domingo, 4 de octubre de 2009

No hay dos sin tres. El advenimiento del tercer millenium.


Una de las primeras entradas de este blog se la dediqué a La Chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. Y como muchos otros, esperaba con ansia la publicación del tercer libro. Sobre él ya han hablado Elwen, Mertxe y Carmina; Regina Exlibris le dedicó varios post –entre ellos, uno referido al diseño de la cubierta. Y al hilo de ello, tengo que decirte Elwen que, consecuencia de tu portada, un día le comenté, toda convencida, a una librera que ya habían cambiado la portada de Millenium tras el estreno de la película.

Entrando ya en materia, diré que fue el que menos me gustó de todos. La primera parte del libro me resultó farragosa; acabé harta de tanto espionaje y de la Sapo y de tantos malos malísimos. Tanto es así que me salté un montón de páginas y me fui directamente al juicio (luego di marcha atrás y seguí el orden establecido, aunque siguió pareciéndome un rollo). La parte del juicio es para mí, la mejor del libro y además me gustó muchísimo el personaje del juez Iversen, quien en un momento determinado le dice a Lisbeth:


Señorita Salander, que yo anule su declaración de incapacidad significa
que, a partir de ahora, tiene usted exactamente los mismos derechos que los
demás ciudadanos. Pero también significa que tiene las mismas obligaciones. Es
decir, que es su maldito deber responsabilizarse de su economía, pagar
impuestos, acatar la ley y colaborar con la policía en caso de delitos graves.
En otras palabras: la convocaré a prestar declaración como cualquier otra
ciudadana que disponga de información útil para una investigación.
(…)
Cuando la policía tenga su testimonio, el instructor del sumario, en este caso,
la Fiscalía General, considerará si debe llamarla como testigo en un posible y
futuro juicio. Como todos los demás ciudadanos suecos, usted podrá negarse a
acudir; como decida usted actuar no es asunto mío, pero ha de saber que no tiene
carta blanca. Si se niega a personarse, podrá, al igual que cualquier persona
mayor de edad, ser condenada por desobediencia a la ley o perjurio. No hay
excepciones.

También me gustó Ander Jonasson, el médico que ayuda a Lisbeth y que pienso que podría tener continuidad en el siguiente libro. Quién también la tendrá es Annika Giannini, la hermana de Mikael; y por supuesto, la “presente” ausente hermana de Lisbet. (Estoy convencida de que en el cuarto libro, el argumento principal sería su búsqueda)
A mi entender, Larsson era un hombre que amaba a las mujeres. Si os fijáis, en general salen mejor paradas ellas: son inteligentes, independientes y con agallas; desde la propia Lisbeth a Annika, Mónica Figuerola o Susae Linder la ex policía que termina haciéndose amiga de Erika.
Una parte del libro que no entendí muy bien fue el cambio de trabajo de Erika y su acoso laboral. La única explicación que se me ocurre es que había que quitarla de en medio para que Mikael y Mónica Figuerola se enamoraran.
Y en cuanto a los tan traídos y tan llevados errores de traducción, tan solo soy consciente de uno que probablemente sea la única en percibirlo. En un determinado momento, tras destaparse todo lo del espionaje, creo que es Mónica, quien viendo toda la documentación acumulada dice “necesitaré un ARQUEÓLOGO”

Resumiendo: no es, tal como dicen algunos, la trilogía (de momento) de Larsson, una obra cumbre de la novela negra (me parecieron mejores los libros de K.O. Dahl o La Mujer de Verde, de Indridason) pero tampoco es un bodrio –hay libros mucho peores, llenos de misterios de veracruces, documentos secretos del Vaticano y cosas de esas.
Al rincón musical de hoy traigo una cantante sueca que acabo de descubrir. Nina Kinnert

21 comentarios:

lammermoor dijo...

La ilustración de esta entrada es el montaje que Elwen hizo de la portada y que dió lugar a mi equívoco.

Inma dijo...

A mí me encantó "Los hombres que no amaban a las mujeres", los otros dos menos, pero también me han enganchado. Debo confesar que a mí me a abducido Millenium. Mi hija de cinco años, que me veía sin despegarme del libro en cuestión, me decía: mamá, de qué trata. Y mi marido: menos mal que este hombre sólo ha escrito estas tres novelas porque si no nos costaba el matrimonio. Cuando terminé me sentí liberada, volví a mi antigua vida, a atender a mi familia, a dormir...
Buena semana entrante

estodevivir dijo...

Pues echaré un vistazo en la biblioteca a ver si lo tienen, aunque me parece que no, si no, será en inglés, qué tal estará en inglés, regularcito de leer o farragoso? Esa palabra me encantó, no la usamos nunca por este lado del mundo pero me encanta,un abrazo, Ana

Homo libris dijo...

