martes, 8 de septiembre de 2009

Lecturas de verano

En realidad, debería decir lecturas vacacionales o para ser más precisa agosteñas.

Comencé con El Asesinato de Rogelio Acroyd. Ya lo habíais citado cuando le dediqué una entrada a la reina del crimen pero un comentario de J.J. precisamente sobre ese libro me acrecentó la curiosidad. Tengo que confesar que hice trampa; en un determinado momento me di cuenta de: A) ya lo había leído B) sabía quién era el asesino y para corroborarlo miré el final del libro (¡Qué pasa! ¡Nadie es perfecto!) Desde entonces me dispuse a leerlo de otra forma, viendo cómo se las arreglaba doña Agatha para que todo estuviera a la vista sin resultar evidente. Disfruté un montón con esta forma de lectura y tengo que conceder que efectivamente es una de sus mejores obras; aunque sigo pensando que la mejor es Testigo de Cargo junto con su magistral versión cinematográfica.

Una vez satisfecha mi curiosidad, volví a El Palacio Azul de los ingenieros Belgas, de Fulgencio Argüelles y conseguí terminarlo. No porque resultara pesado, al contrario; es un libro precioso y será debidamente comentado en la sección “Autores asturianos”. Pero fue una lectura interruptus porque se cruzaron en su camino otros libros sujetos a plazo de devolución.

Tras "consumarla", pasé a Kafka en la orilla que había esperado pacientemente a que me quedara de vacaciones Tenía razón, Isi, ¡cuánto gato! Hablaré sobre él en el club de lectura ; ahora me limito a decir que me encantó. Todo un placer estar en la playa, al sol, disfrutando de esta lectura y dejando que el sonido de las olas sea la música de fondo. Además de tremendamente acorde con el título del libro y el motivo del cuadro.

Como los tengo que poner en alguna parte, sitúo aquí la trilogía de Asimov sobre los viudos negros que Homo Libris me recomendó y que Lucía me dejó. Tengo que daros las gracias a ambos. Cada libro está compuesto por episodios independientes y los fui leyendo de forma salteada e intercalándolos entre otras lecturas. ¡Altamente recomendable!
Pensando en el honradísimo Henry la mente se me va hacia otros mayordomos, camareros, ayudas de cámara que tienen un papel estelar: Jeeves (Woodehouse) o Bunter (Dorothy L. Sayers) por ejemplo.

Esperando no encontrarme con más gatos, decidí leer el último libro de P. D. James: Muerte en la clínica. A pesar de los elogios que se incluyen en la contraportada y de que me gusta mucho su detective-poeta, esta obra me pareció floja.

Hubo tiempo para la poesía con Benedetti y su: Amor, Mujeres y vida. Difícil elegir un poema: Una mujer desnuda y en lo oscuro, No te salves o Nuevo canal interoceánico, que me hizo pensar en los amigos del otro lado del océano.

Le llegó el momento a Derrumbe, de Menéndez Salmón. Es un libro duro, yo diría que inquietante porque nos demuestra la fragilidad de nuestra forma de vida, además de hacer una crítica demoledora sobre ella. A modo de muestra un fragmento:

El mal encuentra justificación en su existencia. El mal no necesita prueba
ontológica, ni reducción al absurdo, ni fe o profetas. El mal es su propia
expectativa.
Mi vida me ha enseñado que es el bien lo que precisa de justificación. Es
el bien lo que necesita un por qué, una causa, un motivo. Es el bien lo que, en
realidad, constituye el más profundo de los enigmas
La grammaire est une chanson douce, de Erik Orsenna es un librito precioso que nos demuestra que se puede aprender gramática sin sufrir. Su lectura fue todo un placer; me encontré con la tribu de los verbos o de los orgullosos pronombres; también con el hospital de palabras, donde se encuentra la pobre frase J'ai t'aime, desgastada por el uso descuidado que de ella se hace.

