martes, 28 de julio de 2009

¿A quién le importa? (adjunto)

En Bienvenidos al Norte, había explicado que no soy profesora ni bibliotecaria y que quería que el blog fuera algo completamente ajeno a mi trabajo. Además había prometido desvelar mi profesión y publicar mi primer adjunto el día que decidiera terminar con mi aventura bloguera.
Hoy cumplo mi promesa en parte; con vosotros:

Archivera, que no archivadora
Durante mucho tiempo amenacé con escribir mis memorias laborales que iban a ser una especie de venganza. Dado que la “época oscura” que me impelía a ello ha quedado superada, al menos de momento, el ajuste de cuentas no resulta necesario. Pero la idea de contar las anécdotas y peripecias de mi vida laboral no me abandona; y no solo eso sino también las elucubraciones, reflexiones, o divagaciones que con motivo de mi trabajo me planteo (existe otro término, quizá más gráfico pero también más ordinario) A ello hay que unir mi costumbre de flagelar a mis amistades con correos electrónicos que son una mezcla de desahogo, divagación, microrrelato, post bloguero .
Y para empezar se me ha ocurrido ir a los problemas de identidad que mi profesión me genera. Al modo de las reuniones de alcohólicos que vemos en las películas americanas yo tendría que decir: Hola, me llamo L. y soy archivera. AR-CHI-VE-RA; ni “archivadora” ni “archivadera”, ni “la del registro”; tampoco dirijo el” Registro” ni “Archivos”. Estas son las denominaciones más habituales y me temo que la forma correcta es la menos frecuente.
Pero los “problemillas de definición” se mantienen fuera del horario laboral, cuando, por algún motivo tengo que indicar mi profesión. Aún recuerdo cuando hace algunos años decidí solicitar una tarjeta de unos grandes almacenes (esos en que todos pensamos)- Había que cubrir unos formularios y facilitar un montón de datos – lo del papeleo no es patrimonio exclusivo de la administración-. Al llegar al punto en que me preguntaron: ¿profesión? Contesté archivera - ¡lo que soy! - No sé si harán cargo de la cara de extrañez de la persona que me atendía: ¿Cómo? Volví a repetir: archivera, trabajo en un archivo en (nombre de la administración en que trabajo) Tras oír mi aclaración, su rostro se relajó algo y la casilla correspondiente quedó cubierta de la siguiente forma: Funcionaria. Me sentí como el del anuncio cuando dice: ¡Vale! ¡Admito pulpo como animal de compañía! (Sobre esto del funcionariado volveremos en otro post, capítulo o lo que sea)
No se crean que esto acaba aquí. La misma reacción de desconcierto que tuvo el empleado o empleada del Corte Inglés (y no estoy siendo políticamente correcta y utilizando un lenguaje de género sino que no recuerdo si era hombre o mujer) suele producirse cuando conozco a alguien. Algunos son sinceros y me preguntan algo que traducido vendría a ser: Vale, pero ¿qué es lo que haces en el archivo? Otros confunden el archivo con la biblioteca; a ellos les diré que ARCHIVOS Y BIBLIOTECAS, JUNTOS PERO NO REVUELTOS. Somos profesiones y tenemos objetivos distintos, aunque podamos tener parcelas comunes. Por último están los que no preguntan, más porque no se atreven que porque tengan una idea clara de a lo que me dedico.
¿Cuál es la conclusión que se extrae de todo esto? Pues que salvo familiares y amigos cercanos de quienes nos dedicamos a los archivos, el resto no suele tener ni idea de lo que significa nuestro trabajo. Lo que nos lleva a establecer una nueva conclusión: Los archivos, por desgracia, siguen siendo algo completamente desconocido para la mayor parte de la gente. Mientras no consigamos que los sientan como algo cercano ¡Seguiremos con muchos de los problemas que nos aquejan!
Para terminar y relajar un poco este tono de sermón que me salió, un par de anécdotas que reflejan la imagen que se tiene de los archivos:
Cuando me hice cargo del archivo –hace muchos, muchos años -había destinada al mismo una limpiadora cuya máxima era “¡Bah!, en los archivos siempre hay polvo “. En compensación, se dedicaba a “brillar” el teléfono y a pulverizar con ambientador las dependencias del archivo, con tanto ahínco que alguna vez me sentí como si me estuvieran fumigando.
Hace bastante menos, un trabajador municipal, dijo de mí, aludiendo a mi forma de vestir, que “[…] no parece una archivera.” Y su halago, que como tal fue dicho, me hace pensar en la imagen estereotipada que sale en las películas. (Durante el traslado del archivo, vestida con una especie de esquijama gris y una bata azul claro, del estilo que usan en algunas tiendas y empresas de limpieza, tampoco lo parecía. Pero de eso hablaremos otro día)

24 comentarios:

V¡V¡@n@ dijo...

