lunes, 22 de junio de 2009

Con el canon hemos topado

La idea de escribir sobre las bibliotecas y el canón surgió a raíz de recibir un correo electrónico con el manifiesto de Jose Luis Sampedro en contra del canon.
Eso me hizo pensar en si me importaría pagar por utilizar la biblioteca. Mi respuesta fue NO - Al fin y al cabo, con el número de libros que saco al cabo del año, aún teniendo que pagar una pequeña cuota (similar al sistema de tasas que se pagan por utilizar los polideportivos municipales), me compensaría.
Segundo motivo por el que no me importaría: la gente suele no valorar aquello que le resulta gratis (entiéndase por tal, que no debe abonar de forma directa; ya que normalmente la “gratuidad” la pagamos mediante el IRPF o los impuestos indirectos). Así, el tener que pagar una PEQUEÑA cantidad, quizás les haría valorar y tratar con más cuidado los materiales de la biblioteca.
Hasta aquí, las razones a favor; ahora, las contrarias. Por definición estoy en contra de la S.G.A.E. –aunque para ser sinceros, la “orden” de cobrar el canon viene de la eurocámara; esta sociedad tan SOLO es el órgano recaudador-.
Me parece además paradójico que el mismo gobierno que está empeñado en la e-administración, la e-educación y en la e-cultura , nos pene por eso mismo que nos está incitando a utilizar. Pero estoy volviendo a salirme del tema así que volveré a centrarme en lo que nos ocupa.
Razones en contra del canon. Primera, la mayoría de las bibliotecas españolas tienen un presupuesto para la adquisición de fondos, como mínimo escaso, por no decir miserable, comparado con otras partidas. Si a ello unimos que con la crisis (aún no había salido aquí esta palabrita) los ayuntamientos recortan gastos, muchas bibliotecas no pueden comprar nuevos libros (caso de las de mi municipio laboral)
El argumento de la ministra de que el canon no lo pagarán los lectores es una falacia. Primero porque como dije más arriba, SÍ LO PAGAMOS a través de los impuestos y segundo porque el porcentaje del presupuesto que la biblioteca destina a ese fin, se detrae del destinado a la adquisición de nuevos libros, lo que repercute negativamente sobre nosotros los lectores.
Respecto a los derechos de los autores, propiedad intelectual, etc. ¡Qué queréis que os diga!. Muchos de los libros que saqué de la biblioteca, luego los compré porque me habían gustado tanto que quería tenerlos o para regalarlos. En otras ocasiones, me sirvieron para conocer a un autor y comprar otra de sus obras. ¿Qué daño sufre pues el autor? Si además de ser leído y comprado, es publicitado de forma gratuita (mediante las recomendaciones y comentarios entusiastas que haré de él y sus libros)
Encontré un artículo muy interesante –algo extenso pero merece la pena leerlo. Además en Papel en Blanco le dedicaron varias entradas

Tenía reservada a Liza Minelli cantando este número de Cabaret para otra entrada pero me parece que es la candidata perfecta para el rincón musical de hoy.

22 comentarios:

estodevivir dijo...

Bueno, pues no estaba enterada de nada de eso, porque estoy en otro país, pero tu entrada lo explica todo y me parece muy razonable. Bien por tí.

Anónimo dijo...

a mi me encantaria que la biblioteca estuviera mas cerca de mi casa; cuando estudiaba la carrera sí que la usaba muchisimo, ahora prefiero pedir prestados o comprar.Angeles

Homo libris dijo...

