lunes, 8 de junio de 2009

Por boca de otros

Hay ocasiones en que te hacen preguntas que no sabes como responder: ¿Qué es para tí un lector? ¿Qué te da la lectura? ¿Cómo lees? ¿Por qué hay que leer a determinados autores? Y es que a veces lo que resulta más evidente (para tí) es lo más difícil de explicar. De repente, mientras estás leyendo, te das cuenta de que AHÍ está la respuesta que no podías encontrar.
Ya en una entrada anterior Matilda, la protagonista de Señor Pip, me prestó su voz para explicar que es para mí la lectura y cual mi forma de leer. En La historia interminable, es Bastián quien viene en mi ayuda para explicar a quien me refiero cuando hablo de lector:

La pasión de Bastián Baltasar Bux eran los libros.
Quién no haya
pasado
nunca tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y
el pelo
caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse
cuenta de
que tenía hambre o se estaba quedando helado…
Quién nunca haya
leído en
secreto o a la luz de una linterna, bajo la manta, porque Papá o
Mamá o alguna
otra persona solícita le ha apagado la luz con el argumento
bien intencionado de
que tiene que dormir, porque mañana hay que levantarse
tempranito…
Quién nunca haya llorado abierta o disimuladamente
lágrimas amargas, porque una
historia maravillosa acababa y había que decir
adiós a personajes con los que
había corrido tantas aventuras, a los que
quería y admiraba, por los que había
temido y rezado, y sin cuya compañía la
vida le parecería vacía y sin
sentido…
Quién no conozca todo eso
por propia experiencia, no podrá
comprender probablemente lo que Bastián
hizo entonces….”

Bastián miró el libro.
“Me gustaría saber” se dijo “qué pasa realmente en un libro cuando está cerrado. Naturalmente dentro hay sólo letras impresas sobre el papel, pero sin embargo… Algo debe de pasar, porque cuando lo abro aparece de pronto una historia entera. Dentro hay personas que no conozco todavía, y todas las aventuras, hazañas y peleas posibles… y a veces se producen tormentas en el mar o se llega a países o ciudades exóticos. Todo esto está en el libro de algún modo. Para vivirlo hay que leerlo, eso está claro. Pero está dentro ya antes. Me gustaría saber de qué modo.
Y de pronto sintió que el momento era casi solemne.
Se sentó derecho, cogió el libro, lo abrió por la primera página y
Comenzó a leer


El rincón musical de hoy es una mezcla de grito desesperado y súplica afligida. ¡Necesito que de una vez haga buen tiempo!

21 comentarios:

Mithdraug dijo...

Me encanta la pasión de Bastián por los libros. La novela de Ende es un clásico de la literatura fantástica y juvenil. Por extensión, de toda ella. Un libro imprescindible :)

Saludos.

P.S.: Con Firefox me pasa muy a menudo que pierdo los comenarios y debo volver a escribirlos. Me ocurre con Blogger, cuando la publicación de los comentarios está así, en la misma página de la entrada, justo con el cuadro de texto al final. Os lo estoy comentando porque no sé si le ocurre a más lectores.

estodevivir dijo...

Ya se perdió el dichoso comentario que te había dejado, sólo quería que supieras que me encantó el post y comparto al 100 por ciento la pasión de Bastian.

lammermoor dijo...

Hola, a ambos. Yo también pierdo comentarios continuamente; debe ser que no tenía bastante con volverme lcoa buscando continuamente las llaves y el movil.
Cambié el sistema, a ver si da menos problemas. Aunque me parece que blogger está "muy juguetón" ultimamente.

P.D: ¿Habrá un cementerio de comentarios perdidos? ¿A donde creéis que irán?

Isi dijo...

