo, estamos inmersos en esas influencias en ambos sentidos, es nuestra propia vida.
Sin darnos apenas cuenta, utilizamos el blog en nuestro día, y al revés, todo lo que nos sucede, acaba de una u otra forma, reflejado aquí: la imagen que elegimos, el libro que leemos en un momento determinado, la música...

Saludos!

Rb.

Natalia D. dijo...

Estoy de acuerdo con “El Guisante”, no podría poner un ejemplo concreto. Pero si se que mi personalidad es consecuencia en gran parte de lo que leo y ello se refleja en todas mis actividades y acciones. Puesto que las personas estamos sujetas a límites temporales y geográficos, la literatura nos permite trascender esas barreras y adquirir experiencias que si no fuera a través de los libros no podríamos conseguir, y esas experiencias impregnan toda mi vida.

xGaztelu dijo...

Yo tampoco me atrevo a poner “ejemplos inversos”, pero al leerte me vino a la cabeza un documental de Sydney Pollack sobre Frank Gehry que he vsito recientemente en el que el arquitecto explica como en las plantas de sus edificios descubre imágenes tomadas de tablas góticas que le gustan especialmente: eso también es influencia.

xG

Inma dijo...

Imagino que te refieres a buscar una temática literaria que tenga que ver con lo que te ha pasado y ocurre en la actualidad, o buscas personajes en los libros que son de tu vida real, le pones sus caras, sus gestos...

Tienes que ser una buena comunicadora (ya se te nota en el blog, pero me refiero enseñando tu archivo)

Más que influencia creo que es un todo y no estamos formados por compartimentos estancos. Es imposible que no tiñamos un área de nuestra vida con otra parcela de ella.

Hoy acababa el plazo para presentarse a un concurso literario en el cole de mis niños. Como yo soy de las que más come el coco al consejo escolar para que organicen cosas me parecía que debía presentarme. Así que he escrito acerca de la crianza en plan receta culinaria. Je, je.

Saludos a todos.

lammermoor dijo...

Carmina supongo que si las influencias nos abren otras perspectivas y nos enriquecen son buenas. También a mí algunas lecturas me ayudaron a enfrentar o resolver problemas que tenía.

R mi afición a la novela negra es bastante anterior; además, llegué a mi profesión más por el azar que por la elección.

Isi prometo explicaros lo de la relación inversa. ¿Seguro que no es una novela policial cuando vas al catastro? Porque a veces, tengo que llevar a cabo interrogatorios en toda regla. ¡O a lo mejor es que a los que trabajan allí, no les gusta la novela negra!

Loque los lunes son duros.

Roberto tienes razón, las personas somos como diamantes (algunos en bruto) con un montón de facetas que forman parte de nuestra personalidad. Y no solemos darnos cuenta de esas interactuaciones a no ser que algo o alguien nos ponga el foco sobre ello.

Natalia que gusto verte por aquí de nuevo. Tienes razón; somos lo que leemos

xGaztelu si que eso es influencia. Y hasta cierto punto nuestra profesión o formación nos hace mirar las cosas desde un punto de vista determinado. Lo mismo que nuestras experiencias y vivencias hace que interpretemos las cosas en una forma concreta.

Inma tienes muchísima razón. No èstamos divididos en compartimentos estancos,como comprobé y por ello se producen "filtraciones"
¡Ya nos contarás que tal el concurso! Y recuerda que cuando quieras, puedes venir al blog como artista invitada.

Respecto a la "influencia inversa" os saco de dudas en breve, pero para ello tendré que escribir otra entrada.

Homo libris dijo...

Lammermoor, como influencia inversa espero que no tengas la de don José, el protagonista de Todos los nombres, de Saramago, que vivía vidas ajenas, imaginadas o no, gracias a su trabajo, jejeje.

Creo que a todos nos ocurre un poco que, cuando tenemos algo que nos apasiona nos dejamos llevar y lo interiorizamos como algo que forma parte del resto de facetas de nuestras vidas. A mí me influencia mucho mi lado naturalista, y los libros, por supuesto, aparecen en continuas referencias cuando he impartido algún curso o ahora, en el desarrollo informático, con ejemplos como la sempiterna biblioteca al implementar una aplicación de gestión, jeje.

Un abrazote muy grande.

lammermoor dijo...

Hola,Homo Libris vivir otras vida, no -con la mía tengo bastante, para bien o para mal-. Pero irme de vez en cuando "de regreso al pasado"...
En cuanto a Todos los NOmbres, ¡me acordé mucho de esa novela antes del traslado!

Trotalomas dijo...

Jejeje, en eso tienes razón, Lammermoor: bastante tenemos con una. Pero vivir otras temporalmente, como nos lo permiten nuestros libros, ¿no es algo maravilloso? :)

Un besote.

bibliobulimica dijo...

mira que tuve que leer todo dos veces. Ciertamente, que lo que somos es complejo, con muchas facetas como han comentado, y que una parte de nuestra vida, colorea otra. En la universidad, han sido incontables las veces en que he comenzado un comentario con "...el otro día leía un libro que decía que..." o "en la yoga, se considera que la mente..."

En fin, que es un gustazo ver cómo nuestros gustos y aficiones, amplían nuestros horizontes.

Al igual que los demás, estoy perdida con al influencia a la inversa...¿será cómo acostumbras archivar los libros en tu casa? ¿el orden que tienes en otras áreas de tu vida? ¿lo difícil que debe ser decirte una mentira sin que atrapes al vuelo un comentario que te de la seguridad de que están mintiendo? ¿el análisis que haces de los comentarios? estoy espesa ¡y eso que ya es miércoles!

Nada, que siempre te leo con mucho gusto y me encanta visitarte.
Un beso grande,
Ale.

lammermoor dijo...

Trotalomas es cierto que los libros son como alfombras voladoras que nos permiten viajar a lugares ignotos y vivir -temporalmente-otras vidas y en otros lugares.

Ale creía que la influencia a la inversa era más evidente, pero parece que no. Hablaré sobre ella en una entrada. ;_)

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...