Yo siempre he sido un defensor a ultranza de la disponibilidad de libros en las bibliotecas públicas, y de la existencia y proliferación de éstas. Sin embargo, en el último par de años apenas he podido disfrutar de ellas, porque la falta de tiempo a que me ha llevado el trabajo intensivo, y la distancia hasta la más cercana, me han llevado a prolongar demasiado mis lecturas (hecho que, afortunadamente, estoy subsanando en los últimos tiempos). Del canon en el préstamo bibliotecario había oído hablar, y había leído bastante en su día. Desde otro blog, ya abandonado, reclamé que NO se cobrase ese canon, que como muy bien explicas, se detrae del ya escaso presupuesto que tienen las bibliotecas para adquirir nuevos títulos. Además, ese dinero viene, claro está, de nuestros bolsillos de contribuyentes, y aunque convengo en que hay que valorar el trabajo del autor de una forma justa y adecuada, lo que no es justo es que se imponga ese pago, cuando en muchas ocasiones vamos a adquirir los libros una o múltiples veces, y en otras no será así, pero porque el trabajo en sí no nos haya gustado.
Total, que lo que está claro es que hay entidades privadas con mucho ánimo de lucro, y decisiones políticas que buscan agradar y buscar el voto fácil a partir del apoyo de ciertos grupos de poder, ya sean artísticos o no. Y al final, quien lo paga, como siempre, somos todos.

Genial entrada. Saludos.

lammermoor dijo...

Estodevivir, a veces se me olvida que los contertulios estamos repartidos por el mundo. De todas formas, es posible que incluso haya muchos españoles que no sepan nada de la aplicación de este canon.
En la entrada hablaba algo más de La S.G.A.E y sus anuncios antipiratería en el cine que me ofenden tanto que me apetece salir a la calle a buscar a uno de los vendedores de películas pirata a comprar media docena.
Eso por no hablar de su afan recaudatorio, que llega a límites insospechados (como cobrar derechos de autor a los organizadores de un festival benéfico o contratar detectives para ver que canciones suenan en bodas -totalmente cierto).
A ello habría que unirle su pretensión de que la administración pueda cortarte el suministro de la conexión a internet por hacer descargas,...
Daría para otra entrada este tema.
Por desgracia, el canon se ha implantado aunque nos lo hayan querido endulzar con eso de que "nosotros no lo pagam

lammermoor dijo...

Angeles, la verdad es que yo uso -y a veces abuso de la biblioteca- pero también compro y por supuesto pido prestado. No se si pudiste leer una entrada que dediqué a este último tema -Las bibliotecas viajeras.

HomoLibris, si al menos ese dinero fuera para los autores. En realidad va a parar a los bolsillos de los gestores -supuestos creadores-que se consideran una especie de élite intelectual.
Coincido contigo que es una amalgama de intereses creados, pago de favores, etc. Y no sigo porque con este tema me lanzo y lo que es peor, me enfado.

El Guisante Verde Project dijo...

Creo que las razones para no pagar el canon están justificadas, tanto por parte de las bibliotecas como en otros sectores.
Sin embargo, los jueces no parecen opinar lo mismo. Ahora ya no se habla de ello, pero todos pagamos otro canon al comprar un CD, DVD, Discos Duros, Memorias USB, etc. En España todos somos presuntos culpables de piratería, y nos multan por ello.
Así, cuando creo un album de fotos, una presentación, un documental, o un libro y quiero grabar mi trabajo, realizado con mi esfuerzo, mi software legal, mi tiempo y mi material, resulta que estoy pagando por ello a unos mafiosos, perdón, una asociación legalmente constituída, llamada SGAE, formada por gente que, en su mayoría, hace tiempo que perdió el ingenio creativo y vive del trabajo de otros. No es la definición de la RAE de "piratear", pero creo que se le parece mucho.
Saludos!

Elwen dijo...

La SGAE me toca siempre la fibra sensible, podría prender fuego su sede y quedarme en la otra acera tan ancha mirando. Pero a lo que vamos, a mi no me importaría pagar una pequeña cantidad por la biblioteca igual que hago uso del videoclub siempre y cuando vaya en beneficio de la adquisición de libros. Pero pagar para que esa manada de mafiosos se beneficie de la cultura del pueblo no. Antes voy y me compro el libro, así por lo menos me aseguro que el dinero va al autor.

Un día de estos nos cobrarán el canon hasta en la entrada para un concierto.

Alice Silver dijo...