A mí también me gustó mucho la historia interminable. Ay, pero no puedo centrarme en la definición de lector y lectura porque, al citar este libro, ya estoy pensando en volar con Fujur por toda Fantasía...
Es que mi sueño era tener un dragón como Fújur, me imaginaba acariciándole los pelos y las escamas tan suaves y tan brillantes y tan bonitas... ayyy

Ahora me voy a la cama pensando en Fújur :))

Carmina dijo...

una muy buena definicion, y yo si me he pasado tardes enteras sin tener frio, ni calor ni hambre, solo devorando paginas, dias tambien, recuerdo un verano en que me puli Rebeca, quinietas paginas en edicion superbolsillo antiquisima con hojas casi transparentes y letra de pulga en dos dias, comia porque mi madre me ponia la comida en la mesa, soltaba el libro apenas unos minutos y me volvia a sumergir en la historia... ahora soy yo la mama y eso no puedo hacerlo ya, pero siento muchas veces el gusanillo que te corroe cuando intentas leer un libro que te atrapa mucho y no te dejan ni tiempo ni espacio para sumergirte en su mar de letras. Estoy pensando en regalarle a mi hijo La historia interminable y Momo yo creo que diez años al menos el primero sabra entenderlo, el segundo no lo tengo tan claro

loquemeahorro dijo...

Leí ese libro como con 12 años y me sentí completamente identificada con ese párrafo, me lo has recordado!!
Ah! yo también pierdo comentarios a diestro y siniestro, especialmente (en este blog) el primero que escribo, siempre-siempre, me dice que no se ha podido procesar.
pd. Utilizo Internet Explorer, así que no sé si es cuestión del navegador, o más bien del gestor de los blogs (en el mío también se pierden, sospecho que en todos)

Azote ortográfico dijo...

El pequeño Bastian es uno de mis personajes literarios preferidos desde siempre; supongo que se debe a que, como tantos otros lectores precoces y quizá un poco asociales, no es difícil sentirse identificado con él. Y La Historia Interminable estará toda la vida entre mis diez libros de cabecera. Aunque la traducción al español que publica Alfaguara es una preciosidad, desde que me lo regalara Homo Libris en alemán lo tengo pendiente en esta lengua, pues hay juegos de palabras y rimas que tengo unas inmensas ganas de conocer y comparar, aunque antes tendré que quitarle el polvo (a la lengua, no al libro). Cuestión de tiempo, pues las ganas no faltan.

Saludos.

Hilario dijo...

Lo mejor del libro es el personaje de Bastian, un lector como ningún otro. ¿Que me aporta a mi la lectura? Todo: diversión, cultura, vocabulario... ¿Porque hay que leer a determinados actores? Nunca lo he sabido, por lo que no sigo esa corriente, yo leo a quien me venga en gana.
Un saludo

maribel dijo...

Me alegra el día, a falta de buen tiempo, je, je, je... el leer tu post. La Historia Interminable es de las de leer compulsivamente bajo la manta, la cita es excelente.

Mithdraug, Lo de los comentarios nos pasa a todos, nosotros tenemos Safari, además de Firefox, que es más estable, pero aún así a veces blogger hace de las suyas. En mi caso creo que me quedo embobada con el post y los comentarios y tardo en responder, siempre pendiente de otras cosas, como dices Lammermoor, y últimamente copio antes de enviar el comentario.
Me encantaría encontrar ese cementerio de comentarios pérdidos,seguir esa pista nos daría un mapa increible, como el de esta red de comentarios.¿no?

Isi, gracias por recordarme a Fujur, ¿qué me decis de "Momo"?.

Qué envidia me das Azote Ortográfico cuando puedes leerlo en su idioma original!,me gusta tu nombre, me recuerda la verguenza que paso cuando vuelvo a la lista de comentarios y veo que se me ha colado....
Lammermoor, me llevo la cita para compartirla, y te deseo buen tiempo!!

bibliobulimica dijo...

¿Cómo leo? parezco autista. Me sumergo totalmente y si saben contar... ¡que no cuenten conmigo!jijiji. Esa es la lectura que más disfruto. Pero, desde que tengo hijos, estoy con un ojo al gato y otro al garabato y son pocas las ocasiones en que puedo leer así.

Ahh, pero cuando puedo, soy el ser más feliz del planeta.

