domingo, 1 de noviembre de 2009

Una entrada espectral

Si el viernes fue la noche de Halloween, ésta lo será de Difuntos. ¿Qué mejor momento para dedicar una entrada a la literatura gótica o de terror? de la que tengo una brevísima sección en mi biblioteca. Además, es la excusa perfecta para salir de mi atonía escrituraria, porque ya me contaréis que sentido tendría dedicar un especial fuera de la fecha o motivo que lo justifica.

Así que aquí estoy, invocando a todo tipo de espectros, fantasmas, monstruos y no-vivos para que me ayuden a dar forma a este artículo. Como hay que empezar por algún lado, lo haré con un escritor del que ya había hablado: Edgar Allan Poe. Creador de la novela policiaca, también destacó con sus Narraciones extraordinarias, cargadas de elementos sobrenaturales y de terror -El corazón delator, El gato negro, El barril de amontillado,...-cuya lectura recomiendo. Como ya había dicho, me recuerdan un poco a los que leí de Lovecraft . -Sobre este último y uno de sus libros encontré una reseña de Moe, por intermedio de Elwen.

Otro libro que recomiendo encarecidamente es Frankenstein o el moderno Prometeo, de Mary Shelley. Con él inauguré la sección artista invitado y la próxima semana será nuevamente traído a colación en una miniserie sobre ciencia-ficción (sobre esto último ya os daré más detalles). Hoy me limito a insistir en que su lectura merece la pena y que si lo hacéis, probablemente os sorprendáis. Es otro de esos casos en que la película, que diverge completamente de la historia, transforma el mito.

Por supuesto que no puede dejar de mencionarse a Drácula, de Bram Stoker, del que habló Hilario. No solo porque los vampiros están de moda en la literatura (La Historiadora, saga de Crepúsculo) en el cine (Drácula, de Coppola; Crepúsculo) o en la televisión (Moonlight, Troo Blood, Blood Ties). Además, acaba de publicarse una secuela -Drácula, el no muerto- escrita por el biznieto de Stoker (empieza a bullirme en la cabeza una posible entrada sobre Segundas partes).

La lectura de Drácula me hizo pasar auténtico miedo y apelar a toda mi capacidad de raciocinio para recordar que los vampiros no existen. Aún así, tentada estuve de irme a dormir acompañada de una ristra de ajos como protección (Hago un inciso para decir que así como Boris Karloff fue el Frankenstein por excelencia, en el caso del conde transilvano fue Bela Lugosi).

Cito ahora a Robert Louis Stevenson y dos de sus obras: El extraño caso del doctor Jekyll y Mister Hyde y El ladrón de Cadáveres. Es posible que la primera de ellas no encaje en los cánones de la novela gótica; aún así, este pequeño gran libro está incluido en mi minisección. Por su parte El ladrón de cadáveres, del que se habló en algún blog está en mi lista de la compra (inexplicablemente, en la biblioteca no lo tienen)

Veamos, tenemos elementos sobrenaturales, monstruos y no-vivos pero aún no ha aparecido ningún fantasma . Habrá que invocar a alguno ¿quién mejor que El fantasma de los Canterville?-relato de Oscar Wilde, cargado de humor y que parodia los relatos de terror. ¡Pobrecillo fantasma!, fue él quien terminó escondiéndose de los gemelos y siendo vencido por un quitamanchas.

Parece que ya tenemos un poco de todo ¿O no? ¿No existe literatura gótica en España? ¿Seguro? ¿Y Becquer? ¡ Sí!, ¡ése!, el de Volverán las oscuras golondrinas (...) o Del salón en el ángulo oscuro (...). Pocas veces se piensa en sus Leyendas, algunas de las cuales son magníficos ejemplos del tipo de literatura de la que estamos hablando: Maese Pérez el organista o El monte de las ánimas , que cita HLO(otra lectura que me produjo pavor)

Un clásico de la literatura española que no puede quedarse fuera y que durante muchos años se interpretó cada Uno de noviembre es el Don Juan Tenorio, de Zorrilla. Una de las escenas más famosas (y espectral) es esa en que en el cementerio, don Juan invita a cenar al alma del comendador. Aquí podeis ver un fragmento

Los inquilinos del rincón musica son un grupo que mencionó Homo Libris hace tiempo y que reservé para este momento: My dying Bride

26 comentarios:

Gww dijo...