Lammermoor, tengo poco que decir pues estoy de acuerdo con todos tus comentarios. Pienso que los ratones de biblioteca somos también los compradores de libros, es decir los que ya estamos pagando y haciendo crecer este mercado. No me importa pagar un canon (que no sea una pasada) por que considero que el uso intensivo que hago de las bibliotecas lo comensaría con creces. Suelo donar a las bibliotecas todos los libros que me compro o regalan y no considero imprescindibles.
Odio como tu los anuncios antipiratería, es tan absurdo que te hagan tragar un anuncio de esos antes de cada película que has alquilado o comprado, precisamente en las piratas estos anuncios no están.
En cualquier caso la mayor revolución al mercado del libro está a punto de llegar, el otro día cayó en mis manos el primer ebook y me sorprendió lo bien que se leía. Con la cantidad de libros "piratas" disponibles en la web el tema del canon de las bibliotecas se convertirá en algo completamente secundario.

Hilario dijo...

¿No quieren que la gente lea? ¿No se dan cuenta de que la cultura es algo importante para la sociedad? Entonces, ¿porque quieren ponernoslo más difícil?
Lo del canon es lo más patético que he oído, ¿desde cuando no se cree en la presunción de inocencia? Cuando me enteré de su aprobación pirateo sin problemas de conciencia, total, ya pago por hacerlo.
Un saludo

lammermoor dijo...

Veo que nuestro sentir es unánime. Efectivamente, lo del canon digital -del que se habló más que del relativo al préstamo bibliotecario- es sangrante.
Que no me vengan con milongas, si un CD o un DVD merecn la pena probablemente los compraré; si una película es buena, seguro que iré a verla al cine.
¿Qué decir de las subvenciones a películas, independientemente de la calidad de las mismas? ¿O de que se intente poner la cuota de pantalla?
Eso por no hablar de esa "portavocía intelectual" en la que se ha erigido cierto grupo de personas a los que no le veo mayor cualificación intelectual de la que pueda tener yo (sin demérito de su valía profesional, en unos casos -en otros esta también es discutible).
Lo de las subvenciones da también para mucho. Pero me estoy saliendo del marco temático del blog y yendo por derroteros en los que no quiero caer.

P.D: como estuve dándoos la vara con el mal tiempo que tuvimos aquí, os diré que POR FIN conseguí ir a la playa y que Isi podrá disfrutar también de sus minivacaciones en Luanco.
Estos días estaré en Vigo pero creo que conseguiré que me dejen un ordenador y podré actualizar.
Y ya sabeis el refran "quien roba a un ...., tiene cien años de perdón".

Carmina dijo...

Hay cosas que debo ser muy corta de entendederas, porque no caben en mi cabeza, en todas las estadisticas España es uno de los paises en los que menos se lee, podria haber muchas razones para ello, pero entre otras esta el precio de los libros, los fondos escuetos de muchas bibliotecas, al menos las de los pueblos, he trabajado interina en una durante dos años y se que los fondos monetarios que se le dedican son minimos ni siquiera se pueden comprar las novedades mas respresentativas, y vienen ahora con la tonteria del canon que deduciran de esa cantidad que dedican a las compras, increible!!!, si es que mas zopencos no se puede ser, si los usuarios de las bibliotecas son voceros, son quienes se dedican a pregonar titulos y autores recomiendan obras, compran o regalan. Por cierto un articulo extenso pero muy bueno

Ismael dijo...

¡Me apunto a pegarle fuego a la sede de la SGAE!

maribel dijo...

Hola a todos, os echaba de menos.
Acertados comentarios e interesante como tema de debate para amantes de los libros.
Mi caso se parece al de Homo libris en que a veces los traslados y el trabajo hacen que solo compre y compre, otras veces me voy a la biblio como Lammermoor o Isi , y saco de 3 en 3.
Ultimamente compro en bolsillo por espacio, y tamién como Alice donamos libros ( de los que acogemos, hay quien los abandona sin abrir, ya hablamos otro día ), pero ni por esas. ¿Esto es que pago poco?
Y por cierto, de lo que conocemos de la industria editorial, lo de que va a los autores, Y un jamón!,
Y como Jose Luis Sampedro está en contra y es uno de mis autores favoritos ( es decir, he comprado/ leído más de 7 títulos suyos), pues que nada NO al canon.
El único que me vale es el que entre todos estamos creando con nuestras listas de libros y que va a ser mejor que el de Harold Boom, seguro!!

bibliobulimica dijo...