¿Hay que leer determinados autores? mmmm...hay autores tan buenos narradores, que enganchan al lector, y lo alientan a que lea más. Hay otros que cuentan la historia de manera tal, que hay que leerlos para admirar como lo hicieron. Pero yo soy de la idea de que cada quien debe leer lo que desee...sería bueno que alguna vez saliéramos de nuestra zona de confort para conocer otros autores, otros géneros, ampliar nuestros horizontes, pero sin obligación, coerción...por el placer de hacerlo.

¡muy buen tip Maribel! copiar antes de enviar por si se pierde el comentario...

Saludos a todos, leerles como siempre es un placer,
Ale.

lammermoor dijo...

Tenía ganas de publicar esta cita (y alguna otra) porque ¿quién de nosotros no ha sentido lo mismo que Bastián? Olvidarte de comer;leer a escondidas porque hace tiempo que te dijeron que debías apagar la luz; llorar o al menos entristecerte porque la historia se ha terminado.

Lo de los comentarios también me sucede a mí, en este y en otros blogs. Como Maribel, me planteé copiarlos para poder salvarlos (a veces es un comentario larguísimo y ¡plaf! desaparece.

Momo no lo leí pero es ya un integrante más de mi Plan Infinito.

Azote Ortográfico, confieso que se me encogió el corazón al ver tu nombre; luego, tras la lectura del comentario respiré aliviada.¡Qué suerte poder leer en alemán! Es cierto que las traducciones -incluso las mejores- te hacen perder matices.
Aprovecho tu presencia aquí para hacerte una pregunta -pensaba dejártela en tu blog: HAce muchísimo tiempo, la locutora de una emisora local de radio dijo que "Caían BASTIONES DE LLUVIA". Desde entonces, intento averiguar con que confundió los "bastiones" ¿Se te ocurre alguna posibilidad?
A pesar del susto, es un placer tenerte aquí.

Y antes de que se me olvide, aludo a nuestra convicción interior; la que nos hace querer leer a un autor o una obra en concreto. No me refiero a la lectura del autor de moda o del que te imponen en clase. Hablo de esa convicción interior que te hace querer leer a un autor o una obra concreta.

Anónimo dijo...

Como Charo no puede comentar desde su ordenador (tiene un Mac; lo digo por si alguien puede explicarle como hacerlo) me envió este correo
He leído "tu" entrada, y como no puedo comentar, aqui te dejo lo que opino:
1º Que la entrada de hoy, mas que tuya es Ende,asi que no has tenido que estrujarte mucho la cabeza. No es una critica, a mi tambien me pasa que encuentro que alguien expresa mis ideas o sentimientos con una exactitud sorprendente.

2º La historia interminable es uno de los pocos libros en los que pude soportar que existieran criaturas no humanas que hablaran. En general no me creo esos cuentos y de ahí mi fobia a el señor de los anillos y derivados, aun sin haberlo leído.

3º como tema musical ¿que tal "CUANDO CALIENTA EL SOL" ? aunque realmente es mas descriptiva IT´S RAINING AGAIN

maribel dijo...

Hola, esto es para Charo, el Guisante es 100% Mac, la forma de dejar los comentarios es exactamente la misma. Navego con Safari o Firefox y es igual. Entro a veces desde un PC y por eso se que no hay cambios en esto!, te habrá pillado blogger juguetón,
un saludo!

Elwen dijo...

Solo voy a decir dos cosas;
1. ¡¡ME ENCANTA!!
2. Confieso no haber leído La Historia Interminable aunque lleva en mi estantería años. Me la voy a proponer para el RETO

R. dijo...

Sensacional cita, Lammermoor!

Yo como lector temprano me recuerdo pegado, ensimismado al libro que estaba leyendo y dándome un respiro para acudir al diccionario en búsqueda del significado de las palabras desconocidas.

Saludos,
R.

"Hoy todos miran televísión. Es más fácil. O eso piensa la gente. Es mentira: es más fácil leer. Pero, también, exige de ciertos compromisos y de promesas a cumplir. Leer es una forma de pacto entre nosotros y los que están ahí adentro, al otro lado. El Mas Allá es, finalmente, un libro.