HOLA TIENES UN MONTON DE PREMIOS EN MI BLOG http://ezvvastar.blogspot.com/ PASA POR ELLOS XD

estodevivir dijo...

Pues niña, archivera se ha dicho y que no haya confusiones,jiji, está bien que lo hayas aclarado porque algun despistado entre nosotros te podría preguntar a qué te dedicabas exactamente,, me parece muy bien, pero ni se te ocurra dejar el blog, por el amor de Dios...

Isi dijo...

¡¡Que no quiera decir que dejes el blog!!

Archivera, muy bien (soy de las que no tienen ni idea). Yo pienso en, por ejemplo, cuando voy al Catastro, y te imagino entre todos esos mapitas de las parcelas de los pueblos... ¿porque tú no eres la que atiende, verdad? en ese caso, te imagino cuando te cuento la milonga de que Sesimundo García Carrión es mi tio-abuelo que no puede presentarse porque el pobre está muy enfermo (sólo dan documentos a los familiares)- aquí pongo cara de pena penita pena- y al final me lo acaban dando.

O sea, ¿eres funcionaria de las majas o de las bordes? porque yo creo que eso es más importante que aclarar el tipo de funcionaria que eres antes que tu función exacta. En fin, mi experiencia me dice que los de la biblio son los majos y todos los demás son los bordes...

Y otra cosa, cuando dices lo de los adjuntos, ¿¿te refieres a los emails con los que bombardeas a tus amistades?? es que siempre utilizas ese término, que yo identifico con "post", más que nada por ignorancia.

lammermoor dijo...

V¡v¡@n@, gracias. Ya pasé por allí varias veces pero cuando quise dejar un comentario, no pude hacerlo. Volveré a pasar.

Estodevivir, Isi, ya sabeis a que dedico el tiempo laboral.
De momento no pienso dejar el blog (por eso digo que cumplo la promesa en parte); pero tras el verano tengo que enfrentarme a un nuevo traslado y, a la luz de mi experiencia anterior, no estoy segura de que ello repercuta (negativamente) en el blog.

Respecto a que grupo pertenezco: intento ser amable con la gente -no tienen la culpa de la pésima organización de mi ayto. ni de la falta de medios que padezco- pero no llevo con paciencia a los bordes (esos que te dicen: "su sueldo se lo pago yo" y a los que me apetece contestarles "y yo a usted su prejubilación").

Por último, aquí explico que son los adjuntos.

Isi dijo...

vale, gracias por la explicación de lo de los adjuntos y de que eres de las majas :)))

Elwen dijo...

Pues no voy a negar que es la primera vez que oigo tal profesión porque como generalmente el archivo lo lleva el administrativo y nos ahorramos un puesto de trabajo...

Hilario dijo...

Creo que me ha quedado mas o menos claro tu trabajo. Y me alegra saber que no vas como yo te había imaginado. ¡PERO NI SE TE OCURRA DEJAR EL BLOG! ¿Qué hariamos sin ti? Eres una pieza fundamental. Si es necesario, iré a tu ayuntamiento y presentaré una queja por ese dichoso traslado.
Saludos.

Anónimo dijo...

Me encantan esas profesiones que se dedican a tener todo en orden, yo te imagino entre papeles y legajos. Yo tengo una hija Bibliotecaria, pero no trabaja en bibliotecas jejeje y me encanta, al menos ella es tan ordenada.
Guapa, y por que vas a dejar el blog? no lo entiendo, todas y todos trabajamos y aquí estamos dándole a la tecla, que no me entere yo
Un abrazo parta la archivera
Teresa

loquemeahorro dijo...

Bueno, mi nombre y mi razón de ser es darle la chapa al personal, y no tener que pagar por dársela a un profesional, o sea que....

Pero NO vas a dejar el blog, verdaaaaad???

No lo hagas! no montes ese caballo!!

¡¡Me has dado una idea para un post, me lo apunto!!

Anónimo dijo...

¡Qué pena! Me gustaba más el misterio. Y eso que conozco biena Lammermoor.
En cuanto a lo de archivera o funcionaria personalmente prefiero archivera porque funcionaria/o suele tener un algo de peyorativo. Habría que releer a Galdós para hablar de ellos.
Otra funcionaria
LESCAUT

lammermoor dijo...

