lunes, 6 de julio de 2009

¿Misión imposible? II (adjunto)

Aquí va la segunda parte del adjunto, en la que SE HABLA de regalar libros. R podrá aprovechar para comentar alguna cosita que le quedó pendiente cuando habló de este tema.

Y como una cosa me lleva a la otra, os diré que algo que me parece tan difícil como recomendar un libro (y acertar) es regalarlo. No me refiero a que te limites a elegir uno de los títulos incluidos en la lista de los diez más vendidos. También exceptúo aquellos casos en que hemos oído al interfecto que está deseando leer ese libro En mi opinión un libro es uno de los regalos más personales que puede hacerse. Por ese motivo, casi nunca los regalo. Una de las pocas veces que lo hice, fue a G, en un cumpleaños. Elegí la Sombra del Viento porque me había gustado mucho; resultó que ya lo tenía. A la vez que un chasco, fue un alivio (al menos sabía que mi elección había sido correcta)
Estoy oyendo a mi hermana: “¿Qué es eso de que nunca regalas libros?” Y debo recordar la decepción de mi ahijado cuando, en los últimos reyes, se encontró con un libro de Stefan Zweig, en lugar de con las Ratas Ogro que me había pedido; y eso que para endulzarle la decepción le había comprado moscovitas (Le gusta el chocolate tanto como a mí). Así que tengo que corregirme; no suelo regalar libros fuera del ámbito familiar.
El post de Regina ExLibris (a la que voy a tener que nombrar patrona de mi divagario) trata sobre si la crisis y las previsiones sobre la disminución del gasto navideño harán que aumenten los regalos de libros en Navidad. Eso me hizo pensar en los regalos navideños y si los libros forman parte de ellos. Si mis recuerdos no me fallan, en mi familia siempre se han regalado libros en Reyes.
En los comentarios del post –tan interesantes como el propio blog- algunos no quieren que les regalen libros; por aquello de que pueda ser uno de “los diez más vendidos” u horror similar. Otros, hacen circular la lista de sus “apetecibles” - una versión de la carta a los reyes magos. No me parece mal; que si somos muchos, es complicado buscar el regalo perfecto para todos-. Hay quien regala y es regalado únicamente por su pareja; incluso quien recibe, religiosamente cada 6 de enero el último premio planeta, cortesía de su abuela. ¡Ah! Y quien practica el autorregalo de libros. Y ahí sí que me sentí identificada.
No solo las Navidades son un buen momento para regalar un libro. También están los cumpleaños; el bollo (¿costumbre únicamente asturiana?) o el día del Libro –este año instauré una costumbre: regalar un libro el día del Idem. Cada año será una persona diferente: familiar o amigo. (hasta ahora, egoístamente, solo compraba para mí, cuando compraba) Y, por supuesto, EL SIN MOTIVO. Simplemente porque te apetece; porque encuentras o lees un libro que crees que le puede gustar a esa persona o porque quieres “darle un mimo”. Resumiendo ¡Porque sí!

Como la entrada va de regalos, el rincón musical de hoy es un regalo para Isi. Natalie Walker, con Urban Angel Es para que al menos haya un rincón musical que si te guste.

21 comentarios:

Carmina dijo...

jajajaja Tienes razon es muy dificil regalar libros, yo suelo regalarlo en el ambito familiar, paso muchas horas para elegir uno y conozco los gustos, a quien mas le regalo es a mi hijo, no hay un motivo especial para hacerlo, pero en navidades caen libros fijo y el esta esperandolos como agua de mayo, es un lector empedenido, tenias que haber vistos su carita cuando para su santo se vio los ultimos dos libros de la serie que tanto le gusta y que para el no traducen todo lo rapido que deberian... Tambien he regalado libros a algunos amigos pero siempre teniendo muy claros sus gustos o haciendome eco de algunos deseos expresados en voz alta... y sin duda a parte de mi misma y de mi hijo quien mas libros recibe como regalo mi madre, pero como me saquea la biblioteca supongo que mas o menos tenemos gustos similares y creo que solo una vez meti la pata... y es que yo misma me equivoque y no he podido con el libro... Por cierto alguen comentaba en el otro adjunto, que los libros son tan personales como los perfumes... lo suscribo, yo solo regalo perfumes a quien conozco y le regalo el que usa, jamas me atreveria a regalar algo de ese estilo... con los libros soy un pelin mas atrevida

Carmina dijo...

jo que bueno a pesar de haber escrito un testamento fui la primera... que suerte la mia....