Enhorabuena por este repado. Por aportar algún título más, cito a Karen Blixen y sus siete cuentos góticos. Y me alegra que tu repaso haya recuperado a tantos clásicos. Un lujo recordar sus lecturas.

Un saludo.

Elwen dijo...

Yo soy terriblemente miedosa para estos libros y al más leve atisbo de niebla ya estoy con los pelillos de punta. Tengo La historiadora aquí en condición de préstamo-rehén porque los vampiros son de los bichejos que más me gustan. A las Leyendas de Bécquer les debo una relectura porque en su día me gustaron bastante.

lammermoor dijo...

Gracias, Gww. Acabo de darme cuenta de que inconscientemente he enumerado los títulos que componen mi minisección gótica. Tan solo me quedó fuera, unos cuentos de Sir Arthur Conand Doyle.
Tomo nota de los cuentos góticos de Karen Blixen; los incluyo en la lista para incrementar mi sección.

Hola, Elwen. También a mí me gustan los vampiros. Aunque cuando los "adaptan" tanto con en Moonlight, en que podían caminar por la calle en pleno día, tan solo protegidos con unas gafas de sol ...¿Viste Blood Ties? Es una serie canadiense vampirico-detectivesca.

loquemeahorro dijo...

Qué interesante repaso!

Estaba yo pensando "pues realmente qué poco he leído de este tema", pero no, "El monte de las ánimas" lo leí en mi infancia (me lo leyó mi hermana, para ser exactos, y en noche de difuntos) más de una vez y ¡¡qué miedo pasaba!!

El Ladrón de Cadáveres me gustó mucho, y sí, en algún sitio lo comentamos.

Por cierto que Homo Libris recomendó también "Aventuras de un cadáver", aunque con un tono diferente.

Ah, El Tenorio también lo he leído pero lo único que me asusta es que siendo tan flojito, sea tan famosísimo e insistan en representarlo cada 2 por tres. Creo que su autor pensaba lo mismo, por cierto.

El Guisante Verde Project dijo...

Para nosotros la noche de Halloween empezó hace unos días, y dura...., pero bueno esa es otra historia. Es una entrada muy acorde con la fecha, además tiene ese regustito a miedo que de vez en cuando nos atrae sin remedio, en un arranque un tanto masoquista, porque ¿a quien le gusta pasar miedo? ¡A todos!
Por cierto en esta lista echo de menos a Lovecraft, a mí me dio auténtico miedo.
En cuanto a que los vampiros no existen... no se, no se. Si te fijas, todas la leyendas parten de un punto de realidad, y las de los no-muertos abundan tanto...

Hilario dijo...

Gracias por nombrarme en tu blog, pero me has atribuido un mérito que no es mio. Yo hablé de "Drácula", que es impresionante. Terror gótico del mejor.
Ya me han recomendado al doctor jekill, pero aún no le ha llegado su momento.
Saludos.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Qué gran selección de buenas novelas góticas y de terror! No se podría haber hecho mejor, la verdad. ^^ Mi favorito de todos los que nombras, "Frankestein", sin duda alguna.

Os recomiendo, por aportar algo, cualquier título de la colección "Gótica" de Valdemar que, además de su calidad y presentación impecables, están publicando nuevos títulos que no tienen desperdicio alguno. El último que tenemos en casa para leer, "Los hombres topo quieren tus ojos." :)

¡Un abrazo!

Ismael S. dijo...

Mis favoritos son Poe y Lovecraft. A éste último hace mucho que no le leo, pero recuerdo haber leído de pequeño sus "Mitos de Cthulhu" y tengo el recuerdo del verdadero miedo... totalmente recomendable para el que le guste el género.

Pues nada, que ahora toca moda gótica por todas partes: moda, música, literatura... ¿sabe alguien si ha vuelto también el "arte gótico"?

Por cierto, muy bonitas las huellas de dinosaurios... :-)

Inma dijo...

Yo soy de las que no me gusta pasar miedo. Y lo gótico tampoco me va. Así que tengo poco que decir, sólo que me ha gustado mucho como has hilado la entrada. De todo lo que has nombrado sólo he leído las leyendas de Bécquer.