Leí Elogio de la madrastra, de Vargas Llosa, a propuesta de mi hermana quien me lo recomendó para la carta de la lujuria. No pude por menos de pensar en la diferencia tan abismal en que Murakami y Vargas Llosa tratan el tema del sexo –casi etereo en el caso del primero frente a la “carnalidad” del peruano.

Pongo en último lugar porque su lectura me llevó todo el mes El mundo de las palabras, de Pinker. Suyos ya había leído El instinto del lenguaje, La Tabla Rasa y Como funciona la mente. Como siempre, consigue ser ameno además de interesante. Como Words and Rules no está traducido al castellano voy a atreverme a leerlo en inglés (otra cosa es que me entere)


Se me olvidaba el RINCÓN MUSICAL, que hoy es propuesto por Murakami. El trío del Archiduque, de Beethoven.

25 comentarios:

Eleonaí dijo...

¡Cuánta lectura!

Y muy breves comentarios de los libros, invitan a seguir leyendo.

¡Felicidades!

Isi dijo...

Pues me alegro de que te gustara "Kafka en la orilla". NO sabes qué peso me quitas de encima, como te lo recomendé yo...
Ahora estaré atenta a tus coments en el club de lectura, a ver si resuelves los misterios que no me dejan dormir ;)

Me ha hecho gracia que el primer libro ya lo hubieras leído, lo corroboraras y encima siguieras con él.

Y me sigue quedando pendiente Menéndez Salmón (pero no me olvido, eh!)

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¿Te puedes creer que "Kafka en la orilla" es uno de los pocos libros de Murakami que no he leído? ¿Y con las ganas que tengo? No tengo perdón de Dios... ;)

Y respecto a Pinker, ¡me encanta! Todos sus libros me parecen tan entretenidos que no paro de recomendarlos para quien se interesa por la psicología congnitiva y el lenguaje.

¡Un saludo!

loquemeahorro dijo...

Uy, cuántas cosas para comentar, con lo mucho que te cuden las vacaciones..

El Asesinato de R.A. lo leí hace muchos años, creo recordar que fue la primera novela que publicó A.C.

Yo me he leído un montón de novelas de esta autora, más de una vez, de muchas me acordaba del asesino, de otras, más o menos el quid de la cuestión,
pero aún así disfrutaba con lo que no recordaba, con cómo ajusta las piezas y ...con los sandwiches de pepino a la hora del té :-)

Kafka en la Orilla creo que me lo leeré, será el tercero de este autor y creo que con eso finalizaré Murakami, que no sé si da para mucho más.

Los Viudos Negros no me lo he leído, y eso que tuve hace años, mi época Asimov, me lo apunto.

De P.D. James me leí "Cubridle el rostro" y creo que alguna más. Me decepcionó bastante, no estaba mal, pero esperaba mucho más y no creo que repita

A Menéndez Salmón después de tanta recomendación le tengo en la lista, me apuntaré también el de Pinker.

Ah, intenté leerme hace muchos años Elogio de la Madrastra y lo dejé rápidamente, me temo que no tengo la más mínima conexión con el sentido del humor de Vargas Llosa, me sentía como si alguién me estuviera contando algo muy gracioso en rumano, y yo... sin coger el chiste.

(y a tí qué te importará los libros que me he leído yo, me pregunto)

lammermoor dijo...

Eleonaí, bienvenido y gracias. Lo de la brevedad no es una de las virtudes que me adornan aunque espero que mi entrada te haya invitado a leer alguno de estos libros.

Isi, a ver si entre las dos (y quien se anime) sacamos algo en claro porque también yo tengo unas cuantas dudas. Estoy pensando en escribir una entrada con todo ello y luego pegarlo en el club. ¡A ver si puedo!
En cuanto a lo de R.A, digamos que fue una lectura desde "otra perspectiva".
¿Te diste cuenta ya cual es la perspectiva de la foto de Luanco?

Alienor, ¿a qué esperas?. Además hay un montón de referencias al teatro clásico.
Otro autor que descubrí y me parece también muy interesante es Damasio. Su "En busca de Spinoza", me encantó.