Isi dijo...

Como me gusta el rincón musical de hoy!!! gracias :))))

Yo regalo a diestro y siniestro a mi novio y a mis padres, pero claro, me sé sus gustos (es trampa??). Incluso regalo libros que aún no he terminado si me están gustando y si se acercan fechas clave (reyes, cumples...) porque no me puedo aguantar, para que lo lean los demás para poder comentarlo!! jajaja, es interés claramente.

Bueno, y he de decir que mi abuelita me regala los top ventas (la pobre los ve y como sabe que me gusta leer, me los compra todos): ayer mismo me regaló "la mano de Fátima", de Ildefonso Falcones (el de la catedral del mar). Y yo tan contenta!! (he dicho que adoro también los bestsellers? jijiji).
Mientras no me regalen Genética veterinaria... (porque lo tengo repe, no por otra cosa, jeje)

R. dijo...

Sólo quería añadir un par de anécdotas:

Hace tiempo, me tocó ser parte del comité organizador de un concursito de cuento y poesía, para incentivarnos entre nosotros, gente de bien que nos conocíamos de un foro que tocaba temas literarios, entre otros.
El premio (sinónimo de regalo) para el primer lugar en ambas categorías consistía en un libro. Cómo elegirlo supuso un dilema. Se apeló a un libro de Benedetti para el ganador del concurso de poesía, y para el de cuento una novela de quien ese año se alzó con el Nobel: un desconocido para mí JM Coetzee y su novela Desgracia.
Hasta el día de la premiación, los libros quedarían conmigo en custodia; ya los tenía envueltos en papel de regalo y todo; pero no pude vencer la tentación de rasgar el papel de la novela del sudafricano y leerla con sumo cuidado. Luego vendrían once libros más de este autor (estos sí me los compré, así como repuse Desgracia), pero esa es otra historia. Por eso, nunca regalo o premio a alguien con un libro que no haya leído.

En febrero de este año me obsequiaron un libro... Un libro cuyo autor jamás he leído (lo cual supuestamente era un buen dato) ni leeré. El único que mis prejuicios me impiden leerlo. El único que me volvió desagradecido y anuló al ser diplomático que me habita. Abrí el papel de regalo y no sabía si echarme a llorar o reír (no exagero). Casi casi lo tomé como una afrenta. Después de años, cómo esa personita no podía terminar de conocerme siquiera en algo tan básico como mis gustos. Sí, claro, nadie conoce al otro ni siquiera a uno mismo, pero... El caso es que no me dejé insistir y me cambiaron el libro. Semanas después, cuando cierto remordimiento me embargaba, me animé a contarle a mi mejor amiga el hecho, para que me conmine a ser más tolerante cuando menos; mas ella terminó por darme la razón. Vaya consuelo...

Gracias nuevamente por enlazarme,
R.

Hilario dijo...

Pues a mi me gusta mucho regalar libros. La cuestión es conocer bien a la persona, si le gusta leer, y que libros ha leído y le han gustado. Eso si, no me gusta que me regalen libros, porque no suelen acertar. Como en mi casa todos los años los Reyes Magos traen un libro a cada uno (que buena costumbre), yo siempre les envío una lista con unos cuantos que me apetecen. Lo malo es que algunas veces no hacen caso de mi lista, ¿será porque me he portado mal?
Un saludo

lammermoor dijo...

Lo de los deseos expresados en voz alta ayuda. Por ejemplo así le regalamos un libro a Victoria (uan amiga que comenta aquí). Así también estuvieron buscando un libro para regalarme, pero se lo chafé porque un día hablando conté que estaba leyendolo -El Mundo clásico, de Lane Foz- (todo esto me lo contaron después, evidentemente).
Alguna vez, aunque muy pocas, regalé un libro que no había leído. Pero en esos casos o me fié de mi librera de cabecera (próximo adjunto a rescatar) porque además conocía al autor o eran libros que quería leer (Hoy empiezo un libro que le regalé a mi hermana por su cumple y que tenía en mi Plan Infinito
Respecto a los perfumes, creo que eramos Elwen y yo quienes hablábamos de que eran libros y perfumes son los regalos más personales que hay. Me parece que jamás regale un perfume ¡no me atrevo!