Uf, yo con el primero ya no pude, como os dije. Sí que se lee bien, pero me chirrían demasiadas cosas y no me parece, como bien dices, que sea la obra culmen de la novela negra de nuestro siglo. Posiblemente algún día les de la oportunidad a las otras dos partes, pero será en formato electrónico (con la portada-equívoco de Elwen, jejeje; a mí me ocurrió lo mismo con la que montó del segundo de los libros) o sacado de la biblioteca. Por lo demás, es cierto que al menos no tiene a rosacruces del Vaticano y demás fauna similar por ahí pululando :D

¡Un abrazo!

Hilario dijo...

Me atrae esta trilogía, pero no sé si acabaré leyéndola. Necesito que pase toda esta vorágine. Por si acaso, no he visto la primera película, ni pienso ver la segunda.
Un saludo.

Bookworm dijo...

Suscribo todo lo dicho por ti. No tengo más que añadir, salvo que no me fui directamente a la parte del juicio, pero a puntito estuve.

Un saludo.

loquemeahorro dijo...

Yo no me los he leído, me dejó una compañera el primero, y no me enganchó

¿Habrá grupos de apoyo para gente que no se ha enganchado a Millenium?:-)

Eso sí, yo también me creí lo de la portada de Elwen.

Isi dijo...

Bueno, pues como no he leído ninguno de estos libros, me quedo con el rincón musical, que me ha sorprendido y está muy bien ;)

lammermoor dijo...

Inma, el primero fue el que me resultó más desconcertante. El segundo, literalmente me absorbió -no era capaz de dejar de leer- y este... la primera parte me pareció una pesadez.
Lo mismo te digo ¡buena semana!

Hola, Ana. Pues no sabría decirte; supongo que la primera parte resultará igual de "farragosa" en cualquier idioma.
¡Me alegra que te haya gustado esa palabra! El idioma español está lleno de maravillosas palabras, cargadas de matices y significados que se están perdiendo. Deberíamos hacer una campaña "apadrina una palabra"
Un beso

P.D: espero que no la tengas que usar nunca para referirte a mis divagaciones.


Homo Libris, no te pierdes nada si no las lees. Lo que está claro es que es el tipo de libros que mejor pedir prestado o sacar de la biblioteca.

Hilario, leí el primer libro cuando aún no había empezado el "desmelene" y luego era lógico que quisiera leer los siguientes. Pero comprendo perfectamente que te apetezca esperar a que pase esta larssonmanía para decidir con calma.

Mertxe, no somos las únicas que pensamos así. Ángeles (que últimamente está desaparecida) me comentaba en un correo que la parte del juicio había sido la que más le había gustado.

Loquemeahorro, es cierto que cuando no te gusta uno de esos libros tan aclamados, te ves casi obligada a pedir perdón por ello. Aquí puedes decirlo tranqilamente, que te seguiremos considerando uan mujer de incontestable belleza y sentido del humor.
Me alegro de saber que no fuí la única que piqué con la cubierta de Elween.

Isi, me alegro de que te gustara el R. M. Precisamente me acordé de tí cuando encontré a esta cantante.

Carmina dijo...

Larsson se deja leer, ha enganchado a multiples no lectores a su trilogia, pero obras cumbre de la literatura no creo que lleguen a ser ninguno de estos tres libros, el primero me resulto farragoso hasta que el Michael se va al publecito en cuestion a enterrar alli la cabeza, en el segundo la superwoman empezo a parecerme irreal y a pensar si al sueco no se le habría ido la olla, en el tercero, tambien termine hasta las mismisimas de la sapo y de todos sus jueguecitos y de ese malo, malisimo de marras, que era peor que un dolor de muelas, pero debo reconocer que la parte del juicio fue genial, y que los libros enganchan, yo me he leido los libracos en una semana, cada uno eh, sino me cuesta el matrimonio como a Inma, estuvo a puntito

Elwen dijo...

Jajajaja ha sido una sorpresa encontrar mi portada por aquí y leer los comentarios xDDDD. No sabía que habías llegado a confundir a la librera xDDDD

Yo de los tres sin duda me quedo con el segundo, tiene menos paja y más acción. Es curioso lo que has dicho de las protagonistas femeninas porque en otra crítica leía todo lo contrario, incluso que el hecho de que Lisbeth se opere el pecho la rebajaba como mujer. Que conste que estoy contigo, a mi me parecen unos personajes bastante buenos que hubieran dado para mucho más.

Deborah dijo...

El primero y el tercero son los que mas me gustaropn por no decir los tres. Creo que Lisbeth Salander es un personaje que atrapa aunque este en una cama de hospital. Asi como Inma, no hablaba con mi esposo y calentaba una pizza jajaja. Que manera de atrapar. Tambien dedique mas de un comentario en mi blog, uno antes de que salga el libro y otro despues. Cuando salieron los otros dos, ni tenia mi blog, de otra manera hubiera forrado las paginas de Millenium.
Realmente me encanto.