Loque, eso mismo podría decir yo. Aquí vengo a daros la vara con lo que leí en agosto sin preocuparme de si os importa o no.
Los Viudos negros están muy bien -tengo que recomendárselos también a Alice-En cuanto a Menéndez Salmón ¿qué puedo decirte? ¡Qué lo leas, por supuesto! Tengo curiosidad por saber lo que me contarán R y Maribel tras leer La Ofensa. Sobre Pinker, ahí está Alienor para darme la razón.
En cuanto a VArgas LLosa, tampoco es "mi tipo" pero mi hermana se empeñó en que tenía que leer ESE libro para la lujuria (más que lujuria encontré voluptuosidad, sensualidad y mucha "carnestolenda", que siempre tienen un papel importante en la obra de este autor)

Isi dijo...

Creo que sí: donde está esa furgoneta es donde están esas terrazas de tapas?? a las que se accede bajando unas escalerillas desde la iglesia, más o menos??

Es que creo que la foto está hecha desde una zona a la que nunca me he adentrado... Sólo voy de la playa a las tapas y de las tapas a la estación de autobuses (que es donde está el piso, en la zona nueva)

maribel dijo...

Hola Lammeermoor
de nuevo una variada selección, mucho que anotar.

No recuerdo haber leído el de R.A., aunque reconozco que devoré los de A.C. hace tiempo.

Me parece bien que hayas empezado por Kafka en la orilla, ya sabes que estamos esperando a que lo reseñes. Para mí también fue el primero, y el que más me ha gustado por el momento, y en cuanto al sexo etereo, aún no te has leído los demás, jejeje. Y te quedan muchos más gatos!!

De Vargas LLosa, yo he leído hace poco Travesuras de niña mala y he disfrutado muchísimo.
De sus últimas obras también me gustó La fiesta del chivo, seguro que R te orienta para intentarlo de nuevo.

Es tentadora esa trilogía de Asimov.

Nosotros, hemos trasteado con una Antología Poética de Benedetti, que uno puede abrir por donde quiera, siempre hay algo para tí.

¿Qué te digo de Pinker?, Creo haberlo mencionado hoy en algún comentario...,para seguir pensando. Punset se hace eco de su obra a menudo, ahora si te atreves con el en inlglés y con ese de "gramática" en Francés, yo me quito el sombrero y no precisamente el de Sacks
(el de el Hombre que confundió a su mujer con un sombrero )

De Menendez Salmón, tengo que volver a comentarte con más tiempo. Te adelanto que me ha gustado y que lo que cuelgas de Derrumbe me va a llevar a leer la Trilogía. Queda pendiente...es muy taarde

lammermoor dijo...

Efectivamente, Isi; es esa zona. Por el contrario, cuando voy a Luanco -cada vez menos- suelo moverme por la zona vieja.

Maribel, hola. También hacía mucho que no leía a A.C pero primero J.J. Vieira y ahora Loque con Un triste ciprés, están haciendo que vuelva a releerla.
NO te creas, con Murakami ya había tenido un par de encuentros. El primero, fallido, con Sputnik, mi amor; el segundo, con más éxito pero sin volverme loca, con Tokio Blues. Con éste he disfrutado mucho; voy a hacer un "pequeño" comentario sobre él que publicaré aquí además de en el club de lectura.
¡Vargas LLosa! EStoy repasando los libros que leí suyos: Historia de Maita y La Guerra del Fin del Mundo (bah) Los Cachorros, que me gustó mucho y La Tía Julia y el escribidor, que creo recordar que también me había gustado. Pero él,... ¡no termina de convencerme!

En cuanto a Pinker, voy a intentar leerlo en inglés pero es muy posible que no me entere de nada. ¡Hay que probar! Y el librito de Erik Orsenna es muy breve y se lee facilmente (estoy desengrasando mi olvidado francés)

Así que te gustó el libro de Menéndez Salmón.¡Me alegro! También yo leeré la trilogía; en una de mis últimas visitas a la librería "pequé" y salí con El Corrector. Estoy pensando en dedicarles una entrada a estos dos libros. ¡Porque hay mucho que comentar sobre ellos y a partir de ellos!