Recuerdo que en los 80 la estética gótica se llamaba postmoderna. cuando salíamos de bares (todos los fines de semana, claro) coincidíamos con un grupo de postmodernos, con sus túnicas negras, sus pelos largos con mecha blanca, sus maquillajes cadavéricos... aunque luego eran bastantes simpáticos y dicharacheros. Recuerdo que ellos contaban que dormían en ataudes forrados de raso. Y en Semana Santa ala procesión del Santo Entierro, que es sólo un paso con una cadavera, gritaba: Caniiiina, guapa y guapa y guapa.

Buena semana.

Isi dijo...

Yo no puedo leer libros de miedo ni de terror. Leí Carrie en cierta ocasión y estuve días sin dormir. Con las pelis igual, así que no haré otra cosa que leer los coments :))

lammermoor dijo...

Tengo que empezar corrigiéndome a mí misma. El libro al que me refiero (en la contestación a Gww) es de Dickens, que es el que si trata de fantasmas. ¡Tendré que utilizar el programa informático del que nos había hablado Isi!

Loque, me apunto también el libro de Homo Libris.
Don Juan Tenorio no es exactamente una obra de miedo, pero era inevitable nombrarla.

Roberto, Isi dice un poco más abajo que a ella no le gusta nada.
A Lovecraft lo menciono muy por encima, porque lo leí hace mucho y más que de un relato concreto me quedo con la sensación general -efectivamente, de miedo.
Y lo de los vampiros...Es cierto que en muchas sociedades se comían las entrañas del enemigo o se bebía su sangre para obtener su energía. Algunos psicólogos también hablan de personas vampiros, que te roban tu energía.
Esa es la parte racional de la explicación; la irracional te deja con la duda.

Hilario, he corregido la entrada.He enlazado tu reseña de Drácula, que efectivamente es impresionante.
Además de El Doctor Jekyll, te animaría a leer Frankenstein.

Alienor, fue una entrada tuya sobre los libros que nos dieron miedo, la que me decidió a escribir este especial. Efectivamente, Frankenstein es el gran desconocido (o el gran falso conocido).
La próxima vez que vaya a la FNAC, le daré una ojeada a los libros de Valdemar.

Ismael, es que Poe es mucho Poe. En cuanto a la moda gótica, quizás en la literatura porque lo que es en la moda (quizás sería mejor hablar de tribu urbana) lleva bastante tiempo.
¡A que son chulas las huellas! Aunque si no me llegan a decir lo que son, hubiera pensado que eran cualquier otra cosa.

Inma, pues además de Frankenstein, te recomendaría El doctor Jekyll y Mister Hyde; no son en realidad de miedo.

Isi, tampoco yo leo novelas de miedo. Pero estos libros no tienen nada que ver con los de miedo tipo Stephen King. Si te decides, te sugiero los mismos títulos que le menciono a Inma.

Buen comienzo de semana para todos (aquí fue fiesta ayer).

Isi dijo...

En León también fue fiesta!!!
Bueno, tendré en cuenta tus recomendaciones, pero eso, tenerlas en cuenta por si me apeteciera.... algún día...

A Roberto: yo descargo adrenalina con el deporte, porque el miedo ¡¡no lo soporto!! Soy una miedica!!

Creo que los góticos se han vuelto a poner de moda con lo de la foto de las hijas de ZP ;) Pero leí por algún lado que no van "dando miedo", sino que van vestidos de luto por el mundo en general, que está decayendo. En fin, creo que no les entendemos demasiado bien, aunque diciendo esto me suena raro eso de que sean dicharacheros...

Homo libris dijo...

¡Buenas!

Yo escribo desde el lado de la luz (ay, el Heavy Metal :P), pero entiendo bien la parte oscura de góticos (al menos de los de los '80, y del lado más oscuro de la música metal... jejeje, esos ¡My Dying Bride!). El romanticismo alemán tiene mucho que decir aquí, y grupos como Lacrimosa, The 3rd and the Mortal o Type O Negative pueden deciros mucho al respecto. Tristemente, las hijas del presidente del gobierno han puesto de moda el estilo, pero prestándose a la mofa (al menos por lo que veo por aquí) y a desacreditarlo. Imagino que todo por mor de las filias y fobias políticas, y sin tener en cuenta que se trata de menores de edad.

Volviendo a la noche espectral, me ha encantado la introducción que haces a algunos de los clásicos del género. A la selección le sumaría la obra de Lord Dunsany, los libros de H.P. Lovecraft y el libro El monje, de Matthew G. Lewis, entre otros.

Un abrazo.