Elwen, pues te aseguro que la profesión existe y si no es la más antigua del mundo (pensé titular así el post pero habría inducido a error) es de las más antiguas.
Las grandes empresas suelen tener archiveros; estuve "ofreciéndome" a una para que me contratase pero...

Hilario,muchísimas gracias.Me has sorprendido muy gratamente. No te preocupes, que quejas con lo del "traslado ese" tengo un montón y aún estamos con la contratación del equipamiento. ¡Tendré que apuntarme a clases de yoga como Ale!
¿Como te imaginabas que voy vestida? Por si acaso te diré que ni uso gafas ni llevo el pelo recogido en moño -o lo llevo corto o este último año, con una melena Bob (que fashion suena esto) Y en lugar del traje gris y blusa con lazada, suelo llevar vaqueros.

Teresa, no tienes ni idea de la cantidad de papeles que me rodean.Desde que llegó la informática a nuestras vidas y a pesar de que se les llena la boca con el documento electrónico y la e-administración, se genera el triple de papel.
Al contrario, personalmente no soy nada ordenada. Tengo la sensación que es una forma de compensar.

Loque, tu trabajo esta muy bien. Estoy pensando en hacer un cuaderno de bitácora del traslado.El problema es que si quiero publicarlo tendrá que ser light y si quiero que sea terapéutico, no podrá ver la luz.
¡Me muero de ganas de ver ese post!¿O debo echarme a temblar?

Lescaut, esto viene a ser algo así como cuando las editoriales te permiten leer el primer capítulo. Si quieren saber por qué ese ansia de venganza o cual es el motivo de que me pasease con skijama gris y bata de tendera o algún otro momento "estelar" tendrán que leer el libro (que antes deberé escribir)
Respecto a lo de preferir archivera en lugar de funcionaria es, entre otros motivos, el que realmente esa es mi profesión y como tal quiero ser reconocida.
Además de Galdós, tenemos a Larra y los geniales chistes de Forges.

lammermoor dijo...

Como el comentario se estaba alargando, hago las oportunas aclaraciones aquí.
Me decidí a publicar el adjunto por varios motivos, pero ninguno es que vaya a dejar el blog. Aún tengo un montón de cosas sobre las que quiero divagar.
1) Aunque quería y sigo queriendo que el blog sea algo completamente ajeno a mi trabajo, me di cuenta de que no puedo mantenerlos en compartimentos estancos. Ambas facetas forman parte de mi identidad.
2) El video que colgó Ale el otro día me hizo pensar en el contenido del adjunto y en que en aquella época había querido hablar sobre como aparecen los archivos en los libros (tenía cuatro seleccionados). Ahora puedo retomar la idea

R. dijo...

Lammermoor: Me aúno al clamor popular: No dejes el blog!!! (ya me quedó claro que no lo vas a dejar)

Lucía: Es un gusto conocer tu profesión: Archivera.

L & L: Una persona que va a laborar en vaqueros puede considerarse privilegiada.

Estaré a la expectativa de la publicación de la segunda parte de este adjunto/post/divagación/confesión/
testimonio/anecdotario/ajuste de cuentas...

R.

Homo libris dijo...

Jejeje, pues al fin nos enteramos de tu profesión (haces bien en defenderla, al fin y al cabo es algo a lo que dedicamos bastante tiempo al día, y en ocasiones es incluso vocacional ;) ), pero eso sí, de dejar el blog nada de nada. En ocasiones estarán más activos, otras veces menos, pero sin duda la revolución bloguera nos aporta mucho en general, y más aún el leerte, en particular.

Un abrazo.

lammermoor dijo...

R, efectivamente no lo dejo.
Pues si, soy archivera.¿En que grupo estabas, en el de los que creían que era bibliotecaria o profesora de literatura? ¿O simplemente una friky?
Nunca se me había ocurrido pensar que poder ir a trabajar en vaqueros es un privilegio.
En principio mi actividad laboral no debería volver a ser protagonista del blog pero "nunca digas nunca jamás"

Homo Libris, si que defiendo mi profesión y además reivindico el nombre. Ahora se habla mucho de técnico de gestión documental o de la información y de las TIC. Nuevos collares para perros viejos.
Respecto a la vocación, la mía es ser rica, pero mientras que lo consigo tengo que trabajar.
Nos seguimos leyendo

Besos para todos

Carmina dijo...