La propuesta de un libro (no es casual que, en su aspecto formal, la forma y el mecanismo del libro responda exactamente al movimiento de una puerta que se abre e invita a ser atravesada) ha sido sustituida por el juego engañoso de las pantallas que no son más que ventanas con vistas a todas partes pero, finalmente, ventanas que no permiten ser abiertas."

Rodrigo Fresán
La velocidad de las cosas

Carmina dijo...

cuanta razon tiene esa cita que has compartido con nosotros R., la suscribo enteramente, aunque yo ya las unicas pantallas que veo son las de los blogs que leo porque no veo la television salvo los informativos.

bibliobulimica dijo...

Yo no veo ni los informativos...leo el periódico, pero hasta ahí.

¡Me encanta la cita que has puesto R.!

"Nunca leo sin antes estar segura
de que me hallo en una posición estable. Conservo esta costumbre desde que tenía 7 años, cuando,
sentada sobre un muro alto leyendo Los niños del agua, tan cautivada me tenía la descripción de la vida submarina que inconscientemente
relajé los músculos.

En lugar de flotar en el agua que con tanta nitidez me rodeaba en mi imaginación, caí de bruces al suelo y perdí el conocimiento.
Todavía se me nota la cicatriz debajo del flequillo."

El cuento no. 13
Diane Setterfield

Anónimo dijo...

No puedo olvidar el día que fuimos al cine, una amiga con sus dos hijos y yo con mis cuatro hijos, una fila de la sala entera para nosotros. Todos nos quedamos en silencio y volamos, cuando se encendieron las luces arrancamos a aplaudir.
No he leído el libro, pero se lo regalaré a mi nieto.
Mis hijos eran pequeños y ahora lo recuerdo cuando tengo nietos. El tiempo es imparable jejeje
Un saludo lleno de nostalgia
Teresa

lammermoor dijo...

Elwen; aprovecha la ocasión y lee La Historia interminable. Además de obtener la carta de la E disfrutarás muchísimo.

R, me alegro de que te guste mi cita. La que tú nos dejas, me hace pensar en un reportaje que vi en Página (está enlazado en la barra lateral del blog); hablaban de los videojuegos y decían que, FRENTE A LA LECTURA o el cine; permitían al jugador participar. Creo que ese chico debió leer muy pocos libros.
Hay un chiste de Forges buenísimo que usé como ilustración en DEShaciendo Lectores (archivo de marzo) No puedo poner el enlace porque aún no me leí las instrucciones que tan amablemente me mandaste.( Creo que los manuales de instrucciones y similares es lo único que me cuesta leer; por lo demás, leo hasta la letra que viene en los envases)

Carmina, lo que menos veo de la Tv son los informativos. Haz la prueba con el programa que menciono (domingos a las 20,30 en la 2)

Ale, me ha encantado tu cita.

Teresa, estoy segura de que si lo leyeras, disfrutarías muchísimo.

Saludos a todos.

Victoria dijo...

Me ha encantado esa cita de "La historia interminable". Me identifico totalmente con ella, incluso me provoca la añoranza de cuando era adolescente y leía escondida de mi madre, que intentaba que me fuese a dormir de una vez, o que la ayudase a hacer algo, o que me pusiese a hacer otra cosa.... Me acuerdo perfectamente de haber leído "Lo que el viento se llevó" en una edición antiquísima (era de mi madre), con hojas de papel de biblia y letra diminuta, y la mitad del libro lo leí escondida en el baño. ¡No podía dejarlo! Añoro muchísimo tener tiempo para poder sumergirme de esa manera total en una historia, pero la familia (y especialmente los hijos, que quieren comer, y el perro, que quiere salir, y el marido, que quiere compañía, en fin...)me lo impiden. A mi hijo mayor, también lector voraz (¡sí, lo he conseguido!) sorprendentemente no le gustó nada "La historia interminable", le pareció "muy sosa".
Una costumbre mía: cuando estoy leyendo un libro que me encanta, al cerrarlo siempre lo abrazo. Qué tontería ¿verdad? Pues mi hermana tambien lo hace.

lammermoor dijo...

Victoria, cualquier lector voraz se reconoce en esta cita; y tu lo eres.