Carmina dijo...

Una muy buena entrada, me ha gustado mucho como la has estructurado, al principio al leer tus primeras lineas pense, vaya estoy pez en este tema, despues al ver el repaso que has hecho pienso pues no lo esto tanto porque he leido la mayoria de las obras que dice... me quedo con Dracula de Stocker, me parecio buenisimo y tambien Dr Jeckill y Mr Hyde, y me apunto Frankistein, que es lo tengo pendiente

maribel dijo...

Hola Lammermoor!,que ganas de visitarte y dejar huella, hace días que no llego a comentar, y menos mal que ha sido fiesta y habeis parado un poco...
Me gusta este especial, veo que entre todos haceis un repaso del género, y recuerdo las lecturas e historias de miedo contadas en grupo, con poca luz.
La última vez fué con Los mejores relatos de terror (Poe, Gutier, Bierce, Wells, Quiroga, Lovecraft...
Ya sé que estas recopilaciones siempre son arbitrarias, y algunas historias hoy ya no dan tanto miedo,pero sigue siendo buena idea, me recuerda el capítulo de los simpson dedicado a este tema donde recrean un cuento de Poe...
Otro voto a las huellas de dinosaurio ;-)

jagc dijo...

Hola a todos.
Comparto la afición por la novela gótica y de terror. Para mí el maestro sigue siendo Poe. También es recomendable Stevenson y, desde luego, el Frankenstein de Mary Shelley presenta, entre otros, aspectos góticos y de novela de terror. Como se ha dicho, es una obra maestra.
Pero me permito discrepar respecto a Lovecraft. Para mí, con perdón, es un churro, un bluf.
A diferencia de los buenos (los antes citados) el terror de Lovecraft, consiste en escribir veinte veces en cada página que el monstruo o el bicho da mucho miedo.
Que en tal pueblo nunca vieron cosa igual. La gente estaba aterrorizada. Era terrible. No se recuerda cosa igual. Es decir, mucha reiteración del miedo que da, pero, en mi opinión, es incapaz de transmitir una atmósfera, una descripción de auténtico terror.
Perdonadme, pero para mí Lovecraft está borrado a perpetuidad de mi lista de lecturas recomendables.

Da mil veces más miedo El perro de los Baskerville de Conan Doyle.

xGaztelu dijo...

LAMMERMOOR reconozco que es un género que tengo muy poco trabajado, pero te diré que -aunque quizá mi comentario resulte un poco rancio- me ha encantado leer una entrada donde todos los libros recomendados son “clásicos”: libros de los de siempre, valores seguro!

xG

bibliobulimica dijo...

¡Mira que eres creativa y original! A partir de la fecha nos traes una entrada que he disfrutado mucho: literatura gótica y de terror. Yo poco se de esto porque como soy una miedosa de lo peor, no ando leyendo libros que luego no me dejen dormir. Tengo una amiga a la que le encantan estos libros y los tiene todos descuadernados. El motivo: se asusta, lo tira lejos de donde está y dice que ahí se queda hasta que agarra valor para seguir leyendo. Por supuesto, aventarlo tiene su costo para el libro ;-) que por eso queda todo maltrecho.

…y esto puedes bien no contestármelo porque en verdad no es de mi incumbencia pero ¿dormías sóla cuando andabas cargando la ristra de ajos para alejar a Drácula??? Jijiji…

De todos los que mencionas sólo he leído el Fantasma de los Canterville, y es que Wilde es genial y Leyendas de Becquer.

Aquí también se interpreta Don Juan Tenorio en estas épocas, y el año pasado incluso hubo una función de teatro en las lápidas del Panteón de Belén …

Ahhh, me alegra leer los comentarios de día (y soleado) porque Roberto me habría asustado con ese comentario si lo leo de noche…tiene razón ehh…todos mitos y leyendas comienzan con algo de realidad…¡uyyyyy! ¡que miedo!

…me he perdido ¿dónde están las huellas del dinosaurio???

lammermoor dijo...

ISI, me parece bien eso de algún día; nunca se sabe.
No había oído esa teoría de que van de luto por el mundo (algo de razón no les falta)

HOMO LIBRIS, en el aspecto musical poco puedo decir (más bien nada). En cuanto a la estética gótica, nunca me gustó demasiado.
Por lo que se refiere a las hijas de ZP; entre las adolescentes ya estaba de moda esta forma de vestir hace unos años. Con ellas quizás se hizo más visible.
Me apunto autores y título que citas (como va a crecer la sección gótica de mi biblioteca personal)

CARMINA, me alegro de que te haya gustado la entrada. Más aún de que coincidamos con Drácula y El doctor Hyde y Mister Jekill. Segurísimo que Frankenstein te encantaría.