Isi, me alegro de que te guste el rincón musical de hoy. Puedes seguir sugiriendo cantantes y grupos, a ver si me educo musicalmente -que ahí estoy muy verde.
Respecto a los best-sellers,.... tengo esa entrada atragantada. No se si "dejarla pa prao". El libro de Ildefonso Martinez está en O. pero de momento no me dice nada; el anterior lo leí, me lo dejó una amiga porque según ella, si me habían gustado Los Pilares (me lo leí de un tirón -así acabaron mis ojos) me encantaría. ¡Psss!
Por ejemplo a mi hermana, que tenemos gustos bastante similares, a veces le regalo libros que a mí me apetecen. También le regalé alguna vez un libro, porque al leerlo, pensé que le iba a gustar.

R, aprovecho para avisar al resto que aunque no sale en otro color, si pinchan sobre "habló de ese tema" pueden ver tu entrada. De Coetze no leí nada pero me recomendaron uno de sus libros y espero leerlo pronto (ojeando la lista de recomendaciones para la escalera de idem en el Reto vi que hay un montón de libros que quiero leer así que...)

Por cierto, me dejas con la intriga ¿Cuales son ese autor y título que te niegas a leer?.

R. dijo...

Su nombre empieza con con P de Paulo y su apellido con C de Coelho. Olvidé el título.






Ahora me lee y termina por matarme... :/

Isi dijo...

jajaja, yo también me había quedado con la intriga del libro de R! Pero hombre, si lees uno de Paulo Coelho, es como si los hubieras leido todos: así que ya sabes, lo lees, y te apuntas otros 20 (creo que saca uno por año) jijiji.

Lammermoor: vale, te recomiendo (a ver si te gusta, si no, pues nada) alguna canción de Imogen Heap para cuando te apetezca ponerlo en el rincón musical. ¿natalie walker te gustó? a mí me encanta.

En cuanto a La catedral del mar, a mí tampoco me gustó tanto como los pilares... éste promete ser mucho más interesante (y además me lo ha regalado mi abuela!!)

Leox dijo...

Yo siempre pido que me regalen libros y siempre piensan que uno como es lector , los ha leido todos
.
Gran error

maribel dijo...

Hola Lammermoor,

tu invalidas lo de segundas partes nunca fueron buenas, buen post!
Regalar libros, acertar, escribir la carta a los reyes con tus preferencias...vamos a por ello.

1. Sí regalo libros, uno cree que conoce los gustos de sus amigos, pareja, familia...,
2. Acertar, en general me va bien. Pero tengo un fracaso rotundo en mi historial, mi madre me dijo: no quiero nada, y le regalé (no me mateis) "Nada" de Carmen Laforet....(no intentar, escena peligrosa rodada por especialistas)
3. Vuelvo a creer en los Reyes Magos, desde que he descubierto que rellenando mi carta, Amazon me envía esas ediciones anotadas de Dickens,Grimm, Arte Asiático...(me pide completar unos números de noseque tarjeta de crédito, pero eso es otra historia), llegan empaquetados a correos y los abrimos con la ilusión de quién no sabe lo que hay dentro.

Un libro que he regalado: "El Dios de las pequeñas Cosas" de Arundhati Roy
Un libro que tengo empaquetado para regalar: "Suite Francesa"de Nemirovsky (no encuentro receptor, ¿me lo quedaré, rasgaré el papel como R,?
Un libro que me han regalado "Seda" de Baricco
Un libro que me regalaron y no pude con él (yo sí lo leí pero tuve que regalarlo inmediatamente, uno de Gala y tampoco recuerdo el título)


¿Serían un acierto si os los regalasen?

Un saludo a todos ;-)

lammermoor dijo...

Hilario, no es que no me guste regalar libros, pero soy consciente de que a no todo el mundo le hace ilusión. Además, como me parece un regalo muy personal, necesito conocer sus gustos para arriesgarme.

R, sinceramente es el autor que menos me esperaba que mencionases. El título ya no tiene importancia. ¡Gracias por deshacer la intriga!

Isi, tomo nota. Intentaré hacerle un hueco en algún rincón musical. Si lees La Mano de Fátima, dedícale una entrada. De momento, sigo con los libros de mi Balda

Leox, todos no pero ciertamente has leído muchos.

Maribel, me lees con buenos ojos. Respecto a los regalos, suelo circunscribirme al ámbito más cercano. Mi ex era poco lector aunque le gustan los libros de arquitectura.
Lo de la carta a los Reyes Magos está muy bien. Lo de tener que rellenar esos números, es un detalle "sin" importancia. ¿Y lo que presta abrir el paquete y ver que "han adivinado" que libro queríais?

bibliobulimica dijo...