Te dejo antes de que se me queme la comida. ¡Además tengo hambre!

Carmina dijo...

No suelo llevar muchos libros al mismo tiempo y si tengo que ser sincera la verdad es que ultimamente avanzo poco con las lecturas, estan siendo meses de mucho papeleo por el asunto del paro y demas, y ahora con la vuelta al cole, preparativos de libros y estoy metida en el ampa del colegio hasta la medula, pues me queda poco tiempo y encima tengo dos libros sujetos a plazo de entrega, y no se ni como terminarlos... bueno de esos autores PD James es el que mas me suena, me he quedado un poco fría cuando has dicho que te parecia flojo, en fin con tanta lectura pendiente dejare de lado a su detective poeta como tu lo llamas.

Hilario dijo...

¿¿Pero tú que has hecho este verano, aparte de leer??

lammermoor dijo...

Carmina, sobre algunas de estas lecturas escribiré alguna entrada. A lo mejor así te animas a incluirlos en tu plan infinito.
Sobre los ritmos de lectura espero hablar la próxima semana; verás como también tengo mis parones.
¡Animo con la vuelta al cole y con el papeleo!

Hilario, pues sí que hice más cosas. Fuí a la playa (el agua estaba buenísima), hice excursiones, fuimos de excursión,... e incluso fuí al cine a ver Enemigos Públicos.

Isi dijo...

Y en los parones que tienes, en lugar de leer 9 libros al mes, ¿lees 7? ¿6?
Anda, no nos engañes!!! :))

loquemeahorro dijo...

¡Yo también he visto Enemigos Públicos!
Lo pongo con admiraciones, porque hacía muchísimo que no iba al cine.

lammermoor dijo...

Los parones son parones de leer CERO libros.Pero no quiero adelantar acontecimientos.

Aclaro una pequeña confusión; repito lo de las excursiones porque me refiero a caminatas por el concejo (este año menos) y también a salir de O.para ir a Luarca o a Luanco o al cine.

Loquemeahorro, ¿Te gustó la película? Tenía miedo de reencontrarme con el capitán Sparrow pero no. Me gusta mucho ese actor.
Este año fui bastante al cine; vi Slumdog Millionaire, Gomorra, Radio Pirata y Bienvenidos al Norte -creo que otra más.Ahora quiero ver UP -cada vez me gustan más las películas de animación. Ice Age era simplemente genial.

bibliobulimica dijo...

bueno lo primero que siento al leer tu entrada Lammermoor querida es ¡envidia! ¡cuanto libro leído! ¡y en la playa y con la música de las olas de fondo!

Yo comencé el de Kafka en la orilla, pero lo tenía en la mesa del comedor, y en las prisas de las forradas de los libros quité todo lo que tenía ahí para darme a la tarea de forrarlos y (no soy ordenada como Isi) ahora no lo encuentro ¿se lo llevaría algún gato? en fin, que aquí son ya pasadas las 12 de la noche y me caigo de sueño, pero no quería dejar de venir a visitarte ¡Besos!
Ale.

Hilario dijo...

¡Enemigos públicos! Qué gran película, yo disfruté de lo lindo.

Alice Silver dijo...

No he leído ni uno de los libros que mencionas, que desesperación, me apunto Los viudos negros (que casualidad acabo de terminar uno que se llama Las viudas negras, que por supuesto no tiene nada que ver) Me apunto también Muerte en la clínica, creo que es el único que no he leído de Dalgliesh y quiero reencontrarme el personaje antes de hacer su entrada.

J.J. Vieira dijo...