MARIBEL, que gusto tenerte por aquí. Echo en falta tus comentarios pero... Eso sí, Roberto es un excelente portavoz de mis "arbeyinos preferidos". No se por qué pensando en miedos (a eso siempre me negué a jugar) me viene a la cabeza la güija.

Vaya, JAGC. Hablas poco, pero cuando lo haces es con contundencia. Me parece estupendo que discrepes -siempre es más enriquecedor que haya opiniones encontradas.
Sin embargo, tal como dije, mi recuerdo de Lovecraft es muy vago. Lo releeré y ya te diré que opino.
Y efectivamente, El perro de los Basquerville, también tenía un puntito de miedo.

Ya puestos a hablar de miedo, os diré que, confieso con rubor, que pasé miedo con Tom Sawyer. Cuando llegué a la escena en que están en el cementerio, me entró tal pánico que cerré el libro y lo escondí en el armario del baño, debajo de un montón de toallas. (En mi descargo diré que tendría unos diez u once años)

xGAZTELU,cualquiera de los libros que menciono merece la pena ser leído, seas aficionado o no a la novela gótica o de terror. En cuanto a los clásicos, les dediqué esta entrada
(que tuvo muy poco éxito, por cierto)

ALE, gracias. Tenía ganas de hablar sobre estos libros y me pareció una buena ocasión.
Respecto a lo de los ajos para espantar a Drácula, la verdad es que mejor los hubiera usado para alejar a algún Si-Vivo. Me hubiera ahorrado muchos disgustos y problemas.
Me encanta El Doctor Jekyll y Mister Hyde (lo mencioné varias veces en el blog) y también Poe. En cuanto a Wilde, todo él es altamente recomendable.
Maribel e Ismael se refieren a la foto de la sección Conociendo Asturias. Son huellas de dinosaurio (o eso dicen) que se encuentran en la playa de la Griega, en Colunga; donde además hay un museo del jurásico. Voy a buscar un enlace a su página web y te lo envío.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Uy, pues gracias por la parte que me toca! ^^ ¡Un abrazo!

jagc dijo...

Espero que por contundencia te refieras a claridad en la opinión y no a brusquedad, que no era mi intención.

Hablando de Stephen King, nunca lo he leído, ni tengo demasiadas ganas, pero me dejaría asesorar. Sin embargo, una novela de King, llevada al cine dio lugar a una de las mejores películas de terror que conozco: "El resplandor" de Kubrick, con un apoteósico Jack Nicholson. ¿Qué opináis?

Arianrhod dijo...

Me encanta este tipo de lectura, aunque no soy ninguna entendida, he de decir que ciertamente, algunos relatos de Lovecraft recuerdan a Poe, pues Lovecraft lo admiraba, incluso le dedicó una poesía titulada "Donde una vez Poe caminó"

lammermoor dijo...

De nada, Alienor. Como ves, que no comente demasiado no quiere decir que no te lea.

Jagc, por supuesto que me refería a la claridad en la exposición. Sobre King y otra de sus películas, Misery se habló en otro blog. Me parece que El Resplandor no la ví; tendré que buscarla.

Arianrhod, bienvenida. Ya me habían dicho que te gustaba este tipo de literatura.

Arianrhod dijo...

gracias! tu blog es g-e-n-i-a-l !

lammermoor dijo...

Gracias a tí, Arianrhod. Pasa por aquí cuando quieras.
Ya he estado dandole una ojeada al tuyo.

lorena dijo...

Hola. Es la primera vez que escribo en tu blog, que me encanta. No podía dejar pasar por alto la recomendación del otro gran clásico de los vampiros, "Carmilla", de Sheridan Le Fanu, que por cierto tiene más relatos de terror gótico.
Todo el mundo habla de Drácula y la mayoría no conoce esta breve pero maravillosa novela. Se lee en una tarde y te mantiene en vilo hasta el final, pues aunque sospechas desde el principio, mantiene muy bien el misterio.
Un saludo y muchas gracias por dedicar tu tiempo a este blog.