¿qué es el bollo y cuándo se celebra???
Como dice Carmina, los libros son regalos muy personales, tanto como el perfume.

¿Cómo regalar un libro? Jamás le he regalado un libro a alguien a quien yo no conociera bien (o creyera conocer bien…jajaja…a lo mejor en alguna ocasión me ha pasado lo que a R que dí un libro y el receptor no sabía si llorar o reirr) pienso en lo que al otro podría
gustarle en base lo que intelectualmente le interesa, en las dudas existenciales que permean nuestras conversaciones cafeteras. O como decía Homo Libris en el post anterior, si mi amigo desea un libro en particular, se lo doy aunque fuera un título que no lo leería ni muerta (decía él “ los amigos son los amigos y ¡ellos mandan!”). Como Isi, a mis hermanas luego les doy libros que quiero leer y son un poco autoregalos, porque luego me los prestarán (a ver si les hace gracia ahora que lean esto…upss).

R. Paulo no es de mis preferidos, aunque debo decir que alguno de sus libros me han gustado mucho. A raíz del Mago quiero ir hacer el camino de Santiago…jajaja…espero que esto no me baje puntos contigo ;-)

Hilario me hiciste reir con eso de que si no te regalarán lo que has pedido porque te has portado mal…

Leox, vaya si es un error que piensen que hemos leído todo…basta mirar mi libreta del plan infinito para ver que no es así…jajaja

Maribel:
También me has hecho reir con lo de tu regalo a tu madre…ahhh esas listas a amazon…¡yo las conozco bien! Me llegan también los pedidos y bueno, salto igual que tú con ilusión como si no supiera que es lo que trae el paquete (¿o será más bien porque se lo que trae que me pongo así?)

victoria dijo...

Yo también hago una lista de libros para que me regalen por Reyes, tanto en mi casa como en casa de mi familia política y ... ¡nunca me han regalado ninguno de los que he pedido! No lo entiendo, la lista es larguísima, hay bastante para elegir, y en cambio me regalan otros que no me apetecen nada. ¿Por qué hacen esto? Con la ilusión que abro yo los paquetes esperando ciertos títulos y luego... se me queda una cara de poquer! De mi suegra me lo puedo explicar, pero de mi propio marido...!
En fin, me consuelo con mi hermana y mi madre. Nos regalamos mutuamente los libros que nos apetecen a cada una, total, vamos a terminar intercambiándolos.
Yo también creo que es dificilísimo regalar libros (perfumes nunca me he atrevido), suelen suponer una decepción para el destinatario (he comprobado que a pocas personas les gusta que les regalen un libro) y para mí misma, que lo compro con toda la ilusión del mundo, lo pienso y lo busco con tiempo y cariño, y suele ser recibido con cara de pasmo.
A mis hijos y a mi marido SIEMPRE les caen libros en todas las celebraciones ( a veces con otro detallito, que no se diga ...)¡Pero si no hay nada más bonito que regalar una historia que te ha encantado metida en un libro!

Homo libris dijo...

Jajaja, ¡yo también soy de los de la lista para regalar! Preparo una lista inmensa, casi infinita, para que escojan el libro que más les plazca. Así es una sorpresa (de entre tantos, ¿cuál será?) pero a la vez es una apuesta sobre seguro, y alivias un poco a quien insiste en regalarte algo, y por más que les dices que prefieres un libro sobre cualquier otra cosa, se encuentra algo perdido entre tanta novedad editorial. Los clásicos, aquí, también son una apuesta segura.

En cuanto a regalar, como ya dije en la entrada anterior, me gusta hacerlo a discreción, aunque también es verdad que intento conocer un poco los gustos del homenajeado para no fastidiarla demasiado... que no ocurra como con R. :)

¡Saludos!

Isi dijo...

jajaj Victoria: estás segura de que tu familia política te quiere y te acepta?? yo pensaría que igual es una señal jajajaja
Lo de tu marido ya es para preocuparse también.

Anónimo dijo...

¿Libros como regalos?¡Toda la vida!Cuando era pequeña leía tanto que siemtpre me regalaban libros por reyes, cumpleaños, cualquier acontecimiento. Tanto era así que tuve que recordar que también me gustaban otras cosas.
Yo sí he regalado a personas desconocidas, a una recién incorporada compañera de trabajo; fue fácil porque me dejé guiar por nuestra profesión. Tengo un amigo al que le he regalado libros en alguan ocasión y NUNCA he acertado. ¿Por qué si lo conozco bien? A mi cuñada le compré un libro de Sánchez Dragó sin sospechar que le horrorizaba. La verdad es que te llevas un chasco enorme puesto que siempro los compro con mucho cuidado y cariño.
Y es cierto que a veces encuentras el libro adecuado para una determinada persona. En ese caso es un gustazo. En otras ocasiones,el libro te llama y si aciertas perfecto. ¡Como con "El señor Pip"!
LESCAUT

lammermoor dijo...