Me alegra haber influido, de alguna forma, en tu lectura.
personalmente estoy releyendo mis viejos libros de historia, pues preparo un ensayo, lo que deja a la literatura en segundo plano por los momentos.
En fin, un abrazo desde este lado del charco.

loquemeahorro dijo...

Sí que me gustó Enemigos Públicos, aunque le pondría algún pero que otro, como la historia de amor que me parecía demasiado "de pegote".
Pero sí, me gustó y J. Deep también me gusta como actor, y reconozco que tiene un carisma que no se ve mucho hoy en día.

Zeberio Zato dijo...

Derrumbe, de Menéndez Salmón, es el libro que me empujó a montar un blog, y que me dio la idea original para hacerlo. A él dediqué la primera entrada allá por noviembre. No sé si sabes que se trata de la novela central de una trilogía formada también por La ofensa y El corrector. El primero es muy bueno y sorprendente, El corrector no me gustó tanto.

lammermoor dijo...

Ale, tampoco yo soy tan ordenada como Isi. Si vieras como está mi mesa de trabajo (bueno, y mi casa).
Es muy posible que, efectivamente, el libro se lo haya llevado algún gato pero seguro que te lo devuelve.

Hilario, ¿ves como después de todo nuestros gustos no son tan dispares? El mismo J. Deep protagonizó Sleepy Hollow (le dedicaste una entrada al libro)

Alice, seguro que la trilogía de Los Viudos Negros te gustan. Espero tu opinión sobre Muerte en la Clínica -ya te digo que a mí no me convenció.

J.J (sigo llamándote así mientras no haya negación expresa). ¿Preparas un ensayo? ¿De historia? También yo soy historiadora y de vez en cuando escribo algún artículo (no me atrevo a llamarlo ensayo). ¡Cuenta! ¡Cuenta!

Loque, además no pasó por el chapista. Una de las cosas que me llamó la atención es que se veían sus dientes SIN ORTODONCIA.
Intuyo por otros comentarios tuyos que te gusta mucho el cine.

Hola, Zeberio Zato. Antes de contestar vuestros comentarios fui a buscar tu entrada sobre Derrumbe.
A Menéndez Salmón le dediqué una entrada a finales de julio y espero hacer otra sobre Derrumbe. Aún no leí El Corrector pero un día que estuve de palique con una librera, me comentaba que tenía la sensación de que con el último libro había tenido presiones de la editorial.
Hay un libro de cuentos: Caballos Azules que estoy segura de que te gustaría.

Zeberio Zato dijo...

¡Uy! leíste la entrada sobre Derrumbe? Es la primera de todas las del blog!!! También vino a visitarnos al taller de escritura, a Pamplona, y estuvo exactamente como lo explicas en tu blog. Lo tengo por ahí posteado también. Qué gracia, releo la primera entrada, de allí por noviembre, y recuerdo de nuevo ese miedo irracional a un lector que no existía todavía.

De los caballos azules sólo me he leído el relato que da título al libro, precisamente lo tengo en el escritorio del ordenador junto con dos maravillas como Perdido, de Haroldo Conti y Amor, de Clarice Lispector. No sé qué razones hay para que estén ahí, debe de ser cosa del desorden.

loquemeahorro dijo...

Sí, me gusta mucho el cine, "muchismo" diría yo.

Sinceramente, no me enteré de lo de la ortodoncia, claro que tampoco reconocí a Stephen Dorf, que tuve que mirar después qué papel hacía.

lammermoor dijo...

Zeberio Zato leí Derrumbe y tengo pendiente El Corrector, aunque creo que no es tan buena. Además tengo Los Caballos Azules y Gritar.
Estuve dandole una ojeada a tus entradas sobre Menéndez Salmón. Voy a comprar el número de Quimera.

P.D: También vi que visitaste el blog de Discreto Lector. Espero que te gustase.

lammermoor dijo...

Loquemeahorro, llevo tiempo dandole vueltas a una proposición que paso a hacerte (completamente honesta, por cierto)
¿Por que no vienes como Artista invitada a este blog para hablar sobre Paul Newman?