Por una vez puedo decir que si se que es ser archivera, porque durante una buena temporada estuve trabajando en los archivos historicos municipales, y yo tampoco soy muy ordenada que digamos, creo que tambien por compensar, en cuanto lo de mantener el blog y tu vida profesional en compartimientos estancos es bastante complicado... me alegra saber que eres de las que viste con naturalidad y nada de moños, eso si yo gafas tengo que usar por narices si no mis ojos se cansan mucho, me alegro de que te quedes por estos lares, yo ahora tengo poco tiempo para estar por aqui, pero supongo que lo retomare con fuerza cuando tenga mas tiempo tengo pendientes un par de entradas

bibliobulimica dijo...

Querida Lammermoor:

Me alegro de que al fin sepa yo a que te dedicas que me tenías haciendo mil elucubraciones que finalmente resultaron erróneas. Más gusto me da leer que aún con este adjunto rescatado, no te vas del mundo blogero (que por un momento, se me paró el corazón cuando lo leí, pero leyendo los comentarios me entero que no es así y lo celebro...hip hip hurra)

Podría quedarme aquí platicando y divagando, pero como tengo visitas y es de mala educación dejarlos chiflando en la loma, tengo que desconectarme porque han terminado su siesta y saldremos a conocer los Guachimontones (les dejo un link para que también los conozcan: http://es.wikipedia.org/wiki/Guachimontones).

Besitos,
Ale.

Leox dijo...

Yo ya conocia el secreto.
Ahora la pregunta es todo bien con ser archivera o hubieras preferido ser profesora o archivera

loquemeahorro dijo...

Gracias guapa, y ahora que tengo tu permiso, esto... ¡dominaremos el mundo!!

Como dice R ir a trabajar en vaqueros es una suerte, yo llevo melena "bob" (o algo así), pero gafas y visto... como me dejen, que aquí tenemos código del buen vestir.

Pues no recuerdo a ningún funcionario galdosiano, quizá al marido de La de Bringas (vamos, a Bringas himself)
Pero si queréis leer/releer a Galdós con cualquier motivo, hacedlo sin demora
pd. No, la Fundación Galdós no me paga, ni nada.

Ah! que tú escribas lo que te apetezca en el tono que buenamente "te salga", tu público no te abandonará.

lammermoor dijo...

Tienes razón, Carmina; es imposible que no se filtren elementos de tu vida -personal y profesional- en el blog.
No te creas, con el uso (y abuso) del ordenador, las gafas están cada día más cerca.

Ale, con tanto misterio igual creías que era policía secreta o trabajaba de incógnito o soy un testigo protegido.
Gracias por el enlace, espero que la próxima vez que visite los Guachimontones sea en persona y a ser posible que me acompañes.

Leox efectivamente estabas en posesión del secreto. Y a tu pregunta: siempre tuve claro que no me gustaba la enseñanza; ni siquiera hice el C.A.P. -obligatorio para poder dedicarte a ello- Sin embargo, he terminado ejerciendo de docente. De vez en cuando tengo alumnos de la facultad de geografía e historia que eligen como asignatura de libre configuración hacer prácticas en el archivo. También, alumnos en prácticas de los cursos de archivística que organiza FUCOMI.
Respecto a lo de ser archivera, trabajo en un municipal que tocan todas las vertientes: la histórica, la administrativa y se ven muy implicados en todo lo que supone la implantación de la administración electrónica y el reto de enfrentarnos a los nuevos soportes documentales.
Pero en realidad lo que me gusta es investigar; disfruto como una enana.

Loquemeahorro, no tenemos código expreso del buen vestir lo que en alguna ocasión llevó a que tuviera que decirle a una auxiliar que tuve que las zapatillas rosas de felpa, podrían estar bien para andar por casa pero no para ir a trabajar. ¡Si le dolían los pies, podía venir con unos zapatos de descanso!
Y coincido contigo, cualquier excusa es buena para leer/releer a Galdós; incluso no tenerla.

Da gusto con este "público", el mejor del mundo mundial y blogosférico.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Jo! Yo he querido ser archivera desde que empecé la carrera de Historia. ¿Seré rara? ;)

lammermoor dijo...

Alienor, estoy segura de que más de uno pensaría que eres MUY, MUY rara.

Lady Bluebird dijo...

Me ha gustado mucho tu blog, volveré a visitarlo.

Un saludo

www.blubirdmiss.blogspot.com

lammermoor dijo...

Pues muchas gracias, Lady Bluebird. Serás bienvenida
Saludos