Ale, el bollo es una costumbre asociada a la Semana Santa. El día de Ramos (el domingo anterior al de Pascua) los ahijados regalan a sus padrinos una palma o un ramo de laurel. A su vez, los padrinos les dan el Bollo el día de Pascua. En Aviles, el bollo es de mantecado y varios pisos -muy rico. En la zona donde trabajo, es un bollo de hojaldre (una especie de rosca).
También yo suelo regalar libros a los de confianza. Y a veces, aunque no me guste nada el autor, si es el título que quiere ¡qué vamos a hacer!. Pienso en uno de mis hermanos a quien le encanta Sanchez Dragó y yo no puedo con él.

Mariví, tu marido no te regala libros simplemente porque sabe que te vas a comprar y regalar tú un montón de ellos. Seguramente piensa que mejor buscar otra cosa.

Homo Libris, está bien hacer una lista un poco amplia de posibles títulos para darles un margen. Y por supuesto, los clásicos son siempre un valor seguro.
Reconozco que en algunos casos, sobre todo con mi ahijado, a veces le regalo libros porque quiero que los lea o para suavizar el regalo de solo dinero. ¡Casi siempre acierto!

Por cierto, se me olvidó decirle a R y a Maribel que también a mí se me quedó pegado algún regalo. Nosotros los Rivero lo compré para regalarselo por Reyes a mi hermana hace algunos años. Pero luego, en casa, pensé que no lo había leído y una cosa llevó a la otra y ahora está en la estantería.

Isi, de la familia política de Victoria no puedo hablar porque la conozco "de referencias"; pero puedo dar fe de que su marido es un encanto. Lo que pasa que ella le da mucha caña. Sin embargo, es cierto que tuvo alguna que otra elección MUY, MUY desafortunada. ¿Verdad, Victoria?

Lescaut, coincidimos en que en nuestra casa siempre se regalaron libros: en Reyes, cumpleaños, fiestas de guardar,...También es cierto que hay personas con las que aciertas facilmente aunque no las conozcas y otras que te resultan tremendamente dificil. En mi caso es "la vecina del primero"; no se que libros recomendarle o regalarle.
En el caso del Señor Pip, fue un auténtico acierto.

milibreria dijo...

Pues yo lo tengo más fácil: como tengo la Librería, pues acerco al susodicho cumpleañero al parabán donde están y listo, escoge el que más le guste y se lo lleva de regalo.
Y en cuanto a mí: que me regalen todos los que quieran, ya me encargaré de darles camino si no me gustaron y sin que se entere el que me lo regaló.
Ansiosa estoy esperando unos que bibliobulímica me envió por correo y no me dejan dormir!!!
Un saludo,
AD.

lammermoor dijo...

Hola, AD. Desde que supe de tu librería me entraron unas ganas inmensas de poder conocerla en persona (uno de mis deseos incumplidos es cruzar el Atlántico; por una cosa u otra, aún no lo hice)
Tu juegas con ventaja en esto de los regalos, en ambos sentidos. Porque hay algunos regalos que ¡en fin! Si no que les pregunten a R o a Victoria.

Sakura dijo...

Creo que el problema de regalar un libro viene mucho de la persona objeto de regalo, si la conoces bien, tanto sus gustos como los libros que tiene no hay mucho problema. Pero si es alguien al que no puedes espiar para ver lo que tiene en casa, creo que es complicado, no solo en encontrar un título que le guste, sino en ocasiones si es una lectora empedernida en no regalarle algo que ya tiene. Eso me ha pasado en varias ocasiones.

lammermoor dijo...

Hola, Sakura. La verdad es que regalar, en general es complicado. Tienes que pensar en los gustos de la otra persona, en lo que tiene, ... Para mí el regalo perfecto es cuando le ofrecemos (bien sea libro o cualquier otra cosa) algo que esa persona desea pero no se compraría.
Y no te creas, a más de uno nos ha pasado eso mismo; que el libro tan cuidadosamente elegido, ya lo tenía.