Rick dijo...

Hola, he estado echándole un vistazo a tu blog y me ha gustado bastante así que quería proponerte un intercambio de enlaces. Yo también tengo un par de blogs, que quizá puedan interesarte, llamados El quimérico inquilino (personal, opinión, escritos literarios...) y Hotel Overlook (cine). Los puedes ver entrando en mi perfil. Si te parece bien la propuesta coméntamelo en el blog. Yo te enlazaría en los que me enlaces tú.

Un saludo.

Anónimo dijo...

yo lo del acoso laboral lo veo como un reflejo de algo que estaba (más que está) de auge en aquel momento; la relacion con Mikael ya chirriaba un poco, no??? hacia siglos que no entraba...Angeles

Homo libris dijo...

Buenas.

En mi blog hay una cosita para usted ;)

Saludos.

lammermoor dijo...

Carmina a mí me costó un poco entrar en el primero. El segundo me lo bebí y este último lo leí en cuatro días pero por "presiones familiares". Me lo dejó uno de mis hermanos, después de llorarle todo un fin de semana y decirle que se lo devolvía en tres o cuatro días (lo tomó en sentido literal).

Elwen, pues sí. ¡Nos engañaste a unos cuantos! Como ves, también a mí el segundo fue el que más me gustó.

Deborah, ¡Así que el primero y el tercero! Al contrario que Elwen o yo.
Comparto contigo ese sentimiento de aislamiento del mundo cuando estoy leyendo un libro que me atrapa. Me convierto en autista.

Rick, me alegro de que te haya gustado mi blog. Echaré una ojeada a los tuyos.

¡¡Angeles!! Te echaba de menos. Es cierto que en este libro el marido de Erika estuvo mucho más presente. Lo de ese triángulo tan perfecto siempre me resultó irreal.

Homo Libris, ya pasé por allí. ¡muchas gracias!

bibliobulimica dijo...

te leo siempre con gran interés...esta saga la leeré cuando los precios bajen porque ahorita aqui están los precios por las nubes con ellos (mucho más caros que otros libros, recién publicados también), me esperaré a que los saquen en formato barato y espero que con las portadas de Elwen (que le quedaron mucho mejor que las que traen los libros) jijiji...Elwen es una artista

Abrazos,
Ale.

El Guisante Verde Project dijo...

Buenas noches! Me toca comentar, ya que no en vano he leído los dos primeros libros que conforman esta trilogía.
El primero me lo leí llevado por la curiosidad, y me costó terminarlo; no me acababa de convencer, la verdad. Demasiado frío para mi gusto.

Leí el segundo, del que se decía era muchísimo mejor. Sin terminar de convencerme, encontré que tenía un poco más de ritmo y que estaba mas trabajado, aunque no creo que pase a la historia de la literatura como estudio psicológico de los personajes.

Y decidí, no leer el tercero.

En cuanto a la traducción, ignoraba que se hable de errores, pero no creo que, aunque los haya, suceda como con Saul Bellow, al que las deficientes traducciones han lastrado fuera del ámbito anglosajón.
Por suerte, van apareciendo traducciones meritorias, como la de Vicente Campos para El legado de Humboldt, que hemos adquirido hoy. :-)
Un saludo!

lammermoor dijo...

Haces bien, Ale. No te digo que los saques de la biblioteca porque se que no "usas". Así que mejor, aguarda a que salgan en edición de bolsillo.

Hola, Roberto. Efectivamente, hay un exceso de publicidad, elogios, no se que más alrededor de estos libros. No te pierdes nada si no lees el tercero (y si lo haces, pasa de la primera mitad del libro)
Y en cuanto a las traducciones, en los libros policiacos salvo errores de bulto como que a un fraile dominico me lo conviertan en dominicano, ... Lo que busco en estos libros es sobre todo el desarrollo de la trama y los personajes.
Vuelvo a decir que para mí hay mejores autores y obras.

Marina García dijo...

¡Hola! Yo voy ahora mismo por el tercero. La verdad es que me está resultando "pesado" y eso que los dos primeros los devoré en muy pocos días. Sin embargo, esta tercera parte lleva parada en mi mesita de noche semanas y semanas esperando a ser leída. Espero acabarlo pronto y que mi sabor de boca cambie a medida que avance en sus páginas. ¡Un saludo! Te sigo :D

lammermoor dijo...

Hola, Marina. Bienvenida.
Insiste. La primera parte se hace bastante pesada pero luego la cosa mejora bastante.
Un saludo

Shakespeare & Cervantes

   Este año estamos de doble aniversario, se cumplen 400 años de la muerte de Shakesperare y Cervantes por lo que desde diferentes institu...