Yo no entiendo como los libros pueden costar tantísimo dinero (hasta una cuarta parte del sueldo mínimo en méxico) y no buscan que sean más baratos para que más personas puedan accesar a ellos.

Carmina dijo...

Me dio Ale un premio, quizas ya lo tengas, pero yo te lo he pasado tambien... es dificil elegir a cinco pero me gusta tu forma de exponer los temas y he tenido en cuenta eso, ademas como no he visto entrada tuya al respecto he presupuesto que igual no lo tenias... besos

lammermoor dijo...

Carmina tienes razón en lo de la extensión; me he dado cuenta de que últimamente me enrollo áun más. Pues algunas de las cosas que digo en los comentarios las había incluido en la entrada -las suprimí para acortar algo.

Ale, lo del alto precio de los libros es algo que también comentaba Leox y creo que R. Un día voy a darte una relación de títulos con editorial y precio para que me digais cuanto cuestan en vuestros respectivos paises. ¡Tengo curiosidad!
(Aquí tampoco es que sean baratísimos)

El otro día busqué la definición de Canon en el diccionario de la R.A.E. Hay al menos siete, pero cuando mencionamos esa palabra, inmediatamente todos (en España) pensamos en la S.G.A.E.¿Por qué será?

Carmina, gracias. Me paso ahora por tu blog.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...siempre al igual que tu he pensado que las bibliotecas son el alma de los libros por donde pasan y viven a diario ....es una buena forma de empezar el dia con un libro siempre en las manos....desde mis horas rotas donde los libros son amigos........

------- jose ramon------

lammermoor dijo...

Hola, Jose Ramón, bienvenido. Veo por tu perfil que también eres Asturiano; yo trabajo en la otra cuenca.

VICTORIA dijo...

¡Hola a todos!
Suscribo palabra por palabra el comentario de Elwen. ¡Me encantaría incendiar el local de la SGAE y ver a todos los buitres salir huyendo! Ya puestos, a veces también me gustaría quemar los locales de Hacienda, sobre todo en estas fechas, pero bueno, me contendré, no quiero parecer una loca incendiaria.
Realmente a mí no me importaría pagar una cantidad por cada libro que saco de una biblioteca, pero si fuese por ejemplo para comprar más libros, para mejorar los servicios, para organizar actividades,... pero no para engordar a los bucaneros de la SGAE.

lammermoor dijo...

Mariví, te has levantado incendiaria. Parece que más o menos estamos todos de acuerdo; no nos importaría pagar una pequeña cantidad si revirtiera en la propia biblioteca.
Respecto a la S.G.A.E. el sentir es bastate unánime.

Isi dijo...

Hola! Ya se que es demasiado tarde...
Lo primero que estoy con Hilario, saliéndonos del tema, porque pirateo: ya que pago por hacerlo, lo hago.

Y en cuanto al canon: joer, si los que usamos las bibliotecas somos los que compramos libros. Hay otras personas que compran libros sin usar las bibliotecas, pero seguro seguro que los que no compran nunca libros, no usan las bibliotecas, por lo que deduzco que estos centros hacen que la gente compre libros.
Yo no suelo gastarme mucho en libros para mí, pero sí en regalarlos en cumpleaños o navidades y, por supuesto, puedo conocer un libro o autor en la biblioteca del que luego compraré algún libro. En cambio, si un autor no lo conozco, creo que no me animaría a comprar así sin más, por eso son importantes las bibliotecas...

Ayyy ¡qué de injusticias!

lammermoor dijo...

Bienvenida, Isi. ¿Qué tal las minivacaciones?
Efectivamente, imponer un canon a las bibliotecas es tirar piedras contra el propio tejado de la industria editorial.